De Texas a Cuba para estudiar medicina

Graham Sowa

Graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM)

Como cualquiera niño que oye hablar sobre el futuro, escuché con frecuencia la pregunta de qué quería ser cuando creciera.  Convertirme en recogedor de basura era una primera opción, seguida de otras profesiones civiles nobles como bombero, paramédico, policía, etc.

No recuerdo haber pensado en ser médico hasta un año después de comenzar mis estudios universitarios en el estado donde vivo, Texas, el segundo más grande de Estados Unidos.  Para entonces ya había comenzado a pensar en Cuba como un lugar para mis estudios universitarios, pero ese primer intento fracasó.  Cuando decidí agregar otros 10 años a mis 16 de educación institucionalizada, pensé nuevamente en Cuba.

Cuando converso con alguien en casa  sobre estudiar en Cuba, considero que la conversación ha sido todo un éxito si obtengo del interlocutor, al menos, un “¿Por qué Cuba?”. Miradas blancas y “Oh” son las réplicas más comunes que encuentro. Mi respuesta a lo primero es generalmente proporcionada de forma delicada.

Como verás, decirle a alguien en Texas que voy a Cuba a estudiar medicina –medicina socialista- es lo mismo que decirle a un niño alegre que Santa Claus no existe.

Esto es un desafío a lo que, durante años, ellos han asumido como bueno y correcto para su mundo… y Cuba no está en su columna de lo bueno y lo correcto.  Así que mis respuestas varían de acuerdo a la persona y a la situación, como tantas razones pueda tener para estudiar medicina  en Cuba.

La razón más sólida que tengo para venir a Cuba proviene de experiencias vividas personalmente.

Durante mis estudios universitarios de antropología en la Universidad de Texas del Norte, pasé cada verano ofreciéndome de forma voluntaria para colaborar con varios proyectos en Haití e incluso ingeniándomela para hacer algo útil para una o dos personas de este país.

Con frecuencia encontré médicos cubanos que me causaron gran impresión por su habilidad de ayudar tanto con tan pocos recursos. Esto era lo que buscaba: una educación médica que me preparara para trabajar en cualquier lugar del mundo en lugar de una que me relegara a un sistema específico. Sentí lo mismo cuando trabajé junto a médicos cubanos en Bostwana durante los dos años que viví allí después de graduarme.

Hasta ahora mis experiencias en este país han afirmado y desafiado mis expectativas. No es nada fácil integrarse a una nueva cultura – ya sea en lo académico, político o material. Pienso seguir describiendo mis experiencias para Havana Times de la forma que pueda. Espero que estas vivencias sean beneficiosas para mí y para todas las personas que las lean.

Graham

Graham Sowa: He vivido en Cuba durante tres años. Me gustaría achacar la pérdida de cabello, que se ve claramente en esta foto actual, a los rigores de la vida aquí y a la escuela de medicina, pero probablemente se deba a cuestiones genéticas. Las amistades más fuertes que he hecho durante mi estancia en Cuba han sido con otros autores de este sitio web. La fuerza de esas amistades casi ha restaurado mi fe de que el mundo en la red puede traer cambios tanto fuera de esta como en la vida real. Me he ajustado a utilizar Internet una o dos horas al mes. Mientras tanto he redescubierto cosas tales como pasar páginas de libros, escribir cosas a mano alzada, y tener que admitir que no sé algo en vez de buscar rápidamente la respuesta en Google mientras el profesor no está mirando.


One thought on “De Texas a Cuba para estudiar medicina

  • el 10 noviembre, 2010 a las 2:44 am
    Permalink

    Mi “amigo” Grahan,los medicos Cubanos,tienen Fama a Nivel mundial,mas en los paises del Tercer mundo,y como he escrito (mi opinion) en esta pagina,muchos cubanos aqui en Alemania,viajan a Cuba a tratarse de alguna enfermedad(con los medicos cubanos)..hace poco estaba con mi Yerno(el esposo de mi hija) viven en Miami,la mama de el la operaron…tienen que pagar,me dijo(no se si es real)75,000 dolares!y ccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccc ccccccccc..pero en fin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *