Quinto día de protesta en Wall St.

By Valerie Carmel

"No vamos a callar." En la protesta "Occupy Wall Street". Foto: Alec Signorino

HAVANA TIMES, 21 sep. — La ocupación pacífica en Wall St. fue reprimida con violencia durante el cuarto día de protesta.

Durante la mañana del 20 de Septiembre los manifestantes despertaron para descubrir que había empezado a llover, consecuentemente usaron plásticos para proteger sus quipos electrónicos.

Declarando que el uso de este tipo de protección constituía una violación de la ley que declara el uso de carpas en espacios públicos de la ciudad ilegal, la policía atacó a un manifestante arrastrándolo por el cuello de su camiseta y luego arrestó a cuatro manifestantes más.

Uno de los manifestantes perdió un diente, otro tuvo un ataque de asma (según algunos manifestantes entrevistados, este último paso la noche en un hospital de la ciudad.)  La paz que se había creado en Liberty Plaza fue innecesariamente violada por la fuerza policial.

Los sucesos del 20 de Septiembre muestran que la policía neoyorquina esta dispuesta a usar la fuerza para asegurar que la normalidad cotidiana de Wall St. no siga siendo interrumpida por los cantos y mensajes de este grupo.

A las 7 de la noche se organizó una Asamblea General en la que un manifestante declaro que la violencia policial “desgarró nuestro espíritus, pero no logró conquistar nuestros espíritus.”

Mensajes dirigidos a mejorar la moral del grupo abundaron en la noche.  Un grupo de trabajo celebró tener suficientes mantas para proteger a los manifestantes del frío de la noche, mientras que otro declaró que hemos recibido el apoyo de 300 miembros de Red de Solidaridad con el Medio Oriente que en estos momentos se encuentra al frente de la ONU apoyando la propuesta para un estado Palestino.

También existe preocupación por la salud de los manifestantes ya que han estado expuestos a altos niveles de estrés emocional y físico.  El frío, la lluvia, la falta de centros para higiene, y la constante presencia policial ha empezado a desgastar algunos manifestantes que han estado en Liberty Plaza por cuatro días.

Dos miembros del comité medico anunciaron que las personas que se encuentren física o mentalmente exhaustas deberán retirarse por 24 o 48 horas para que puedan regresar revitalizados, y asegurar el bienestar colectivo. Los participantes que no vivan en NY serán acomodados en los hogares de manifestantes neoyorquinos.

Los procesos democráticos que rigen esta ocupación se nutren decisiones diarias de entrenamiento para facilitadores.  Los facilitadores son manifestantes que han sido entrenados para asistir en los procesos de diálogo pacífico y democrático entre grupos que pueden tener intereses distintos. Cada día se entrenan más facilitadores ya que esperamos que el grupo crezca.

A las 11 a.m. del quinto día de la protesta, se observan campanas de limpieza, cantos, baile, música y hermandad.  La resistencia en NYC se mantiene fuerte y alegre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *