Sara González y canto a la diversidad

By Irina Echarry, photos: Caridad

HAVANA TIMES, 9 mayo — Yanira y Tahímí se conocieron hace dos años en este mismo jardín donde hoy Sara González comparte con amigos y trovadores. Desde entonces solo se ven en la calle porque la familia de Yanira no va entender que “la niña” tenga ese romance con otra mujer. En cambio Tahimi rompió con “todas las reglas de la moralidad.” según le dijo su madre.

Con motivo de la Jornada Cubana contra la Homofobia Sara ha invitado a su peña a diferentes artistas para juntos cantar al amor y la diversidad.

Viejas canciones de Silvio y Nicola (Acerca de los padres y Te perdono) se escucharon junto a otros temas más nuevos de los trovadores Ariel y Liliana: Hacheros fue especialmente acogida pues habla de los que “andan con el hacha del verdugo en la mano.” los que “velan por el orden, la moral y el trabajo” y para cumplir su misión son capaces de todo.

Heidi Igualada dedicó un número a la mexicana Frida Khalo y expresó su deseo de que se extinga el fantasma de la homofobia. Eduardo Sosa luego de celebrar las frutas del lugar cantó un bello tema sobre el amor de dos mujeres.

Angel Quintero confesó la desaparición de su machismo el día que tocó en el Mejunje de Santa Clara y cómo aquel sitio lo inspiró para escribir Rojo Fucsia: “de rojo fucsia la vida muestra su otro corazón en la doncella que se maquilla siendo un varón.” “el rojo fucsia (un creyón de labios) es la libertad.”

El amor entre dos varones fue ensalzado por Manuel Argudín cuando interpretó la conocida canción de Pablo Milanés donde nos recuerda: no somos dios, no nos equivoquemos otra vez.

La velada terminó con un tema de los años 50 en el que Sara reconoció que por vez primera se trataba el tema de la preferencia sexual: “Tú me acostumbraste.”   El público cantó junto a los músicos en un ambiente de total comunión.

Cantando a la diversidad muchas veces al año podrá llegar el día en que las parejas como Yanira y Tahimi no oculten su romance por miedo a la marginación y el rechazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *