Santa Bárbara-Shangó: umbral de religiones

Por Elio Delgado Valdés

 

HAVANA TIMES – La actividad religiosa en Cuba hace de cada celebración santoral un acontecimiento que motiva el acercamiento de los devotos a los santuarios que acogen la imagen del santo patrón.

El 4 de diciembre es la festividad religiosa de Santa Bárbara, en el santoral católico, Shangó en el sincretismo religioso.

Ubicado en el municipio de Arroyo Naranjo se encuentra el Santuario Nacional de Santa Bárbara; la edificación tiene estilo ecléctico y fue construida en solo un año con la ayuda de la comunidad y la suma aportada por el arzobispo de La Habana, Manuel Arteaga Betancourt, y la primera dama Martha Fernández, esposa de Fulgencio Batista; fue inaugurada en 1953, en la fecha de su festividad. 

El sincretismo religioso de Santa Bárbara y Shangó está asociado a la liturgia, pues, según las fuentes escritas, Shangó, para ocultarse de sus enemigos, se escondió en casa de Oyá; ella para protegerlo se cortó su pelo trenzado y se lo puso a Shangó, lo vistió y adornó con sus ropas y prendas, al salir, sus enemigos lo confundieron con ella y lo dejaron pasar.

La historia de Santa Bárbara está llena de sufrimientos, su violenta muerte y valor la hacen resaltar como virgen y mártir cristiana.

El collar rojo y blanco primó en las calles en el vestuario del cubano; los hijos de Shangó veneraron a su padre y se acercaron al santuario, llevando flores y velas. La misa estuvo concurrida, a pesar de la distancia a recorrer, unidos todos en un solo credo, un solo pensamiento, paz y bienestar para todos.  

 

(Haga clic en una imagen para ver la galería.)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.