Proceso contra trovador cubano por abuso sexual espera nuevos testimonios

La escritora Elaine Vilar ha pasado la mitad de su vida guardando silencio sobre lo que vivió a los 16 años. Ahora fue la primera en acudir a la policía a poner la denuncia. Foto: Tomada de Facebook

Todas las víctimas en condiciones de denunciar pueden acudir a la estación policial de Zapata y C, en la capital de Cuba.

Por IPS-Cuba

HAVANA TIMES – La escritora cubana Elaine Vilar, una de las más de 10 mujeres que por diferentes vías aseguran haber sido víctimas de abusos sexuales por parte del trovador Fernando Bécquer, hizo efectiva su denuncia ante la Policía Nacional Revolucionaria el pasado sábado 11 de diciembre y confía se haga justicia.

“A partir de ahora, toca que otras víctimas vayan y se presenten. Espero que algunas puedan hacerlo. Cada cual tiene su tiempo de vida y su dolor, y tiene que lidiar con eso”, comentó Vilar a la Redacción IPS Cuba y añadió que, hasta donde tiene noticias, al menos una segunda víctima pudiera presentarse esta semana.

La denunciante contó con el apoyo y acompañamiento de la dirección nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (Fmc) que, según Vilar, está en disposición de acompañar a todas las víctimas que así lo requieran. “Creo que se hará justicia”, dijo la escritora de 32 años, víctima de Bécquer cuando apenas tenía 16 años.

La denuncia fue presentada en la estación policial de Zapata y C, en el municipio Plaza de la Revolución, territorio donde ocurrieron los hechos. Nacido en el 70, Bécquer era conocido hasta ahora por una obra que acude a recursos humorísticos, pero por lo general plagados de sexismos y violencias simbólicas hacia las mujeres.

Fernando Bécquer se presenta al día siguiente de haber sido denunciado por abusos sexuales en un escenario en la capital de Cuba.

“Durante años he tenido miedo de decir que esto me pasó a mí. Esto me pasó a mí. Esto me pasó a mí. Esto me pasó a mí. Y fue él”, escribió Vilar en su perfil de la red social Facebook tras la publicación en la revista El Estornudo de Cinco denuncias de abusos sexuales contra Fernando Bécquer, el pasado 8 de diciembre.

#YoSíLesCreo, #MeToo

Mientras un limitado grupo de personas salió en defensa de Bécquer, quien fue incluso invitado a cantar en un espacio del trovador Raúl Torres como muestra de apoyo, las redes sociales se han inundado de solidaridad con las víctimas y nuevas historias de mujeres cubanas y de otros países que cuentan haber vivido lo mismo.

Las primeras reacciones incluyeron también dudas sobre por qué ahora, la intención de la denuncia por cuestiones políticas, tratándose de un trovador que ha dado muestras públicas de defensa al gobierno cubano, y por haberse publicado originalmente en la revista digital independiente El Estornudo.

“Si cinco mujeres, sean quienes sean, estén en La Habana, Buenos Aires o Madrid, cuentan una historia de acoso sexual perpetrada por la misma persona, con evidentes puntos de similitud, les creemos”, fue la respuesta de la periodista Ania Terrero,  autora de la columna Letras de Género del medio de prensa digital Cubadebate.

Testimonio de la peruana Dhana Sant Val, uno de los tantos que inundan las redes sociales.

“Nos las tomamos en serio, a ellas y a sus relatos, porque son la evidencia de un problema sistémico, cultural: la naturalización de la violencia”, añadió en un post compartido por periodistas, especialistas y activistas que defienden el derecho de las víctimas a ser escuchadas, sin cuestionarse el por qué o el momento de la denuncia.

Tanto los testimonios recogidos por el El Estornudo, como en los otros que han ido apareciendo en Facebook, coinciden en que Bécquer se hacía valer de su posición como artista y practicante de la religión afrocubana para engañar a sus víctimas escondiendo sus prácticas abusivas tras supuestos “ritos”, “limpiezas” y “castings” artísticos.

Apoyo social a las víctimas

Aparecida en vísperas de la publicación en la Gaceta Oficial de la Estrategia Integral de Prevención y Atención a la violencia de género y el escenario familiar, la denuncia realizada por Any Cruz, Lilliana H Balance, Claudia Expósito, Silvia y Patricia (nombres ficticios) a El Estornudo se multiplicó en pocas horas.

Todo comenzó cuando Lilliana H Balance descubrió que otras mujeres podían haber vivido lo mismo que ella y empezó a investigar entre sus conocidas.

“No he dejado de recibir mensajes de mujeres que desean denunciar situaciones semejantes”, reveló el periodista Mario Luis Reyes, autor del reportaje. A la historia de Elaine Vilar se suman las compartidas por Gabrielle Table, Massy Carram, Wendy Martínez, Amanda Santana Rizo, Dhana Sant Val y Kaloian Santos Cabrera, entre otras.

En declaración apoyada por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, la trovadora Rita del Prado afirmó que lo menos importante “es la postura política del periódico digital que primero les hizo caso y las publicó, como tampoco importa la postura ideológica de quien cometió los actos. Poner el acento en eso, es desviar la atención”.

“Si no percibimos que el machismo mata y que la impunidad no debe ser permitida, entonces el tema del acoso nos demuestra que la igualdad ante la ley no es la igualdad ante la vida”, aseguró en tanto el historiador Julio César González Pagés, en un texto publicado por la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (Riam).

A los mensajes de apoyo se suman, entre otras voces, el intelectual Julio César Guanche, la cantante Eme Alfonso, la trovadora Heidi Igualada, la actriz Camila Arteche, el guitarrista Reynier Aldana, la psicóloga Ailynn Torres, la periodista Elaine Díaz y el realizador Ian Padrón, así como las plataformas #YoSíTeCreo y Lo llevamos rizo.

Cenesex brinda sus servicios

En la primera declaración aparecida desde las instituciones públicas, el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) consideró, “legítimo que se alcen las voces de las víctimas de violencia sexual” y puso sus servicios de orientación jurídica y terapia sexual a disposición de las víctimas.

Además de condenar “toda manipulación que ha ocurrido de un tema tan sensible”, la institución instó a las víctimas a formular “las denuncias correspondientes siguiendo los procedimientos legalmente establecidos” y declaró su “compromiso con el acompañamiento que demanden para poder transitar por este complejo proceso”.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *