Semana Santa especial en Cuba

Por Pilar Montes

Frente la embajada de Estados Unidos en La Habana. Foto/archivo: Juan Suárez
Frente la embajada de Estados Unidos en La Habana. Foto/archivo: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Muy pocas veces, para no ser absolutos, se unieron en una semana dos acontecimientos tan distintos, sin embargo, iguales por la conmoción provocada en la población del país escogido como escenario.

En Cuba hay un solo tema de conversación apasionada o polémica por estos días: la visita del presidente de Estados Unidos y el concierto de la banda británica de rock, los Rolling Stones.

El viaje de la mítica banda británica que se había comentado desde hace tiempo, se había convertido en algo tan inalcanzable como el levantamiento del bloqueo de Estados Unidos a la Isla.

Y ocurre ahora que ambos acontecimientos estarán para siempre ligados, separados solo por 72 horas entre la visita del presidente de Estados Unidos, y de la banda de rock de más larga data en la historia, con más de 30 álbumes en su haber.

La estadía de Barack Obama, prevista del 20 al 22 de marzo, al comienzo de la conmemoración religiosa de Semana Santa, tendrá cobertura total de cientos de medios, nacionales y extranjeros, mientras el concierto con que han soñado los cubanos jóvenes y los que peinan canas, cerrará el 25 ese espacio en el tiempo, demasiado corto para el deseo de todos.

Sin haber ocurrido aún, puede asegurarse que el resultado final de los dos acontecimientos será de satisfacción, como dicen las “piedras rodantes” en su tema más famoso.

Política con pelota

Por primera vez en casi 88 años visitará Cuba un presidente de Estados Unidos en el cargo. Antes que él lo hizo Calvin Coolidge, quien desembarcó de una cañonera, estampa de aquellos tiempos. Barack Obama lo hará del avión presidencial, acompañado de familia, funcionarios y empresarios.

Tampa Cuba 22 marzoPortador de buenas nuevas que facilitarán el comercio entre ambas naciones y la autorización a más estadounidenses a viajar solos a Cuba, en el programa de “pueblo a pueblo”, hará una entrada triunfal, aunque queden todavía muchas demandas de parte y parte por resolver.

Tal como sucedió con la diplomacia del ping-pong, desplegada en 1971 por Richard Nixon en un deshielo de las relaciones con China, esta vez se escogió el béisbol como vehículo, por ser el deporte que contribuyó a la formación de la nacionalidad en los Estados Unidos y en Cuba.

Al conocerse la noticia del encuentro beisbolero al que asistiría Obama, el desespero de los locales se concentró en conseguir entradas al juego, fijado para el 22 de marzo en el estadio Latinoamericano, entre los equipos de Cuba y el Tampa BayRays.

El día 15 se expandieron los comentarios que se había empezado la distribución de entradas para el partido en escuelas secundarias, pre-universitarias, universidades y centros de trabajo.

Para aspirar a las entradas no fue preciso ser del Partido o la Juventud Comunista u otra organización, solo acreditar su condición de trabajador o estudiante, según testimoniaron algunos de mis vecinos que ya tienen asegurado el acceso.

Dicen que el entorno del estadio latinoamericano ha sido pintado, asfaltado y que la población del municipio Cerro le agradecerá más que otros, la visita del mandatario estadounidense.

Concierto, un año y 62 contenedores después

El embajador del Reino Unido en Cuba, Timothy Cole, dijo estar orgulloso de haber contribuido a realizar este histórico concierto. “Me siento muy feliz de que haya sido posible durante mi tiempo aquí”, expresó a medios de prensa.

El embajador británico, Timothy Cole.
El embajador británico, Timothy Cole.

El vicepresidente del estatal Instituto Cubano de la Música, Osmani López, precisó a la prensa que los terrenos de este coliseo tienen espacio para acoger unas 400 mil personas en la presentación.

Alrededor de 70 trabajadores –entre constructores, luminotécnicos, personal de servicios y la producción, laboran en el montaje de la plataforma de 80 metros de largo, 56 de ancho y 20 de altura.

La producción del espectáculo es un gran reto por todo el equipamiento que trajeron en unos 62 contenedores y la producción que soporta el concierto, dijo López.

Los que no han seguido la carrera de los Stones, al escuchar que se les llama “sus satánicas majestades” se preguntarán si están en el cielo o en el infierno.

Y es como para preguntárselo, si vieron la página de los Rolling en Facebook con los tatuajes con motivos cercanos al logo de la mítica banda: esta vez la gran boca de la lengua afuera está decorada con banderas cubanas, olas y palmas.

Lo cierto es que los cubanos estarán “en estado de gracia” después de una Semana Santa repleta de inusitados acontecimientos.


7 thoughts on “Semana Santa especial en Cuba

  • el 20 marzo, 2016 a las 11:03 am
    Permalink

    Isidro, y de dónde lo sacaron ahora?, porque ingenieros y expertos en esto, “dentro de Cuba” , (o sea, no lo leí en ningún periodiquito de los obsesivos miamenses), han multiplicado y sumado los equis metros de distancias reparadas, y han llegado a la conclusión de la cantidad de asfalto y cemento que apareció de buenas a primeras para reparar por donde Obie va a pasar, los mismos que van al stadium dicen que hace 20años están dando complaint de las condiciones de peligro en que se encontraba, (y hasta ponen fotos del before and after) cuál es la explicación de que en el reparto Siboney (el cual ni tengo idea donde se encuentra), que es donde viven ellos, NO hayan huecos en las calles donde las amas de casa vayan a echar la basura?. Es la misma explicación que se le puede dar a que TC tenga millones para pagar por un Yate y viajar por el Mediterráneo y que no haya dinero para comprarle zapatos al equipo de pelota. Y para qué seguir enumerando el dinero que sí hay para ver cómo viven, y la vida que se dan los generalotes y su familia, y que no lo haya para un miserable carreton que recoja la basura porque es absurdo y bien clara la respuesta. Cuba tiene un gobierno que usa el dinero del erario del pueblo para vivir como los burgueses que tanto critican.

  • el 20 marzo, 2016 a las 12:55 am
    Permalink

    Miranda:

    Si no aparecen siquiera los carretones de mulas para recoger la basura en La Habana, ¿de dónde crees que habrá para pavimentarla…? Yo al menos no tengo explicación…

  • el 19 marzo, 2016 a las 6:04 am
    Permalink

    las Ilustres Majestades tienen cosas mas importantes a que dedicarse: asegurar la continuidad,disfrutar del Poder,pensar en el mundo mejor y ver como entierran al Imperio de alguna forma…..De todas formas,los cubanos ya estan amaestrados y con cualquier cosa se conforman !!!!!

  • el 19 marzo, 2016 a las 4:15 am
    Permalink

    Vamos a darle la visa de cinco años con la condición de que cada viaje vaya a un barrio distinto

  • el 19 marzo, 2016 a las 1:08 am
    Permalink

    Ellos mismos se están matando al estilo chacumbele, ¿O van a decir que Obama les mandó las toneladas y toneladas de asfalto?.

    Con el dinero del erario del país compran de todo, mas las donaciones que reciben, las almacenan para casos extremos como este, y para arreglar las casas y calles donde viven ellos. ¿ Al pueblo?, que le caiga el techo del stadium en la cabeza y que haya algunos heridos, dicen que tenía unas quejas de 20años, y que nunca se hizo nada.

  • el 18 marzo, 2016 a las 9:10 pm
    Permalink

    Dos comentarios que leí en internet:

    1- “Obama ha resultado ser el mejor alcalde de La Habana, ha arreglado más calles que nadie”
    2- “Han arreglado en una semana lo que no arreglaron en 57 años”.

    Conclusiónes:
    1: Entonces había con qué arreglar.
    2-¿Por qué entonces no lo habían hecho?

  • el 18 marzo, 2016 a las 12:26 pm
    Permalink

    El estado de gracia se les pasara pronto para regresar al estado de desgracia, una vez mas, mas ruido que nueces, tiempo al tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *