Sweet Lizzy Proyect y Frank Fernández en el Submarino Amarillo: ¿exclusivo?

Adentro las mesas estaban ocupadas por invitados de la élite gubernamental

Por Virginia Valdés

Submarino Amarillo para todos

HAVANA TIMES – Por un anuncio en el noticiero estelar del canal Cubavisión, de la TV cubana, nos enteramos que la banda de rock Sweet Lizzy Proyect, tocaría en el Submarino Amarillo junto al maestro Frank Fernández.

Algo insólito, desde luego, porque el pianista incursionaría por primera vez en un género que por décadas ha estado vapuleado, subvalorado, por no decir lo que todo el mundo sabe: que huele a revoltoso.

En fin, la gente se embulló y fue para allá de lo más contenta. Yo me aventuré a ver si podía entrar…

Supuestamente, abriría en su horario normal a las 2 de la tarde, pues el grupo invitado toca a partir de las 5. No se abrió a esa hora. A las 3 la cola parecía una serpiente que no tenía fin y las personas seguían llegando y marcando, esperanzadas, mientras conversaban animadamente que iba a ser una maravilla el binomio, y bla, bla, bla…

Pero la realidad es que, adentro las mesas estaban ocupadas por invitados de la élite gubernamental, como Miguel Díaz-Canel, quien se hallaba bien acomodado para disfrutar del show, según cuenta en un artículo anterior, su director artístico Guille Vilar.

También en el local había yumas, extranjeros que abonan 5 CUC cada uno, a diferencia con los 50 CUP o 2 CUC que pagan los cubanos. Los cuatro gatos que entraron de la cola (para embarajar, claro), tuvieron que pagar 4 CUC por persona. Un descaro.

Sweet Lizzy Project cuando empezaban a tocar.

En un momento, comenzó a caer un aguacero que desbarató parte de la cola, mientras los que se mantuvieron firmes parecían gatos mojados. Al rato dijeron que la capacidad estaba completa.

Muchos se largaron echando pestes por la boca, arguyendo que aquello era un engaño, entonces ¿para qué dieron la noticia en el noticiero, para burlarse de la gente? Otros se reían y decían irónicamente que en el menticiero (noticiero), ninguna noticia que daban era cierta.

Si bien ese concierto fue inesperado, por qué no hacerlo en el parque John Lenon, al lado del centro musical, para todos los que quisiera asistir, como se hizo con el homenaje al disco Sargent Pepper de The Beatles.

El rock en esta ocasión fue exclusivo, pero tiene mucha tela por donde cortar, las anécdotas con tintes variados son muchas, desde revisarle las letras en español a los bandas de rock cubanas, la policía romperle los discos en la calle a los fanáticos, hasta represalias en los conciertos con su consiguiente detención a los revoltosos.

Existen libros, artículos, que narran la historia de ese género en nuestra Isla. Algún día se hará justicia.


2 thoughts on “Sweet Lizzy Proyect y Frank Fernández en el Submarino Amarillo: ¿exclusivo?

  • el 20 noviembre, 2017 a las 7:39 pm
    Permalink

    Como fanático de The Who, solo puedo decir: “Meet the new boss, same as the old boss”.

  • el 20 noviembre, 2017 a las 3:58 pm
    Permalink

    Vayase acostumbrando. Para el pueblo reggeton y ron barato. El desfile de Channel, los paseos en yates y los campos de golf, los festivales del habano y las fiestas con Paris Hlton o Naomi Campbell son para los nuevos ricos. Lo de ustedes es trabajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *