Se fue “el alma de la Revolución”

La misma imagen del anciano en una esquina de Centro Habana, la izquierda del pasado 11 de mayo, la de la derecha, este jueves. (14ymedio)

El cartel a su espalda convocaba al Octavo Congreso del PCC, que se celebró en 2021.

Por Juan Diego Rodríguez (14ymedio)

HAVANA TIMES – En una caja de plástico verde, de las que se usan para las botellas, y en otra de cartón, entre papeles de colores y periódicos, el anciano de unos ochenta años, con tabaco en la boca y de gesto resignado, exhibía su venta: jabón y cigarros –adquirido con la libreta de racionamiento–, puré de tomate casero –de color dudoso–, pasta de dientes, almohadillas íntimas…

No era una imagen extraña en Cuba, donde a los jubilados no les alcanza con el dinero de su pensión y tienen que buscarse la vida para poder subsistir. En el peor de los casos, mendigan entre la basura; en el mejor, revenden lo que adquieren en el mercado normado, como este anciano apostado con su silla en una esquina de Centro Habana.

Lo llamativo era el cartel a su espalda, convocando al Octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba, que se celebró entre el 16 y el 19 de abril de 2021, con las palabras: “El Partido es el alma de la Revolución”. El año que había transcurrido desde que se puso el cartel, había tornado en rosado el color rojo oficial.

Este jueves, volvió el mismo anciano a la misma esquina, con las mismas cajas y los mismos precarios productos de reventa. Pero, esta vez, sin el mismo cartel. Alguien decidió que ya era hora de quitarlo. El Partido ya no vigila el mísero negocio del anciano. Desapareció de su vista “el alma de la Revolución”.

Read more from Cuba here on Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.