Cuba: Eliminar toda forma de discriminación y falta de libertad

Yusimí Rodriguez

HAVANA TIMES — El lunes en la tarde, al leer la página cultural del periódico Granma, choqué con dos cosas que no habrían llamado mi atención por separado, pero verlas en la misma noticia me hacía pensar que mis ojos me engañaban: el titular “Celebran Gala Cubana contra la Homofobia” y justo debajo, una foto de René González, uno de los Cinco Héroes Cubanos, junto a Mariela Castro.

Estaba viendo lo correcto: antes de dar inicio a la gala, el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) y el movimiento cubano LGTB-HI otorgaron un reconocimiento especial a los Cinco Héroes de la República de Cuba, que René recibió a nombre propio y del resto.

No pude evitar preguntarme qué tiene que ver la lucha contra la Homofobia con los Cinco, como se les conoce en todo el mundo. Las palabras del Héroe al recibir el premio, parecen ser la respuesta a mi pregunta: “Estamos aquí librando una batalla contra conductas que han hecho sufrir a muchas personas. El sufrimiento por no tener libertad nos une. Hay que eliminar toda forma de discriminación y de falta de libertad”.

Yo habría esperado que dicho movimiento y el Centro de Educación sexual reconocieran a alguien que haya sido enviado a las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), y que haya permanecido en el país para contarlo, o a alguien que, siendo homosexual o no, haya tenido una labor destacada en la lucha contra la discriminación por la orientación sexual.

Pero sé que no tengo el menor derecho de cuestionar a quién deciden el CENESEX y el movimiento cubano LGTB-HI otorgar un reconocimiento, por el motivo que entiendan. Además, no debería extrañarme tanto, si se gritan consignas como “Homofobia, no; socialismo, sí”, aunque haya sido dentro del sistema socialista que se envió homosexuales a las UMAP, y se les expulsó de centros laborales y educativos.

Ahora, nuestro gobierno intenta, más que reconocer y corregir errores, ponerse al día, entrar en el siglo XXI. En este siglo, no es políticamente correcto ser homofóbico ni racista.

Además, a diferencia de la etapa en que ser homosexual era casi equivalente de ser contrarrevolucionario (por contrarrevolucionario entiéndase aquella persona que no estaba a favor del gobierno), ahora, nuestros líderes se han percatado de que se puede ser homosexual, bisexual o transgénero, y revolucionario (o sea, estar a favor del gobierno, el Partido y la actualización del modelo socialista cubano) a la vez.

Un homosexual, bisexual o transgénero, es también apto para gritar consignas como “Homofobia, no; socialismo, sí”.

Sin embargo, no puedo evitar sentirme identificada con las palabras de René González, y quiero incluso pensar que fueron sinceras, aunque algo despierta mi curiosidad: ¿Desde cuándo considera necesario combatir esas conductas que han hecho sufrir a muchas personas, y que eran parte de la política de nuestro gobierno.

Comparto la idea de que el sufrimiento por no tener libertad une a los seres humanos, aún cuando la naturaleza de esa libertad de que se carece sea distinta, si somos capaces de ponernos en el lugar del otro.

Nunca he podido entender que una persona que haya sido discriminada por su orientación sexual, pueda tener actitudes racistas, y que alguien que haya sufrido el racismo en carne propia pueda discriminar a un compatriota por ser del oriente del país. He visto incluso a personas homosexuales discriminar a transgéneros.

¿Puedo suponer que René González siente que la falta de libertad lo une a quiénes fueron privados de ella en el 2003, durante la Primera Negra, con quiénes la han padecido por su oposición al gobierno?

Me identifico totalmente con la idea de que hay que eliminar toda forma de discriminación y de falta de libertad.

Mi pregunta es si René González incluye dentro de esas faltas de libertades que deben ser eliminadas las de prensa, expresión y asociación. Como aparecen expresadas en nuestra Constitución, reconocidas solo dentro del marco del socialismo, no son libertades.

Quienes combaten la afirmación de que estas libertades no existen en Cuba, recurren al argumento de que no existen en ninguna parte del mundo, o que su existencia no garantiza la democracia en un país.

No puedo decir si esas libertades son solo quimeras en todo el mundo; no he viajado fuera de Cuba. Pero aún, si es así, no creo que sea argumento suficiente para que nos resignemos a vivir sin ellas.

Coincido en que las libertades de prensa, expresión y asociación no son garantías de democracia, pero estoy segura de que la democracia no puede existir sin ellas.

¿Está dispuesto René González a reconocer el derecho de ejercer esas libertades, incluso a quienes se oponen al gobierno y al sistema que él defiende?

Hay una frase que trato de tener presente todo el tiempo: “Detesto lo que dices, pero defendería hasta la muerte tu derecho a decirlo”.

Rene Gonzalez y Mariela Castro en la gala contra la homophobia. Foto: granma.cubaweb.cu

No se trata de compartir las ideas de Yoani Sánchez, sino de su derecho a expresarlas y que el pueblo cubano, el cubano de a pie, pueda conocerlas de primera mano.

No se trata de afiliarse al partido que pretende fundar Eliécer Ávila, sino de su derecho, como ciudadano inconforme con los partidos existentes en el país (el oficial y los no reconocidos), de crear el suyo.

No se trata de disentir del gobierno cubano, sino de reconocer el derecho de quiénes disienten.

En estos momentos, no es tan difícil, aunque sigue siendo de extrema importancia, oponerse a la discriminación por orientación sexual. Pero no solo libertad sexual necesita el hombre, ni la mujer.

Sólo espero que el Héroe René González logre ser coherente con sus propias palabras. Es un gran reto.


9 thoughts on “Cuba: Eliminar toda forma de discriminación y falta de libertad

  • el 26 mayo, 2013 a las 9:26 am
    Permalink

    Segun esta filosofia , cualquier persona que discrepe de la linea oficial , es ( Pagada por el imperio , mercenarios y cuanto improperio encuentran ) , para descalificar la pluralidad , Que mediocridad y que penoso es repetir las ideas ajenas de quienes si les conviene que crean esto para perpetuarse en el poder .
    La democracia no es perfecta , pero es la unica altrenativa que tenemos .

  • el 23 mayo, 2013 a las 7:40 am
    Permalink

    Yusimi
    Estoy 100 % de acuerdo con esta idea “Detesto lo que dices, pero defendería hasta la muerte tu derecho a decirlo”. Muy bien cuando esas ideas y acciones no sean planeadas y financiadas por una potencia extranjera como es el caso de los 75, damas de blanco, Yoanis, Eliecer Avila, Fainas, Bicet, Paya, Elizardo, etc. Todos sin excepción en sus declaraciones y acciones demostradas en videos y grabaciones que todos podemos ver en internet son patrocinados por dinero de gobiernos extranjeros y además se reúnen y comulgan con partidos de extrema derecha de lo peor en el mundo cuando hablamos de los derechos humanos que ellos mismos dicen defender.

  • el 23 mayo, 2013 a las 6:57 am
    Permalink

    Creo que si se debe lograr mayor libertad, aunque a veces son las mismaas personas las que se auto sensuran. Por otra parte no olvidar que todo el mundo tiene derecho a decir lo que piensa, pero tambien debe aceptar las consecuencias si lo que dice esta en contra de los intereses de su pueblo.

  • el 21 mayo, 2013 a las 10:26 am
    Permalink

    Hola Yusimi, muy bien tu post pero tengo una sola observacion, en el dices – Además, no debería extrañarme tanto, si se gritan consignas como “Homofobia, no; socialismo, sí”, aunque haya sido dentro del sistema socialista que se envió homosexuales a las UMAP, y se les expulsó de centros laborales y educativos.
    A mi no me queda muy claro que todo esto haya pasado dentro del sistema socialista, para mi ni aqui ni en ningun lugar de este planeta ha habido socialismo, solo se cambio la propiedad que paso a manos del estado, o sea siguio en manos privadas, puede ser que la democracia logre existir sin socialismo, pero el socialismo sin democracia es imposible.

  • el 21 mayo, 2013 a las 7:15 am
    Permalink

    Excelente tu post Yusimí. Coincido con tu argumentación.
    Felicidades!

  • el 21 mayo, 2013 a las 7:06 am
    Permalink

    ..coincido con todos los comentaristas, solo queria agregar la observacion de que no se si el movimiento LGBT asociado al CENESEX sabe de lo fragil de esta coyuntura favorable o a lo que se esta condicionando la misma…

  • el 20 mayo, 2013 a las 9:18 pm
    Permalink

    No solo es una injusticia y cobardía, sino tambien ilegal según el Código Penal de Cuba. De acuerdo a la ley, Fidel Castro, por ejemplo, debiera haber sido “sancionado con privación de libertad de seis meses a dos años o multa de doscientas a quinientas cuotas” infinitas veces, así como muchos otros personajes “revolucionarios”. Pero como la pandilla en el poder no no le rinde cuentas a nadie, ni siquiera a la ley creada por ellos mismos …

    TITULO XII: Delitos contra el Honor
    CAPITULO : DIFAMACIÓN

    ARTICULO 318.1.- El que, ante terceras personas, impute a otro una conducta, un hecho o una característica, contrarios al honor, que puedan dañar su reputación so-cial, rebajarlo en la opinión pública o exponerlo a perder la confianza requerida para el desempeño de su cargo, profesión o función social, es sancionado con privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas…

    CAPITULO II : CALUMNIA

    ARTICULO 319.1.- El que, a sabiendas, divulgue hechos falsos que redunden en descrédito de una persona, incurre en sanción de privación de libertad de seis meses a dos años o multa de doscientas a quinientas cuotas.
    2. Si ante el tribunal el culpable reconoce la falsedad de sus afirmaciones y se retracta de ellas, la sanción es de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas. El tribunal debe dar a la víctima constancia de la retractación.

    CAPITULO III : INJURIA

    ARTICULO 320.1.- El que, de propósito, por escrito o de palabra, por medio de dibujos, gestos o actos, ofenda a otro en su honor, incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas…

  • el 20 mayo, 2013 a las 11:10 am
    Permalink

    Tanto Mariela como René deberían de saber que los homosexuales antes que nada son personas. Después también son homosexuales.

    Por tanto los homosexuales antes de nada tienen exactamente los mismos derechos y merecen las mismas libertades que todas las personas. Eso incluye los derechos de expresión, asociación y prensa; unos derechos que no garantizan la Democracia, pero sin los cuales la Democracia sería imposible.

    Hablando de Yoani Sánchez, la han insultado con los peores epítetos en la televisión cubana en horario estelar, sin dejarle el mínimo derecho a réplica en el mismo medio donde le insultaron, lo cual no solo es una injusticia, sino una cobardía.

    Conviene recordar que Yoani ha expresado su deseo de que la entrevisten en la televisión cubana:

    Yoani Sánchez: “Quiero un micrófono en la TV cubana, que se atrevan”

    http://www.ubuiredes.info/yoani-sanchez-quiero-un-microfono-en-la-tv-cubana-que-se-atrevan/

  • el 20 mayo, 2013 a las 10:45 am
    Permalink

    Tienes toda la razón, Yusimí, y hoy tu prédica parece estar guiada por una luz especial. Eso sí, toca ante todo a ustedes, los que ahora mismo están en la Isla, procurar que esas preguntas que ahora haces vayan teniendo cada vez más una respuesta satisfactoria. Que hoy las hayas enarbolado, y que René haya hablado como habló, ya puede ser un buen comienzo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *