Yoani Sánchez conquista al exilio cubano

Por Daniel García Marco

Torre de la Libertad en Miami, Florida. Foto: Generación Y
Torre de la Libertad en Miami, Florida. Foto: Generación Y

HAVANA TIMES (dpa) — “¡Guau!”. Las palmas de las manos le dolían de tanto aplaudir a una de las asistentes a la primera presentación pública de la disidente Yoani Sánchez en Miami, la capital de un exilio cubano al que la bloguera conquistó hoy con su mensaje.

Varios centenares de personas la recibieron al grito de “libertad, libertad” en un acto que Eduadro Padrón, el presidente del Miami Dade College, promotor del acto, describió como un “acontecimiento histórico”.

La autora del blog Generación Y inició en febrero una gira internacional por todo el mundo tras años sin recibir autorización para salir de la isla, y su visita hoy en Miami es una de las más simbólicas.

“¡Una gran mentira!”, gritó la única voz discordante, a lo que le respondió crítico todo el auditorio. Una anécdota entre un público entregado al que Sánchez se ganó con su historias humanas y con la reclamación de que desaparezca la división entre los cubanos de Cuba y los de Miami.

“Nos vamos a necesitar para la Cuba del futuro, los necesitamos para la Cuba presente”, dijo Sánchez, de 37 años, en la emblemática Torre de la Libertad, adonde llegaron los primeros exiliados tras la revolución de Fidel Castro.

“Sin ustedes, el país está incompleto”, dijo Sánchez a los exiliados. “No podemos permitir que nos sigan dividiendo. No hay un ustedes y un nosotros. Sólo hay un nosotros, no permitamos que nos sigan separando”, reclamó Sánchez, ganándose los aplausos.

Antes, en la calle, hubo varias manifestaciones de pequeños grupos a favor y en contra de sus denuncias, apenas unas pocas decenas de personas que se dispersaron más tarde por la lluvia.

Por un lado, estaba el grupúsculo del exilio radical de extrema derecha Vigilia Mambisa, crítico con Sánchez, pero que puntualizó que no era un “acto de repudio”, término con que se conocen en la isla los actos populares generalmente organizados por las autoridades contra disidentes.

Por otro lado, el exilio moderado, muy próximo a la bloguera. Y por último, varios simpatizantes castristas que reclamaron el final del embargo económico de Estados Unidos a Cuba.

Yoan Sanchez. Foto/archive Kelly Knaub/HT

La disidente, que recibe más de 15 millones de visitas al mes en su blog, traducido a 20 idiomas, y que reúne a más de 500.000 seguidores en twitter, llegó a Miami, capital del anticastrismo, el jueves. Tras varios días de visita privada a familiares y amigos, hoy tuvo una cargada agenda pública.

Sánchez apareció vestida de blanco y con su característica melena colgando sobre su hombro izquierdo, y decidió leer de inicio un texto en el que narró una anécdota sucedida hace años en Berlín. “Un joven me preguntó: ‘¿Eres de la Cuba de Fidel o de la Cuba de Miami?’ Yo le respondí que soy cubana de José Martí”.

En su intervención más personal, dio las gracias al Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa porque su novela “La Guerra del Fin del Mundo” la unió al que ahora es su marido y padre de su hijo Teo, y contó cómo tras estar en Suiza decidió volver a su país, desde el que denuncia a través de Internet y twitter la falta de derechos civiles.

Para un futuro asegura que optará por el periodismo y no por la política, y sobre el embargo insistió en su defensa del levantamiento.

“Está sobredimensionado por el gobierno cubano para desviar la atención de cuestiones más importantes. Hay opiniones diferentes entre los activistas, pero no es un elemento de desunión. Si se produce, será un cambio más simbólico que realista”, afirmó.

La disidente, que recibió como regalo la bandera de los Estados Unidos que ondeaba en el Capitolio durante su reciente visita a Washington, defendió que ningún gobierno ha financiado su gira.

Y sobre las posibles represalias tras su regreso, aseguró estar “preparada para todo” desde la primera vez que escribió su primer

texto: “Si pasa lo peor, me voy en paz, he vivido la vida como quería”.

Sánchez recibió las llaves de la ciudad de Miami y la medalla presidencial del Miami Dade College, entregada a líderes internacionales como Bill Clinton, Lech Walesa y Mijail Gorbachov.

“Tan cerca, pero tan lejos”, comparó Cuba con Miami, donde encontró “un exilio plural, democrático e inclusivo”. “Así me gustaría que fuera la Cuba de allá”, deseó.


10 thoughts on “Yoani Sánchez conquista al exilio cubano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *