Sigilo sobre reunión entre EEUU y Cuba

Havana Before Castro, When Cuba Was a Tropical Playground.  Graphic from 1902.
La Habana antes de Castro, cuando Cuba fue un paraiso tropical.  Ilistración del año 1902.

HAVANA TIMES (dpa) — Estados Unidos y Cuba celebraron hoy su tercera ronda de negociaciones para intentar retomar pronto sus relaciones diplomáticas, en una reunión transcurrida en La Habana con un mayor hermetismo que en las dos citas anteriores.

Las delegaciones lideradas por la secretaria adjunta para América Latina del Departamento de Estado norteamericano, Roberta Jacobson, y la directora de asuntos de Estados Unidos de la cancillería cubana, Josefina Vidal, se reunieron en la isla en una reunión convocada por Cuba y anunciada por ambas partes a corto plazo el pasado viernes.

Jacobson llegó a La Habana el domingo a la cabeza de una delegación más pequeña de lo habitual, según las pocas informaciones que ofrecieron fuentes estadounidenses en la isla.

Los equipos negociadores no tenían previsto comparecer ante la prensa como en la primera ronda de conversaciones celebrada a finales de enero en La Habana o durante el segundo encuentro que tuvo lugar en Washington un mes después.

Fuentes diplomáticas norteamericanas subrayaron previamente que la cita tenía un formato menor a ocasiones anteriores. La reanudación de las negociaciones, poco más de dos semanas después de la última cita, tiene lugar en medio del malestar que han causado en la región las nuevas sanciones de Washington a Venezuela.

“Las delegaciones intercambiarán sobre temas relacionados con el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos”, informó la parte cubana el fin de semana escuetamente en un comunicado.

El Departamento de Estado informó inicialmente que la delegación presidida por la más alta representante norteamericana para la región debe volver a su país a mediados de semana.

Pese a que ambos países han hablado hasta ahora de “avances” en el proceso para reanudar sus relaciones diplomáticas anunciado en diciembre, por ahora no se ha informado de un cronograma concreto.

El gobierno de Obama quiere reabrir su embajada en La Habana antes de la Cumbre de las Américas de abril en Panamá, una cita inédita a la que deben asistir por primera vez todos los países del continente.

Cuba, por su parte, ha subrayado que espera que Estados Unidos retire a la isla de su lista de Estados patrocinadores del terrorismo, en la que el país antillano está desde 1982, así como que solucione los problemas que tiene la Sección de Intereses cubana en Washington (que debe convertirse en embajada) para abrir una cuenta bancaria.

El gobierno de Raúl Castro endureció en los últimos días sin embargo ligeramente el tono contra Estados Unidos debido a las nuevas sanciones que Washington impuso a Venezuela, un estrecho aliado de Cuba.

Obama calificó hace unos días la situación en Venezuela, donde varios dirigentes opositores han sido encarcelados en el último año, como una “amenaza para la seguridad nacional” de Estados Unidos.

La isla, que depende en gran medida del suministro de petróleo barato por parte del gobierno de Nicolás Maduro, rechazó lo que calificó como una política de “zanahoria para Cuba y garrote para Venezuela”.

Simpatizantes del castrismo organizaron en la noche del domingo un concierto de apoyo al país sudamericano en la Escalinata de la Universidad de La Habana, poco después de la llegada de Jacobson a la isla.

Otros países del bloque latinoamericano cercano al chavismo, como Bolivia, también criticaron con dureza a Estados Unidos.

El sábado, la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) criticó después de una reunión extraordinaria celebrada en Quito a nivel de cancilleres las sanciones estadounidenses y pidió al gobierno de Obama que derogue las medidas.

El bloque, criticado hace meses por observadores por no condenar el duro proceder de las autoridades en Venezuela contra la oposición, reafirmó también su compromiso con la “no intervención” en asuntos nacionales.

La Alianza Boliviariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), formada por países afines al chavismo y liderada sobre todo por La Habana y Caracas, se reunirá por su parte este martes en Caracas para “definir una posición común” ante la “agresión a Venezuela” por parte de Estados Unidos.

El 10 y el 11 de abril está previsto que se reúnan en Panamá todos los mandatarios de la región para la Cumbre de las Américas, la primera a la que asiste Cuba. Obama y Raúl Castro se verán ahí previsiblemente las caras también por primera vez en un foro oficial, después del fugaz encuentro que tuvieron a finales de 2013 durante el funeral de Nelson Mandela en Sudáfrica.

Obama y Castro anunciaron el pasado 17 de diciembre un histórico acercamiento entre ambos países tras décadas de hostilidades. Washington y La Habana acordaron retomar las relaciones diplomáticas rotas en 1961 tras meses de negociaciones secretas, saldadas con un intercambio de prisioneros.

Pese al deshielo diplomático, ambos países han subrayado que mantienen “profundas diferencias”. Sobre todo el gobierno de Obama ha señalado en varias ocasiones que sigue preocupado por la situación de las libertades civiles en la isla socialista.


One thought on “Sigilo sobre reunión entre EEUU y Cuba

  • el 18 marzo, 2015 a las 2:45 am
    Permalink

    Así gobiernan “los obreros y campesinos”. se ocultan las cosas unos a otros. ¡Y que haya gente que todavía crea en ese circo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *