¡Libero Adrenalina…!

Dariela Aquique

Santiago de Cuba

Como es por todos sabido la prensa en Cuba carece de muchas libertades, en sus grandes zonas de silencio están las llamadas Crónicas Rojas que refieren a tragedias cotidianas, eventos criminalísticos u obituarios donde la muerte es un denominador común que instrumenta el drama de estos tiempos convulsos.

Es también conocido que una de las máximas en la política de nuestro país es siempre vender la imagen del gran paraíso donde nunca pasa nada terrible.  Es como si no acontecieran acciones de violencia, como si no tuviéramos psicópatas, como si nuestras calles (como se ha dicho infinidad de veces) fueran las más seguras del mundo.

No deja de ser cierto que las estadísticas en cuanto a actos criminales son bastantes bajas, respecto a las mundiales, no obstante no quiere decir esto que no ocurran.

Pasa que las Crónicas Rojas acá son consideradas parte de la prensa sensacionalista típica de las grandes sociedades de consumo y los datos respecto a estos hechos son sumamente restringidos y bastante edulcorados cuando se decide que sean dados a conocer.

Este estado de desinformación es para la población bastante caótico, pues nunca se sabe con certeza qué es lo que realmente está pasando.  Hace unos meses en la ciudad de Santiago corre por las calles el rumor de la existencia de una banda de criminales, que se apodan  Los 300, tributando al título de una película de aventuras.

De boca en boca viajan las anécdotas de estos villanos, se habla de violaciones, asesinatos, asaltos, robos y atracos.

El cubano es dado a fabular y nunca estaremos seguros de cuanto hay de cierto o de exagerado en lo que la gente narra de forma espeluznante.  Lo que si es constatado es que la cifra de acciones de este tipo en la ciudad es bastante alarmante y que se centran en barrios periféricos, como El nuevo Vista Alegre, Agüero e Indaya.

Vivo relativamente cerca de esta zona y me preocupa grandemente desconocer los detalles de lo que ocurre:

-¿Han apresado ya a parte de estos bandidos?

-¿Son tan terribles los crímenes que comenten?

-¿Cuán grande es el peligro al que estamos expuestos?

Nunca lo sabré con exactitud, leo el periódico y escucho emisoras locales, nada se dice de estas cosas.  Las noticias son realmente reconfortantes y, por cierto, bastante sensacionalistas: se cumplen los planes de producción, mejoras económicas, mejoras sociales, se avanza aceleradamente hacia una sociedad modelo.

Paradójicamente salgo a las calles y en las noches por mi ciudad “segura y próspera.” no lo puedo evitar, ¡libero adrenalina…!

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


One thought on “¡Libero Adrenalina…!

  • el 19 enero, 2011 a las 11:16 am
    Permalink

    Figurate que lo que paso a Mazorra lo estan diciendo ahora y despreocupate que no diran toda la verdad, asi que cosa te puedes esperar que digan de la banda de criminales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *