Por qué siguen emigrando los cubanos

Por Rosa Martínez

Cubanos detenidos en Guatemala. Foto: http://www.laprensa.hn

HAVANA TIMES — Si pudiéramos contabilizar con exactitud la cantidad de cubanos que salen del país, podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que Cuba se está desangrando de a poco. Se está yendo la fuerza joven, los que deberían ser el futuro de la nación.

El pasado 19 de octubre algunas noticias daban cuenta que en Guatemala 139 cubanos (88 hombres y 51 mujeres) habían sido encontrados sin documentos y expulsados de esa nación centroamericana. Y en México, más de 350 habían arribado a las fronteras del sur de Chiapas; según Movilidad Humana, organismo encargado de proteger a los inmigrantes, 200 personas provenientes de la Mayor de las Antillas llegan allí diariamente.

Solo en 2013, 2 mil 129 cubanos intentaron llegar ilegalmente por vía marítima a Estados Unidos; esa cifra incluye a los que lograron pisar tierra, los que fueron interceptados en el mar y devueltos a su Patria, y los que murieron en el intento.

Al año siguiente la cantidad aumentó a 3 mil 722, según la Guardia Costera. Hasta el primero de octubre del corriente, que concluyó el año fiscal 2015, y en medio de la actualización del modelo económico socialista, ascendió a 4 mil 462, el doble y un poco más de los que salieron hace solo 24 meses.

Cubans en Ecuador. Foto: ecuadortimes.net

Evidentemente esos números no incluyen a los decenas de miles que viajaron legalmente a Ecuador y luego realizaron la peligrosa travesía a través de varias naciones para arribar a la tierra de la libertad; tampoco contabilizan a los deportistas, artistas, médicos, científicos que desertaron mientras trabajaban, daban conferencias o simplemente estudiaban en el exterior; igualmente no enumeran a los cientos que viajaron por invitación, como turistas o por matrimonios a diferentes regiones del mundo, para no regresar jamás.

Independientemente de la migración en todos los sentidos de la geografía mundial, es aterrador el actual incremento de cubanos que se arriesga a abandonar su país rumbo al norte. Eso se debe simple y llanamente al temor que tiene la población de este lado del estrecho de la Florida de que se cumpla lo que han augurado no pocos políticos, la modificación o eliminación definitiva de la Ley de Ajuste que da facilidades a los de la Isla que pongan pie en territorio estadounidense.

Pero a pesar de ese lógico recelo, son muchas otras las razones que determinan por qué los nacionales, a pesar de las reformas y la actualización del modelo económico, y de la reconciliación con los yumas, continúan emigrando, fundamentalmente hacia EE.UU.

Havana Times dialogó con algunos guantanameros para conocer su opinión sobre el tema y aquí la compartimos con nuestros lectores.

La primera persona con quien conversamos es una mujer de 73 años, Candita, que tiene la desdicha de estar casi sin familia, pues sus dos hijos mayores, ayudados por dos de sus hermanos, emigraron a Estados Unidos hace casi 20 años y poco a poco sacaron a sus otros hijos y a casi todos sus nietos.

Foto: Caridad

“Los primeros fueron mis dos hermanos mayores, que se fueron por cuestiones políticas. Ellos nunca estuvieron de acuerdo con el Gobierno revolucionario, y después de los primeros 15 años de Revolución lucharon por salir hasta que lo lograron. Mucho tiempo después sacaron a uno de mis hijos y otro se casó con una muchacha a quien le llegó el sorteo, y a partir de ahí fue como una fuerza de tracción que haló a toda la gente que amo, hasta que quedó la casa vacía. Una morada grande y con todas las comodidades que alguien pueda imaginar, pero vacía.

“Solo mi hermanos odian todo lo que tiene que ver con la Revolución y su gentuza, como dicen ellos; mis hijos emigraron porque la vida estaba muy dura en Cuba, eso fue en medio del periodo especial, y los nietos, pues porque querían estar con sus padres lógicamente”.

Pero no todas las historias son simples como la de Candita, hay otras más difíciles de contar, relacionadas con persecución, asedio, y de eso dan cuenta los presos de conciencia que se han visto obligados a dejar la Patria, porque aquí no les era permitido criticar o enjuiciar lo que consideraban mal hecho, y los que lo hacían, perdían su tranquilidad ciudadana.

Así le ocurrió a Alberto, ingeniero mecánico, quien dice que la causa principal de la emigración cubana es por cuestiones políticas. Según él, es política no estar de acuerdo con un gobierno de más de 50 años (dice que en ningún otro lugar una dictador ha durado tanto tiempo). También es política que después de medio siglo el Estado no resuelva las necesidades básicas de la población, que a estas alturas del siglo 21 no haya Internet en los hogares y que al cubano común le resulte imposible no solo viajar al extranjero, sino conocer su propio país.

Yamila, estudiante de Medicina de tercer año, cuenta otra cosa. “En mi familia no hay nadie fuera de Cuba. No creo que sea porque seamos muy patriotas ni nada parecido, es que no hemos tenido la oportunidad ¿cómo podríamos ir a otro país si somos unos negros pobretones? Yo tengo la esperanza de quedarme en la primera misión que me caiga, así sea en Haití. Mis padres saben eso y lo respetan. ¿Qué si les causa sufrimiento?, pues claro que sí, y mucho, pero nadie me detendrá. Somos una familia unida, demasiado diría yo, estamos juntos en las buenas y en las malas, pero estamos muy necesitados y mi sueño es cambiar eso, al menos un poco”.

La joven dice también: “Creo que eso mismo le sucede al resto de los jóvenes que, como yo, no quieren pasar la vida entera cobrando un mísero salario que no alcanza ni para comer, no esperarán a ser viejos para seguir la moda, para darse los gustos que quieran, eso lo queremos hacer mientras seamos jóvenes. ¿Ayudar a nuestros padres?, pues claro, porque a ellos les tocó la etapa más dura de la Revolución y han hecho tantos sacrificios”.

“La generación nuestra, dice una profesora universitaria de 43 años, experimentó el periodo especial en carne propia y lo sobrevivió, se acostumbró a la escasez, a carecer de esto, a que sea difícil aquello, a no tener condiciones elementales ni en casa ni en el trabajo ni en la calle… Hemos soportado todos estos años con la esperanza de que un día mejoraría la situación del país, mas eso nunca llegó.

Foto: Caridad

“Pero la generación que viene detrás es diferente. No quieren esperar para ver la recuperación económica que nosotros hemos esperado pacientemente, tampoco tienen miedo a experimentar, prefieren pasar trabajo en lugar desconocido, que se los coma un tiburón o que sé yo, antes que seguir viviendo en una nación donde no son ni entendidos ni escuchados”.

Rafael, chofer particular, piensa que son varios los motivos por los que los cubanos siguen marchándose. La principal es la económica, señala él; a pesar de las transformaciones que se han experimentado en la sociedad en los últimos cinco a siete años, la gente tiene mismos problemas: los salarios no alcanzan en el 90 por ciento de los casos; los más jóvenes no tienen formas de independizarse de hogares en los que conviven juntas tres generaciones o más; el transporte sigue siendo un gran problema social; aunque no se puede hablar de hambruna como en otros países pobres, llevar un buen alimento a la mesa es un dolor de cabeza; cada vez los precios de todos los productos básicos están más elevados; la juventud tiene pocas posibilidades de esparcimiento y las que existen son caras. Esas son solo algunas de las dificultades que hacen que la sociedad cubana no funcione, al menos para los de a pie.

Para Olaidis Revé, veterinaria jubilada, la economía deficiente es la principal causante del éxodo de cubanos, aunque no se puede dejar de mencionar el aspecto político. Cuba no es el único país donde se puede ir a prisión por estar en contra del Gobierno, pero sí está entre los pocos en que pensar diferente a la mayoría es un pecado.

“Desde antes del triunfo revolucionario, expresa, Estados Unidos siempre fue el principal receptor de cubanos. Antes del 1959 la gente salía para estudiar en una universidad de prestigio o para escapar de la persecución política (los independentistas) o huir de un caos de país (durante la neocolonia), ahora no es diferente.

“Los cubanos siguen escapando del sistema social que los hizo soñar con las ideas y aspiraciones de Fidel y la efervescencia revolucionaria de los años 70 y 80. Pero durante los 90 ese entusiasmo se fue al diablo, Fidel está más muerto que vivo y Cuba ha cambiado, pero en esencia sigue igual”.

El antes enemigo, ahora buen vecino, sigue siendo la mejor opción, ¿por qué?, la interpelo.

“Pues claro, responde, primero porque es el país más poderoso del mundo, con una de las economías más avanzadas; segundo, está cerca, tanto así que se puede ir en balsa o hasta en una tabla de surfing, y tercero, en qué otro país los cubanos tienen ventajas con respecto al resto de los inmigrantes (Ley de pies secos pies mojados)”. ¡Y hay que correr!, porque cuando se caiga esa ley, estaremos tan jodidos allá como acá…”


49 thoughts on “Por qué siguen emigrando los cubanos

  • el 29 octubre, 2015 a las 2:31 am
    Permalink

    Estimado Jorge Alejandro. Casi siempre coincido con todo lo que dices. Siempre personalmente trato de darle el beneficio de la duda a aquellos que tienen opinión diferente a la mía.
    Tengo un amigo muy bueno al que concierto como un hermano y quien casi acabado de llegar me decía que quería cambios en Cuba pero que había que mantener los logros de la revolución!
    No le dije nada en ese momento pero unos años después cuando hablamos sus opiniones eran muy diferentes. Hemos sido víctimas de la propaganda Castrista que es incesante. Por ahí por YouTube estaba mirando la propaganda a que son sometidos los niños cubanos. Y me llena de horror como este régimen a usado métodos que probablemente harían palidecer a los nazis.
    Son una mafia y hacen todo lo posible por mantenerse en el poder.
    Tenemos que ayudar a nuestros hermanos a ver y sobrepasar la propaganda Castrista.
    Creo personalmente que casi ninguno de los que comenta en este sitio respondería con un Si a la pregunta que he hecho arriba. Eso nos coloca en el grupo que realmente estamos.
    Somos emigrantes políticos.
    Algunos quizás no se dan cuenta genuinamente que han sido manipulados por el gobierno Castrista. Como he dicho. Dar el paso y decidir salir de la tierra donde naciste sin derecho a volver es un paso que pocos en este mundo tienen que hacer. Somos más del 25 porciento de toda la población de Cuba que hemos dado ese paso. Y es bien evidente que solo somos la punta del iceberg.
    Quien a dado ese paso definitivamente aunque diga que lo hace por razones económicas indudablemente también lo ha hecho por razones políticas.
    No es posible desligar lo uno de lo otro. La pobreza en Cuba es un derivado de las políticas de este gobierno.

  • el 29 octubre, 2015 a las 2:15 am
    Permalink

    Estimado Javier, ese voto de No en efecto responde la pregunta del artículo también y te coloca en el lado de los emigrantes políticos. Y no económicos como primero escribiste. Creo que es necesario que interiorizar que el régimen Castrista sabe que hemos votado con los pies al salir de Cuba. Dando un NO bien fuerte a su mandato político. Y usa sus medios de propaganda para confundir a nosotros y al mundo y dar la impresión errónea de que nosotros somos emigrantes económicos solamente, y que todos seguiríamos votando por ellos y por sus políticas. Y creo que eso es una distorsión monstruosa de la realidad.
    Creo tengo la impresión correcta que la mayoría que postea en este sitio comentarios creemos en la pluralidad en que cada cual debe tener la libertad necesaria para manifestar y luchar por sus opiniones. Cualquiera que estas sean. Así es como debe ser. Pues es lo justo. Si consideramos que somos todos iguales. Desafortunadamente en Cuba fuimos brainwash. I muchos de nosotros que todavía lamentablemente arrastramos parte de ese lavado de cerebro que nos ha hecho la dictadura. Y toma tiempo salirse de eso.
    Confieso por ejemplo que cuando llegue a este gran país me sentía que le debía mi educación al gobierno cubano hasta que poco a poco me di cuenta por mí mismo que no era así. Que en realidad son ellos los que nos debe a nosotros. Se escribirán libros tratando de entender este periodo de Cuba. Este desierto que hemos tenido que transitar los cubanos. Por más de 40 años. Y como los israelitas encontraremos la luz al final del túnel. Creo que los cubanos estamos aprendiendo. Y un día podremos perdonar a estos abusadores que usaron la inocencia y bondad de los cubanos para su beneficio personal. Digo perdonar pero no podemos olvidarlo. No debemos confundir una cosa con la otra. En cada uno de nosotros se encierra como en la trama de un tejido las historias de lo que pasó en Cuba. Hay muchas más historias personales que las que contamos por acá y que también deben ser contadas. Por qué es importante que otros no cometan los mismos errores que nosotros.

  • el 28 octubre, 2015 a las 4:29 pm
    Permalink

    Julio, mi voto tambien seria NO.Sin embargo, siguiendo el mismo argumento, un Verde ecologista o un votante independiente se iria de Australia argumentando que fue por problemas politicos cuando salio un gobierno liberal? Probablemente no. Ya se que en Cuba prima aquello de sino estas conmigo estas contra mi y eso tendra que cambiar y pronto. Como tu, opino que me gustaria ver una cuba inclusiva y plural.

  • el 28 octubre, 2015 a las 2:12 pm
    Permalink

    Julio:

    La cosa está clarísima: ¿Qué hay detrás de toda esta lloradera de que los emigrantes son económicos?la intención solapada de lavarle la cara a la dictadura y hacerla ver como lo que no es. Admitir que la causa de la emigración es económica solamente, equipara la situación de Cuba a la de otros países cuyos ciudadanos emigran, pero que , ni son dictaduras, ni hay socialcosadesa. quieren echarle un carretón de detergente encima a los Castro. Eso es todo. es la dictadura de más de medio siglo la que ha hundido a Cuba, y las decisioines que nos han hecho emigrar a la inmensa mayoría, han sido decisiones políticas que han tenido repercusiones de todo tipo, incluso económicas, por supuesto, sobre todos los que hemos tenido la desgracia de padecer sus consecuencias. Si algo ha puesto por encima de todo el castrismo, incluso del bienestar y la prosperidad del pueblo de Cuba, ha sido la política, esa misma política que los hizo rechazar la ayuda de los exilados para los damnificados de los huracanes Katrina y Wilma, pero que, a la vez le hizo mandar un avión con toneoadas de ayuda a Jamaica, para hacerse los buenos a costa del desastre y la ruina de su propio pueblo.

  • el 28 octubre, 2015 a las 10:19 am
    Permalink

    Yo creo que la pregunta sería más directa y esclarecedora si preguntamos algo un poquito diferente pero que en efecto es lo mismo.

    Quien de nosotros que estamos aquí votaría de nuevo por Fidel Castro o alguien equivalente que siga las mismas políticas económicas y políticas que Cuba a tenido en los últimos 56 años?

    Mi voto es no.
    No quiero a más ningún Castro ni hermano ni primo ni nadie que tenga las mismas ideas. Quiero una democracia donde todos participen y transparencia y libertad de prensa y libertad económica ;que cada cual se organice como mejor le parezca. No más elitismo y no más partido único.

  • el 28 octubre, 2015 a las 4:34 am
    Permalink

    Bueno, yo sali de Cuba no porque me estuvieran persiguiendo por problemas politicos ni fuera a caer preso por esa razon. El motivo fundamental fue en busca de un mejor future professional y economico. No muy diferente a otros emigrantes de otros paises que he conocido en Australia, algunos de ellos de paises “democraticos”. Que no estuviera de acuerdo con las politicas del gobierno cubano eso es otra cosa. Por supuesto, cada emigrante tiene su propia historia y la lleva de manera diferente y todas son validas para mi. Si puedo decir que aqui conoci, por ejemplo, chilenos que se fueron del Chile de Pinochet porque sino los mataban, pero tambien conoci otros que apoyaban a ese regimen, sin embargo, se fueron buscando un mejor futuro aqui.

  • el 27 octubre, 2015 a las 8:27 pm
    Permalink

    Hola Kamikaze:

    No pienses que en todos los países del mundo los médicos ganan como en USA. En Cuba todo el mundo esta mal pagado, no solo los médicos. Y todo pertenece al Estado. No hay economía de mercado que es lo que determina los salarios, no solo los títulos universitarios. Es la economía del país y el mercado laboral los factores principales. Cuba es la excepción planetaria. Todavía seguimos pensando con conceptos de ese universo aunque digamos ser critico y hasta opositores. Cualquiera puede ganar 100 veces mas que un médico sin tener ningún titulo universitario ni haberse “quemado tanto las pestañas”. Todo lo que te da un titulo universitario en términos económicos es un salario por arriba de la media en el país que trabajas. Mas nada. Muchas personas que no fueron a la universidad, como hombres y mujeres de negocio, inventores, artistas, deportistas, o el que trabajo como un mulo, puede ganar no solo 100 veces mas que un médico, sino hasta 1,000 veces mas y ser merecedores de esos ingresos.

    Hoy por hoy no son necesarios tantos títulos como personas emprendedoras, creativas, innovadoras, capaz de pensar con cabeza propia, trabajadoras y sobre todo honestas. Es lo que no ha creado el sistema con todas sus escuelas y universidades. Aun los graduados en ellas no se dan cuenta que son víctimas de ese sistema educacional cerrado y dogmático. En estos momentos dame al emprendedor, al atrevido, al empresario, que aunque estén empujando una carretilla ahorra, con esa motivación e ímpetu se construye una nación, no con tantos títulos, tesis y academia.

    Quiero ver que pasa con esto de las “agencias de empleo” y las empresas extranjeras. Vaya usted a saber a quien se le ocurrió semejante idea. Alguien piensa que cuando uno va a buscar trabajo a una empresa en el mundo en lo único que se fijan es en el diploma y el curriculum. Se fijan por igual en su personalidad, en su carácter, psicología, su motivación, como usted como individuo puede aportar a la empresa, su disposición al trabajo, conociendo de la historia de la empresa, futura lealtad a ella, honestidad, habilidades e intereses extras, si esta casado o soltero, si tiene hijos, etc, etc, etc. (Por supuesto para dar pico y pala no hay nada de eso). No es solo lo que usted ha estudiado y diplomas,, sino lo que puede aportar como persona. Hay muchas empresas en el mundo que sus éxitos han sido producto de la buena contratación de sus empleados, (Hiring). Son las mas innovadoras actualmente y la de mas rápido crecimiento.

  • el 27 octubre, 2015 a las 5:11 pm
    Permalink

    Sobre emigration creo que he sido claro en lo que he escrito. Creo que quienes emigran lo hacen en el fondo por razones políticas. Quieren ser dueños de su destino y en efecto lo demuestran al decidir irse de Cuba. La libertad es algo que todos necesitamos y definitivamente a pesar que Batista fue un dictador no llegó nunca a los extremos que estos dos Castro han llegado. Con Batista existía mucha más libertad que con los Castro y si se luchaba se podía progresar.
    Cuando alguien se va de Cuba es un voto negativo para el gobierno castrista. Sea como lo quieras poner. Si el gobierno estableció una política que un carretonero ganaría lo mismo que un cirujano de primera del corazón entonces como no pensaremos que una consecuencia de tal política de gobierno es que los muchachos no quieran estudiar y terminar de carretoneros? Vez como la política entonces afecta a la economía ?
    El gobierno cubano a creado a millones de pobres. La mayoría del pueblo cubano vive hoy sumido en la pobreza, y esto ha sido intencional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *