Nombrado pianista cubano director de Prestigiosa Academia europea

Nota de Prensa

Martha Argerich y Mauricio Vallina
Martha Argerich y Mauricio Vallina

HAVANA TIMES — Una gran noticia para los exponentes de la Música de Concierto, especialmente el piano clásico, ha sido sin dudas el nombramiento esta semana de Director de la prestigiosa Academia Internacional “Martha Argerich”, con sede en Sagunto, Comunidad Valenciana de España,  al consolidado pianista cubano Mauricio Vallina, uno de los pocos privilegiados de la isla graduados en la Academia Tchaikovski de Moscú, quien ha desarrollado una apreciable carrera como concertista mostrando su arte en las principales salas de la élite europea, y elogiado por su particular virtuosismo en la ejecución del instrumento.

Como una de las academias de música líderes en España y a nivel internacional, la referida institución cuenta con el beneplácito oficial de la gran pianista que lleva su nombre, basada en la aplicación de un método educativo y pianístico que corresponde absolutamente con la estética y los principios técnicos de Martha Argerich. Este exclusivo y novedoso sistema de enseñanza, ahora bajo la guía de los maestros Mauricio Vallina y Palmo Venneri, propone una educación fundamentada en verdaderos principios de gran rigor, produciendo al mismo tiempo resultados tangibles de enorme libertad. Su objetivo es proporcionar una enseñanza pianística de máximo nivel internacional, impartiendo clases individuales a niños y jóvenes, lecciones magistrales, y talleres puntuales en francés, inglés, ruso, español e italiano.

Martha Argerich, nacida en Buenos Aires, es una pianista considerada entre las mayores exponentes de su generación, especialmente célebre por sus interpretaciones de Chopin y Liszt. Su ascendencia paterna proviene de catalanes afincados en Argentina en el siglo XVIII y la de su madre de una familia judía ucraniana. Argerich reside desde 1954 en Europa, y en 1957 ganó dos prestigiosos concursos de piano con tres semanas de diferencia, siendo estos el Premio Busoni de Bolzano y el Concurso de Ginebra. Más tarde, en 1965 obtuvo el primer premio en el Concurso Internacional de Piano Frédéric Chopin,  mereciendo también tres premios Grammy en los años 2000, 2005 y 2006.

Una estrecha relación ha unido a través de los años a la Argerich con el cubano Mauricio Vallina, actuando juntos en diversas ocasiones, y prueba de ello han sido las memorables grabaciones que han quedado como testimonio de esta larga colaboración. Algunas de estas actuaciones en vivo han sido comercializadas y distribuidas por EMI Classics International bajo el título “Live from Lugano Festival”.

En España precisamente Mauricio Vallina ha conquistado otro de sus numerosos lauros, el Segundo Premio y el Premio especial a la Mejor Interpretación de Música Española, en el IX Concurso Internacional “José Iturbi“ de Valencia, en 1994, y dos años más tarde gana el Primer Premio en el Concurso Internacional de Piano de la ciudad de Guernica, en el País Vasco.

El nombramiento de Director de una de las más prestigiosas instituciones para la enseñanza del piano clásico en Europa a un intérprete cubano, la Academia Internacional “Martha Argerich” subvencionada por Sagunto y la Comunidad Valenciana, representa igualmente un mérito para la cultura de la isla, reflejada a través de artistas como Mauricio Vallina, que han logrado expandir su arte más allá de las fronteras de su país, trascendiendo por la calidad y excelencia de su arte interpretativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *