“La presencia de Chávez en Venezuela desmiente todas esas voces agoreras”

Ricardo Marapi Salas

villegasHAVANA TIMES – El ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Ernesto Villegas, opinó que el regreso del presidente Hugo Chávez a su país, significa la derrota de las “voces agoreras” que desconfiaban de la información gubernamental sobre la salud del mandatario.

“Están derrotadas las voces agoreras que colocaban en entredicho cuanta información se difundía desde el Gobierno nacional respecto de la evolución de salud del presidente Chávez”, manifestó el ministro venezolano.

Villegas agregó que con su presencia en Venezuela, el presidente Chavez “está desmintiendo a todas las voces agoreras, y lo tenemos aquí batallando por su salud y aferrado a la vida”, señaló el ministro. También felicitó al pueblo venezolano por “la entereza y madurez que ha mostrado durante los días de solidaridad con el comandante Chávez”, señaló.

El mandatario venezolano estuvo hospitalizado más de 60 días en la ciudad de La Habana, Cuba, luego de enfrentar una delicada operación quirúrgica debido al cáncer que lo aqueja. “Podemos decir: volvió, volvió, volvió”, expresó el ministro Villegas, luego de confirmar el regreso del presidente Hugo Chávez a la ciudad de Caracas, a primeras horas de hoy lunes.

El ministro Villegas informó que actualmente la principal agenda del presidente Chávez, en Caracas, será su recuperación. Villegas también desmintió aquellas hipótesis acerca de que el regreso de Hugo Chávez a Venezuela se debería a un posible deterioro en su estado de salud. El ministro de Comunicación señaló que “contra muchos pronósticos el Presidente superó la operación y contra muchos pronósticos volvió a Venezuela”, aseveró. (PULSAR)

One thought on ““La presencia de Chávez en Venezuela desmiente todas esas voces agoreras”

  • Tiempo al tiempo, pichón.
    Que ya el la antigua URSS se usaba el método de envarillar a los muertos para hacerles saludar desde la tribuna del Kremlin a las enardecidas multitudes que desfilaban por la flamante Plaza Roja.
    Tiempo al tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *