“El hombre Nuevo” Marina & Golf

Martin Guevara*

Grafico: http://www.infobae.com
Grafico: www.infobae.com

HAVANA TIMES — Las nuevas tecnologías nos pueden dejar postrados con una lumbalgia de órdago a causa de horas interminables frente a uno o más tipos de pantallas, computadoras de sobremesa, i pad, Smart phones, modernísimos televisores que también nos conectan a internet como casi seguro dentro de poco harán los porteros automáticos, los microondas y más de una marca de batidoras.

O bien puede que si son utilizadas a favor del conocimiento sean una herramienta increíblemente útil, como cuando ayer pude ver desde la península ibérica en el programa de María Elvira en la CNN para los hispanoparlantes de EEUU, una serie de denuncias a modo de noticias ciertamente infartantes, desopilantes.

Con toda probabilidad son menos creíbles para opositores, disidentes o simples descreídos de las virtudes de la Revolución, que para los protagonistas de ese truculento engaño de tamaño mastodóntico.

El programa muestra una publicidad de un complejo turístico de alto vuelo para disfrute y usufructo de multimillonarios cerca de la península de Guanahacabibes, en la Occidental provincia de Pinar del Río.

Una zona cuna de bellezas naturales ocultas y anónimas de la isla, el complejo se llama Punta Colorada Golf & Marina.

Con más de treinta kilómetros de playa de arena blanca de un lugar tan exclusivo y excluyente, extendiéndose por cuatro mil hectáreas, equivalente a ocho mil campos de fútbol. Contando con nueve kilómetros de puertos deportivos especializados en amarres de mega yates, marinas secas para su reparación e instalación de astilleros, numerosos campos de golf, hípicas, viviendas de lujo, instalaciones de ocio de altura de deportes y relax de elite, restaurantes, cabarets, hoteles de lujo.

El programa muestra una publicidad de un complejo turístico de alto vuelo para disfrute y usufructo de multimillonarios cerca de la península de Guanahacabibes, en la Occidental provincia de Pinar del Río.

Ni siquiera en varios de los países capitalistas de los alrededores. Y además pude ver un documental publicitario también sobre la ya construida Marina Gaviota en la punta de la península de Varadero, en Matanzas, popularmente conocida como Punta Francés.

Golf, ron y chuchis baratas para industriales, banqueros y truhanes internacionalistas amigos de la Revolución!

En medio del coloquio televisivo uno de los entrevistados mencionó el Hotel Habana Libre como antiguo refugio de familiares de revolucionarios. Quizás sin darse cuenta de hasta que punto dio en el clavo con su intención de establecer un contraste, ya que además de servir de refugio para varios parientes del guerrillero heroico, y de numerosas familias de insignes revolucionarios del mundo, fue allí precisamente donde abrió la primera tienda piloto en dólares para uso exclusivo de extranjeros, en el año 1976.

Precisamente por esa ironía del destino el contraste resultó ser en realidad incluso mayor que lo que el disertante advertía.

Estas inmensas marinas para el disfrute de los multimillonarios son los “biznietos” de aquella pequeña y pionera tienda segregacionista del Hotel Habana Libre.

Que esto pase mientras aún está vivo Fidel, quién encarceló, exilió, expulsó de la normalidad, convirtió a la demencia, a todo aquel que manifestase el deseo de disfrute del mundo material del capitalismo, es tan cruel y perverso que me deja sin poder bautizarlo con las palabras apropiadas.

O tal vez con la precaución de no declarar los inmediatos deseos crecidos desde las entrañas.

Siempre se pudo advertir que entre todos ellos unidos no llegaban a juntar ni una sola virtud, y que al final se encontrarían todos en el lodazal forcejeando por un trozo de poder, pero ni la más fecunda imaginación llegaba a imaginar esta claudicación de todo valor iniciático.

Es menester denunciar las conductas de estos represores, ahora reconvertidos en ambiciosos del dinero capitalista obtenido por cualquier medio.

Porque ¿nos imaginamos de quienes podrán ser los mega yates que atraquen allí?
¿Serán de comunistas luchadores por el internacionalismo proletario?
¿Serán de trabajadores vanguardia?
¿O serán quizás de los explotadores de los pueblos mejicanos, hondureños, costarricense, brasileño, argentinos, uruguayos, españoles, franceses y de buena parte de los peores criminales de estos países?

No se puede saber a priori, habrá que ser pacientes y estar expectantes para comprobarlo.

Me pregunto ¿que puede pasar por la mente de un Huber Matos, que luchó codo a codo con los más aguerridos revolucionarios para el restablecimiento de la democracia en Cuba, para la profundización de la Justicia social, de la libertad y la dignidad del pueblo de Cuba. Y que luego fue apresado veinte años por no plegarse a la súbita decisión fidelista de alinearse con la Unión Soviética?

¿Qué pueden pensar aquellos a quienes se les expropiaron sus bienes por pertenecer a la pérfida burguesía nacional? Ciertamente mucho menos acaudalada que los destinatarios de este proyecto “internacionalista”.

¿Nos imaginamos de quienes podrán ser los mega yates que atraquen allí?
¿Serán de comunistas luchadores por el internacionalismo proletario? ¿Serán de trabajadores vanguardia? ¿O serán quizás de los explotadores de los pueblos mejicanos, hondureños, costarricense, brasileño, argentinos, uruguayos, españoles, franceses y de buena parte de los peores criminales de estos países?

Quizás les ocurra lo inverso a lo esperado, y sientan un íntimo alivio, cierto placer al constatar la sospechada catadura ética de los otrora tótems de la superioridad moral.

Siento no poder afirmar que estoy en condiciones de analizar este hecho con la objetividad sociológica, literaria o periodística necesaria.

Otros estudiarán el característico fenómeno “tsunami” que se produce en las Revoluciones, dado el cual, al cabo del terrible desgaste de las dictaduras que las suelen sostener, el retorno al capitalismo se ve acompañado por una voracidad inédita en el deseo colectivo e individual de consumo, de posesión de propiedades, de ostentación de dinero, y en una desaparición de todo pudor o prurito, de toda pauta moral que pudiese oficiar de rémora, de freno en la manifestación de tal desmesurada avidez.

De intermediarios entre los dueños del pastel capitalista y los indigentes milicianos del pueblo, estarán como en la antigua URSS, los dirigentes del Partido posicionándose para partir con ventaja, en la vertiginosa maratón de acumulación de capital que ya los lleva al trote.

Aunque no cabe esperar que pierdan sus viejas costumbres y hagan partícipe al pueblo de estos novedosos filones, no sorprendería en absoluto si a alguno de los mega hoteles o mega restaurantes para traficantes de capital y de padecimiento proletario, decidiesen bautizarlo como” El hombre Nuevo”.

Aunque no haciendo mención por esta vez, a los valores socialistas que pregonasen en un inicio, sino más bien en honor a los ya presentes y futuros conductores de esta segunda parte dotada de mayor pragmatismo de la saga: “Revolución Be bop”.
—–
(*) Visita el blog de Martin Guevara.


9 thoughts on ““El hombre Nuevo” Marina & Golf

  • el 25 septiembre, 2013 a las 6:57 pm
    Permalink

    Yates llenos de combustible que respetan la biodiversidad, campos de golf que respetan el habitat natural de las especies y regados sólo por lluvias, miles de construcciones en la costa respetando la roca, la tierra, en fin, los mismos viejos ecológicos multimillonarios de toda la vida. Ahora nos venden Lexus ecológico y campos de diversi´pon multimillonaria ecológica! Y viva la Pepa!

  • el 25 septiembre, 2013 a las 4:37 pm
    Permalink

    ¿Un campo de golf que respeta la naturaleza? Eso es contradictorio.

  • el 24 septiembre, 2013 a las 7:31 am
    Permalink

    Silvio diría que es para recaudar fondos para el pueblo.

  • el 24 septiembre, 2013 a las 6:53 am
    Permalink

    Pero entonces, tendria que cambiarse el sistema del siglo XXI

  • el 23 septiembre, 2013 a las 2:14 pm
    Permalink

    Esos Mega Yates que atraquen alli van a ser en primera fila , la de los peores criminales de la nomenclatura cubana, son ellos, sus hijos y nietos los primeros, como siempre ha sido, despues todos los demas de alrededor del mundo que tengan yates, y se les pegue la gana de ir a Cuba, tan natural como lo hacen en toda esta tierra habitada. De quien es menester denunciar la conducta de estos opresores?, pero si es que tienen 5 decadas viendo hospitales, tiendas, hoteles, playas, solo para ellos y los extranjeros, y sus ciudadanos han aceptado ese apartheid sin objetar, asi es que una Marina y Campo de Golf mas que ustedes no puedan entrar, no veo nada diferente y en todo caso a quien les toca protestar es al pueblo de Cuba. No se sienten aludidos cuando el exilio protesta para defenderlo a ustedes?, ya es hora de que se den cuenta que los unicos explotadores han sido ellos, y no busquen mas culpables. Le toca a esta generacion hacer los cambios.

  • el 23 septiembre, 2013 a las 1:41 pm
    Permalink

    No querían socialismo…Ahí tienen, el más rancio y a pulso…como decía un amigo con su acostumbrado criollismo…

    No querían…
    -Coge, coge…

    Y eso no es nada, …verán a los peores esbirros, a los opresores, encumbrandose, y a los pobres de siempre , más pobres, porque ellos siempre son los que reciben , en este mundo gallinero, las deposiciones de los de arriba (las gallinas que de arriba ca…y ca…a las de abajo).

    Lo unico que no pueden decir es que no se les advirtió, ..ahí tienes las conquistas, de su robolución..

  • el 23 septiembre, 2013 a las 11:11 am
    Permalink

    porque no piensan en el desarollo que respecta la naturaleza de cuba?

  • el 23 septiembre, 2013 a las 10:41 am
    Permalink

    La anecdota me recuerda la de aquel emperador romano que puso un impuesto sobre los orines. Al expresarle sus dudas uno de sus ministros por el aquello de recaudar a costa de los desechos del cuerpo, el emperador, cogiendo un punado de monedas de oro, se las puso bajo la nariz y le pregunto: “hieden?

    Para los robolucionarios, con tal de seguir en el trono vacilando el comunismo, no hay dinero que hieda.

    Ya lo dijo un comentarista: “El hombre Nuevo resulto ser la peor version del sinverguenza de siempre.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *