Venezolanos denuncian “atraco” en Migración de Nicaragua

Pagaron 150 dólares por falso salvoconducto

Entre el 4 y el 7 de agosto pasado, arribaron a Bluefields, en el Caribe Sur de Nicaragua, 296 venezolanos, informaron medios locales. // Foto: Tomada de las redes sociales.

A los migrantes que argumentaron no tener los 150 dólares, los metieron en un cuarto oscuro y los desnudaron para revisarlos y quitarles el dinero

Por Confidencial

HAVANA TIMES – Un grupo de 118 migrantes venezolanos fueron “atracados” en Nicaragua por funcionarios de Migración, que les exigieron 150 dólares por un salvoconducto que no les entregaron, y parte de ellos también fueron encerrados, desnudados y requisados para quitarles el dinero, según denunciaron a CONFIDENCIAL.

El grupo viajó vía marítima desde la isla de San Andrés, jurisdicción de Colombia, hasta Corn Island, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS), y llegó a Bluefields el pasado 4 de agosto, con el objetivo de cruzar el país en ruta hacia Estados Unidos.

El venezolano Luis Alfredo González es uno de los migrantes que llegó en ese grupo, y denunció lo ocurrido a CONFIDENCIAL. Relató que llegó a Corn Island a eso de las 2:00 a.m. y se alojó en el hotel Sweet Dreams, ubicado junto al muelle, y horas más tarde abordó un ferri que lo llevó a Bluefields.

“Unos traficantes de drogas, que también trafican personas, coyotes que te ayudan a cruzar por el mar, fueron los que nos cruzaron y nos llevaron a ese hotel, con el que aparentemente tenían relación, porque ellos amarraron todo. Dormimos un poco en ese lugar y horas después, el mismo día, ya salimos en el ferri hacia Bluefields”, detalló. En la embarcación, el grupo de migrantes venezolanos fue abordado por funcionarios de Migración, que les pidieron sus pasaportes y los anotaron en una lista.

“Cuando llegamos a Bluefields, fue como en la tarde, ahí ya nos estaba esperando otro grupo de funcionarios de Migración. Nos montaron en un buseta, nos llevaron para un lugar de bomberos (una estación), no fue para Migración, y ahí nos tuvieron por varias horas”, describió.

“En Nicaragua nos robaron las autoridades”

El migrante venezolano afirma que en la estación de bomberos de Bluefields –luego de quitarles sus pasaportes– los funcionarios de Migración les dijeron que debían pagar 150 dólares por un salvoconducto, que supuestamente les permitiría transitar por territorio nicaragüense sin ningún problema.

“Había personas que andaban dinero y lo pagaron, pero otras, como yo, no teníamos tanto dinero y no los podíamos pagar, porque nos dejaban sin nada para seguir hacia Estados Unidos. Entonces, como dijimos que no teníamos esa cantidad, nos preguntaron cuánto andábamos. En mi caso, ofrecí 20 dólares y me los agarraron, pero después nos metieron a un cuarto oscuro y nos desnudaron uno por uno para encontrarnos el dinero y quitarnos los 150 dólares”, denunció.

González considera que el actuar de los funcionarios fue “corrupto e ilegal”. Fue “un atraco, nos quitaron obligado ese dinero, nos robaron, y lo más bravo es que nos lo quitan y no nos dan ningún papel de salvoconducto. Nos dijeron que, si nos paraban más adelante, que solo dijéramos que pasamos por ahí y que la Policía ya iba a saber que ya habíamos pagado eso”.

“Yo tenía 170 dólares para el viaje y de corazón yo les di 20, calculando que me sobrara para el viaje, pero cuando me desnudaron me encontraron los otros 150 dólares que tenía para continuar, entonces, me devolvieron los 20 y me quitaron los 150”, denunció.

González viajaba con otros 14 venezolanos que, al igual que él, tenían en ese momento ocho días de travesía. Resaltó que en todo ese tiempo –desde que salieron de Venezuela, huyendo de la crisis sociopolítica y económica que vive su país–  fueron “movidos por gente que traficaba droga, coyotes, y ellos no nos robaron, pero en Nicaragua nos robaron las autoridades, que son los que supuestamente deben cuidar al civil”, reclamó.

Amenazados con cárcel por reclamar “el atraco”

González asegura que, después del “atraco”, insistieron en que les entregaran “un papel sellado por Migración” y la respuesta de las autoridades fueron “amenazas de cárcel”.

“Nosotros reclamamos, les dijimos que en todos los países daban un papel sellado por Migración como salvoconducto, pero no lo dieron, se tardaron mucho, andaban con mucho misterio y otro corrupto, uno de los policías que andaba con ellos, que apoyaba el robo, me quería meter preso porque yo les reclamé”, indicó.

Narró que varios del grupo también abogaron para que no les quitaran el dinero porque “tenían que comer, pagar los pasajes y a ellos no les importó eso, solo les importó quitar el dinero. Son unos corruptos, tanto sacrificio que uno hizo para salir de Venezuela y que todavía los mismos funcionarios le vengan a robar es indignante”.

El 5 de agosto, a eso de la una de la madrugada, los funcionarios de Migración de Nicaragua permitieron que el grupo saliera de la estación de bomberos de Bluefields. González asegura que fueron “abandonados a su suerte, en una calle que estaba oscura, que nos podían haber terminado de robar lo poco que nos dejaron o los celulares, pero a ellos no les importó dejarnos al abandono, tuvimos que caminar de los bomberos a la terminal de buses de Bluefields para seguir avanzando”.

El grupo salió de Nicaragua de forma irregular por temor a que en los puestos oficiales de Migración les pidieran el salvoconducto que los funcionarios de esa institución en Bluefields nunca les dieron.

“Tuvimos que pedirle a nuestros familiares que nos mandaran algo de dinero para seguir el camino. Nos fuimos por punto ciego porque teníamos miedo que nos pararan otra vez y nosotros sin ese papel, porque tanto dinero que nos quitaron y ni siquiera pudimos pasar legal porque ellos ni un papel nos dieron”, reclamó González.

Entre el 4 y el 7 de agosto pasado, arribaron a Bluefields, en el Caribe Sur de Nicaragua, 296 venezolanos, informaron medios locales. // Foto: Tomada de las redes sociales.

Otro grupo de venezolanos arribó a Bluefields

El 7 de agosto, mientras González ya transitaba por territorio hondureño, con un salvoconducto válido por cinco días, que le dieron gratuitamente en Migración de Honduras, otro grupo de venezolanos arribó a las costas del Caribe Sur de Nicaragua. 

Medios locales reportaron que 185 migrantes: 178 venezolanos, tres colombianos, tres peruanos y un rumano, llegaron a Bluefields luego de estar en Corn Island, donde arribaron desde la isla San Andrés..  

El grupo de migrantes nuevamente fue interceptado por Migración y Extranjería en Bluefields. El reporte refiere que, igual que hicieron con los 118 venezolanos que arribaron el 4 de agosto, les quitaron sus pasaportes y luego los trasladaron en microbuses hacia la estación de bomberos, donde, supuestamente, les darían atención médica y se definiría su situación migratoria”.

Ciudadanos que habitan cerca del puesto de bomberos de Bluefields aseguraron a CONFIDENCIAL que esa zona estuvo fuertemente custodiada por la Policía, entre el 7 y el 8 de agosto. Pero el 9 de agosto “ya no había presencia policial, porque sacaron al grupo a la una de la madrugada, como hicieron con los otros que vinieron el 4 de agosto”.

En los últimos dos años la migración de venezolanos hacia Estados Unidos volvió a incrementar. Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos reportó que en lo que va del año fiscal 2022 –de octubre de 2021 hasta junio de 2022– se registran 112 212 “encuentros o detenciones” de migrantes venezolanos.

En 2021, los encuentros de migrantes venezolanos alcanzaron 50 499, mientras que en 2020 –en el contexto del inicio de la pandemia de la covid-19– la CBP solo registró 4520.

Nicaragua es ruta del éxodo de migrantes venezolanos y cubanos, que usan el territorio como trampolín para seguir su camino hacia el “sueño americano”.

Después que el régimen de Daniel Ortega decretó, en noviembre de 2021, el libre visado para los cubanos, la llegada de estos grupos fue más evidente. En redes sociales incluso se viralizaron videos en los que decenas de cubanos gritaban: “Nos vamos pa’ Nicaragua”.

Los grupos de venezolanos que han transitado por Nicaragua en busca de llegar a Estados Unidos también han sufrido tragedias en el camino. El 27 julio pasado, al menos 13 migrantes que provenían de Venezuela fallecieron en un accidente de tránsito en la cuesta La Cucamonga, en Estelí.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.