¿Puede Rusia salvar a Ortega en Nicaragua?

Por Circles Robinson

Daniel Ortega en el momento de su condecoración por “su gran contribución a las relaciones internacionales en todo el mundo y entre Rusia y Nicaragua”.  Foto: captura de pantalla de el19digital.

HAVANA TIMES – Daniel Ortega espera que Rusia pueda desempeñar un papel importante en el sostenimiento de su gobierno, el cual se encuentra bajo presión internacional de la mayoría de las Américas y la Unión Europea.

El Gobierno de Ortega es acusado de horrendas violaciones de derechos humanos y se enfrenta a un desplome de la economía nicaragüense, que se acerca a la caída libre bajo el peso de múltiples sanciones.

Una visita, este fin de semana, de un miembro de alto rango del Partido Comunista de la Federación Rusa (que tiene 43 escaños de los 450 miembros de Duma) fue altamente publicitada por los medios de comunicación del Gobierno liderados por el sitio web el19digital.

Dmitry Georgievich Novikov, primer vicepresidente del Comité de Relaciones Exteriores del Parlamento ruso y también vicepresidente del Comité Central del Partido Comunista de ese país, se reunió con Daniel Ortega y Rosario Murillo, según informa el sitio web del régimen dirigido por Murillo.

El político ruso otorgó al comandante Ortega la Orden de Amistad de los Pueblos del Partido Comunista de Rusia “en reconocimiento a su gran contribución a las relaciones internacionales en todo el mundo y entre Rusia y Nicaragua”.

En la década de 1980, durante la Guerra de los Contra, la cual fue financiada por los Estados Unidos bajo el mandato de Ronald Reagan, la Unión Soviética, a través de su representación  cubana, ayudó a Nicaragua tanto a defenderse como a evitar un colapso total de su economía.

Como un país pequeño y pobre, insignificante en la economía global, Nicaragua podría ser atractiva para Vladimir Putin para reinsertar una espina en el lado estadounidense, una especie de moneda de negociación para evitar la presión de Estados Unidos y la OTAN sobre Rusia por su ocupación de territorios en Crimea y partes de Georgia, en Europa del Este y Eurasia.

Usar a Ortega por razones geopolíticas podría salvarlo una vez más del colapso total, ya que el futuro en este momento solo le repara mayores sanciones por parte de su principal socio comercial (Estados Unidos), la intensa recesión que enfrenta el Gobierno de su padrino, el venezolano Nicolás Maduro, y la drástica disminución de la inversión, la producción, el empleo, las exportaciones y las importaciones.

Silencio contrastante en los medios de comunicación estatales

Al mismo tiempo que glorificó la visita de Rusia, la plataforma web el19digital se ha abstenido de comentar sobre la renuncia, el jueves pasado, del colaborador e íntimo de Ortega, quien fue además su principal asesor legal durante décadas, el juez de la Corte Suprema, Rafael Solís.

En su carta de renuncia de tres páginas, Solís confesó haber sido parte de los crímenes de lesa humanidad sufridos por la población civil, desde abril de 2018, y ordenados por la pareja gobernante. 

Dejó en claro que los juicios que se llevan a cabo contra los más de 500 presos políticos están siendo amañados para condenarlos por cargos inventados bajo órdenes de Ortega y Murillo. También expresó su pesar por haber maltratado a la Constitución hace una década, cuando se cambiaron las reglas para permitir que Ortega fuera reelegido de manera indefinida.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *