Este gobierno se preocupa por la gente (II)

Yusimí Rodríguez

Viejo1HAVANA TIMES — En la mañana del 3 de febrero, mientras se realizaba el proceso electoral en mi país, casi un mes después de haber publicado en el sitio Este gobierno se preocupa por la gente, caminaba por la calle Obispo de La Habana Vieja con dos amigos, y vimos a un policía ayudar a un hombre al que le faltaba una pierna, a sentarse en su silla de ruedas, de la que parecía haber caído, y alcanzarle la muleta que había soltado.

Esa fue mi primera impresión, o lo que quise creer a primera vista. Un minuto me bastó para percatarme de que el hombre batallaba con su cuerpo herrumbroso y raquítico para soltarse del policía joven y fuerte. Una imagen patética.

El hombre era como un muñeco de trapo contra el policía; así de desvalido debía sentirse cuando empezó a vomitar ofensas contra el gobierno.

El policía llamó entonces a una patrulla por el walkie talkie, para que vinieran a recoger a un ciudadano que lo estaba sacando de quicio con su falta de respeto. Nos alegramos de que no se atreviera a golpearlo: habríamos tenido que intervenir. Ya resultaba bastante vergonzoso ver a aquel inválido en su silla de ruedas, indefenso ante el poder, sin hacer nada.

No puedo mostrar fotos del suceso, porque no llevaba mi cámara fotográfica. De haberla tenido, tampoco creo que se me habría ocurrido apuntar con ella al policía.

Mis amigos y yo nos preguntamos qué podía haber hecho aquel hombre frágil, con su única pierna flaca, y sus ropas gastadas casi colgándole del cuerpo, para que fuera necesario llevárselo en una patrulla.

Viejo2Si se llevaran preso cuanto loco grita contra el gobierno, en la calle o en el transporte público, no habría espacio en las prisiones.

Además, el hombre sólo empezó a ofender al gobierno cuando el policía se lo llevaba, sin que pudiera evitarlo.

Lo he visto antes en la misma calle, en su silla de ruedas, en silencio. Tal vez, por aquello de que quien merece no pide. Su aspecto hace que las palabras sobren. ¿Qué daño puede hacer ese infeliz?

Dejar la cara fea de la realidad cubana al descubierto, sin maquillaje. Detrás de los carteles que anuncian que “somos felices aquí” y las consignas triunfalistas, de las elecciones a las que una inmensa mayoría del pueblo acude, no a elegir, sino a dar su apoyo a la Revolución (so pena de señalarse), hay cubanos que no pueden ni soltar la gandinga por un salario miserable. No tienen más remedio que mendigar.

Mientras me alejaba con mis amigos, recordé la entrevista a Rosa Esther y su seguridad al decirme que este gobierno se preocupa por la gente, su agradecimiento porque Eusebio Leal le ha dicho que no tiene que pagar impuestos por dejarse fotografiar.

¿Cuál es la diferencia entre Rosa Esther y este señor al que le falta una pierna? ¿Será necesario perder ambas para poder vivir gracias a lo que te de la gente, sin tener problemas?

Viejo3¿O la diferencia será que Rosa Esther usa ropas atractivas, habla bien del gobierno y se siente orgullosa de su apellido Castro, mientras que este hombre no hace nada por ocultar su miseria, y si lo joden mucho se defeca en el gobierno?

No sé si exista algún país sin mendigos; sin mutilados de guerra o de nacimiento; o por la fatalidad. Pero acá, el discurso del poder no se adapta a la realidad; más bien, la realidad tiene que adaptarse a su discurso. Según ese discurso, en Cuba nadie necesita mendigar.

Pero todo esto era rabia por mi propia impotencia y especulaciones. Nada me aseguraba que se hubieran llevado al hombre por mendigar, hasta el miércoles, cuando regresé a la calle Obispo y volví a ver al hombre en su silla de ruedas, empujado por un amigo que no quiso salir en la foto.

Creo que llevaba las mismas ropas del domingo; pude notar que tiene cierta dificultad al hablar. Fue su amigo quien me explicó que tienen prohibido mendigar y por eso se lo habían llevado el domingo. Pero ahí estaba otra vez, en su silla, en la pelea.

 


14 thoughts on “Este gobierno se preocupa por la gente (II)

  • el 27 febrero, 2013 a las 10:21 am
    Permalink

    Hasta tú vas a mendigar! Porque cuando Cuba sea libre no harán falta esos que “para cumplir su objetivo del mes y recibir el estímulo en divisas” defiendan lo indefendible!

  • el 14 febrero, 2013 a las 3:47 pm
    Permalink

    …en el futuro del mundo hay muchas amenazas…calentamiento global,peligros nucleares,contaminacion ambiental.escasez de agua y petroleo,guerras y etc,etc….otro muy grave problema es el envejecimiento de la poblacion mundial y las graves consecuencias economicas y financieras que piensan que esto provoque….los gastos en pensiones,seguridad social,cuidados medicos y atencion especializada para adultos mayores se han convertido en una carga importante para la economia de los paises y seguira aumentando segun pasen los años…hace poco un ministro JAPONES dijo que los viejos deberian morirse pronto para asi evitar los gastos que provocan…es normal que en la mayoria de los paises,incluyendo los mas desarrollados,lo primero que se recorta cuando hay problemas son pensiones y gastos en seguridad social…en Cuba ,un pais con graves problemas economicos,sociales y hasta politicos,no es de extrañarse que cada vez haya mas personas que necesiten mendigar para poder cubrir sus necesidades mas basicas por muchos esfuerzos que se hagan para evitarlo…eso podria considerarse normal en cualquier otro lugar del mundo pero el problemas es que,para bien o para mal,en Cuba nos habiamos acostumbrado a que ya esas practicas no existieran o no fueran necesarias…ahora aparecen los desmemoriados tendenciosos y oportunistas que lanzan gritos de asombro y critica….hay una frase,real ,que siempre me ha llenado de orgullo de ser cubano…”en el mundo hay millones de niños que viven en la calle..NINGUNO es cubano”…analicemos y critiquemos con libertad pero principalmente con justicia y analisis realista,con la verdad y sin extremismos …de lo que si estoy convencido es que cuando Cuba sea “libre” seremos tan “libres” que, por cada mendigo al que se “reprime” ahora, habra 20 o 30 que seran “libres” de hacerlo cuando esa epoca llegue…ojala se demore….

  • el 14 febrero, 2013 a las 7:54 am
    Permalink

    En esta parrte concuerdo contigo. Nos hemos habituado a dar todo por supuesto. Y ya es hora de que todos en el Gobierno. Y digo TODOS, rindan cuentas.

  • el 14 febrero, 2013 a las 7:09 am
    Permalink

    Tenemos dos reportes de Yusimi, uno de Francisco Castro, otro de Isbel y otro de otro mas que nos ha escrito de los mendigos. Evidentemente la situacion a empeorado grandemente. Como sabes la situación económica para una mayoría es terrible. Tal parece que la revolución a convertido al pueblo Cubano en un pueblo de mendigos. No estoy exagerando y lo digo en muchos sentidos mas que el propio de mendigo.

    Me pregunto que hace el gobierno con todo el dinero que recoge en taxes (impuestos)? A donde va a parar ese dinero? En que se gasta? Por que no se reporta al pueblo cuanto se gasta y en que?
    Eso de las cuentas turbias y oscuras es para los ninos. Si las quieren oscuras es por que el que las quiere oscuras anda robando. No hay otra explicación posible. Cuanto dinero se paga Fidel Castro del tesoro nacional? Cuanto Raul? etc etc toda esa información debe ser publica.

  • el 14 febrero, 2013 a las 2:17 am
    Permalink

    No lo digo yo….

    Ahora que el imprescindible académico Carmelo Mesa-Lago (a quien espero que nadie acuse de mentiroso o progobierno) ha vuelto por sus fueros, con el abarcador título “Cuba, la era de Raúl Castro”, me gustaría citarlo, cuando no hace mucho rememoraba:

    “En 1989, antes del colapso del campo socialista, Cuba se colocaba a la cabeza de América Latina y los países socialistas en la gran mayoría de los indicadores sociales (la vivienda era una excepción). Pero la grave crisis económica subsiguiente tuvo un impacto adverso en los servicios sociales. Mi libro Buscando un Modelo Económico para América Latina ¿Mercado, socialista o mixto? Chile, Cuba y Costa Rica (Caracas: Nueva Sociedad, 2002) prueba con estadísticas oficiales el deterioro de los indicadores sociales entre 1989 y 1994, con la excepción de la mortalidad infantil que continuó cayendo y la graduación de médicos que siguió creciendo (debido al compromiso del gobierno en mantenerlos).
    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=19974

    Esto es para los desmemoriados y quienes argumentan que sólo antes de 1959 teníamos indicadores a tomar en cuenta…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *