Elecciones en Cuba y aprender de Venezuela

Yusimí Rodriguez                                                       

Hay elecciones locales este domingo en todo Cuba. Foto:rcm.cu

HAVANA TIMES — Hace cuatro años me interesé en unos comicios por primera vez. Este año, he seguido el segundo proceso electoral de mi vida.

En ninguna de las dos ocasiones se ha tratado de las elecciones de mi país. De forma inconsciente, me he convencido de que las elecciones ajenas afectan mi vida más que las de mi propio país.

En el 2008, miraba las Mesas Redondas sobre las elecciones en los Estados Unidos y leía los artículos que el periódico Granma dedicaba al tema.

La elección de Obama podía significar el fin del bloqueo y la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Si la vida en el país no mejoraba, al menos tenía la seguridad de que la justificación, quiero decir el motivo, no sería el bloqueo impuesto por el gobierno norteamericano. Nada de eso sucedió.

La vida demostró que hace falta más que un presidente negro en la Casa Blanca, que se anuncie como el presidente del cambio, para que las cosas cambien; que no basta con llegar a la presidencia lleno de buenas intenciones; que hay países donde el presidente no es el dueño del país. Que no basta ganar el Premio Nobel de la Paz para merecerlo.

Este año, estuve al tanto de las elecciones en Venezuela, sin decidirme a temer o desear que Chávez ganara. Dos días antes de que los venezolanos acudieran a las urnas, un amigo me dijo que valía la pena que Chávez perdiera, solo para que nuestro gobierno se desestabilizara.

Si el país no recibe combustible no será como en el Período Especial, cuando la gente soportó los alumbrones (como llamábamos a los pequeños intervalos entre apagones).

No sé si es así que deseo que las cosas cambien en mi país. Temo que por la vía de estar sometidos a una mayor escasez que la que ya enfrentamos, la gente se lanzaría a las calles, con razón, y se convertiría en personal apto para ser reprimido en nombre de la soberanía nacional.

Hugo Chávez ganó las elecciones en Venezuela el 7 de octubre con 55% del voto. Foto: www.presidencia.gob.ve

Confieso que después del viernes no había vuelto a pensar en las elecciones venezolanas. El domingo llegué a casa sobre las seis, con la intención de sentarme a mirar una de las pocas series televisivas que sigo, pero fue suspendida a causa de la Mesa Redonda dedicada a seguir las elecciones venezolanas, dos horas antes del cierre de los colegios electorales.

El conductor y sus invitados de la Mesa… no mencionaron las consecuencias nefastas que tendría para nosotros la no reelección de Chávez. Hablaron de los beneficios que ha obtenido el pueblo venezolano durante su gobierno, y sobre todo alabaron la democracia existente en ese país.

Citaron incluso al ex presidente norteamericano Carter, y ahí me pusieron a pensar. Porque, para ser honesta, no confío demasiado en los conductores e invitados de la Mesa Redonda cuando de juzgar democracias se trata. Tampoco es que piense que Carter tiene la última palabra al respecto, pero al menos es un observador externo, menos comprometido que los invitados de la Mesa.

No sé si los compañeros de la Mesa… se percataron de que quizás elogiaban demasiado la democracia venezolana. Bien mirado, es cierto que Chávez va por su segunda reelección y algunos aseguran que pretende eternizarse en el poder (si la salud se lo permite).

¿Pero qué tiene de malo la reelección de un presidente cuando el pueblo considera que lo está haciendo bien, y sobre todo, cuando el pueblo cuenta con los mecanismos para extirparlo del poder cuando lo decida?

En Venezuela hubo elecciones en las que intervino más de un partido político. Cada votante tuvo la oportunidad de decidir, de hacer la diferencia con su voto. Según la Unión de  Naciones Suramericanas (UNASUR) más de un 80% del pueblo votó. Hicieron colas, incluso, para ejercer su derecho al voto, para decidir el futuro de su país.

Votando en Cuba. foto: juventudrebelde.cu

El domingo 21 de octubre, los cubanos acudiremos a las urnas para votar por el delegado a la Asamblea del Poder Popular y luego… nos sentaremos a mirar. No tendremos participación  en la elección de la Asamblea Municipal, ni en la Provincial ni la Nacional, ni en la elección del presidente del país. Aunque no nos sorprenderá el resultado final.

Estoy segura de que aquí votará más que el 80% que lo hizo en Venezuela. ¿Pero cuántos lo harán con la convicción de que su voto tiene algún peso en la vida del país, y cuántos lo harán para no señalarse, en mantenerse aptos para empleos en el turismo u otros bien remunerados?

Pero sobre todo, ¿qué futuro decidiremos con nuestro voto, más allá del delegado que intentará resolver nuestros problemas por un tiempo o nos dará respuestas consoladoras, cada vez que sienta las manos atadas?

Los venezolanos apostaron, una vez más, por Chávez. Pero tuvieron otras opciones, pudieron haber votado por cualquier otro candidato. La oposición estuvo representada. Capriles tuvo la oportunidad de dirigirse al pueblo, de usar los medios de comunicación masiva para hacerles saber qué les esperaba si lo elegían presidente.

¿En Cuba, cuál es el mecanismo para cambiar el poder? ¿Qué representación tienen, aún cuando puedan ser minoría, quienes se oponen al gobierno?

“Venezuela dio al mundo una lección de democracia” afirmó Carlos Álvarez, jefe de la misión de acompañamiento de UNASUR, tras las elecciones del domingo. ¿A Cuba también?


5 thoughts on “Elecciones en Cuba y aprender de Venezuela

  • el 28 diciembre, 2012 a las 11:01 am
    Permalink

    COMENTARIO EN HAVANA TIMES SOBRE LAS ELECCIONES EN CUBA Y LAS ELECCIONES EN VENEZUELA DICIEMBRE 28 2012

    Este articulo escrito por la joven Yusimí Rodriguez, refleja el desconocimiento que existe en la Isla por parte de algunos jovenes sobre el sistema de elecciones en la Isla y el sistema de elecciones en los paises capitalistas desarrollados, y las causas por las que en Venezuela, donde se desarrolla un proceso social y economico hacia el socialismo, y donde aun persiste el sistema multipartidista y no uno igual al cubano.

    Esta situacion de desconocimiento de algunos jovenes cubanos y sus dudas, son el resultado de un mal trabajo de la organizacion juvenil cubana, es decir la UJC, pues lo mas importante, en mi humilde opinion, es explicar con ejemplos claros y sencillos cual es el problema central en los paises capitalista desarrollados y su sistema electoral, supuestamente multipartidista y cual es la gran diferencia de lo que sucede en Venezuela con esos paises y con Cuba.

    Todo analisis politico-economico, tiene y debe partir de la real y objetiva situacion del mundo actual, es decir un mundo unipolar, dirigido y controlado en un 95% por los paises desarrollados capitalistas, con un jefe al frente de esos paises, el Gobierno de los Estados Unidos y unos furgones de cola, que son los paises Europeos, y otros de menor envergadura economica y politica en nuestro mundo.

    El hecho de un mundo unipolar, surgido a posteriori de la desaparicion del campo socialista, unido a la grave crisis economica, politica y moral del Imperio Norteamericano y sus socios de la Europa mediocre, desprestigiada y subordinada al Imperio, esta llevando el mundo a un nuevo reparto economico y politico, en busca de las materias primas fundamentales, el petroleo, el gas, el agua y otros, bajo su total y absoluto control, con el fin de poder mantener sus desquiciadas economias consumistas y despilfarradoras de los pocos y escazos recursos que quedan en este bello y sufrido planeta nuestro.

    Muestra de lo dicho anteriormente, son las guerras, las invasiones, los crimenes de estado contra los opositores de este sistema unipolar y la muerte de millones de seres humanos en esas guerras de rapina, y todo contemplado en los medios masivos de comunicacion, como un proceso necesario y no evitable, es decir la muerte de millones de seres humanos, que podemos considerar como un holocausto superior a lo ocurrido en la segunda Guerra mundial, esta sucediendo sin que la opinion publica mundial de esos paises desarrollados, diga una sola palabra en su contra y al mismo tiempo trate de detenerlo de una vez y por todas.

    Lo dicho anteriormente, nos lleva directamente a una conclusion, los que dominan el mundo y por consiguiente sus propios pueblos, en esa demencial y criminal politica de destruccion, muerte y genocidio, esta basado en el sistema democratico que existe en esos paises, es decir, una supuesta libertad de expression, una supuesta libertad de eleccion y por supuesto la existencia del multipartidismo, que especificamente en los Estados Unidos, se compone de dos partidos, que se reparten el poder cada cuatro anos, sin que exista diferencia alguna entre los dirigentes de esos partidos, a la hora de llegar a la Casa Blanca, es decir, es lo mismo un Republicano que un Democrata, todos estan por la defensa del sistema capitalista salvaje, cruel y deshumanizado, respirando lodo y sangre por cada uno de sus poros. Por tanto el sistema multipartidista, solo sirve a los intereses de los ricos, los poderosos, es decir al 1% de la poblacion, por lo que no es referencia alguna como sistema ideal o perfecto para Cuba.

    El caso de Venezuela, es un proceso de cambios que esta basado en las reglas del juego capitalista, es decir, mantener los partidos tradicionales, aliados todos del Imperio del Norte Revuelto y Brutal que nos desprecia y nos quiere destruir, mantener una prensa reaccionaria y beligerante que lucha por reconquistar el poder perdido, una economia capitalista al 98%, que se debate por recuperar todos los privilegios perdidos con la llegada de la Revolucion Bolivariana y unas riquezas petroleras, que han servido y sirven para que el pueblo de Venezuela, digamos el 60% de ese pueblo, se vea beneficiado por esas riquezas, como no lo fue nunca antes de la revolucion Bolivariana.

    Este proceso Bolivariano, ha servido para que otros paises de la region, se hayan unido en un frente anti-imperialista que busca la independencia economica, politica y el desarrollo de la sociedad sobre bases mas Justas, pero siempre bajo el sistema, supuestamente democratico del capitalismo, basado en estas reglas del juego, se ha logrado llevar a algunos pueblos y gobiernos a conformar un frente que ha detenido, momentaneamente, la agresividad, la voracidad y las ansias de conquista en nuestra tierra de America del Sur, por parte del Gobierno de los Estados Unidos de America. Esto no significa que se ha llegado a detener las politicas agresivas, criminales y genocidas del Gobierno de los Estados Unidos y sus aliados en nuestras tierras de America del Sur, simplemente se ha creado un impasse positivo y generador de fuerzas progresistas y contra el Imperio, se han ganado batallas, pero no la Guerra.

    El Imperio y sus socios saben que manteniendo el sistema multipartidista en esos paises bolivarianos, tiene en sus manos todas las cartas para el triunfo de sus lacayos y servidores en esos paises, pues el sistema multipartidista y democratico a imagen y semejanza del de los Estados Unidos, es el arma con el que que tratara de ganar batallas y al final la Guerra contra los pueblos de nuestra America Latina y el Caribe, eso es lo que significa el multipartidismo en Venezuela y es lo que ha determinado que se mantenga en ese pais y en otros de esta area geografica y economica, lo que no significa que es el que mas beneficia a los pueblos, el que mas garantia le da para la continuidad de sus procesos y al final, los que le garantizaran ganar la batalla final por el socialismo, para ello es necesario, el partido unico del pueblo, unas fuerzas armadas solidas, preparadas material e ideologicamente para enfrentar al Imperio y unas milicias nacionales, con las armas en la mano para ganar la Guerra y todas las batallas que desate el Imperio contra los paises de America Latina y el Caribe, y lo fundamental un pueblo ideologicamente preparado a enfrentar cualquier batalla, tanto en el plano ideologico como en el material, ese es el punto central y mas importante, es decir ademas, con el total control de sus medios de produccion en todos los niveles del pais en cuestion.

    Como podra ver nuestra escritora, no todo lo que brilla es oro, es decir sus dudas y sus vacilaciones, no estan justificadas, piensa en lo que esta ocurriendo en el mundo, quienes estan sufriendo las muertes, las destrucciones, las invasiones y que resultado se ha obtenido para esos pueblos despues de esas polticas genocidas, digamos, muerte, destruccion, hambre, desplazamientos de miles de seres humanos de sus paises respectivos, entronizacion del fascismo mas cruel e inhumano que ojos humanos hayan visto, y todo bajo el sistema multipartidista del mundo desarrollado, ese que controla las Naciones Unidas, y cuando organismo internacional debe velar por la paz, el desarrollo de la humanidad, los derechos humanos y toda la palafrenaria que ellos enarbolan para llevar a cabo sus ingentes esfuerzos por controlar el mundo y apoderarse de todos los recursos materiales, humanos y espirituales, para beneficio de la minoria y desgracia y sufrimiento de las mayorias en sus respectivos paises y en el mundo.

    Ese es el multipartidismo, esa es la democracia representativa, ese es el sistema que quieren imponerle a los paises de America Latina y el Caribe, y esa es la razon por la cual quieren destruir el proceso cubano y su sistema economico y politico, pues el sistema en Cuba, ha demostrado todo lo que puede dar y da a su poblacion, todo lo que se logra con el sistema de un partido unico, de unas elecciones limpias y dignas, con un gobierno no corrupto y no entregado a las alas del aguila imperial, y un pueblo dispuesto a morir defendiendo su pais y su sistema, antes que retroceder a la Republica Bananera que existia antes de 1959.

    Que el Padre Azul y su Hijo el Hombre de Galilea siempre nos de la fuerza, el amor y la paz para continuar en esta obra de amor.

  • el 18 octubre, 2012 a las 2:48 pm
    Permalink

    Soybueno, creo que hacer lo que estamos haciendo acá es algo. Hablar y decir lo que uno piensa de verdad sin simulación y que el gobierno se entere como pensamos de ellos. Esto creo es un buen comienzo. Por lo menos mejor que quedarse callados que era lo que pasaba antes.

    Si quieres ser escuchado Habla.
    Si quieres cambiar las cosas Habla
    Si quieres otra Cuba Habla.

    El que calla otorga con su silencio aprobación.
    Hablemos.

  • el 18 octubre, 2012 a las 9:55 am
    Permalink

    En Cuba se vota pero no se elige.

    Según el diccionario elegir es escoger a algo o alguien para un fin. Se elige entre A, B, C y lo que sea. Es una contradicción de términos pretender que se puede “elegir” entre A y A, tal como pasa en Cuba.

  • el 18 octubre, 2012 a las 8:25 am
    Permalink

    En Cuba no hay democracia, ni se respetan los derechos ciudadanos, por la simple causa de que el cubano lo ha permitido. Los cubanos tenemos lo que nos merecemos, sobre todas las cosas, porque preferimos mirar para otro lado, porque no tenemos lo que se necesita para luchar por cambiar todo lo que verdaderamente necesita ser cambiado. Tenemos que reconocer que hace mucho tiempo ya no tenemos mas Franks, Jose Antonios, Guiteras, Mellas, que sacrificaron sus jovenes vidas por la esperanza de un futuro mas justo y mejor.

  • el 18 octubre, 2012 a las 6:46 am
    Permalink

    Creo que a Cuba sobre Democracia como tal nos estan dando muchas clases. Venezuela, se sostiene sobre su propio peso, y el dia que ellos no quieran a Chavez o como las cosas se estan haciendo lo van a cambiar. Aqui eso no existe. Todos los aspirantes a la direcc han sido descalificados por el mayor de sus adversarios, el compannerito Raul . Quien ha sabido jugar bien sus cartas y usar el poder obtenido del Santo Padre, digo, del Santo Hermano. No hay forma de que posiciones opuestas al gobierno, lleguen al poder no sino que no pueden siquiera asomarse a opinar, la oposicion al gobierno esta tomada por agentes de loa seguridad, los cuales se encargan ellos mismos de desacreditar efectivamente los movimientos que representan, por esas mismas razones el pueblo no se les une, por miedo. Por miedo a morir en el fuego cruzado y mas sin saber quien dispara junto a ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *