“Venezolanos seguirán migrando, si condiciones no mejoren”

Periodista Mardú Marrón: Venezolanos buscarán destinos alternos. Régimen de Maduro oculta migración masiva y forzada en su narrativa

Por Katherine Estrada Téllez (Confidencial)

HAVANA TIMES – Más de siete millones de venezolanos han salido de su país desde 2015 hasta la fecha, informó recientemente la Organización de las Naciones Unidas. Se trata de un masivo éxodo, producto de la crisis política y económica que experimenta el país bajo el régimen de Nicolás Maduro, que lejos de detenerse, sigue creciendo en los últimos meses.

En lo que va de 2022, más de 187 000 migrantes, la mayoría venezolanos, han cruzado la peligrosa selva del Darién, según las autoridades panameñas. Su rumbo es el norte: transitan por toda Centroamérica, cruzan México para llegar a Estados Unidos y pedir asilo. 

El 13 de octubre el Gobierno de Estados Unidos anunció nuevas medidas para detener la migración venezolana: un programa que da estatus legal por dos años a quienes dispongan de un patrocinador en EE. UU. e ingresen por avión, pero advirtió que expulsará hacia a México a quienes intenten ingresar de forma irregular por vía terrestre. 

Para los venezolanos que ya estaban en tránsito por los países centroamericanos, esta nueva política migratoria “cayó como un balde de agua fría”, comentó Mardú Marrón, periodista de Migración en el medio venezolano El Pitazo, en entrevista con el programa Esta Noche.

Quienes están en Costa Rica varados, esperando conseguir dinero y recuperando fuerzas, indican que, a pesar de la medida, seguirán su viaje. “Si no me regresé en el Darién, y no me mató el Darién, creo que no hay nada que me haga devolver”, fue una de las impresiones que migrantes venezolanos en tránsito en Costa Rica compartieron con CONFIDENCIAL en Dictadura de Ortega: Un obstáculo para los venezolanos en rumbo al “sueño americano”.

En el último año, la cantidad de venezolanos en la frontera terrestre sur de Estados Unidos se cuadruplicó, con un promedio mensual de 15 000 mil migrantes. Solo en septiembre pasado 33 000 venezolanos fueron interceptados por autoridades estadounidenses en la frontera, de acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

Marrón detalló cómo ha repercutido esta medida migratoria impuesta por Estados Unidos entre los venezolanos migrantes y quienes siguen dentro de Venezuela, qué expectativas tienen ante el programa especial que permitirá la entrada de 24 mil venezolanos a Estados Unidos y cómo el Gobierno de Venezuela oculta la realidad migratoria en los medios locales. 

¿Qué repercusiones se han visto hasta ahora, una semana después del anuncio oficial de Estados Unidos, sobre esta nueva política migratoria que impide que los venezolanos ingresen de forma irregular a ese país por la frontera terrestre sur?

Fue una medida que cayó como un balde de agua fría para los venezolanos que ya estaban en tránsito por los países centroamericanos, muchos de ellos están solicitando que se les envíe de vuelta a Venezuela, según hemos podido recoger testimonios; sin embargo, otros están decididos a aplicar para esta nueva vía restringida (de ingreso) que impuso el Gobierno estadounidense. Recordemos que hay muchos de estos venezolanos que ya tienen un familiar en Estados Unidos.

Y en Venezuela ¿cuáles son las reacciones entre los familiares de los migrantes que están en camino o que están en Estados Unidos o en México?

De acuerdo con esos testimonios que hemos podido recoger, estos venezolanos están solicitando que los envíen de vuelta al país, no para radicarse nuevamente (en Venezuela), sino para replantearse un nuevo viaje a otros destinos.

¿Y qué se sabe de la situación de los venezolanos que intentaron ingresar a Estados Unidos el 12 de octubre, el día que se anunció la nueva política migratoria, ¿se sabe cuántos están en ciudades fronterizas del norte de México y en qué condiciones?

Los medios mexicanos han reportado que, muchos o casi todos los venezolanos que han sido devueltos por Estados Unidos a México están en las calles, en las calles de ciudades de México, en Ciudad Juárez…, algunos sí consiguieron (espacios en) albergues temporales, pero la mayoría está en condiciones precarias, y muchos de ellos dependiendo de la caridad de organizaciones civiles en ese país.

No está claro, México todavía no ha dado señales claras de qué va a pasar con esos venezolanos que Estados Unidos ha devuelto a su país.

Usted ya lo mencionaba, también hay venezolanos en tránsito en este momento. En Costa Rica, por ejemplo, el presidente ha dicho que la intención es facilitarles el tránsito; mientras que en Nicaragua los migrantes venezolanos han denunciado un cobro de 150 dólares por persona como una especie de multa o salvoconducto por cruzar de forma irregular el territorio nicaragüense. ¿Cómo impactan esas políticas de cada país en el tránsito a los migrantes venezolanos?

Los países centroamericanos no han tenido una clara política de atención de esta situación. Lo que hemos podido ver es que son reacciones esporádicas y, podría decirse, (para) salir lo más rápido posible de estos venezolanos sin atender necesidades básicas de alojamiento o de alimentación temporal, (o) para buscar una salida definitiva a esta situación.

¿Y qué impacto considera que tienen las medidas que son de contención, como por ejemplo, esa multa o ese salvoconducto que cobran en Nicaragua?

Los venezolanos señalan que carecen ya de recursos económicos para seguir sosteniéndose en esos países. Las rutas por las que han emprendido su camino hacia Estados Unidos son rutas inseguras a las que se han expuesto al robo y los han dejado sin recursos para seguir avanzando hacia otros destinos.

En lo que va de 2022 más de 187 000 inmigrantes, la mayoría venezolanos, han cruzado el Darién, según las autoridades panameñas; en 2021 fueron 133 000. ¿Por qué razones estamos viendo estas cifras récords de flujos migratorios a pesar de los grandes peligros del viaje?

Consideramos que ahí se conjugan varios factores, principalmente responde al deterioro sostenido de la calidad de vida de los venezolanos. Los venezolanos han visto, en los últimos seis años, empobrecerse de manera acelerada, es un deterioro sostenido, que pocas sociedades han llegado a experimentar. 

Mientras no mejoren o no cambien esas condiciones de vida, los venezolanos seguirán saliendo del país en condiciones cada vez más precarias y por rutas más inseguras.

Ya son siete millones de venezolanos fuera de Venezuela. ¿Qué dicen las autoridades venezolanas sobre este éxodo masivo?

Las autoridades venezolanas siguen enarbolando un discurso que niega esa migración masiva, esa migración masiva y forzada. El Gobierno ahorita celebra un año de crecimiento económico, de hecho Venezuela crecerá 7% este año; sin embargo, ese crecimiento sigue siendo insuficiente para llevar la actividad económica a los niveles previos al desplome de 2016 y que fue un detonante de esta migración.

¿Y qué se puede ver en las noticias, en los medios oficiales de comunicación?, ¿se habla acerca de estos venezolanos en tránsito por el Darién, en México, o sobre las medidas que toma Estados Unidos?

No. En los medios oficiales no, no se puede, no se ve esta realidad, hay que acudir a los medios independientes para informarse de lo que está ocurriendo con la migración forzada venezolana, sobre todo en este en este último mes.

Estados Unidos anunció que recibirá a 24 000 venezolanos que apliquen a un permiso migratorio temporal, pero se deben cumplir requisitos, como tener un patrocinador en Estados Unidos, ingresar por avión. ¿Qué reacciones hay entre los venezolanos ante este programa? Son solamente 24 000 cupos.

Es insuficiente para la demanda de venezolanos que ven en Estados Unidos la tierra de las oportunidades. Sin embargo, hay muchos que están decididos a seguir esa vía restringida, porque bueno, tienen algún familiar en ese país; sin embargo, hemos podido recoger que les será “cuesta arriba” a esos venezolanos, (les costará) conseguir que esos familiares o alguna organización les sirva de patrocinante para que los lleve a Estados Unidos, por los requisitos que exige ese país.

Otro de los cuestionamientos que hemos visto en redes tiene que ver con el hecho de que la persona que aplique necesita un pasaporte. ¿Cuál es la situación en ese sentido? ¿Es fácil en Venezuela conseguir un pasaporte en este momento?

No, no es fácil. De hecho el pasaporte venezolano es considerado uno de los cinco más caros del planeta, y los venezolanos que han salido por rutas peligrosas como el Darién, carecen de ese documento, por las dificultades para acceder a él. 

Sin embargo, en esta nueva medida de Estados Unidos se contempla o se establece la posibilidad de aplicar con el pasaporte venezolano vencido, con una fecha de vencimiento no mayor de cinco años. Los venezolanos que tengan ese pasaporte vencido, con no menos de cinco años, podrán aplicar a esta opción de permiso temporal en Estados Unidos. Ahora bien, no todos tienen un pasaporte, ni siquiera vencido.

Y esta medida de no recibir más a los migrantes que lleguen por vía terrestre a través de la frontera con México, ¿cree usted que va a frenar el flujo migratorio venezolano hacia Estados Unidos, como lo esperan las autoridades estadounidenses?

Todo hace pensar que no es probable, ni siquiera frenar el flujo hacia Estados Unidos ni hacia otros países, porque los venezolanos están emigrando buscando una vida digna, que el Gobierno de Nicolás Maduro es incapaz de ofrecerles aquí en Venezuela.

Mientras las condiciones del país no mejoran, mientras las condiciones de vida de los venezolanos no mejoren, seguirán saliendo, así sea que les impongan más barreras en cualquier país; y lo hemos visto con la imposición de visas en Centroamérica, donde todos los países centroamericanos exigen el requisito de visa a los venezolanos y, sin embargo, han arriesgado sus vidas para llegar a otros países, a pesar de esas restricciones.

¿Existen otros destinos que posiblemente contemplarán los venezolanos como alternativa en este momento?

Es probable que los países vecinos se vean con un mayor número de venezolanos en sus territorios, por ejemplo: Colombia, Brasil, Guyana; y es probable que esa migración ahora sea migración pendular, esa que va y viene de Venezuela a Colombia, o de Venezuela a Brasil, o de Venezuela a Guyana, por temporadas, eso es lo que es probable que se (acelere).

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share