“Dime palestino ahora”

Yenisel Rodríguez

Foto desde Guantanamo por Caridad.

Con está irónica frase el público guantanamero retaba a los jugadores del equipo de baseball de Pinar del Río.  Estos sufrían una contundente derrota ante Los indios del Guaso, el equipo de los enardecidos guantanameros.

Los indios del Guaso han logrado mejorar la calidad de su juego en las últimas series nacionales de baseball.  A pesar de sus altas y bajas, se han mantenido en la zona élite de baseball de la región oriental.  Los guantanameros se lo agradecen.  Con su ímpetu deportivo enaltecen y visibiliza mediáticamente a una de las provincias más empobrecidas del país.

Cuando me enteré de la transmisión televisiva de los juegos del equipo guantanamero contra equipos occidentales me surgieron dos expectativas.  La primera era comprobar si desde las gradas, observando las formas de vestir por ejemplo, se podía percibir la tan mencionada pobreza de los guantanameros.

Mi segunda expectativa consistió en comprobar si las contradicciones sociopolíticas entre oriente y occidente se explicitarían durante el desarrollo de estos encuentros.  Si los guantanameros tomarían por asalto la transmisión de la televisión nacional para enviarle un mensaje al resto de la nación  o al occidente en específico.

Mi segunda expectativa se cumplió antes de lo esperado.  Los jugadores guantanameros comenzaban a disparar jonrones cuando sobrevino la acometida del público.

Los guantanameros siempre se han enorgullecido de su potencial deportivo.  Han dado a Cuba (1959-2011) muchos de los triunfos que el país a ganado en eventos deportivos internacionales.

Pero también dicha tradición deportiva es testimonio de las funciones que el Estado cubano asigna a la sociedad guantanamera.  Quizás porque el deporte de alto rendimiento ha sido un recurso de compensación prestigiosa que el gobierno destina a los más marginados y excluidos de nuestra sociedad.  Muchos de nuestros talentos deportivos provienen de territorios empobrecidos y marginados.  Es como si Guantánamo tuviera sucursales en el resto de las provincias del país.

Motivado por mi primera expectativa (apreciar la pobreza de Guantánamo), aprovechaba las tomas de cámara que captaban al público.  En lo primero que reparé fue en la belleza de las mujeres guantanameras.  Y todo gracias a esa generosensitividad que guardan nuestros camarógrafos deportivos con la representación femenina que asiste a los estadios.

Ya más centrado en mi objetivo principal, buscaba evidencias de pobreza.  Buscaba y buscaba, pero nunca logré distanciar mis observaciones de mis prejuicios.  Estaba en terreno pantanoso.

Después de fracasar varias veces en el intento, preferí disfrutar del espectáculo deportivo.

Me di cuenta de que era mejor conocer a Guantánamo sin poner su pobreza como faro de entrada a su realidad.  La vida en esta provincia no se restringe a sus condiciones de vida.  Mejor sería visitarla, llegar con intereses más globales, y luego dejar que las vivencias nos den las respuesta que queramos encontrar.

Por eso me conformé con el corito irónico de los guantanameros, para desde el pensar estas líneas.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Yenisel Rodriguez has 166 posts and counting. See all posts by Yenisel Rodriguez

3 thoughts on ““Dime palestino ahora”

  • yenisel quieres conocer guantánamo pero has de andarte con cuidado no vayas a conocer los calabozos de la seguridad del estado en esa provincia. No te lo recomindo de ninguna manera. No te dejarán llamar a tu casa en los varios días que te tengan encerrado y no sabrás cuando podrás salir, que es lo más desesperante.
    No tienes que hacer nada malo para llegar allí, solo caminar por las calles con pinta rara para los policías de la zona. Ya eso es motivo suficiente para que ellos crean que te vas para la base de guantánamo, no necesitan más pruebas para dejarte más de cuatro días en el lugar más infernal que he conocido nunca, al que los locales llaman ablanda hombres, y mira que los locales son duros de ablandar.
    Si ya en la ciudad protestas legalmente te dicen tranquilos que estaban velando por la patria y que además no puedes volver a la provincia sin antes pasar por la estación de policía a comunicar tu estancia.
    Así que si vas a guantánamo díle a tu madre que si quiera espere una llamada, para que no se preocupe.

    Le pasó a varias personas que conocí

  • ¡Ande! Pa que no diga que en Cuba hay probreza, ya vio usted la riqueza discursiva con la que lo arrolló Rose, y acuérdese de la frase sonera: “SI NO SABE NO SE META”

  • Guantánamo es la provincia más oriental de Cuba, y ¿quién te dijo que es la más pobre? Aunque a los guantanameros nos falten cosas materiales, estamos orgullosos de vivir en nuestro terruño. Sabías que Guantánamo es una de las provincias que más entrada de dólares tiene en el país.
    Además, Guantánamo no solo ha aportado campeones olímpicos y mundiales, también ha aportado al país reconocidos científicos, médicos, periodistas, artistas, menciono especialmente a Arnaldo Tamayo, el único cubano y guantanamero que llegó al cosmos, quizás si supieras más de tu país, supieras más sobre Guantánamo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *