Carta abierta a los sandinistas partidarios de Daniel Ortega

Hubo un tiempo, del que yo vengo, en que ser sandinista era poner la vida en la línea de fuego. Era un tiempo cuando el FSLN era una organización clandestina, donde pertenecer al FSLN era un secreto que solo uno sabía; un tiempo donde Somoza proclamaba que “Sandinista visto, era Sandinista muerto”. Murieron muchos compañeros en esos años de formación del FSLN.

Leer más

Gioconda Belli y las mentiras de Rosario Murillo

Cierto que tu política de comunicación desde que llegaste al gobierno se ha regido por la máxima aquella de que “una mentira repetida suficientes veces, se convierte en verdad”. Por once años has sembrado vientos en este país, convirtiendo a quienes no estaban de tu lado en viles adversarios y proclamando una patria solidaria que no existía más que en tu imaginación.

Leer más