Una quincena en la Yuma

Erasmo Calzadilla

San Diego, California en rojo. Illustración: wikipedia.org
San Diego, California en rojo. Illustración: wikipedia.org

HAVANA TIMES — Me invitó una de las universidades de San Diego (UCSD) a un taller de Periodismo de Investigación. Así fue que pude cumplir, al menos por unos días, el sueño de muchos jóvenes cubanos, y mío también. Mi cuerpo ya regresó pero mi mente se resiste.

El taller fue muy interesante, en otra ocasión les cuento. Hoy prefiero hablar de mis aventuras y reflexiones “antropológicas” en “America’s finest city”.

Gracias a los amigos de un amigo, pude quedarme unos días después del curso, explorando a mi aire, comida y techo asegurados.

¡Y qué belleza de ciudad! Moderna, lujosa, pletórica de actividad… y al mismo tiempo, ajena a los males que aquejan a las grandes urbes: sobrepoblación, crecimiento caótico y violencia… San Diego no se ahoga en su propia mierda ni parece una jungla de asfalto; diría que mantiene un buen equilibrio.

Alrededor de sus tranquilas calles crecen jardines de flores exóticas, abundan las casitas acogedoras, los parques bien cuidados y el aire se mantiene limpio gracias a las rigurosas leyes del condado.

Pero lo que más me impresionó fue la gente. A los cubanos nos meten en la cabeza que la yuma es la mata del individualismo, la competitividad despiadada y la xenofobia, entre otros males propios del capitalismo de manual. Sé que no tuve tiempo de mirar en profundidad, pero no me pareció.

Foto: Erasmo Calzadilla
Foto: Erasmo Calzadilla

En San Diego se respira un ambiente social bien relajado, trabajo me costó encontrar a alguien de mal humor (tan común por acá). Sus habitantes suelen ser amables, cordiales, serviciales y respetuosos (con otras personas, con la propiedad privada, con la social y con el medio ambiente).

El contraste es fuerte cuando uno viene de la mayor de las Antillas, donde estamos tan estresados y nos maltratamos tanto. En Cuba, pareciera que la propiedad social y el medio ambiente estuvieran ahí para ser canibaleados lo antes posible.

A una ciudad tan acogedora uno se integra sin darse cuenta. Yo andaba sin dinero casi, el idioma me frenaba, estuve medio enfermo a causa del aire tan seco y frío, pero en el aspecto humano, me sentía en casa. En La Habana, soy como un extranjero que no acaba de encajar.
De anécdotas lindas tengo un saco lleno; les cuento tres.

1. En un cine dejé tirada una camarita de video. Pensé que no la veía más; a los dos días me llamaron para que fuera a buscarla.

2. Otra noche fría me perdí en las callejuelas de un barrio solitario y relativamente oscuro. A la luz de una farola abrí un mapa y estuve buen rato tratando de orientarme; pero no daba pie con bola. De pronto, a mi espalda, la voz de una muchacha: –“Hello Sr. Are you lost? May I help you?”.

¿Qué probabilidades hay de que algo así ocurra en La Habana? No muchas, me parece, por la mentalidad machista, y por el peligro real a que están expuestas las mujeres.

Foto: Erasmo Calzadilla
Foto: Erasmo Calzadilla

3. Pasé buen rato rondando las calles donde acampa la gente sin casa. En varias ocasiones presencié el momento en que grupos de caridad llegan a regalar ropa y alimento. Los homeless se acercan tranquilamente al lugar donde reparten las cosas, toman lo que les dan, agradecen y regresan a su sitio. No vi pillaje, ni humillación, ni matazón, ni “sálvese quien pueda”, ni “quítate tú pa’ ponerme yo”…

¿Se imaginan como hubiera sido entre los homeless de La Habana, e incluso entre la gente “normal”? Hay quien dice que las carencias crónicas han terminado por erosionar la dignidad del cubano. Yo creo que las carencias no son suficientes para explicar lo que sucede.

No hay más que aterrizar en el José Martí y rozar con los funcionarios aduanales para darse cuenta que algo anda muy mal aquí, y que el Estado no respeta a la gente. De ahí a que las personas no se respeten a sí mismas no hay más que un paso.

Hasta aquí mi historia sobre las lindezas que me enamoraron de San Diego; las cosas feas que me espantaron llegarán en la próxima entrega.

Nota:  Dedico este post a aquellos San Dieguinos que sin conocerme me hospedaron, alimentaron y cuidaron con esmero. Estoy pensando en Victoria Gonzáles y Oscar, Roberto Hernández, María Butler, Simone, Oliva la cubana y en Cristina y Jose. En poco tiempo les tomé mucho cariño.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


50 thoughts on “Una quincena en la Yuma

  • el 2 marzo, 2016 a las 5:48 pm
    Permalink

    ¿Cómo? ¿Y me entero ahora? Y yo que quiero conocer a San Diego! Me alegro por ti Eras!

  • el 1 enero, 2016 a las 5:43 pm
    Permalink

    Companero Eduardo usted deberia saber que la honradez en Cuba dejo de ser una virtud desde que el sistema social imperante alli valora mas la desconfianza,la traicion y las actitudes antisociales para garantizar el sostenimiento de la dictadura.

  • el 22 diciembre, 2015 a las 12:47 pm
    Permalink

    Era:

    Bienvenido a casa! Cuánto me alegro que al fin hayas visto mundo y puedas comparar los bueno, lo malo y lo otro. Me debes un turrón de maní y la gestión de una cita con la camarada del Reparto Eléctrico para la discotemba.
    Abrazos

  • el 21 diciembre, 2015 a las 11:11 pm
    Permalink

    Coño Erasmo, lo que me alegro que por fin te hayas dado tu viajecito. No hay nada como viajar. Con cada viaje uno cambia y no es el mismo. Uno crece, sobre todo espiritualmente. Invitación que consigas, partele el brazo, aunque sea por la por Asociación de Periodistas de los Indios Navajos. La ultima vez que estuve en San Diego fue hace tres años, tengo familia allí. Para serte honesto no la vea tan extraordinaria, en California me gusta mas San Francisco,

    Pienso como Kamikaze; “ni los malos son tan malos, ni los buenos son buenos” en este mundo. La frase mas acertada que escribiste desde Cuba sin haber salido nunca de ella fue cuando dijiste: “Se exagera mucho, de ambos lados” Espero que nos entiendas ahora mejor cuando lo que estamos fuera decimos que queremos que Cuba sea algún día un país “normal”. Sigue escribiendo y “cántala como la ves”, no importa lo que diga la gente de un lado o de otro. En una época de mentiras, el único acto revolucionario es decir la verdad. Saludos.

  • el 21 diciembre, 2015 a las 6:36 pm
    Permalink

    eduardo usted no come mas basura porque no puede hermano y lo peor es que esta siempre contra la corriente es verdad que en cuba las cosas que vio erasmo se ven poco en cuanto a la aduana una breve anecdota que me paso hace unos dias era mi segundo viaje del año regresando de ecuador y traia un baflecito con puerto usb los compañeros de aduana al percatarse me explican que tengo que pagar 100 cuc por su entrada pues contaba como equipo de musica a pesar de que alla me habia costado 3 veces menos que esa cantidad y que ellos amablemente me ayudarian a cambiar la declaracion de aduana y poner que traia bocinas de computadora si era tan amable de darles una buena cantidad de cuc siempre por debajo de los 100 o tenia que dejar el equipo alla que crees que tuve que hacer con esa gran inteligencia que posees imaginatelo pero si quedan muy buenos compañeros en la aduana ahhhhhh la cantidad grande que habia que dar me explicaban que era porque habia que repartilo entre variosssssssss …………

  • el 21 diciembre, 2015 a las 12:42 pm
    Permalink

    que se siente saber que por el motivo que sea y pudiendo ser diferente,
    tus hijos tendran que vivir en cuba y no en san diego.
    y tu seguiras toda la vida quejandote de nuestra cuba

  • el 20 diciembre, 2015 a las 4:33 pm
    Permalink

    Erasmo muy buen escrito… no pierdas tu tiempo respndiendo a eduardito….

  • el 20 diciembre, 2015 a las 4:27 pm
    Permalink

    Eduardito Eduardito …. 1ro todo lo que dice es verdad 2do. si se esta buscando otra invitacion a la “yuma”””… que???… muy bien hecho…
    Me desmoro de la risa con tus comentarios absurdos … te imaguino escribiendo desde una residencia en miramar o nuevo vedado, con el gelly en la puerta y el chofer esperandote … ahhh eso si con algun hijo o pariente luchando por la revolucion desde europa o USA

  • el 20 diciembre, 2015 a las 11:49 am
    Permalink

    Jajaja Lester, no soy de ese hermoso pueblo, pero si lo visite varias veces y reme por su apasiblle río cuando todavía el CUP tenía valor.

  • el 20 diciembre, 2015 a las 1:28 am
    Permalink

    Gracias Luis, fui privilegiado, ojalá muchos cubanos puedan tener la misma oportunidad.

  • el 20 diciembre, 2015 a las 1:23 am
    Permalink

    Gracias Jezfran. Me hubiera encantado conocer a la mítica LA y San Francisco, será en otra oportunidad.

  • el 20 diciembre, 2015 a las 1:16 am
    Permalink

    Gracias, Al.

  • el 20 diciembre, 2015 a las 1:09 am
    Permalink

    Gracias, Isabela, qué buena onda recibo de ti.

  • el 18 diciembre, 2015 a las 6:04 pm
    Permalink

    Horrible, ya va por 35 el barril. No quiero pensar cuantos empleos se perderan. Y cuanta inversion en renivables tirada a la basura.

  • el 18 diciembre, 2015 a las 12:16 pm
    Permalink

    Oye bobo tu nombre es porque eres de san Antonio?

  • el 17 diciembre, 2015 a las 10:45 am
    Permalink

    Erasmo me alegró mucho tu viaje y te felicito por tu crónica. A la espera de la segunda entrega. Slds!

  • el 17 diciembre, 2015 a las 10:02 am
    Permalink

    Negativo Lester, Erasmo no nos puede hacer esa mierda de irse a vivir al malvado capitalismo. El tiene el compromiso de reportarnos el día a día del declive petrolero desde Cuba que según el esta al doblar de la esquina.

  • el 16 diciembre, 2015 a las 5:39 pm
    Permalink

    Jejeje que loca la gente. Como te descargan la yunta. Acere deja el mareo que Cuba no tiene arreglo, no se donde leí que Raúl mando a quitar una pila de casas que la gente compro cerca de su residencia en siboney, siendo que se compraron después de la ley de vivienda nueva, en fin todos estamos locos. La próxima vez te quedas y listo, acuérdate que allá hay una pila de gente de los nuestros, sin miedo compadre que aquello no lo arregla nadie. Que los mártires sigan siendo Martí y esa gente. Te quiero hermano. Y pa chile te traigo pero definitivo al final este post lo puedes llevar desde cualquier lado y en una de esa visitamos a Demian en Argentina. jejeje

  • el 16 diciembre, 2015 a las 9:56 am
    Permalink

    El taller de periodismo en el que participé fue organizado por el Instituto de las Américas, que pertenece a una de las universidades de San Diego (UCSD). La selección de los participantes corrió a cargo de la embajada de EE.UU.
    De Cuba fuimos dos, el otro es un periodista del NTV (noticiero de televisión cubana).

  • el 15 diciembre, 2015 a las 10:53 pm
    Permalink

    Perdón por ofender a los perros.

  • el 15 diciembre, 2015 a las 9:05 pm
    Permalink

    Demián, como dice el refrán lo cortes no quita lo valiente. En democracia los errores de los políticos los pagan en las urnas y en el caso republicano lo han pagado bien caro con doblete de Obama y posiblemente pierdan nuevamente en el 2016. En Argentina acabamos de ver otro ejemplo de voto de castigo contra los errores del Kischnerisno y eso solo lo garantiza la democracia.

    En cuanto al estilo de vida insostenible te doy toda la razón, pero es el mismo de Argentina, Cuba, China y Corea del Norte, lo que en los USA un por ciento muy elevado de población tiene más acceso al consumo que en los otros países. Yo pienso que casi todas las tecnologías amigables con el ambiente existen para no dejar de tener una vida confortable, pero hay demasiados intereses privados tomando las decisiones políticas y falta mucha coordinacion para lograr mas eficiencia en la utilización de los limitados recursos naturales.

  • el 15 diciembre, 2015 a las 8:50 pm
    Permalink

    Por favor no insulte el lugar donde viven los marcianos.

  • el 15 diciembre, 2015 a las 3:28 pm
    Permalink

    “Y cuando hablan de Cuba, Corea del Norte o Venezuela a veces parece que hablan de marcianos ¿cómo no siguen nuestras reglas?”

    Sería preferible seguir esas reglas y vivir como se vive en EEUU, que no seguirlas; y vivir como se vive en estos momentos en cualquiera de esos tres países. Sospecho que hasta los marcianois viven mejor.

    Que el deseo de enarbolar la banderita antimperialista a como dé lugar, no te ciegue, sobre todo cuando hablas de realidades que no has sufrido en carne propia, ni conoces a fondo, cosa que se nota a la legua.

  • el 15 diciembre, 2015 a las 1:32 pm
    Permalink

    Hay bastante candela en lo que dice, camara’

  • el 15 diciembre, 2015 a las 1:23 pm
    Permalink

    Incluso, no he leído a nadie, una centena de mensajesn, y no he pasado sino muy rápidamente por algunas palabras, nada, esto me huele a lo contento que nos sentimos por los otros. Por ud.

  • el 15 diciembre, 2015 a las 1:18 pm
    Permalink

    Bueno, amigo no tengo nada que agregar, todos antes de mi lo han dicho: sinceras felicitaciones.

  • el 14 diciembre, 2015 a las 7:19 pm
    Permalink

    No dudo de lo que dices, creo que acá en Argentina la mayoría tiene un fuerte sentimiento como Nación (sobretodo en el mundial je je) y que la gente trabaja duro. El sistema y la separación de poderes creo que son aún mejores en mi País y mucho más en Epaña a que pequeños partidos pueden torcer elecciones y no hay una concentración de poder en sólo dos partidos (que no son muy diferentes).
    Ahora ¿cómo te sientes si el presidente que votaste invade un país como Irak sin justificación? ¿Cómo te sientes si votas al partido contrario e invade Libia sin justificación? ¿Qué pasa si no tienes otra opción de votar dos partidos que si fuesen argentinos el mundo entero llamría genocidas? La verdad es que a mí eso no me sería muy grato.
    España ¿cómo te sentirías si el canciller de tu País visita Sudamérica y dice que gracias a la colonización este continente avanzó un montón de golpe? y resulta que es el repersentante de un “Partido socialista”?
    La diferencia en el derroche (recordemos que la huella ecológica de EEUU es de 4-5 planetas) ¿es sólo gracias a su trabajo? ¿Realmente son los que más trabajan en el mundo? (te acepto los japoneses y quizás los alemanes) ¿Tienen más inentivos que una familia de campesinos en la India que con su esfuerzo darán de comer a la familia y podrán perpetuar su cultura?
    No, hay algo atrás que se llama “aprevecharse del otro”. Esto es sistémico en los países colonialistas. Cada uno de ellos se acostumbró a esto y lo vive naturalemente. A veces leo la prensa estadounidense o española y no dejo de sorprenderme como lo tienen asimilado: los periodistas se quejan que su gobierno no haga nada porque a alguna de sus empresas les pongan límites en Argentina, Bolivia o Ecuador.
    Y cuando hablan de Cuba, Corea del Norte o Venezuela a veces parece que hablan de marcianos ¿cómo no siguen nuestras reglas?
    Creo que para una crítica a EEUU es mejor dejársela a Chomsky que dejarte llevar por mis vivencias je je.
    De todos modos hay muchas cosas geniales que han hecho los gobiernos de EEUU para sus ciudadanos y que merecen ser imitadas, como muchas cosas geniales que hacen los habitantes de ese país para mejorar el mundo que podríamos imitar. Pero tú que tienes una visión ecológica de la vida sabes que EEUU y el sistema que propagan al mundo iene mucho que ver con el colapso por venir.

  • el 14 diciembre, 2015 a las 3:13 pm
    Permalink

    Hialeah no es la esencia del glamour o del refinamiento, ni mucho menos, pero ya quisiera La Habana para un día de fiesta que en la calle hubiera la educación y la cortesía que hay aquí. Es algo que llama la atención de los que llegan de Cuba, el uso de los tratamientos de cortesía, el ceder el paso, el aguantar la puerta para que entre el desconocido que viene detrás; el no escandalizar; la ausencia de malas palabras en la calle.

    De la calidad del servicio y del trato dentro de tiendas, restaurantes y hasta las cafeterías de barrio, ni hablar.

    Es como mudarse de una galaxia a otra.

    Y del resto de EEUU, ni hablar.

  • el 14 diciembre, 2015 a las 3:07 pm
    Permalink

    “.si quieres ver imagenes de pillaje,humillacion,matazon,de salvese quien pueda o quitate tu pa ponerme yo busca las imagenes” de una pipa de cerveza en Cuba. (gente orinando en los portales inclusive)

  • el 14 diciembre, 2015 a las 12:08 pm
    Permalink

    ….dejemoslo asi entonces erasmo….si tu dices que no quisiste decir lo que dijiste entonces es mi problema el entender otra cosa….sobre otra cosa que comentas….no estabas en los usa cuando el “black friday” o no has visto imagenes de ese dia???….no has visto como la gente se atropella y golpea y eso que son rebajas???….si quieres ver imagenes de pillaje,humillacion,matazon,de salvese quien pueda o quitate tu pa ponerme yo busca las imagenes de este ultimo viernes negro y veras que no solo en cuba se ha erosionado la dignidad de las personas….y esto sin generalizar pues eso es malo hacerlo en un sentido o en otro…..

  • el 14 diciembre, 2015 a las 6:47 am
    Permalink

    Eduardo:

    El Versalles, ok. (No es un mal restaurante), pero, edificios altos, BestBuy y Walmart los hay en todas partes de USA, no hay que ir a Miami para eso.

  • el 13 diciembre, 2015 a las 9:04 pm
    Permalink

    Usted vuelve con las generalizacines sin sentido y así no me da gusto seguir conversando. Cuando estés en condiciones de hablar de manera cordial y racional, me avisa.

    Por ejemplo, ¿dónde he dicho que en Cuba no hay gente honrada?

    Pero ya que lo menciona me da pie para contar una anécdota.
    Hace unos días fui a la oficina de ETECSA en Alamar y al sentarme en una computadora había una memoria portatil cargada de datos personales, el cliente anterior se fue y la olvidó.

    Cuando se la llevé a la empleada de ETECSA que atendía la sala me respondió lo siguiente: ¡ño, eso ya no lo hace nadie! Por supuesto que no es un dato estadístico, sino su impresión de que no es muy común.

    Sobre la cámara que dejé en el cine, cuando me di cuenta que la había dejado viré, conté lo sucedido a los empleados y dejé mis datos. Luego recibí la llamada.

  • el 13 diciembre, 2015 a las 4:38 pm
    Permalink

    Este servidor, que se va a comer la tierra, compró en diciembre del 2009 un champú en una de las tiendas de Obispo, junto con unos jabones. La jabita estaba tan buena, que el peso del champú le abrió un hueco, y se me cayó en plena calle, sin que me diewra cuenta. Obispo estaba llena de gente; y un pomo del tamaño del que se me cayó era como un farol: Qué pena que no lo vio ninguno de los cubanos honrados (Que los hay, no hay dudas), lo cierto es que no me di cuenta, y, por supuesto, cuando reparé en la pérdida,era demasiado tarde. No lo vi más.

    El otro día comiendo con mi hermana en el “Rainforest Cafe”, del Mall de Sawgrass Mills, se me quedó el celular en la mesa. La camarera corrió y me alcanzó afuera a diez metros de distancia de la entrada, y me lo devolvió.

    Y con la aduana cubana, si vale generalizar Toda regla tiene excepción, por supuesto; pero las excepciones no hacen la regla: la inmensa mayoría de los aduaneros del aeropuerto de la Habana, sobre todo los de la terminal por donde llegan los cubanos, son una caterva de bandoleros y de ladrones; y me lleno toda la boca para decirlo. Si empiezo a poner ejemplos que conozco de porimera mano, no termino ni mañana.

  • el 13 diciembre, 2015 a las 3:38 pm
    Permalink

    Las ansias de saber (como dice Damian)…..lo que existe más allá del muro del malécón, que existen otros lugares que no son tales como te los han pintado desde pequeño; lugares en los que no todos necesariamente son unos vampiros explotadores. Es verdad que no es lo mismo estar de paseo (o recien llegado a residir) que ya estar más o menos asentado y “chocando” con el dia a dia del lugar, en el segundo caso uno siempre encuentra situaciones y cosas que le son incongruentesy que puede hallar o no injustas; de lo que si estoy plenamente convencido es que un gran porciento del bienestar y progreso de una nación descansa en el trabajo duro de sus ciudadanos, también (lamentablemente para algunos) en duras relaciones del mercado de trabajo, en esos lugares dificilmente tienen cabida los que acostumbran vivir del “floreo” y el cuento, allí practicamente todo tiene un dueño, que vela por su bolsillo, que no va a tener cuatro empleados echándose fresco donde alcanza con dos trabajando full. Que existe individualismo, competencia por practicamente todo, que muchas veces ni tan siquiera sabes el nombre de las personas que viven a dos puertas de tu casa?, es verdad, pero es el modo de vida desarrollado por generaciones y nomal para ellos; allí en practicamente ningún sitio (tal vez exista en algunas partes de Miami repletas de cubanos) te encuentras la metedera en casa de los vecinos. Respecto al incidente de la cámara considero Erasmo nos hizo el relato para compartir la experiencia de que allí existen muchas personas honradas incapaces de apropiarse de cosas ajenas, una experiencia similar tal vez le pudiera ocurrir por ejemplo en el cine Yara, todo depende en que manos caiga el objeto. Lo que si es seguro que en el baño del cine “yuma” nadie se va a robar el papel higiénico y el jabón de lavarse las manos.

  • el 13 diciembre, 2015 a las 3:10 pm
    Permalink

    Erasmo al parecer sólo estuviste en San Diego pero te puedo asegurar que en la unión americana hay muchas ciudades igual y/o mejor que San Diego, sin dejar de reconocer que la misma esta en el Top 10 de las mejores ciudades de los USA.

  • el 13 diciembre, 2015 a las 1:07 pm
    Permalink

    Demián, ese bienestar lo han logrado trabajando duro, pagando impuesto y con un sistema socio económico que estimula y premia a los emprendedores. Con un estado de derecho que garantiza la separación de poderes y políticos que trabaja para la gente que los eligió. Así también pasa en Canadá, Japón, Alemania y el grupo de los países con mayor calidad de vida del resto del mundo.

    En los proximos 20 años cuando los USA logre cambiar la matriz energética y su autosuficiencia entonces dirán que tienen suerte y Dios los ayudó. Los gringos han obtenido todos los resultados que vio Erasmo por un simple detalle: tienen un propósito claro como nación y esa es la ilusión que los moviliza.

  • el 13 diciembre, 2015 a las 11:40 am
    Permalink

    …erasmo…relea otra vez su articulo y vera que tengo razon….no hay en cuba gente honrada y servicial que le hubieran devuelto su objeto perdido o lo hubieran ayudado con una direccion???…segun su articulo no o es extremadamente dificil que eso suceda….no hay ningun funcionario o trabajador,sea aduanero o lo que sea,que cumpla su trabajo con respeto ,amabilidad y profesionalismo???…segun su escrito no y si eso no es generalizar de forma simplista no se que otra cosa sea….solo una duda….la camara que dejo tirada en el cine….tenia su nombre y direccion escritos o lo averiguaron por el numero de serie???….deberia ilustrarnos como ocurren esas maravillas de la honradez y la amabilidad en la yuma….y ,lamentablemente,no creo que las universidades tengan presupuesto como para estar invitando a periodistas con tanta facilidad como las universidades de la yuma….

  • el 13 diciembre, 2015 a las 8:22 am
    Permalink

    Si gusana, no quise empañar esta primera entrega, pero por supuesto que EE.UU. está bien económicamente gracias a que consume los recursos del mundo entero y mete el pie hasta home con su gran ejército etc. San Diego y Somalia se integran a esa narrativa pero no de manera lineal, por supuesto. San Diego tiene otras cuestiones que lo favorecen, además del sistema-mundo favorable en que creció, y Somalía otros elementos que lo han llevado a una situación tan crítica, no necesariamente vinculadas a los colonialismos.

  • el 13 diciembre, 2015 a las 8:12 am
    Permalink

    Hola Demián, gracias por decirle bonito a un relato tan mediocre. El resto de las cosas que dices, coincido plenamente contigo, como casi siempre.

  • el 12 diciembre, 2015 a las 10:14 pm
    Permalink

    Hola a todos. Donde dice “carnavalear” debe decir “canibalear”, parece que hubo un error.

    Respecto a mi “reflexión” sobre la ciudad de San Diego, por supuesto que es demasiado cercana, emotiva y superficial. No escribiría lo mismo luego de un mes o de un año, y si tuviera 100 páginas a mi disposición para contar.

    El bobo de abela, la “democracia” estadounidense genera escenarios mucho más grises en el propio EE.UU., pero sobre todo, más allá de la frontera. En la propia Tijuana, digamos, unos kilómetros rumbo sur.
    Un grupo de factores puede estar confluyendo para hacer de San Diego the america’s finest city; el clima, por ejemplo, la brisa y la presencia del mar, así como la influencia positiva de la cultura mexicana.
    EDUARDO, usted no quiere que generalice, pero comience no haciéndolo usted mismo.
    ¿Qué es eso de que los cubanos son lo peor de este planeta? Yo nunca lo escribí. Dije que estamos muy estresados, que nos tratamos muy mal y sugerí que regalar objetos de valor en las calles de La Habana es una tarea digna de las tropas antimotines, que la gente maltrata muchísimo la propiedad social y el medio ambiente y que este Estado (paternalista al fin) no respeta a la gente. ¿Dónde fue que exajeré? Tampoco aseguré que todo EE.UU. fuese como San Diego. Por ser tan exclusivo le dicen the america’s finest city.
    Pero sí, hace falta que me sigan invitando para seguir conociendo. Pero que me inviten también de la Universidad de Santiago de Cuba, de la Martha Abreu y de Guantánamo, que la última vez que fui me trancaron en una mazmorra durante cuatro días y luego me echaron de la ciudad, los perros con uniforme que tienen por allá.

    Esperen las fotos, deben estar en camino.

  • el 12 diciembre, 2015 a las 10:13 pm
    Permalink

    Qué lindo relato…
    Hay algo que sirve para matizar… cuando uno anda de turista o por poco tiempo todo es bastante agradable, no hay que competir por el empleo, nadie te recela, etc. pero sobre todo no somos capaces de ver de dónde viene todo ese bienestar. Mi ejemplo particular es haber vivido en Barcelona, todo genial al principio, luego las circunstacias y las ansias de saber te hacen dar cuenta que muchas cosas lindas que estás viviendo tienen un trasfondo bastante siniestro. En un momento no aguantas más y te quieres volver a tu terruño. El bienestar de los estadounidenses es real, y su felicidad es producto de ese bienestar, ahora ¿cómo han logrado ese bienestar? Bue, uno las sabe, pero hasa que las siente en carne propia deben de pasar un par de años metido ahí.
    De todos modos, tdos merecemos vivir algún tiempo de nuestra vida en ese bienestar…

  • el 12 diciembre, 2015 a las 4:37 pm
    Permalink

    Me alegra enormemente que es la primera vez que no siento en Erasmo ese tono fatalista que lo suele acompañar.

    Es más, me extraña que falte una afirmación de que San Diego está bien gracias a que Somalia está mal.

    A propósito de la cámara perdida y encontrada, ¿robaste helado?

  • el 12 diciembre, 2015 a las 1:39 pm
    Permalink

    Los complejos se resuelven con el psicólogo, no descargando la amargura y la frustración con el socialcosadesa en este sitio.

  • el 12 diciembre, 2015 a las 10:41 am
    Permalink

    ……al parecer erasmo se quiere asegurar otras invitaciones a la yuma….porque generalizar en un sentido o en otro???….porque asegurar ,ante sus maravillosas experiencias en la yuma,que todos los cubanos,especialmente los que viven en la isla, somos lo peor de este planeta???….ganas de quedar bien y hacer meritos para futuras nuevas experiencias???….ahora solo falta que lo inviten a miami para hacer el tour del bestbuy,walmart,los edificios altos,el versalles y etc,etc….

  • el 12 diciembre, 2015 a las 10:21 am
    Permalink

    Yo creia q te habian secuestrao, por el silencio.
    me alegro q hayas podido aunque sea por un corto tiempo ver por tus propios ojos las entrannas del monstruo y seas capaz de sacar tus propias conclusiones.

    Saludos, Luis

  • el 11 diciembre, 2015 a las 11:17 pm
    Permalink

    Me gusto tu articulo porque se ve que no fuiste influenciado por ninguno de los “dos bandos” obligados que los “cubanologos” obligan. Ojala puedas conocer muchos mas lugares!

  • el 11 diciembre, 2015 a las 5:53 pm
    Permalink

    Erasmo, ni los “malos” son tan malos, ni los “buenos” son tan buenos. Tú, como la mayoría de los que participamos en este foro hemos estado sometidos al bombardeo “antiyanqui” desde que nos dieron la ´primera nalgada en Maternidad de Línea u otro hospital. Estados Unidos tiene cosas cosas buenas como las que nos has contado, esperamos el relato de las que no te gustaron. A mi entender la sociedad cubana se ha estado degradando desde el propio 1959 (aceleración a partir de los 90) porque se incentivó la intolerancia en todo aspecto, se promovió la chusmería y marginalidad como un valor cultural contrapuesto a los “rezagos burgueses” entre los que contaban cosas tan elementales como las palabras “señor”, “usted”, “por favor”. La anécdota del cine te sorprendió, no es para menos; mira, precisamente hoy yo entré a una tienda para comprar un forro de celular, cuando salí dejé olvidada mi billetera, me dí cuenta com a diez cuadras y regresé, me encontré a la empleada ya teléfono en mano para llamarme (siempre tengo en mi billetera mis tarjetas personales), esas son cosas agradables, que te hablan bien de la educación de las personas. Te digo que en Cuba todas las circunstancias han llevado a las personas a un grado de desconfianza, agresividad y apatía inmensos, es doloroso pero es real; yo no sé cuanto tiempo llevará revertir ese estado de cosas, si es que es posible. Saludos (nos debes la foto que te pedimos ajajajaj)

  • el 11 diciembre, 2015 a las 4:49 pm
    Permalink

    Ver una vez vale más que mil palabras Erasmo. Todo lo que viste es producto de la democracia, con sus libertades …y taxes.

    Si que debiste parecer un bicho raro buscando una dirección con un mapa de papel en la mano. Hoy día con un smart phone escribes el lugar de destino en Google maps y te devuelve un mapa con algunas variantes de recorrido para llegar. El lugar donde estas parado lo identifica automaticamente el gps del teléfono. Lo que nos perdimos los cubanos con la negativa castrista al ofrecimiento de Google.

    Espero tus nuevas entregas desde las entrañas del malvado capitalismo.

  • el 11 diciembre, 2015 a las 3:49 pm
    Permalink

    Te felicito estimado amigo, y me alegro que hayas disfrutado California. Yo no conosco San dDiego, pero si LA y es fabuloso, Disfrute tu cronica

  • el 11 diciembre, 2015 a las 2:39 pm
    Permalink

    acere si yo pongo un pie en el yuma aqui no me cogen más oiste¿!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *