Defensores Selectivos de Derechos Humanos

Foto: Caridad
Foto: Caridad

HAVANA TIMES – Él es un abogado cubano y se desempeña como defensor de pueblos indígenas en una reconocida ONG de Derechos Humanos (DDHH) mexicana. Ella es una activista salvadoreña, dedicada a defender compatriotas amenazados. Ambos poseen un claro historial de compromiso con causas sociales justas, por el que han pagado un precio personal. Él vive fuera de su tierra natal; Ella sufre cada día en el peligro de ser eliminada por los poderosos de su país.

A ambos, sin embargo, les une una lamentable cualidad: su incapacidad para reconocer la legitimidad de reclamos de quienes no comparten su visión del mundo. Y, de la mano, son insolidarios ante cualquier denuncia nacida de actores que consideran “de derecha”. Entienden los DDHH desde una perspectiva restringida, marcada por la lógica binaria amigo/enemigo. Que deja poco espacio a la condición de víctima, central para evaluar el estado de la cuestión en cualquier rincón de este mundo.

Con Él he sostenido más de un debate, tratando de cuidar una añeja amistad. A Ella la conocí por sus críticas expresadas a la editora de una ONG internacional, quien nos había entrevistado a ambos para testimoniar la situación de los DDHH en nuestros países. Él -inmerso en los nuevos movimientos y luchas sociales- y Ella -antigua guerrillera- no reconocen que en Cuba están ausentes las condiciones que permiten existir a ONGs como las que les dan acogida y sustento. Alegan que en la isla “no se mata a nadie”, cuando allí el asesinato civil y, en ocasiones, la muerte física -en prisión o derivada de actos represivos y salidas ilegales- son deudas de un estado impune y sin contrapesos. Hablan de conquistas sociales cuando es notorio su estado deplorable y la imposibilidad de fiscalizarlas y defenderlas, precisamente por el orden autoritario vigente en la isla.

Repudiar a los genocidas de ARENA o los corruptos del PRI no equivale a invisibilizar las miserias de los Castro. Rechazar políticas neoliberales no implica cerrar los ojos ante las violaciones de DDHH de gobiernos (mal) llamados progresistas. La democracia se defiende huyendo de falsas equivalencias y solidaridades mecánicas. Y la libertad está amenazada allí donde haya una sola víctima violada en sus derechos.

Los DDHH (todos) constituyen el léxico y lucha progresista del nuevo siglo. Solo desde allí -y no tras los barrotes de complicidades y dogmas- vale la pena defender la ideología propia. Él y Ella seguirán promoviendo sus agendas, con las que seré solidario. Lástima que los defensores de DDHH cubanos apenas recibirán, de su parte, la diatriba incoherente y el silencio cómplice.
—–
publicado originalmente en diario La Razón

Armando Chaguaceda

Armando Chaguaceda: Mi currículo vitae me presenta como historiador y cientista político.....soy de una generación inclasificable, que recogió los logros, frustraciones y promesas de la Revolución Cubana...y que hoy resiste en la isla o se abre camino por mil sitios de este mundo, tratando de seguir siendo humanos sin morir en el intento.



24 comentarios sobre “Defensores Selectivos de Derechos Humanos

  • Las violaciones de los derechos humanos en Cuba son tan diversas y tan primitivas que cuando uno trata de explicarle a los no cubanos, se te quedan mirando como si les estuvieras hablando de una obra surrealista de Salvador Dali o de un cuento de lo real maravilloso de Garcia Marquez. Datos como estos me refiero:

    1. En Cuba los cubanos no podiamos hospedarnos en un hotel en divisas, no podias vender ni comprar casas ni terrenos, no podiamos tener una linea de celular, necesitábamos una carta de invitacion para poder viajar al extranjero. (hasta hace poco era asi, ok)
    2. En Cuba los cubanos no podemos estar mas de 24 meses (antes 11 meses) en el extranjero sin retornar a la isla porque el gobierno te destierra y pierdes el derecho a residir en tu pais y los pocos derechos ciudadanos que existen como ciudadano cubano. Tienes que renovar un pasaporte valido para 6 años cada 2 años a precios impensables en el mundo.
    3. En Cuba los cubanos no puedes crear una empresa privada, ni importar ni exportar productos o servicios.
    4. En Cuba los cubanos no pueden asociarse libremente creando ONGs y mucho menos partidos politicos.
    5. En Cuba no se permite la protesta social pacifica, ni los trabajadores tienen derecho a huelga.
    6. En Cuba los cubanos no pueden tener una conexion de Internet en su casa.
    7. En Cuba los cubanos tienen prohibido navegar en ningun tipo de embarcacion a pesar de estar rodeado de mar.
    8. En Cuba la unica empresa telefonica estatal te bloquea los mensajes de texto si escribes algunas palabras que no le gusta a la policia politica, entre ellas Derechos Humanos,
    http://www.14ymedio.com/reportajes/Lista-frases-terminos-bloqueados-Cubacel_0_2064993491.html

    La lista es interminable y los no cubanos no soportan seguir escuchándote decir estupideces. Antes de que termines buscan una excusa para alejarse o cambian la conversacion.

    Respuesta
  • Chaguaceda: si un abogado mexicano va a Cuba a defender a los disidentes,quizas no lo maten…..pero: lo podra hacer?.Ese abogado amigo suyo es un farsante,solo eso.

    Respuesta
  • Excelente análisis para los de una izquierda maltrecha que viran la cara cuando de la realidad cubana se trata. Y el abogado cubano es francamente despreciable por su menosprecio hacia sus propios compatriotas. Seguro quiere seguir entrando en Cuba sin tener problemas en la aduana y por otra parte piensa que podrá en algún momento hacer negocio en Cuba o ya completa su salario comprando en México y vendiendo cosas en Cuba.Todo eso sería perdonable si no virara la espalda a los problemas de derechos humanos de su propio país.
    Ese es su verdadero pecado capital.

    Respuesta
  • Es verdad, en Cuba te persiguen y te hacen estrellarte contra un árbol, para echarle la culpa al árbol y no a la gestapo cubana.

    Respuesta
  • Armando:

    Cuba tiene pendiente unas cuantas mejoras en DDHH, creo que nadie con visión de justicia – o siquiera dos dedos de frente – lo puede negar. Ahora, entiendo que muchas de esas personas, como las mencionadas en este texto, alimentan su “selectividad” partiendo de la premisa de que para llegar a esa meta, Cuba debe hacerlo libre de presiones y sin sombra de amenazas. Y eso no fue lo que primó hasta el 17-D. Incluso hoy mismo sigue vigente el embargo-bloqueo. Hasta la fecha, todas las normalizaciones de relaciones de Washington con antiguos rivales han conllevado la terminación de sanciones en algún punto, en los casos más positivos, o una previa invasión de sus tropas élites y el derrocamiento del orden reinante, en las instancias más dramáticas. Esta podría ser una de las razones de los dos ejemplos que citas.

    Quiero aprovechar la coyuntura para pedir que me ayudes a despejar una duda: en el careo televisivo propiciado por María Elvira Salazar entre José Daniel Ferrer y Edmundo García, el segundo afirmó que el primero recibe “asesoramiento” de Chaguaceda. Si la afirmación es puro invento o especulación de Edmundo, creo que este merece cuando menos el escarnio público por difamación. Pero si dijo verdad, entiendo que al alumno hay que impartirle urgente un remedial, porque con el mantra del holocausto y los camisas negras no creo que llegue lejos.

    Respuesta
    • Isidro interpreto lo que argumentas que la dictadura castrista tiene de rehen al pueblo cuubano en cuanto al respeto integro de los DD.HH hasta que levanten el bloqueo de los USA. Entonces si levantan el bloqueo al siguiente dia tendremos garantizada la libertad de expresion, separacion de poderes del estado, elecciones multipartidistas, libertades economicas al mismo nivel que los extranjeros, se elimina la represion politica, etc, etc. Socio cuando terminas de escribir esos absurdos para defender a toda costa el castrismo puedes mirarte al espejo sin problemas?, porque yo siento verguenza ajena de leerte sabiendo que eres una persona inteligente y que viviste en Cuba lo suficiente para saber que nos mientes. No olvides que somos cubanos.

      Ferrer no debio de rebajarse al discutir con el impresentable Edmundo Garcia que es un tipo que no tiene sangre en la cara. Ferrer lo destroza con argumentos de las vivencias como preso politico y la represion en las calles de Cuba y el cinico de Edmundo le responde que es mentira porque no puede mostrar ningun video y que UNPACU no tiene tantos afiliados. Asi mismo le dijo en otro programa a Maria Elvira que a Rodiles la policia politica no le fracturo la nariz y se tiro en el piso como un bufon a simular lo que hizo Rodiles dentro del carro de la policia politica. Al final cuando Ferrer le dice vamos conmigo a Cuba para que veas con tus ojos lo que afirmo, Edmundo dijo que iria y desvio inmediatamente la conversacion. Hoy Ferrer esta de vuelta en Cuba y que yo sepa Edmundo no se monto en el avion con la camara para desmentirlo.

      En algo Edmundo se te asemeja, ambos le sacaron el pie a Cuba durante el periodo especial porque se enamoraron de una extranjera. Edmundo dijo que despues se divorcio y no volvio a Cuba porque Miami es como estar pasando una escuela politica.

      Respuesta
      • (¡Guao! Esta sí no me la sabía: ¿Es que el Chagua ya está a nivel cuasi-ministerial, y en consecuencia delega en un Grupo de Apoyo la misión de recoger las “quejas de la población”? Porque tanto mi intento de respuesta como mi duda iban dirigidas a Armando Chaguaceda, a nadie más … En fin, como dijo don Antonio Machado: “…a distinguir me paro las voces de los ecos…”)

        Bobo, para empezar interpretas mal y pones conceptos en mi boca que no he pronunciado, endilgándome incluso pensamientos con los que no concuerdo. Pero bueno, ese es el recurso del que procura de entrada dejar exánime al interlocutor.

        1) Al comentar su post, lo que hago es evocar conversaciones similares a las que ha sostenido Armando con esas personas que él considera “selectivas” Observa mi oración: “entiendo que muchas de esas personas, como las mencionadas en este texto, alimentan su “selectividad” partiendo de la premisa de que para llegar a esa meta, Cuba debe hacerlo libre de presiones y sin sombra de amenazas”. Porque yo también he hablado con mucha gente que piensa así. Es decir, ensayo una respuesta a lo que Chaguaceda deja como pregunta abierta, incluso retórica sobre esas personas. Eso al margen de lo que yo opine, que para nada es un quid pro quo entre bloqueo y cambios en Cuba, como intentas achacarme (cambia le disco, socio) .

        2) No te preocupes por mi espejo, que a los feos no nos gusta mucho deleitarnos delante de él. Y por otra parte tengo la conciencia más que tranquila, “con todos y para el bien de todos”, con tirios y troyanos, tanto así que opino aquí con mi nombre real y todos saben dónde vivo, por lo que no necesito escudarme detrás de un seudónimo, no sea que el G-2 en Cuba expulse a mi nieto del preescolar, como posible represalia (según tus fobias).

        3) Vinculado a esto último, incurres en total despropósito, al caer en el plano de la descalificación personal, comparándome con Edmundo (a quien no conozco, ni es santo de mi devoción) además de involucrar a mi familia, y el lugar donde reside una parte de ella, como si eso fuera un baldón. Viniendo de una persona que dialogue con su identidad real, eso puede resultar una bajeza. Llegado desde un anónimo, creo que raya con la mezquindad y la cobardía. Ya una vez te lo dije: si quieres descalificarme como persona, comienza por quitarte la careta, para al menos estar de igual a igual. NO hacerlo evidenciaría tu falencia cívica (en mi barrio te lo dirían de otro modo).

        Respuesta
        • “…partiendo de la premisa de que para llegar a esa meta, Cuba debe hacerlo libre de presiones y sin sombra de amenazas…”

          Con afirmaciones cómplices como esas te aseguro que jamas tendrás que usar seudónimos, pues más bien recibirás palmadas de reconocimientos en el consulado cubano en China y lo mismo una vez que arribes al aeropuerto José Martí.

          Me imagino que tampoco hayas firmado la petición a Raúl Castro para que escuche las justas demandas de Guillermo Fariñas para que cese el terrorismo de estado contra la oposición pacífica.

          Te pregunto directamente: la firmaste Si o No? Yo la firme y no como el Bobo de Abela. Por favor antes de responder tomate el batido medicinal por lo de la flojera de patas como le llaman en mi barrio.

          Respuesta
          • Defender la tesis de que el respeto a los derechos humanos (que son inalienables y no un favor de ningún gobierno) de los ciudadanos cubanos, esté supeditado a las relaciones buenas o malas del gobierno de Cuba con el gobierno que sea, es una postura cobarde y ruin, además de cómplice con la tiranía cubana. No hay lógica que sustente esa bajeza que no es más que un pretexto miserable para intentar justificar de alguna forma los desmanes del castrismo. Nada, absolutamente nada, de lo que haya hecho el gobierno que sea en contra de la dictadura castrista, justifica la masiva violación de la Declaración Universal que se vive día a día en Cuba.

          • No, no la firmé. Entre otras razones, porque de lejos no voy a hacer lo que no hago (o he hecho) estando en Cuba…Eso hace rato te lo aclaré…Y en el Consulado no me dan palmadas algunas. Pero, bueno de que vale que te aclare todo esto…

          • Si no apoyas algo tan elemental como pedirle al presidente de Cuba que pare a la policía política y haga cumplir con el mínimo de respeto a los derechos humanos garantizando al menos que no se utilice a las fuerzas del orden para violar las propias leyes vigentes, entonces para que hablas de civismo y valentía por comentar con tu nombre cuando sólo demuestras que, o tienes una máscara, o le temes a las represalias, o eres del grupo que apoya incondicionalmente a la dictadura por intereses personales.

          • Y dale…Puedes pensar lo que quieras, estás en tu derecho. Eso sí, te advierto (a ti y a todo el que le interese) que esta será mi última concesión respecto a comentar sobre mi situación personal o la de mi familia. Que aquí nadie es juez ni Dios, mucho menos los que se colocan máscaras para juzgar a quienes hablamos a cara descubierta. Insistir en eso te hará caer (a ti o cualquier otro) en una cruzada moralizante y de ataque a la individualidad perdida de antemano. Atengámonos a debatir ideas y argumentos.

          • Isidro la fórmula es simple. Sólo tienes que querer un poco más a tu pueblo que a los tiranos que los oprimen. En esto no hay términos medios ni frases rebuscadas pues suenan a complicidad y oportunismo.

    • Isidro te sugiero el artículo de Pedro Campos en este mismo diario sobre el “centralismo burocrático”. Los cubanos no podemos definir ni influir las políticas del gobierno. Mañana no hay embargo y seguiremos en el mismo sistema infernal de violación sistemática de los derechos humanos económicos sociales culturales civiles y políticos.
      No hay justificación posible para virar la cara hacia la realidad cubana y enfrentar las injusticias en otros lugares del mundo. Más si se es cubano como el abogado del post.
      Con relación al planteo de José Daniel Ferrer sobre las dictaduras totalitarias y sus ejemplos entre los cuales se encuentra Cuba, resulta que el que está bien informado desde Hanna Arendt para acá es él, y Edmundo García se queda en su ignorancia supina. Filósofos, historiadores, politólogos y sociólogos han analizado el totalitarismo sea de derecha o izquierda y respaldan las afirmaciones de José Daniel.
      Hay que estar informado intelectualmente también para menospreciar los criterios de los demás.

      Respuesta
      • Marlén:

        A mi juicio, lo que plantea Chaguaceda requiere de unos cuantos análisis, de síntesis y antítesis, respuestas y contrarrespuestas, porque al respecto habrá tantos puntos de vista como posturas políticas existen con relación al devenir histórico cubano.

        Imposible, a mi entender, abordar el futuro de la Isla sin tomar en cuenta la influencia que tuvo, sigue teniendo y tendrá el país del Norte en nuestros derroteros.

        Soy de los que piensan que si hoy hay un respiro en el contencioso histórico Cuba-EEUU (que no viene de 1959, en buena medida), no es porque los poderosos vecinos sean de súbito condescendientes, sino ante todo porque no han podido derrocar el actual sistema imperante en Cuba. No lo lograron “manu militari”, no lo han conseguido con el embargo-bloqueo, y van por mal camino si confían en la oposición.

        Y ya llegado este punto, no creo que a Ferrer le ayude mucho leerse a la Arendt, para concluir entonces que en Cuba se vive un Holocausto, o que el sistema se mantiene vivo con las “camisas negras” cubanas. Poner al Gobierno cubano a la par de la maquinaria racista y expansionista que propició el exterminio masivo y premeditado de más de seis millones de judíos (sin contar los otros millones de diversas nacionalidades), es cuando menos risible. Sea Ferrer, o como se llame el que salga a un escenario serio a decir eso, es para tirarle tomates.

        Respecto a las camisas prietas, Marlén, yo viví en Etiopía cinco años. Sabrás que ese es uno de los países a donde Mussolini envió el Primer y Sexto regimientos de Camisas Negras, con órdenes de no dejar títere con cabeza. Y así lo hicieron, desde asesinar a mansalva hasta violar a toda la mujer que encontraran a su paso. Mataron hasta hartarse, con licencia de sus superiores, sobre todo después de que el general Grazziani sufriera un atentado a manos de la resistencia etíope en Adís Abeba.

        A principios de los ochenta, todavía vivía en mi barrio de Adís un anciano al que los lugareños llamaban el eunuco. Los Camisas Negras le arrancaron de cuajo los testículos, por considerarlo colaborador de la resistencia anti-colonial.

        Y de similar forma procedieron en la conquista de Libia, y cuando apoyaron a Franco para derrocar la República Española. Si en Cuba hubiera camisas negras, hace rato que el país estaría ocupado por los cascos Azules de la ONU.

        Resumen: que Ferrer cambie de biblioteca.

        Respuesta
        • Agregado:

          En cuanto a lo que plantea Pedro Campos, en esencia concuerdo con él: el centralismo a ultranza en el manejo de la economía ha demostrado incapacidad para generar prosperidad. Creo que eso lo sabe hasta el pipisigallo. Falta ahora que lo desmonten…

          Respuesta
        • Yo si veo claros rasgos fascistas en la forma de gobernar y sostenerse en el poder a la fuerza en la dictadura cubana. Es cierto que no a llegado a los extremos de Mussolini, ni de Hitler, ni de Stalin, ni de Mao, ni de Pinoche, etc, pero eso no quiere decir que dadas las circunstancias puedan hacer lo mismo ya que el castrismo no se ha terminado aun y en reiteradas ocaciones ha manifestado publicamente que no habra limites para mantener el sistema socialista castrista en la isla. Ya lo dijo en Che Guevara en la ONU: fusilamos y seguiremos fusilando, y la conviccion de continuar haciendolo esta claramente reflejado en la consigna Socialismo o Muerte.

          Tal como le hicieron al anciano etiope, a una cubana que se llama Sheila Avila un “camisa negra” de respuesta rapida le mutilo una mano y casi el brazo izquierdo y que por supuesto no fue por iniciativa propia. Es conocido tambien como el remorcador 13 de marzo fue hundido intencionalmente por ordenes del gobierno, asesinando decenas de civiles inocentes incluyendo niños. Y la masacre de civiles en otro barco en rio Canimar que ha sido poco divulgada. Y las avionetas civiles de Hermanos al rescate derribadas impunemente por aviones cazas de combate. Y los cientos de fusilados en los primeros años de la revolucion violando la propia Constitucion de 1940 y el codigo penal vigente en aquella epoca que no contemplaba la pena de muerte. Y los asesinatos selectivos a opositores politicos de manos de la policia politica.

          En el proyecto de memoria historica Archivo Cuba en los USA hay documentado hasta el año 2015 mas de 6,200 casos de muerte y desaparición atribuidos al régimen Castro, resultantes de operaciones que no son en combate, es decir sin el debido proceso legal y en la mayoria de los casos civiles. Quieres ejemplo mas parecido a los campos de concentracion hitlerianos que la UMAP? al menos es similar en la filosofia de encerrar como animales aquellas personas con ideologia diferente a la oficial.

          Para mi es igualmente terrorista volar un avion civil en pleno vuelo asi sea el de cubana de aviacion en Barbados como las avionetas Hermanos al Rescate. Lo que cuenta en la intencion y no el numero de victimas.

          Respuesta
          • Bobo:

            Bien…bien…a esto es lo que me refiero, debatamos ideas y dejemos de personalizar, que eso a nadie beneficia y sólo contribuye a crispar ánimos…

            Difiero en gran medida de la esencia de lo que planteas – dejando a un lado las particularidades, que merecerían un escrutinio punto por punto. Si el Gobierno cubano actuara con sus detractores, opositores o rivales políticos, como lo hicieron Hitler y Mussolini en su momento, a estas alturas no quedaría títere con cabeza en la Isla. A diferencia de los casos de Alemania e Italia – que partiendo de un exacerbado nacionalismo, se dieron a la tarea de colocar a una parte del mundo bajo su égida – , la Cuba revolucionaria debió enfrentar desde temprano la abierta, y por momentos casi letal, enemistad de su antiguo aliado, por una parte, y la oposición de diversas fuerzas internas por el otro, en lo que llegó a ser, cuando menos, un conato de guerra civil. Todo se complicó más aun, cuando el antiguo aliado decidió echar todo su peso militar y económico detrás de los opositores internos, dando lugar a una alianza que tensó aun más la soga de las contradicciones cada vez más irreconciliables entre un bando y otro.

            Hoy sólo se menciona a los opositores que hacen protestas callejeras, huelgas de hambre o viajan de un punto a otro del planeta promoviendo sus agendas. Pero al menos yo no olvido la época en que la oposición al Gobierno hacía titulares de prensa, en virtud de sus constantes sabotajes dinamiteros, quema de cañaverales, comercios y escuelas, ametrallamiento a caseríos de pescadores, asaltos a cooperativas, ahorcamiento de maestros y campesinos, atentados contra sedes diplomáticas cubanas en el exterior, bombas en paquetes enviados desde EE.UU. que estallaron en oficinas postales de La Habana y constantes alzamientos auspiciados por la CIA, cuyos soldados cubanos – caídos en combate o apresados en su mayoría para finales de los 60 – terminaron por emigrar con el tiempo del Escambray a los Everglades de la Florida, donde hasta hace poco mantenían vigentes sus belicosos planes de cambio de régimen en la Isla.

            Ignorar que por una buena parte del periodo revolucionario hubo una centrifugación ideológica, política y de clases, es dejar al margen de nuestro complejo entramado nacional un ingrediente fundamental. Además, pasar por alto que desde hace más de un siglo los designios políticos cocidos en Washington tienen incidencia directa sobre nuestro derrotero como país, es apostar al suicidio histórico.

            Dicho esto, dejo en claro que me siento tan urgido como cualquiera por la necesidad de cambios en nuestro país, desde confeccionar una nueva constitución hasta propiciar la recuperación de derechos y libertades, tan necesarios como educarse o sanar el cuerpo. Pero lograrlo supone un difícil camino de necesarios consensos e inevitables desencuentros.

            Tus puntos de vista, que al parecer son mayoritarios entre los foristas de HT, deberán tomar muy en cuenta otras formas de asimilar los hechos, que en este mismo minuto enarbolamos otros individuos tan cubanos como tú y, al menos en teoría, con iguales derechos. Una simple inversión de fuerzas no parece ser la solución.

          • Isidro, simplificas demasiado la legítima resistencia a una tiranía que llegó al poder mediante la violencia enfrentando a otra tiranía y mintiéndome al pueblo sobre sus verdaderos propositos. Si Batista hubiera fusilado a diestra y siniestra a todo el que lo enfrentó con las armas en la mano, Fidel y Raúl Castro hubieran terminado sus días en 1953.

            Hablas de lograr derechos perdidos que es más exacto que decir cambios mediante consensos cuando todo el mundo ve que no hay disposición alguna de mover un dedo por los tiranos Castro. Sólo el cubano que esta bien lejos de la isla y los que medran dentro del castrismo pueden tener la suficiente paciencia de pedirle publicamente al resto del pueblo que sea paciente y que espere recuperar derechos mediante el convenio. Son 57 años Isidro, es toda una vida para millones de personas.

          • Puede parecerte simplificación, y es lógico, porque el espacio obliga a abreviar. Pero a mí también se me ocurre que más de uno simplifica enfoques aquí, cuando tratan de resumir en un par de denuncias contra el gobierno la historia de estos 57 años. Cada vez que me hablan en esos términos, no puedo evitar reeditar en el recuerdo el día que vi a mi padrastro, y a otros mayores de mi familia, vestirse de milicianos y cargar con sus fusiles FAL con destino a Playa Girón y otros puntos donde se desplegaron otros cubanos como tú y yo, para repeler una agresión que protagonizaban otros también cubanos, pero que llegaban armados hasta los dientes y con todo el apoyo de una potencia extranjera. Desde aquel entonces comencé a concientizar que había ideas y conceptos que nos dividían, y de mayor sigo viendo que eso perdura, si bien bajo otros matices y circunstancias.

            En ese Gobierno que tú y otros atacan – y que no lo forman sólo Fidel y Raúl, por mucho que así lo aseguren quienes sí se empeñan en simplificar situaciones – hay mucha gente como esos familiares míos que te acabo de mencionar, y sin el concurso de ellos – que son más de los que puedes imaginar -, será muy difícil, si no imposible, recuperar esos derechos.

            Por eso insistí al final de la nota en que una simple “inversión de fuerzas”, o en buen cubano “quítate tú pa’ ponerme yo” no resulta factible. Si no hay un consenso generalizado, en el que quepan todos los que sea posible aunar, de todas las denominaciones, la máquina no se mueve.

          • Isidro si hay consenso en una amplia mayoria del pueblo cubano que es necesario levantar el bloqueo interno y que la dictadura castrista devuelva al pueblo sus derechos conquistados con tanto sudor y sangre durante mucho tiempo antes de 1959 y que se habian logrado concretar con la Constitución de 1940, misma que supuestamente Fidel y Raul Castro se levantaron en armas para defenderla del dictador Batista, o no quieres acordarte del objetivo inicial de la generacion del centenario. Nuestros padres y abuelos fueron engañados cuando se les prometio un pais mas prospero y mas democratico en 1959, y sobre esas promesas demasiados cubanos empuñaron las armas y dieron su sangre inutilmente. Otros como tu fueron a Africa con nuevas mentiras para atornillar en el poder a familias que han resultado ser las mas ricas de todo ese continente y sus pueblos continuan sumidos en la mas vil pobreza. Ejemplos Angola y Etiopia.

            Si la etile eterna que gobierna a Cuba quiere lograr un consenso solo tienen que hacerles las preguntas correctas al pueblo cubano en una consulta popular:
            1. Quieres seguir con el sistema economico, politico y social socialista conocido como revolucion cubana? Si o No.
            2. Quieres que Cuba ratifique los pactos de la ONU sobre derechos politicos, economicos y sociales y los implemente plenamente? Si o No.
            3. Quieres que se legalicen otros partidos politicos diferentes al PCC y que estos puedan presentar otros proyectos politicos y candidatos a ocupar todos los cargos publicos incluyendo presidente? Si o No.

            Te pregunto si hay alguna otra forma de lograr un consenso entre el pueblo cubano (mandante) frente la dura realidad que se le ha impuesto por un gobierno (mandatario) que ya no tiene espacios para escuchar y asimilar sus deseos y aspiraciones.

          • Bobo:

            Lo del “consenso”, hasta tanto se verifique por una consulta popular (que es lo que avizoro para el 2018)), puede caer en el campo del empirismo, la especulación, si bien comparto la percepción (que supone una carga subjetiva al fin y al cabo) de que son muchos los compatriotas que hoy aspiran, desean, o al menos no se oponen a cambios más o menos radicales.

            Tu afirmación de que “Nuestros padres y abuelos fueron engañados” requiere de un comentario desde el otro lado…

            ¿De veras crees que fueron engañados los que masivamente fueron a alfabetizar guajiros, los que arriesgaron la vida en Playa Girón y más tarde en el Escambray, los que subieron a los Cinco Picos, los que se volcaron en las zafras del pueblo, acataron la Reforma Agraria, se beneficiaron de la Reforma Urbana, recibieron becas de estudio en Cuba y en el extranjero que hasta entonces ni podían soñar, los que más adelante aceptaron ir a Angola o Etiopía, de donde unos cuantos nunca regresaron?

            Ojo, que todas estas personas, que bien pueden sumar millones, ya sabían de qué iba el sistema, y que la Constitución del 40 era apenas un recuerdo para el momento en que decidieron decir “sí”. Súmale que en 1976 más millones aun votamos por la Constitución Socialista. ¿Fue sólo un engaño? NO digo que en todo momento no hubiera opositores, como también hubo advenedizos, indiferentes y oportunistas de toda laya, pero ¿Estábamos todos engañados en cada una de esa circunstancias?

            En lo particular, te confieso que cuándo percibí una mancha de mendacidad en el ideario al uso, fue cuando vi caer aquel paraíso que a casi diez mil kilómetros de casa me habían vendido como el non plus ultra de la justicia, la igualdad y la democracia de base. Toda aquella gente desbordando Berlín, Praga, Budapest…hasta llegar a Moscú fue el mejor antídoto contra la credulidad y el conformismo.

            Por último, concuerdo en que hay que consultar a las bases sobre el rumbo que tomará el país en lo que queda de siglo XXI. Solo sobre ese consenso -a mi juicio- se podrán elaborar preguntas como las que sugieres y llegar a un resultado que beneficie a las mayorías.

            PD: NO estoy de acuerdo con lo que afirmas sobre la presencia cubana en Africa, pero ya eso sería tema de otro debate…

  • Los extranjeros no ven a Cuba, no ven a los cubanos. Ellos lo que ven, lo que comen, lo que respiran es la propaganda castrista, nada más.

    Respuesta
  • Lo único que los extranjeros ven en Cuba es, o la pachanga y el relajo que van a disfrutar, o el billete que se van a embolsillar, lo demás les importa un carajo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Estación Jordan, Ontario, Canadá. Por Joe Edwards (Canada). Camerá: teléfono móvil

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com