Venta de divisas en Cuba: ¿freno o beneficio para el mercado informal?

Por El Toque

HAVANA TIMES – El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, anunció este 22 de agosto de 2022 que el Gobierno cubano iniciará la venta de divisas a personas naturales. La medida, efectiva a partir del 23 de agosto, mantiene el valor de referencia de 120 CUP por un USD, con diferencias entre la compra y la venta debido a los márgenes comerciales que implementan los bancos. 

Al aplicar los márgenes comerciales, una persona puede comprar USD por 123.60 pesos cubanos, y venderlos a 110.40. En el caso del EUR, el precio de la venta se ubica en los 125.11 CUP, mientras que la compra en 116.70 CUP. Ambas cifras se encuentran por debajo de la tasa representativa del mercado informal, que ubicaba a ambas monedas en un valor de 140 pesos cubanos el 22 de agosto de 2022. 

Desde este martes, los ciudadanos cubanos que deseen adquirir EUR, USD, CAD, libras esterlinas o pesos mexicanos, pueden dirigirse a una de las 37 Casas de Cambio S.A. (Cadeca) ubicadas en el país —en lo fundamental, situadas en las cabeceras provinciales y algunos municipios, excepto en la Isla de la Juventud, donde las transacciones se llevarán a cabo en el Banco Popular de Ahorro (BPA)—. Las ventas, solo se realizarán en efectivo porque, según explicaron las autoridades, Cadeca no puede conectar las operaciones con las cuentas bancarias.

Sin embargo, el proceso no será sencillo. La ministra-presidente del Banco Central de Cuba (BCC), Marta Sabina Wilson González, dijo que las operaciones de compra por cada cliente tendrán un límite de 100 USD o su equivalente en otra moneda. Ello, “para que más personas puedan acceder a este mercado y satisfacer la demanda existente, que es mucho mayor que la oferta”, precisó.

Wilson González no aclaró si el límite de 100 USD se refería a una sola operación de compra o a la suma de ellas en un período de tiempo, fuere diario, semanal o mensual. Aun así, especificó que, aquellos clientes que compren USD, no podrán depositarlos en sus cuentas bancarias; subrayó al respecto: “esa es una limitante que hoy tenemos y que en tanto no se resuelva, hará que se mantenga esta situación”. 

La funcionaria expresó que las operaciones de venta de divisas estarán limitadas por la “capacidad de compra de las entidades bancarias” y dependerán del monto de divisas adquirido el día anterior. Ante la ausencia de un mecanismo transparente de información, la titular del BCC explicó que los directores de las sucursales de Cadeca serán los encargados de “explicar a la población cuántas personas pueden comprar divisas en el día que se prestará el servicio”.

Wilson González adelantó que no se efectuará la venta de divisas en los aeropuertos, porque que consideran “que se debe potenciar y facilitar que más personas de la población tengan acceso a ese mercado en divisas” y que, de momento, las pequeñas y medianas empresas (mipymes), así como las cooperativas no agropecuarias, no podrán acceder a este tipo de mercados. 

Sobre este último punto, el economista cubano Mauricio de Miranda expuso que no existe una razón de peso que impida a los micro, pequeños y medianos empresarios comprar divisas desde un primer momento. “La única razón posible es la escasez. Están concibiendo la venta de divisas a cuentagotas”, afirmó.

Sobre las tasas de compra y de venta, la medida —amparada por la Resolución 437/2022 del BCC— establece que las operaciones de venta de divisas en efectivo (a excepción del USD) tendrán un margen del 5 %, mientras que en las operaciones de venta de USD en efectivo será del 3 %.

“Si el dólar es la moneda que más dificultades tenemos para exportar, la idea es que las personas demanden ese dólar y favorecemos que la compra sea de los dólares que tengamos en existencia en cada una de las casas de cambio”, dijo Wilson González.

Aunque aún es temprano para predecir un comportamiento a futuro, varios lectores se preguntan ¿qué efectos tendrá el nuevo mecanismo de compraventa de divisas sobre el mercado informal?

Al respecto, el economista Pedro Monreal conjeturó en Twitter que, la nueva tasa del mercado cambiario estatal, pudiera favorecer “paradójicamente” el mercado informal. 

“Al “piso” de compra del USD a 110.4 [CUP] se le ha agregado hoy como referente un diferencial de compraventa muy alto de [un] 10.7 %. Hasta ahora, el mercado informal parecía estar operando con un diferencial de compraventa de aproximadamente [un] 5 %, lo cual crea la posibilidad de comprar y vender USD con mejor tasa que la estatal, manteniendo el diferencial de 5 %”, agregó el economista.

Monreal añadió que el diferencial estatal es 10.7 % (123.6-110.4). Sin embargo, con un diferencial informal de 5 % se pudiera comprar USD a 119.7 CUP y venderlos a 126 CUP. De esa manera, las dos tasas informales serían mejores que las estatales.

Por último, el ministro Alejandro Gil Fernández recordó que “se mantiene la tasa de 1×24 para el resto de las operaciones básicas de la economía, como la compra de canasta básica, el pago de las facturas de gas, electricidad, etc., y el salario”. Se trata de una normativa desacertada, según Mauricio de Miranda, pues el tipo de cambio 1×24 no está económicamente fundamentado. 

“Siguen persistiendo en el error. Reconozcan que se equivocaron. Y sí improvisaron. El “ordenamiento” no lo fue y ha sido un error. Y sí ha habido voluntarismo y se mantiene en las principales decisiones”, concluyó De Miranda. 

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.