Un chile campechano en La Habana

Por Pilar Montes

HAVANA TIMES — A Andrés Buenfil, empresario yucateco que visita Cuba con frecuencia desde 1988, le llamó la atención que este país carece de un buen restaurante de cocina mexicana.

‘Los mexicanos somos muy apegados a nuestra cocina y donde quiera que viajamos buscamos los restaurantes que brinden nuestros platos favoritos’, dijo Buenfil a Havana Times.

De ahí que se propuso abrir un establecimiento de este tipo, no en los barrios de mayor flujo de turistas como La Habana Vieja, el Vedado o Playa, sino en otro, de tierra adentro como quien dice, en el municipio de 10 de octubre, barrio de Santos Suárez.

Muchos de sus conocidos y los no tanto le aconsejaron lo contrario, pero Andrés ya se había decidido. Abierto recientemente, Buenfil invitó a los vecinos a la apertura de El Chile Habanero y su oferta o la novedad ha mantenido una ocupación constante de sus mesas.

Situado en Calle Durege, esquina a Santa Emilia, una casa de dos plantas de colores muy vivos, no solo en sus paredes, sino en el mobiliario, con muchos motivos mexicanos, atrae al transeúnte.

El establecimiento se abre a un espacioso salón con mesas y uno más pequeño a la derecha que recibe al comensal con un cuadro mural, donde un tren de vapor lleva a bordo mujeres como las que integraron las tropas revolucionarias de Emiliano Zapata o Pancho Villa.

En la pared, fotos de películas de María Félix, Jorge Negrete y otros artistas famosos, así como vitrales también con motivos nacionales.

Una escalera roja de madera lleva al piso superior donde hay otros salones reservados para familias y grupos de amigos.

Tamal criollo.

Los viernes, sábados y domingos viene a animar la cena un grupo de mariachis y, si los clientes quieren retratarse con motivos mexicanos, se les facilitan sombreros típicos.

Buenfil explicó a Havana Times que en México están sus principales negocios, relacionados con los servicios que se prestan al turismo, como el alquiler de autos.

Entonces ¿considera Ud. que su restaurante es precursor en Cuba de la comida mexicana?, preguntó HT. ‘El Chile Habanero, además de ser rentable, yo lo concebí, principalmente, para promover el gusto de los cubanos por la cocina mexicana, que ha ganado adeptos en otros países del mundo, contestó.

Al mencionarle el caso de Estados Unidos y una de las cadenas que supuestamente ofrece esa gastronomía, como Taco Bell, Buenfil no dudó en calificarlo de “insulto a la cocina de mi país.”

La historia y la hermandad que une a los pueblos mexicano y cubano, dijo, “también se manifiesta en la cocina, porque los criollos tamales envueltos en hojas de maíz o de plátano, también se encuentran en México, con la única diferencia de algunas especias que usan los de mi tierra.”

Delicias de ‘El Chile Habanero’

Para introducir al neófito en los gustos, muchos de ellos picantes, de la cocina mexicana, la casa brinda sin costo al cliente un entrante de chicharritas de plátano cortadas a lo largo para que sirvan de cuchara y puedan degustar cuatro salsas distintas, entre ellas la de aguacate, tamarindo y chile.

Fajitas de camarón.

Conocedor del gusto del cubano por las pizzas, hay una gran variedad de este popular plato italiano, incluyendo la ‘Pizza de la Casa’ con distintas carnes y chiles.

Del norte mexicano son las fajitas, servidas en una sartén con el aceite aún hirviente, la ‘cochinita Pibil’, los ceviches de camarón, de las costas de Yucatán y el Caribe mexicano.

Entre los platos cubanos más solicitados están la ‘ropa vieja’ y las masas de cerdo con congrí.

‘El Chile’ tiene una coctelería innovadora como el daiquirís de mango y piña, margaritas (estas con tequila) de tamarindo y otras frutas, vinos bien escogidos y cervezas nacionales o foráneas.

Lo mejor y más atrayente de sus ofertas, sin embargo, están en aquellas que se adaptan a las necesidades de la comunidad, porque ‘El Chile Habanero´ tiene opciones especiales a más bajo precio, para los más ancianos, gesto muy agradecido por los vecinos de la Tercera Edad.

 

20 thoughts on “Un chile campechano en La Habana

  • Sin dudas un interensante artículo. Para todos los amantes de la comida y el arte culinario los invitamos a visitar el sitio http://www.cubapaladar.org, el mismo es un sitio especializado en el arte culinario, con más de 1400 paladares de toda cuba y más de 80 críticas especializadas a prestigiosos paladares de la habana, serán bienvenidos, usted puede opinar, votar y recomendar en sus lugares favoritos, así como conocer un ranking especializado y de la popularidad de los mejores restaurantes de cuba ya sean estatales o partículares, esperemos que el Chile Habanero se ubique en los mejores puestos de nuestro sitio. A la autor del artículo de parte del equipo de trabajo le damos las felicitaciones por el trabajo realizado y la invitamos a colaborar con nuestro sitio, para nosotros será un inmenso placer, se puede poner en conrtacto con nosotros a través del siguiente correo, cuba@cubapaladar.org

  • Interesante el artículo, invito a la autora a publicar su artículo en el blog y sitio del proyecto cubano de arte y crítica culinaria Cuba Paladar http://www.cubapaladar.org y blog.cubapaladar.org

  • Buen punto, gusana:

    En China la comunidad latinoamericana con mayor regularidad de residencia y una de las más representadas es la peruana. Y sin embargo, no tienen un restaurante donde se pueda aprecia esa excelente culinaria. Y eso que acá se sobran los ingredientes.

  • ….pero entonces cual es tu critica???…cada pais tiene sus gustos y estilos y eso no quiere decir que todos sus habitantes esten obligados a seguirlos….a mi,por ejemplo,no me gusta la yuca como mismo hay mexicanos a los que no les gusta el picante y se buscan una salsa que no pique o no usan salsa…

  • Muy interesante. Y muy loable la accion social por los viejitos.

    La comida mexicana es muy rica (no lo digo pensando en Taco Bell)

    Lastima que sea dificil llevar a Cuba la cocina peruana que hoy por hoy es la mas innovadora pero que demanda gran variedad de ingredientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *