Un valiente niño cubano y Amazon

Miguel y Jeff Bezos por la Estatua de la Libertad en 2019 en la ciudad de Nueva York. Foto: Revista Fortuna

Por SE Lewinski*

HAVANA TIMES – Miguel “Mike” Bezos, de dieciséis años, salió de Cuba en 1962, sin saberlo, en un camino que lo llevaría a la fama y la fortuna. Llegó a Estados Unidos desde Cuba con una chaqueta que su madre había cosido a mano con trapos de limpieza. Era un adolescente que viajaba solo y hablaba muy poco inglés.

Mike llegó a EE.UU. bajo un programa especial que se conocería más tarde como Operación Peter Pan, en virtud del cual unos 14.000 niños cubanos fueron enviados solos bajo los auspicios de la Iglesia Católica. No se les permitió a sus padres ir al aeropuerto a despedirlos. Decidieron enviar a sus niños y niñas por temor a que fueran víctimas de adoctrinamiento.

Después de un vuelo de cuarenta y cinco minutos, comenzó una saga que cambiaría el mundo de los negocios con la valentía de este joven. La convulsión en Cuba conduciría indirectamente a un esfuerzo capitalista que se ubicaría como uno de los logros comerciales globales más importantes.

Después de pasar un tiempo en un campo de refugiados en Florida, Mike fue enviado a Wilmington, Delaware, para asistir a la escuela secundaria. Más tarde recibiría una beca y completaría su carrera en la Universidad de Albuquerque. Luego pasó 32 años trabajando con Exxon Mobile.

El joven de 16 años se convertiría en el padrastro de uno de los hombres más ricos del mundo, Jeff Bezos. A su vez, la familia Bezos se convertiría en los primeros inversores en Amazon en 1995, confiados en que Jeff podría sacar adelante su proyecto inicial. Jeff dejó un buen trabajo en Wall Street para perseguir su sueño, tal como lo hizo Mike, cuando tuvo el coraje de dejar Cuba solo.

En resumen, si no fuera por Fidel Castro y el giro que tomó la revolución cubana en sus primeros años, es posible que no tuviéramos Amazon. Después de graduarse de la universidad, Mike conoció a Jaclyn Gise (madre de Jeff) y emprendió una carrera para obtener fondos, que luego le proporcionó a Jeff Bezos, el fundador de Amazon.

“Cuando vino aquí de Cuba a los 16 años, no solo estaba solo, sino que solo hablaba español. Su valor, determinación y optimismo son inspiradores”, comentó Jeff Bezos.

La ironía de esta historia es que, en los viajes desde los EE.UU. a Cuba para Apoyar al Pueblo Cubano (una licencia general que evita las restricciones del embargo contra la isla), muchos viajeros en estos días compran artículos para llevar disponibles en múltiples fuentes de… Amazon.

*Escritora invitada de Havana Times

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times



One thought on “Un valiente niño cubano y Amazon

  • Me encanta el círculo que se creó en esta historia

Comentarios cerrados.