Ángel Lara, un artista cienfueguero

Alguien lo bautizó como El ángel de la glorieta. No ha estudiado en una escuela de arte, tampoco ha profundizado en Teología, es un hombre sencillo que canta, compone y talla la madera. Su conversación está marcada por la espiritualidad y el tesón. Es difícil que algún cienfueguero que frecuente la glorieta del parque Martí no conozca a Ángel Lara.

Leer más