Raúl Castro y la nueva Cuba

Por Dawn Gable

HAVANA TIMES, 31 ene — ¡Finalmente un libro sobre Raúl Castro! Bueno, algo así más o menos. Esto no es una autobiografía, aunque las partes más interesantes de Raúl Castro y la nueva Cuba: una mirada de cambio* son las miradas a la personalidad del presidente cubano, a través de las reminiscencias del propio coautor Arturo Lopez-Levy y la interacción personal de su familia con el más joven de los Castro.

El libro busca, en primer lugar, evaluar los cambios en la forma de gobernar en Cuba y en las vidas de los cubanos, después del retiro de Fidel Castro y lo que está por venir en el futuro inmediato. Sin embargo, el autor escoge llegar a este objetivo de una manera indirecta.

El principal autor del libro, Harlan Abrahams, abogado y novelista, invita al lector acompañarle a través de una larga serie de visitas a Cuba en las cuales investiga informalmente las opiniones de varios cubanos, a quienes conoció en el camino.

A diferencia de muchos autores que escriben sobre Cuba, Abrahams no intenta enmascarar la fuerte tendencia ideológica que lleva en su intento. En lugar de esto presenta abiertamente sus opiniones, suposiciones y conclusiones en el mismo primer capítulo, con pocos argumentos o evidencia.

Su prejuicio es inconfundible, en todo el libro, en declaraciones tales como, el padre de Elián González “parecía ser un buen hombre aunque era comunista”.

Además, Abrahams adquiere los mismos malos hábitos que tienen la mayoría de los escritores estadounidenses que escriben sobre Cuba.

Él presenta conversaciones improvisadas como si fueran miradas profundas dentro de la realidad cubana, repite historias disparatadas proporcionadas por antiguos colegas de Castro, con un interés creado, y usa continuamente la palabra “América” para referirse a un país, en lugar del continente.

Pero lo que más me desconcertó fue su relato de una conferencia que se realizó en el 2009 en la Universidad de Queen’s en Canadá. Primero admite que apenas atendió el evento, pero después continúa dándole una paliza como una fiesta de amor con Cuba.

Yo participé en la conferencia, y su valoración sobre la situación está muy lejos de la realidad. Esto me dejó escéptico acerca de la fidelidad de las entrevistas informales que recrea en este libro.

Raúl Castro en 1966 (con sombrero, a lo lejos) es padrino de la boda de los padres de Lopez-Levy (a la izquierda, a lo lejos)(Tomado de la colección de Arturo Lopez-Levy).

Afortunadamente, las viñetas y los análisis políticos del coautor rescatan al lector.

En discusiones artificiales entre los dos autores, Lopez-Levy aclara metódica y elocuentemente importantes episodios de la historia de Cuba, explica e identifica los motivos de actuales figuras principales (algunos desconocidos), muestra sus objetivos y estrategias y presenta predicciones y recetas, muy bien pensadas, relacionadas con asuntos internos y relaciones internacionales.

Particularmente el ultimo capítulo, “The Path to Reform” (El camino a la Reforma), analiza minuciosamente el acercamiento del gobierno cubano dirigido por Raúl Castro.

Lopez-Levy explica que “Como Raúl no quiere una transición hacia la democracia, sino una reforma económica dirigida por el Partido Comunista de Cuba (PCC), la secuencia política adoptada es lógica: primero, para fortalecer el Partido; segundo, para preparar a la población para las modificaciones y cambios colaterales, tales como, un incremento de la desigualdad y la corrupción; y tercero, implementar los cambios económicos”.

Él continúa advirtiendo que “nadie debe esperar el abandono absoluto del socialismo o un repudio del legado de Fidel. Por el contrario, aunque se cambie el modelo de forma radical, la retórica seguirá siendo la continuidad y reverencia por las etapas anteriores”.

La experiencia de Lopez-Levy’s en el asunto no es casual. Raúl Castro y su tío son amigos de muchos años, y sus familias están unidas por lazos matrimoniales.

Esta posición facilitó el entrenamiento militar y académico de Lopez-Levy, que con la intervención de Raúl, lo llevó a una corta carrera como analista político para el gobierno cubano, que terminó debido a su incapacidad para seguir la línea partidista.

Levy ha estudiado y enseñado en los Estados Unidos por más de una década, actualmente lo hace en la Escuela de Estudios internacionales Josef Korbel de la Universidad de Denver.

Él ofrece una valoración académica sobre la Cuba actual y permite que los lectores vean la situación a través de los ojos de una determinada clase de cubanos, un segmento reformista de la élite en el poder, que, hasta ahora, ha permanecido ausente de los textos en inglés.

Los cubáfilos deben leer este libro aunque solo sea por el valor de entretenimiento que tienen los encuentros íntimos de Lopez-Levy con el infame, pero sutil Raúl Castro.

Los cubanólogos se beneficiarán grandemente con la valoración metódica, razonable y familiar que hace el libro sobre dónde está Cuba hoy en día y hacia dónde se dirige en el futuro cercano. Esto los obligará a buscar algunos nombres en google e incluso actualizar sus expectativas.
—–

(*) Raul Castro and the New Cuba: A close-up view of Change
By Harlan Abrahams and Arturo Lopez-Levy
2011, Jefferson, North Carolina, Mc Farland & Co., Inc. Publishing


2 thoughts on “Raúl Castro y la nueva Cuba

  • el 1 febrero, 2012 a las 9:41 pm
    Permalink

    Más de lo mismo…pobre gente imbuida en su ego elevadisimo…jamás se podrá hablar de una nueva Cuba, con algún Castro de por medio,con algún Castro en el poder…primero por la ofensa , luego por el fracaso y porque como dice la Escritura “…nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera el vino nuevo rompe los odres, y se derrama el vino,…”Mc.2,22. La Cuba Nueva, necesita odres nuevo, los que tienen , no sólo están viejos, además viciados, podridos y a punto de romperse.

  • el 31 enero, 2012 a las 3:00 pm
    Permalink

    este libro es dos cosas. la pimera un intento del sr Lopez Levy de colocarse personalmente en el mercado americano, en lo que al autor de este articulo le ayuda. la segunda es servir de puente entre su propìa familia, millonaria en Cuba y vinculada visceralmente a Raul castro, y los grupos de opinion en USA. Felicidades Turi!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *