La partida de los Gourriel

Por Ray Otero  (Baseballdecuba.com)

Yulieski Gourriel
Yulieski Gourriel

HAVANA TIMES — La noticia del no regreso de los hermanos Gourriel a Cuba ha generado todo tipo de controversias.

Sin lugar a dudas resulta – a mi entender – la mal llamada “deserción” más significativa del béisbol cubano en su historia.

La salida de los dos hermanos, pero principalmente la de Yulieski Gourriel, ha llamado la atención de todos los principales programas de televisión deportivos de Estados Unidos, como también de otros medios en otras partes del mundo.

MLB.com y sus analistas no se han cansado de decir que Yulieski es un pelotero listo para hacer impacto en Las Mayores hoy mismo. La BBC de Londres dedicó un espacio a dar a conocer la noticia. La cadena ESPN, tanto en inglés como en español, ha tenido titulares por doquier sobre la decisión de los jugadores. Baseball America, El Nuevo Herald – por cierto el primero en dar la noticia -, así como diarios de muchos países, incluyendo los cubanos, se han hecho también eco de la noticia.

Sin embargo, todo contrasta con parte de la propia afición cubana, la cual parece aún inmersa o dormida en el siglo XX, y los paradigmas de una sociedad que en sus narices está cambiando muy rápidamente y no los ve a ellos evolucionar.

En los medios cubanos, los comentarios sobre la decisión de los jugadores han sido negativos en podemos decir más del 80% de los casos, a su vez, la atropellada denuncia por parte de los directivos de la delegación cubana en la misma mañana del lunes con Higinio Vélez al mando, simplemente deja bien claro que nada se corresponde con los supuestos cambios que incluso la propia Federación Cubana de Béisbol decía haría, recibiendo a anteriores “desertores” del país, casi dos meses atrás, como casi héroes y en medio de un ambiente completamente fraterno.

Fidel Castro felicita al joven Yulieski Gourriel después del primer Clásico Mundial del Beisbol en 2006. Foto: granma
Fidel Castro felicita al joven Yulieski Gourriel después del primer Clásico Mundial del Beisbol en 2006. Foto: granma

Los comentarios de aficionados, quizás podemos explicárnoslos en el sentido beisbolero. Todos sabemos los Gourriel, la nueva generación, heredó aquel “odio” y “admiración” que en un momento su padre, Lourdes Gourriel, generó en toda la isla.

Gourriel padre resultó, en su época, el bateador más oportuno de los elencos nacionales cubanos a eventos internacionales, pero era llevado al mismo constantemente, sin importar a veces el rendimiento de otros estelares.

Todo esto le creó una doble afición, aquella que lo odiaba y veía injusticias sobre otros peloteros, y la otra que lo admiraba hasta la saciedad, por simplemente su estelaridad con la casaca de las cuatro letras de la Cuba.

En este ambiente Yulieski Gourriel, el más ponderado de la familia beisbolera desde el retiro de su padre, creció dentro de los torneos cubanos, jugando en casi toda su carrera para su terruño natal, Sancti Spíritus. Lo anterior generó aún menos afición a su favor, por la rivalidad que el nuevo elenco contendiente del siglo XXI en Cuba, ofrecía al siempre emblemático equipo capitalino, Industriales.

Gourriel, además, debía día a día competir – en Cuba y fuera de ella – por ser el mismo jugador oportuno que su padre fue, lo cual el jugador nunca pudo reproducir, sobre todo ante una rivalidad y en una época que jamás se puede comparar con la jugada por su padre.

Fueron muchos los oprobios que el estelar jugador sufrió en muchos de los estadios de Cuba, pero ninguno se comparaba al Latinoamericano, en donde la afición no esperaba un minuto para emprenderla con el jugador estrella, hasta que este, en un inesperado desenlace apenas tres años atrás, cambió de uniforme y se unió a la tropa de la capital.

Sin embargo, su decisión de dejar Cuba atrás en la madrugada de este lunes 8 de febrero, marca una etapa en las salidas o deserciones de peloteros cubanos de la isla.

Ningún jugador anteriormente, ni René Arocha, ni Orlando Hernández, ni siquiera José A. Contreras o más recientemente Yoenis Céspedes y José Dariel Abreu, poseían el estatus ni significaban lo que Yulieski Gourriel significaba para el béisbol cubano actual.

Yuliesk Gourriel en el segundo Clásico Mundial del Beísbol en 2009.
Yuliesk Gourriel en el segundo Clásico Mundial del Beisbol en 2009.  Foto: juventudrebelde.cu

Yulieski era la llamada bandera de Cuba en el extranjero, el pelotero que no se doblegaba ante nada, ni los millones que le ofrecían año tras año, ni el ver las salidas constantes de sus propios compañeros de elenco nacional. Si queremos imaginarnos con quién se pudiera comparar a Yulieski Gourriel en lo que como jugador y figura representaba para el béisbol cubano, tenemos que remontarnos 25 años atrás, y pensar que en aquel ya lejano Tope Cuba-USA del año 1991, no hubiera sido René Arocha quien hubiera tomado la decisión de no regresar a Cuba y hubiera sido Omar Linares.

Es la única forma con la que podemos comparar la decisión de Yulieski Gourriel de hoy en día, y pese a que estemos acostumbrados ya, por la frecuencia en que en nuestros días suceden las salidas de peloteros de la isla.

Yulieski Gourriel, al igual que su hermano Lourdes, sin duda alguna jugarán al nivel más alto del béisbol en el mundo, llámese las Grandes Ligas. Para mí, a la verdad no importa si estos triunfan o resultan un fracaso en el intento, ya a estas alturas esto es lo que menos interesa, pero no le quepa la menor duda que lo hecho por ellos este lunes, bien pudiera cambiar, de una vez y por todas, la forma de pensar y manejar el béisbol en la isla o al menos, ser el punto de partida de futuros y necesarios cambios.

Ojalá no me equivoque.


12 thoughts on “La partida de los Gourriel

  • el 11 febrero, 2016 a las 10:40 am
    Permalink

    El Analista Justiciero (8) Uuuffff !!!!, fooo!!!………Marque en responder pero parece que va a otro sitio, asi que aca va al correcto.

  • el 10 febrero, 2016 a las 4:22 pm
    Permalink

    Señor con todo el respeto a su opinión, pero Ud está hablando como si fuera la primera vez que se “desnudan de conciencia y de valores revolucionarios” ,, ¿cuándo ha sido que éste gobierno alguna vez no haya actuado “en franca politiquería y demagogia barata”?, cuándo ha sido que los mandamases, empezando por el mandamás en jefe, han sido hombres “con conciencia y valores revolucionarios”?, porque para ser honestos esos valores nunca han sido considerados, mas bien con toda falta de decoro la camarilla se le ha vendido oportunamente al mejor postor cada vez que se han visto con la soga al cuello, o quién cree Ud que dió el permiso para que fueran los magnates de las grandes ligas junto con todos esos “traidores”?. Abundan los comentarios del porqué le “perdonaron” a Yulieski que rompiera el contrato con Japón, entre ellos el de pensar que después de la reanudada amistad con el Norte el business man de Tony Castro iba poder empezar a “representar” a los peloteros cubanos, a Victor Mesa, al Guriell padre, y cualquier médico en medicina deportiva, ya sabe Ud que para el régimen todo es rentable. Lo que no acabo de entender es, la terquedad del gobierno de querer seguir siendo los dueños de las personas, de seguir haciéndose millonarios a costa del lomo de los demás, éste nuevo petacazo que les han dado los Guriell les deja claro que nadie va a navegar por el Mediterráneo con los millones de ellos.

  • el 10 febrero, 2016 a las 2:41 pm
    Permalink

    Es debido al TOTALITARISMO que existe en cuba desde el año 1959. NADIE puede decidir su vida y sus intereses, pues el ESTADO es quien decide y los 11 millones son simplemente MEDIOS BÁSICOS que no tienen derecho a opinar nada. Ya se les olvidó la etapa FIDELIANA en que todo lo que se hacía era porque “EL COMANDANTE DIJO, EL COMANDANTE OPINÓ, EL COMANDANTE PENSÓ, ETC, ETC”, como si solamente él pudiera pensar. Por eso es que no se deja a nadie salir cuando quiere del país, por eso se quedan los que salen en “MISIÓN OFICIAL”, miren más recientemente como han cerrado la salida a los Médicos. El Deporte y la Medicina en Cuba nunca han sido actividades por el bien y la salud del pueblo, han sido siempre (desde el 1959) un NEGOCIO para los GOBERNANTES. En el caso de los médicos se venden a otros países por miles de dólares y solo les pagan unos cientos. En el caso de los deportistas cada Medalla que se ganaba o cada Título tiene detraes MILES de dólares y el Estado cubano siempre se ha quedado con más del 80% del total.

  • el 10 febrero, 2016 a las 2:33 pm
    Permalink

    Señor Jabero:

    Ud, como acostumbran todos los de su rebaño, incurren varios errores de bulto; y hasta se contradice sin el menor pudor:

    1. Ud asume que los deportistas son propiedad del gobierno porque, según su teoría, su carrera se paga ” con las finanzas del pueblo, luego se olvida que sus antepasados, suspadres, y ellos mismos son parte de ese pueblo que financia. Luego, como ese dinero no sale de las cuentas personales de ningún gobernante, sino del lomo de sus parientes, y hasta de ellos mismos que alguna vez trabajaron de coolíes en alguna escuela al campo, o en el campo, pues nada deben y se pueden ir a donde les dé la gana; y si no le gusta, Ud sabrá qué hacer con su bilis.

    2. Yulieski sufrió un acoso tal en Cuba a raíz de un desempeño desacertado, que tuvo que someterse a tratamiento psicológico y estuvo en peligro de atentar contra su vida, eso fue lo que provocó su traslado a La Habana.

    3. El hecho de que se recibiera como a héroes a los que alguna vez tildaron de traidores, demuestra, una vez más la falsa moral de la dictadura que Ud defiende, que todo ha sido un cuento chino, que Ud fue de los bobos que se lo tomaron en serio; y que ahora se tiene que, o morderse la lengua en nombre de la jaba, o llenarse de dignidad revolucionaria, e ir a pedirle, como un buen revolucionario, cuentas a Tony Castro ¿Se atreve?

    Si no tiene el valor de hacerlo, es tan inmoral como ellos; y entonces le digo que vaya a llorar al parque. De todas formas, la vida, esa gran maestra, le sigue dando casi cada día que pasa una merecidísima lección, aprovéchela mientras aún está a tiempo que, por las señas, la jaba no va a ser eterna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *