Se aborta concurso financiado por EE.UU. en Cuba

Tracey Eaton  (onthemalecon.com)

Grabadora digital, auriculares y un micrófono
Grabadora digital, auriculares y un micrófono

HAVANA TIMES – ​​Cuando Jeff Kline visitó Cuba ofreciendo enseñar a los jóvenes cómo realizar programas de radio, una habanera de 25 año se inscribió.

Kline era de otro país y de otra generación, pero según la mujer el estadounidense rápidamente se ganó su confianza. Él era una persona agradable, tenía pelo largo y “aspecto hippie,” dijo ella.

Kline le dijo que estaba dirigiendo un concurso internacional para jóvenes. Los que desarrollaran los mejores programas de radio recibirían “netbooks, grabadoras digitales, equipos de producción de radio y otros equipos para la realización de programas independientes.”

La mujer y otros participantes elaboraron sus segmentos de radio, pero el concurso se terminó abruptamente y nadie nunca recibió premio alguno o explicación de qué salió mal. La jóven comentó: “Me siento usada, trataron de manipularme”.

En ese momento la joven no lo sabía, pero el Gobierno de Estados Unidos estaba detrás del concurso llamado El Barrio en Directo, o El Barrio en vivo. Sus organizadores salieron de Cuba después que el agente estadounidense Alan Gross fuera arrestado en diciembre de 2009.

Al igual que Gross, Kline trabajaba bajo contrato.

En mayo, escribí que Kline viajó en una ocasión a Cuba para probar teléfonos celulares y otros dispositivos inalámbricos para un empresa que trabajaba para el Departamento de Estado. (Ver “El Otro Alan Gross“).

Anteriormente, en febrero, escribí sobre un proyecto cubano que él está llevando a cabo para la Junta de Radiodifusión de Gobernadores. (Ver “La increíble desaparición del contrato de los 450 mil dólares“).

La mujer, ahora de 30 años, dijo que Kline nunca mencionó ninguna conexión con el Gobierno estadounidense. Los organizadores le dieron un equipo de grabación, le explicaron las bases del concurso y las instrucciones y pensó que no había nada más que decir.

“Yo tenía 25 años, era muy joven, súper joven”.

Recordó que Kline mencionó a una de las más famosas activistas por la democracia en Cuba.

“Me preguntó si yo sabía quién era Yoani Sánchez. Le dije que no la conocía”.

Kline no lo podía creer.

Me dijo: “¿No sabes quién es Yoani Sánchez?”

Después de esa conversación, los organizadores le dieron un libro sobre Sánchez para que aprendiera más sobre la bloguera cubana.

Mirando hacia atrás, ella piensa que Kline estaba “tanteando” a los participantes, tratando de descubrir si tenían “tendencias anti-gubernamentales.”

El Barrio en Directo

Jeff Kline
Jeff Kline

En ese tiempo, Kline, de 68 años, y algunos de sus colegas trajeron a Cuba unos $ 50 mil dólares en equipos de comunicación, incluyendo, al menos, un teléfono satelital, dijo otra fuente, que también habló bajo condición de anonimato.

Las autoridades cubanas confiscaron algunos de los equipos y detuvieron brevemente a uno de los empleados, identificado por dos fuentes como Pablo Castro.

La habanera dijo haber conocido a Castro, quien promocionó el concurso de radio como un programa para jóvenes de América Latina y el Caribe.

En realidad, Cuba era el único blanco del programa, dijo una fuente que está familiarizado con la obra de Kline en la Isla y habló con la condición de guardar su anonimato.

Progreso Internacional

Progreso Internacional, un sitio web ya desaparecido, describió el tema del concurso como “soluciones básicas para los problemas de nuestra comunidad en América Latina y el Caribe.”

El sitio ya no está activo, pero versiones archivadas contienen instrucciones sobre el concurso y otras informaciones.

Sin embargo, permanecen aun las preguntas sobre la obra de Kline. ¿Cuánto costó el concurso a los contribuyentes estadounidenses? ¿Ayudó este a la causa pro-democracia cubana? ¿Era una tapadera para encubrir otras actividades? ¿Kline estaba más interesado en ​​probar los implementos de comunicación que en entrenar a los posibles disidentes? ¿O las dos tareas eran importantes?

Cualquiera que haya sido el caso, la mujer dijo sentirse traicionada. Declaró que realizó un programa de radio “por gusto” y los organizadores nunca le han pedido disculpas o explicado qué sucedió. Ella expresó:

“Les envié correos electrónicos, pero nunca respondieron. Lo que te venden es una mentira”.


16 thoughts on “Se aborta concurso financiado por EE.UU. en Cuba

  • el 23 octubre, 2014 a las 10:08 am
    Permalink

    El delito de los 5 me queda claro, espionaje, lo de que el juicio fuera justo o no, habría que discutirlo con más profundidad; pero ¿podría decirme cuál fue el delito de Gross?

  • el 22 octubre, 2014 a las 9:09 am
    Permalink

    Simplemente argumentaba a Gabriel Pino que Alan Gross, empleado para una empresa vinculada con US-AID especialmente en paises conflictivos, no fue un ángelito humanitario ayudando a sus amiguitos judios en Cuba. Tambien reconozco que los 5 y demás cubanos involucrados estaban en misión de espionaje para el gobierno de Cuba. No creo que ninguno, Gross, ni los 5, recibieron un juicio digno ni justo.

  • el 22 octubre, 2014 a las 8:44 am
    Permalink

    Circles, perdona, pero ¿estás comparando “el delito” de Alan Gross con el de los 5 espías? ¿Estás diciendo que el proceso que se le siguió a Alan Gross en Cuba tuvo las mismas garantías que el que tuvieron los 5 espías en Estados Unidos? ¿Justificas que debe haber un canje entre ellos y Alan Gross como ha sido objetivo evidente del gobierno cubano desde que le permitió entrar por la aduana cubana varias veces con equipos supuestamente prohibidos? Y lo que es más grave, ¿estás diciendo que las implicaciones que tuvieron las acciones de los espías (derribo en aguas internacionales de la avioneta de Hermanos al Rescate) fueron iguales a las que tuvieron las de Alan Gross?

  • el 21 octubre, 2014 a las 8:18 am
    Permalink

    No hablé de lo justo o no justo de la condena. Parece que ahora estas de acuerdo que no fue una misión humanista para ayudar a sus amiguitos judios. Fue algo de $$$$. La investigación de Tracey Eaton dejó claro lo que era su papel. El único argumento que te queda es el la cadena excesiva, igual que mantiene el gobierno cubano en el caso de Los Cinco agentes. Culpables eran todos según las leyes, Gross y Los Cinco, cada quien con sus justificaciones y motivaciones.

  • el 21 octubre, 2014 a las 3:21 am
    Permalink

    Dime Circles: por lo que ha hecho Alan ¿se merece 15 años de cárcel? Exactamente ¿qué daño hizo? Te lo repito, Alan no robó, ni asesinó ni violó a nadie. No le ha hecho daño a nadie. Es una buena persona que jamás hizo daño a nadie y jamás hará daño a nadie con la edad que tiene. Personalmente a Alan le compraría un coche usado.

    Piensa en la condena completamente desproporcionada de 15 años de cárcel que en la práctica con la edad de Alan supone una cadena perpetua. En Cuba por homicidio te puede caer solo 6 años de cárcel y te pueden rebajar la pena si tienes mas de 60 años. En Cuba por violar a una menor de edad te pueden caer solo 4 años de cárcel.

    A Alan Gross le han impuesto una pena superior a la que le impondrían si hubiese asesinado a alguien o violado a una menor. Y eso por hacer algo donde nadie sufrió ningún daño.

    La realidad es que a Alan lo han secuestrado y ahora piden la liberación de los cinco como rescate. Han tomado a un pobre anciano que no hizo ningún daño como rehén en una disputa entre naciones. Eso está en las antípodas de lo que dicen que defiende La Revolución.

  • el 20 octubre, 2014 a las 10:19 am
    Permalink

    Lo que el reportaje de Tracey Eaton demuestra es que Alan Gross no fue a Cuba para “ayudar amigos judios” como usted dijo. Si fuera así no hubiera cobrado tanto dinero. Si merece un indulto es tema aparte. Si los equipos que llevó en varios viajes a Cuba deben ser legal, tambien. Pero los hechos y su carrera trabajando como “contratista” ponen en cuestión el idea del inocente y humanista Alan, ahora abandonado por el gobierno que indirectamente pagó sus servicios.

  • el 20 octubre, 2014 a las 10:06 am
    Permalink

    Pero Circles, ahora nos vas a decir que la misión de Alan Gross era derrocar al gobierno cubano usando Internet satelital. ¿Qué mas podría hacer Alan? Te lo repito, a Fidel le concedieron un indulto después de asesinar a unos cuantos cubanos. Por decencia deberían de tener la misma ecuanimidad con Alan.

    Un régimen que se pone en peligro con una concesión de Internet satelital se cae con un estornudo.

    A Alan no le encarcelaron. Le secuestraron y ahora están pidiendo un rescate.

  • el 20 octubre, 2014 a las 2:46 am
    Permalink

    A Alan Gross le metieron 15 de cárcel por intentar facilitarle internet satelital a unos amigos judíos, algo que es completamente legal en todo el mundo menos en Cuba y en Corea del Norte. Eso en un país donde por homicidio te pueden caer solo 5 años de cárcel.

    Se vea como se vea 15 años de cárcel por intentar introducir Internet satelital es una animalada. Alan Gross no mató, ni robó ni violó a nadie. ¡Por favor, un poco de sentido! A Fidel le perdonaron la cárcel después de un ataque donde asesinó a numerosos cubanos.

    Y lo peor es que hay que leer quien defiende esa pena para Alan Gross.

    El día que se muera Raúl Castro, voy a ir a su tumba a vomitarle encima.

  • el 19 octubre, 2014 a las 1:53 pm
    Permalink

    La historia ha demostrado que los capitalismos de estado (eso que llaman socialismo marxista-leninista) se caen por su propias contradicciones.Los medios de comunicación no tumban gobiernos sin negar que sirvan para que la gente se informe, lo cual ocurre más tarde o más temprano.

  • el 19 octubre, 2014 a las 10:27 am
    Permalink

    El problema con Cuba es que la unica ideiologia es la del que gobierna.No es de izquierda porque la clase trabajadora nada tiene que ver con la toma de decisiones es de extrema derecha por la forma en que explota al trabajador pagandole salario de miseria,es estalinista por cuanto casi todo es del estado,es capitalismo salvaje porque en los pocos negocios particulares el empleador paga lo que le viene en gana al empleado poque no existe salario minimo..En mi oponion Cuba es y ha sido una dictadura caudillista cuya unica diferencia con las de Somoza ,Trujillo o tantas otras es su barniz ideologico..las democracia de izquierda lo saben ,pero usan a Cuba para mostrarle a USA su independencia y ganar el voto de la poblacion mas inculta ,que han visto al regimen castrista como heroico por su enfrantamiento a USA,porque la envidia a este pais esta en los genes de buena parte de latinoamericanos y sus gobernantes.Parte de la culpa es de USA que ha tratado a Cuba como un adversario importante y los Castro se lo han creido..Bravo por Obama que cuando el gobernante actual de la isla,le ofrecio un canal privado de comunicacion,le contesto que usara los establecidos

  • el 18 octubre, 2014 a las 6:48 pm
    Permalink

    Esta Señora es una muy bien conocedora de las andanzas castristas y de como este sistema tiene viviendo al pueblo, lo que pasa es que Ella pertenece a la izquierda de caviar, de las que jamás aguantaría que se le violaran sus derechos como le hacen al pueblo nuestro, del grupito de trasnochados y sinvergüenzas que colaboran para limpiarle la imagen al dictador ante el mundo.

    A “estos” en una Cuba libre los tendremos que sentar a rendir cuentas, por haber colaborado conscientemente al sufrimiento cubano. Qué aquí ya no hay Nadie ajeno a nuestro pesar.

  • el 18 octubre, 2014 a las 12:04 pm
    Permalink

    Un gobierno que le teme a una grabadora, un micrófono y auriculares como los de la foto, es porque es un gobierno de papel.

    Ecuador pasó una ley de comunicaciones que obliga a dividir las concesiones de frecuencias de radio en 3 partes iguales para el sector privado, el publico y el comunitario en partes iguales. Eso si es darle voz al pueblo.

    Cuba sigue siendo una vergüenza para la izquierda democrática latinoamericana. No entiendo como Correa, Evo, Mújica, Bachellet, Dilma, no le hacen criticas a los Castros para ver si entienden los beneficios de la democracia para desarrollar sociedades prosperas.

  • el 18 octubre, 2014 a las 10:01 am
    Permalink

    Hey “Bobo de…”, Tracey’s guy :-)
    —————
    Y ahora sobre la horrible traición y uso de la doncella inocente por el malvado lobo norteño:

    Vamos desde lo general a lo particular; El gobierno de Cuba usa los programas médicos para comprar votos en la ONU, crear una opinión pública favorable en los países donde envían los médicos cubanos, como fuente de divisas y para ocultar el financiamiento ilegal desde regímenes aliados como Venezuela chavista; como pantalla de operaciones de inteligencia, etc… y solo estoy mencionando las brigadas médicas, que la miríada de organizaciones de “solidaridad” con Cuba (o sea con el castrismo) trabajan a tiempo completo blanqueando la imagen de la tiranía, y en otros menesteres mucho más sucios, como la penetración en universidades, los medios y los políticos de los países-blanco (o sea, los 5 continentes). Cuba no es inocente paloma.

    En cuanto a la doncella seducidad; veo que se benefició con entrenamiento y equipos, que como simple ciudadana cubana nunca hubiera tenido tal oportunidad.

    Coda: Si Cuba, una minúscula y empobrecida islita se cree con derecho de inmiscuíse en asuntos de la alta política internacional, de patrocinar el terrorismo y narcotráfico, de espiar a los EE.UU. e influír en su política, de propagar el horroroso comunismo, de romper las leyes internacionales enviando armas a North Korea, de oprimir a sus propios ciudadanos, de… la lista es infinita. Entonces, ¿cuál es el problema con EE.UU. tratando de propagar democracia y prosperidad?; es de agradecer, God bless America!!!

  • el 18 octubre, 2014 a las 9:39 am
    Permalink

    Yo no entiendo este artículo.Me parece que tiene el lenguaje y la mentalidad de la Guerra Fría.
    ¿Pueden las tecnologías de comunicación importadas a Cuba o los programas radiales en los Barrios atentar contra el gobierno?
    ¿Qué tipo de gobierno se siente amenazado por la información y la comunicación que pueda tener la población?
    Bienvenidas a Cuba todas las tecnologías de la información y comunicación de gobiernos y ONG del mundo!!!!!!!!!
    Sólo un gobierno cerrado totalitario, e ideológicamente fundamentalista quiere ahogar y amordazar la opinión pública nacional e internacional y ve en la información y las tecnologías de comunicación un “enemigo”.
    La muchacha que se siente “estafada”, ¿no entiende por qué se abortó el programa? ¿Ella adónde vive?
    ¿Quién es el culpable y responsable de que ella no pueda hacer una radio local?
    Tracey Eaton desconoce la realidad y el régimen político de Cuba.Su desconocimiento lo lleva a una posición reaccionaria y retrógrada contra la libertad de expresión e información.

  • el 18 octubre, 2014 a las 8:43 am
    Permalink

    Lo que no dice la autora del post, es que en Cuba ningún ciudadano tiene derecho a crear una organización no gobernamental ONG y mucho menos aun una emisora de radio aunque sea de alcance comunitario. Sin esa información parece absurdo y sospechoso que algun extranjero venga a Cuba con esos propósitos.

    En latinoamérica y el mundo es muy normal que grupos de jóvenes y comunidades tengan emisoras de radio. Hasta en las fabelas de Brasil existen medios de comunicación social.

    Solo en dictaduras de corte fascista el libre acceso a la comunicación social es una amenaza a la seguridad nacional. La autora lo sabe bien pero no lo dice para manipular la verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *