El orgullo de vivir en una potencia médica

Yusimí Rodríguez

Consultorio médico. Foto: granma.cu

HAVANA TIMESNo cabe duda de que uno de los logros de la Revolución Cubana es el acceso universal (no gratuito) de todos a la salud pública.

He conocido ciudadanos que no cuentan con esa posibilidad en sus países, y me han expresado su incredulidad y hasta envidia, ante un sistema que garantiza atención sanitaria a todos los cubanos e incluso a otros pueblos, mediante las misiones internacionalistas. Confieso que en momentos así he sentido orgullo de nuestra potencia médica. El orgullo se ha desinflado en varias de las ocasiones en que he necesitado hacer uso de ella.

En 2015 debí someterme a una cirugía. Pese a las dificultades para conseguir la radiografía de tórax (no había placas) fue de esas ocasiones en que la potencia médica hizo honor al rimbombante título: el cirujano, la anestesióloga, los camilleros y las enfermeras casi me abrumaron con su preocupación, la meticulosidad de su trabajo.

Aclaro, porque quizás suena como algo grave, que se trató de una intervención ambulatoria de mama debido a algo llamado fibroadenoma, que no es para nada maligno. Aún cuando el cirujano estaba casi seguro de que ese sería el resultado final de la biopsia me indicó un estudio bien profundo. Realizado el diagnóstico, me orientó no exagerar en el consumo de lácteos, café, té y chocolate; además de ciclos con vitaminas A, E y B6, de por vida. Ahí es donde la potencia de la salud ha empezado a fallarme.

Justamente previendo esos fallos, una amiga de mi madre, residente en los Estados Unidos, se ha encargado de mantenerme abastecida de vitamina E. Las A y B6 las he comprado aquí sin problemas… hasta que la semana pasada, tras el período de descanso, me tocaba hacer mi primer ciclo del año. Tengo vitamina E, como dije, y A. Solo necesitaba la B6, que como la mayoría de los medicamentos se adquiere mediante prescripción.

Policlínico. Foto: infomed

Hace menos de un mes nos quedamos sin médico en mi consultorio, algo que puede ocurrir y de hecho ha sucedido antes. Pero a falta del que te toca, te diriges al más cercano y eso hice el jueves por la mañana, armada de paciencia y un libro: cuando falta el especialista en un consultorio, el más cercano se llena más que de costumbre. Y si es día de atención a embarazadas, casi es mejor pensarlo antes de ir.

La buena noticia es que no necesité esperar mucho. La mala es que la doctora no fue, porque ese día ella tenía turno. Me dirigí al policlínico, hice una pequeña cola, entré; le expliqué a la persona de guardia que me sentía muy bien de salud, por lo que no le quitaría mucho tiempo. Solo necesitaba una receta de Vitamina B6. Justo lo que él no me podía facilitar. Los galenos de los policlínicos tienen prohibido recetar medicamentos, aunque tengan recetas, como tenía este, e incluso están sujetos a multas si violan la orientación. “Lo siento, me solidarizo contigo, pero no puedo resolverte. En esta misma calle hacia abajo hay tres consultorios, en cualquiera te pueden hacer la receta”.

Necesité caminar únicamente dos cuadras para llegar al primero… que estaba cerrado, porque los doctores estaban en función de la fumigación. En el segundo, tres cuadras más abajo, había… un pediatra. No pueden recetar medicamentos a personas adultas. ¿Pero por qué desanimarse? Justo enfrente había un tercer consultorio… y un papel en la puerta para informar que el médico estaba en la fumigación.

Regresé al policlínico y pregunté por el director o directora, en busca de una explicación para que allí no pudieran hacerme la receta o alguna solución. El director (o directora, no supe) no estaba. Pero la secretaria me ofreció una solución: un consultorio cercano al mío que yo había pasado por alto. Seis cuadras desde el policlínico, sumadas a las que había caminado. Nada del otro mundo, en realidad. Tengo solo 40 años y un buen estado físico. Me imaginé a mi madre, con más de sesenta años y artrosis generalizada, caminando tanto para conseguir una receta y ya no me pareció nada del otro mundo.

Allí había una doctora y únicamente dos pacientes delante de mí. Una de ellas embarazada. Saqué el libro. Las embarazadas requieren un examen exhaustivo y la doctora, previendo el tiempo que demoraría con ella, dijo que si venía alguien más debíamos informarle que debería venir al día siguiente. La tarea le tocó a la mujer que había marcado detrás de mí, y debió transmitir el mensaje a una señora que acababa de tomar un medicamento y le había hecho reacción. Quizás, debió explicarle su caso a la doctora, y es muy posible que hubiese sido atendida, pero bajó la cabeza y dio media vuelta. Pensé que de haberme demorado un poco más en llegar, esa respuesta la habría recibido yo.

Farmacia habanera.

Esta vez, en realidad tuve suerte. Simplemente debí emplear una mañana para conseguir mi receta de Vitamina B6. Hace tres años, me tomó casi una semana renovar mi tarjetón de salbutamol para mi padecimiento de asma, porque tampoco había médico en los consultorios. En uno de ellos, coincidí con una señora cuyos dos hijos médicos se encontraban cumpliendo misión en otros países. Ella llevaba también varios días intentando que la viera un galeno. Nos tomó más de una hora convencernos de que esa mañana tampoco tendríamos suerte.

Sin embargo, como dije antes, y aunque me tomó casi una semana, en aquel momento conseguí renovar mi tarjetón, y esta vez conseguí la receta. O sea, final feliz… si ese fuera el final de la historia. Cuando intenté comprar las vitaminas, esa misma tarde, supe que la Vitamina B6 está en falta “hace rato”, según la empleada de la primera farmacia a la que fui, en el Vedado. Digo la primera, porque pese a sus palabras fui a tres más, donde recibí la misma respuesta.

No me convencí hasta el día siguiente, cuando me dijeron lo mismo en una farmacia de mi municipio. Y junto a la vitamina B6, están en falta “hace rato, también” el kogrip y la domperidona, medicamentos que necesita mi madre. Acabo de saber, por un artículo publicado en Diario de Cuba, que el clordiazepóxido también está perdido. “… si te guías por los surtidos de las farmacias, los cubanos tenemos prohibido deprimirnos o estresarnos…”, afirma una doctora en el artículo de Adriana Zamora. Lo que me sirve de consuelo es que en otros países las personas deben tener un seguro o pagar cifras altísimas para ser atendidas por un médico. No tienen la suerte de vivir, como yo, en un país que es una potencia médica.


26 thoughts on “El orgullo de vivir en una potencia médica

  • el 3 mayo, 2017 a las 5:13 am
    Permalink

    Ud fue el que insinuo que eran totalitarias

  • el 2 mayo, 2017 a las 1:51 pm
    Permalink

    Claro que no. El problema es hablar de “potencia médica” y de “acceso universal” cuando se quita efectivamente el 80% del salario para justificar un supuesto servicio de salud con hospitales que se están cayendo, con equipos obsoletos, sin medicinas y con tratamientos a base de cocimientos (menos en el CIMEQ, claro, que ahí sí el “bloqueo” no afecta).

  • el 2 mayo, 2017 a las 7:20 am
    Permalink

    Dilla, pongamonos en contexto : noruega y Suecia, son países que además de ser muy ricos , austeros y con una alta responsabilidad social ciudadana , han tomado ese camino consensualmente. Nadie ha obligado a nadie. Cuando se consulte, algún dia al pueblo cubano, veremos como lo quiere !!!Por lo que he visto, un país con la falta de solidaridad cubana, difícilmente llegara a eso !! Hace falta una operación social primero, crear al “Hombre cubano “.Los medicos cubanos se vuelven ricos con las misiones y el meroliqueo y sus compañeros que se quedan en Cuba, tienen que trabajar por “regalos ” de sus pacientes…eso no es verdad ?:Como todos sabemos, para recibir una atención medica universal y que sirva, hacen falta muchos recursos y …ahi esta el detalle !! Estarán los cubanos, cuando hayan recursos, priorizar la salud colectiva a sus intereses personales ?

  • el 2 mayo, 2017 a las 5:54 am
    Permalink

    ¿totalitarismo? eso es una consigna? Entonces Noruega y Suecia son totalitarias?

  • el 1 mayo, 2017 a las 9:27 pm
    Permalink

    Perdone,, pero este artículo parte de la premisa equivocada de que Cuba es una potencia médica, falacia que de tanto repetirse han llegado muchos a creerse. Nada aen el mundo es gratis, la pretendida salud accesible a todos la paga el cubano cobrando menos de lo que le corresponde por el trabajo que realiza, pagando precios exhorbitantes por artículos de mala calidad, vi´´endose limitado en en desarrollar su potencial bajo un sistema que lo controla todo. En muchos paises la salud es gratuita. Incluso encuba las casas de socorro y hospitalesestaban abiertas a todos, aunque muchos preferían las clínicas privadas que cobraban módicas sumas. Aquellos que no tenían la posibilidad de atenderse en ellas, recurían entonces a la salud p´ublica. Aquí en Estados Unidos se paga la salud mediante seguros que son finaciados en buena medida por los empleadores. Eso se manifiesta más en las grandes industrias y en entidades donde trabajan profesionales opersonal calificado, pero también un chofer de reparto, como loconozco yo, uede contar con un seguro, incluso un auxiliar de limpieza. En mi caso, estoy considerado como legalmente ciego al no alcanzar mi visión el mínimo a partir del cual se considera que una persona está visualmente apta. Por ese motivo todos los medicamentos que recibo son gratis, las cinco peraciones que se me han practicado, tambien, asi como las consultas, tanto para mi problema visual como paara cualquer otra enfermedad. Pero eso no queda ahí. Hay que ver la limpieza en los hospitales, la corrección del personal paa con los pacientes, las habitaciones equipadas con todo lo necesario, hasta la opción de elegir diariamente de uin menú de cinco platos diferentes cuando estás ingresado. Nada de inodoros desbordados de excrementos, habitaciones sin bombillos, ventanas rotas o escaleras sin pasamanos como vi yo en Cub en más de un hospital. No he visto aquí una laboratorista haciendo un análisis con una mano mientras le da mordidas a un masarrel que sostiene en la otra. Nunca he llegado a una farmacia y me han dicho que el medicamento está en falta, lo más que me ocurrió fue que se me terminó antes del tiempo para el que estaba calculado durara y simplemente lo pague con mi dinero porque lo necesitaba. Una amiga mejicana, inmigrante ilegal a este país, se cayó hace unos días y se fracturó una pierna. A regañadientes otra amiga boricua la llevó al hospital, a donde no quería ir por su estatus migratorio. Allí le hicieorn de todo tipo de pruebas, la operaron, le pusieron un implante metálico y la atuvieron allí por tes días y ella tuvo tuo que pagar un centavo. Ahora la mandaron a la casa con un andador y sus pastillas y solo la cuenta de la ambulancia que fue a recogerla al lugar donde se cayó debe andar por los miles. Y en cuanto a la cacareada ahuda internacionalista, por favor, todo el mundo sabe que esos médicos salen de Cuba buscando mejorar las muchas necesidades que allá sufren y para eso el régimen se queda con lass tres cuartas partes de lo que les pagan. Una esclavitud de profesionales en el siglo XXI.. .

  • el 1 mayo, 2017 a las 4:47 pm
    Permalink

    Dilla : no se llega a dar cuenta que los vocablos “tiene que pagarla” “que pague el que mas gana “…suenan un poco a totalitarismo ??

  • el 30 abril, 2017 a las 8:43 am
    Permalink

    bobo: yo no digo que sea gratis, lo que defiendo es el principio del acceso universal. Alguien tiene que pagarla, lo cual debe hacerse por la via fiscal y que pague mas quien mas gana. Es el precio de vivir en sociedad.

  • el 30 abril, 2017 a las 7:39 am
    Permalink

    .. la mas cara de nuestra region, quise decir

  • el 29 abril, 2017 a las 11:31 pm
    Permalink

    Dilla, la salud publica en Cuba es la mas cara de nuestra pues para que funcione el gobierno les descuenta a los trabajadores en su salario una cantidad enorme (80%???) y solo le deja un vuelto de 25 USD. Eso sin contar la calidad y los insumos médicos disponibles que nadie puede negar que no es ni la sombra de lo que fue cuando teníamos la chequera sin limites del CAME.

  • el 29 abril, 2017 a las 11:16 am
    Permalink

    Sr. Dilla : el problema dela salud es un problema universal, porque, a medida que las personas se civilizan, no se quieren dejar morir asi como asi !!! Pero al parecer la medicina es cara y mientras sa sofisticados los medios, mas cara. En los EEUU, por ejemplo, para practicar la medicina de Espana,Chole,etc…no seria tan problematico, pero los medios usados en los EEUU son muy sofisticados y ..Quien se quiere conformar con algo que no sea lo mejor ??Por supuesto, si las “masas” quieren,, a largo plazo, todos tendran que conformarse con algo mas barato !!!Todo se vuelve un problema de recursos ,Dilla…Fidel se trato como un canero de Mayari ?? Vamos,hombre !

  • el 29 abril, 2017 a las 8:08 am
    Permalink

    Yo no creo que Yusimi esté siendo irónica. Está tratando de mostrar una situación en si irónica. El principio del acceso universal a los servicios sociales debe ser una premisa de la sociedad cubana futura en cualquier circunstancia. Renunciar a ello es echar por tierra los sacrificios de la sociedad cubana en los últimos 60 años. Bienaventurados los que viven en países desarrollados y pertenecen a sus clases medias, que pueden pagar seguros caros y acceder a servicios sofisticados, pero esa no es la realidad de la mayoría de la población mundial. Las clases medias embotan sus percepciones pues imaginan al mundo al nivel de sus propias existencias. Recuerdo a un buen y agudo amigo que hablando de su experiencia medica en un país subdesarrollado, elogiaba haber pagado solo 100 dolares para tener hasta una ambulancia en un c aso de urgencia. Pero olvidó que la mediana de ingresos en ese país es de 190 usd mensual. Es cierto que la salud publica universal es costosa, pero hay que buscar la manera de pagarla. Felicidades, Yusimi.

  • el 29 abril, 2017 a las 4:18 am
    Permalink

    Copio;

    La educación es gratis pero si discrepas conmigo te quito el derecho a estudiar
    .——–

    El sistema implantado en Cuba es el mejor negocio monopolico que se haya jamás inventado. Te graduas, por ejemplo de medico, y entonces, ademas de estar eternamente agradecido vas a trabajar por un ridículo salario de por vida
    Y si, para ganar algo mas, te vas a una misión,papá Estado va a echarle garra a la parte del león. En Brasil se les acabo ese chantaje porque el gobierno considera que eso es trabajo esclavo.

  • el 28 abril, 2017 a las 7:27 pm
    Permalink

    Mira lo que deice Up ToDate

    Antioxidants — There is no evidence for an effect of intake of vitamin A, E, or C, or beta-carotene, on breast cancer risk

  • el 28 abril, 2017 a las 7:03 pm
    Permalink

    Bueno, de potencia medica yo no lo creo, pero Yusimi, te recomiendo que busque otro medico u opinion, pues ese tratamiento que te estan dando esta muy pero muy lejos del estardar of care como se dice aqui del tratamiento del Adenoma, eso no necesita cirugia, las vitaminas estan de mas. No te estrese por las vitaminas que mas que ayudarte te pueden hacer dano. Suerte

  • el 28 abril, 2017 a las 6:01 pm
    Permalink

    …señor jose dario…su comentario es tan ridiculo,por no decir otra cosa,que no merece una respuesta…creo que si hay algo de seriedad y verguenza por aqui encontrara muy pocos que esten de acuerdo con usted….

  • el 28 abril, 2017 a las 3:07 pm
    Permalink

    y…que tiene de bueno la medicina cubana después de 60 anos de Nueva Sociedad, por favor, si me lo puede decir ?? Si piensa en comparaciones con países que no eran Países cuando comenzó la Revolución, no lo diga y si piensa en comparar Cuba/ano 1959 con Cuba/ano 2010….tampoco lo haga. Seria sumamente ridiculo.Hábleme de hospitales,ambulancias,medicamentos,medios de detección, cirugías novedosas, etc,etc !!!

  • el 28 abril, 2017 a las 1:40 pm
    Permalink

    Un momento Yusimi. Creo que dijiste en un post que nunca habias vivido fuera de Cuba. Entonces cual es tu referencia para comparar?

  • el 28 abril, 2017 a las 11:34 am
    Permalink

    ..hasta ahora no sabia bien cual era la utilidad de esta pagina pero ahora que se habla de medicina comprendo que su funcion principal es terapeutica…me imagino lo bien que deben sentirse algunos aqui cuando vienen a esta pagina a descargar sus historias,malas experiencias,complejos,frustraciones.resabios,fundamentalismos y etc,etc con total libertad…aqui no hay ningun tipo de censura ,solo la individual , la de la conciencia y la verdad pero parece con tanta libertad tampoco esa se ejerce…me imagino lo bien que deben sentirse algunos cuando luego de la descarga de verdades.medias verdades,medias mentiras y mentiras completas regresan a sus vidas con energias renovadas y la felicidad de creer haber hecho algo importante por la libertad y el futuro de cuba…y porque digo todo esto???….porque creo que a pesar de todos los problemas y fallas que se puedan decir sobre la medicina cubana hay que tener muchos problemas y necesitar mucha terapia para negar y criticar,tan absolutamente,todo lo de bueno que tambien tiene la medicina cubana…

  • el 28 abril, 2017 a las 10:27 am
    Permalink

    el cuento de la educación y salud gratis fue subsidiado por los rusos y luego por venezuela… si yo tengo un padrino millonario que me da dinero sin preguntar pues yo me puedo dar el lujo de pagar prostitutas, dar buenas propinas, pagar masajes y de todo y a los ojos de mis súbditos pues yo soy un tipo rico porque gasto y bueno porque les doy propinas de $50 por cargarme las maletas, pero cual es mi éxito y mi bondad..?? fácil, que otro me da el dinero.

    y el dia que ya no me regalen el dinero..??? y quiera seguir dando propinas de $50 para mantener las apariencias..??? pues facil, saco un billete de $100 y le pregunto al carga maletas si tiene $50 para darme de vuelta y como no tiene, le digo, no se preocupe, ahora vuelvo y se lo doy… pero como soy “exitoso” y “bueno”, el carga maletas no me va a pedir los $50 que le prometí para no molestarme con la esperanza de que la próxima me acuerde… luego le hago lo mismo y como el carga maletas ya me conoce pero no me puede decir nada porque pierde su trabajo ya que yo soy el dueño del hotel donde el trabaja pues esta vez si tiene $50 para darme de vuelto y yo simplemente se los pido prestados y sigo siendo rico y exitoso, pero ya no soy bueno… pero el carga maletas que va a hacer..?? si mientras menos le doy mas depende de mi..!!!

    la educación es gratis pero si discrepas conmigo te quito el derecho a estudiar y la salud es gratis y te puedes quejar si quieres, de todas formas no hay mucha diferencia entre lo que hay y no tener nada… pero yo, soy rico, bueno y dadivoso.

  • el 28 abril, 2017 a las 8:47 am
    Permalink

    Atanasio : si se hicieran las historias de mala practicas y muertes por falta de servicios de urgencia…la “Potencia ” acumularía mas muertos que la guerra en siria o en México…que es mucho decir La practica tramposa y de atribuir la muerte a causales distintas, es un reflejo de la falta de derechos…cuando la muerte ocurre por encima de la norma trazada, ponen otra para mantener “los indicadores”… eso es mentira mia ? .El único logro de la ‘Potencia” y es negativo es la creación en serie de medicos que no sirven y su exportación a lugares indeseados para recaudar divisas…solo eso !!

  • el 28 abril, 2017 a las 8:34 am
    Permalink

    En una potencia médica vivo yo. Mi doctora emite notificaciones que me permiten faltar al trabajo. Me tomé cuatro frascos de pastillas que el seguro las pago. Ella me regala viagras,me hace examen prostatico y así evitó a la misma vez visitar al urólogo y pedirle a mi esposa que me lo haga para tener la erección anual o anal que me toca
    Je je esto ultimo en broma.

  • el 28 abril, 2017 a las 4:48 am
    Permalink

    Yusimí, excelente tu testimonio. Creo que la ironía de tu escrito no fue entendida.
    Lo que no entendí es por qué el primer galeno de guardia en un policlínico no podía hacerte la receta de B6 y te enviaba a otros tres consultorios.¿Es decir que los policlínicos no pueden hacer recetas y los consultorios del médico de familia sí?, ¿y esa medida kafkiana? ¿Cómo entonces hacen los médicos con los pacientes del policlínico?,¿los diagnostican pero no pueden mandarles los medicamentos? o ¿es que tienes que ser atendida allí por algo “sustancial” para poder acceder a una receta?
    Si lograste en una semana tu salbutamol, ¿imagina si se te hubiera acabado antes y tuvieras un ataque de asma?
    La burocracia de la miseria que es el mecanismo que describes hace la vida cotidiana un infierno.Efectivamente hay muchos médicos enfermeras y personal de salud que son excelentes profesionales, el asunto es que no tienen con qué trabajar y una tonga de directivas burocráticas para administrar la miseria de infraestructura, instrumentos médicos y medicamentos. Lo escandaloso del asunto y la clave es que el país está funcionando desde la década de los 70, para que nadie pueda trabajar. Ese mismo peregrinaje de colas, desplazamiento, negativas burocráticas y la miseria mal diseñada lo tiene cada ciudadano que va a hacer una gestión de la vivienda o a pagar un servicio, o a comprar los alimentos, o a comprar las medicinas o a transportarse. Mi vivencia es que yo protestaba en la Universidad para que me dejaran trabajar, entre las guardias insólitas al lado de un custodio armado, la movilización por alguna efemérides, la reunión sindical, el activo de no se qué, el trabajo voluntario para limpiar los baños, el caso que trabajar en Cuba es un acto heroico, contracorriente porque el sistema de administración de la miseria hace que pierdas todo el tiempo cada día para resolver necesidades vitales. La miseria es amiga del régimen político cubano, mientras todos se mueven en la resolución de sus necesidades vitales, nadie puede pensar en cómo cambiar el país. Por cierto, el país está en recesión económica y el presidente y el gobierno no se reportan para explicar medidas y plazos para despegar del subdesarrollo, superar el colonialismo español, obstáculos que el gobierno señala en sus informes de la ONU que no permiten desarrollar los derechos Humanos en Cuba.UF!No te aconsejo la paciencia sino la rebeldía pero no tu sola. El sistema está diseñado para que uno solo termine con un infarto o en el manicomio por intentar que esa sociedad funcione. Las medidas para salir del hueco desde el punto de vista económico y político social y cultural el gobierno las sabe pero no las implementa para no perder cuotas de poder. Vamos camino al embrutecimiento masivo, en eso sí hemos avanzado de manera sostenida en los últimos 27 años.

  • el 27 abril, 2017 a las 3:29 pm
    Permalink

    Una “potencia” potentemente indeseable.

    Y me llamó la atención que si hace falta “una receta” cualquier médico (si logras empatarte con él) te la da y ya, parece que sin examenes ni tener acceso a tus registros médicos.

    Y debíamos parar de buscarle ángulos a la basura que tenemos. Hay que definir cómo puede y necesita ser Cuba y *cómo hacer para lograrlo*.

  • el 27 abril, 2017 a las 3:02 pm
    Permalink

    Yo no critico al que vea la “potencia medica”. Cada cual ve las cosas de manera diferente. Estos son mis ejemplos: Mi padre entro al hospital Nacional a quitarse una postilla producto de un accidente. No salio de la anestesia. Certificado de Defuncion: pneumonia bacteriana. Mi hermana se opero del utero en un hospital en Arroyo Naranjo. Le dejaron un ovario dentro y despues cada vez que le hacian un rayo x le aparecia una bolita que decia el medico era “un coagulo” y la volvian a trastear para sacarle “el coagulo”. La sutura la dieron con hilo que no se desintegraba. No se le quitaba la fiebre hasta que un medico en Miami le descubrio los hilos casi podridos adentro. A lo mejor otros tiene mejores ejemplos, pero estos no los olvidare nunca, a pesar de la propaganda.

  • el 27 abril, 2017 a las 2:01 pm
    Permalink

    el tremendo cuentazo de la “potencia medica” que no tiene medicamentos y ademas aplica el apartheid a sus ciudadanos, descaro de sociedad que se llenaba los pulmones para hablar mal de la anterior y hoy comete errores peores que la otra.

  • el 27 abril, 2017 a las 8:57 am
    Permalink

    “Lo que me sirve de consuelo es que en otros países las personas deben tener un seguro o pagar cifras altísimas para ser atendidas por un médico. No tienen la suerte de vivir, como yo, en un país que es una potencia médica.”

    Pues mi madre acaba de ser operada de una fractura de cadera, y está rehabilitándose en un centro como al que no tiene acceso ningún cubano de a pie; y no ha tenido que sacar un peso de su chequera. ¿Es gratis? pues claro que no. Lo pagamos todos con nuestros impuestos. ¿Cuánto ganas tú al mes? ¿28 dólares que es más o menos el salario promedio en Cuba? ¿Crees que no te quitan del cheque?

    Pues en esa “potencia médica”,, en el año 2000, un servidor ( Con dólares en mi bolsillo) tuvo que pararse en el parqueo de la clínica Cira García, para pedirle de favor a un extranjero que entrara y le comprara en la farmacia una medicina que necesitaba mi hijo, porque yo no podía comprar allí por ser esa farmacia solo para diplomáticos y turistas. también había allí parada junto a mí una pareja que intentaba comprar vitamina C en gotas para su hijita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *