¿En qué momento?

Alfredo Fernández

¿En qué momento se jodió el Perú? Así comienza la gran novela Conversación en La Catedral de Mario Vargas Llosa.  Resulta que la pregunta que le realizara el Zavalita a un amigo a mediados de los años cincuenta en un café de Lima, se extiende en el tiempo hasta  la Cuba actual.

¿En qué momento los nacidos en esta isla habremos dejado de ver a la subsistencia como una época efímera y sobre todo anómala de la vida, para empezar a concebirla como la vida misma?

¿En qué momento comenzamos a aceptar como normal que nuestros salarios siempre tengan que ser excesivamente bajos, para llevar a tiempo completo una existencia de sostenimiento inmediato?

¿En qué momento decidimos admitir como inapelables las decisiones de los políticos por más torpes que estas fueran?

¿En qué momento decidimos no protestar por lo mal hecho, pues nos puede ir peor de lo que ya nos va y encima no resolvernos nada?

¿En qué momento decidimos pagar por continuar siendo cubanos cuando estamos en el extranjero?

¿En qué momento dejó de importarnos que los hospitales se deterioraran al punto de lo que hoy están?

¿En qué momento aceptamos que el salario de un policía sea mayor que el de un médico o un maestro?

¿En que momento se nos volvió algo común y corriente estar tres días en una terminal para viajar?

¿En qué momento empezamos a concebir la posibilidad de emigrar como única forma de solución a nuestros problemas?

¿En qué momento amor y amistad se nos trastocaron (no a todos) de manera tal que se convirtieron en medios de obtención de bienes materiales que mediante el trabajo y la honestidad hubieran sido imposibles de alcanzar?

¿En qué momento aprendimos a “vivir” con familiares, amigos y amores que en el mejor de los casos contactamos por e-mail y a lo sumo vemos una semana cada año?

¿En qué momento decidimos dejarle todas las soluciones del país a la biología?

¿En qué momento se jodió Cuba?

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


2 thoughts on “¿En qué momento?

  • el 14 septiembre, 2010 a las 10:04 pm
    Permalink

    Esto es como un verso macabro, pero que expresa una infinitésima parte de la realidad cubana, somo me queda una pregunta: ¿EN QUE MOMENTO SE DARÁN CUENTA LOS QUE TIENEN QUE DARSE CUENTA DE ESTE ESTADO DE COSAS?.

  • el 14 septiembre, 2010 a las 3:12 pm
    Permalink

    jjajajja, este trabajo solo me da risa; claro reir para no llorar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *