Otra historia del papel sanitario en Cuba

Isbel Díaz Torres y Jimmy Roque Martínez

Productos de aseo como el papel higienico se pierden por meses de las tiendas.
Productos de aseo como el papel higienico se pierden por meses de las tiendas.

HAVANA TIMES – Aunque este año causó revuelo en algunos medios nacionales y extranjeros la carencia en Cuba de productos para la higiene, ninguno explicitó la causa por la cual el papel sanitario “desapareció” de las cadenas de tiendas en la isla.

Hasta el diario Granma publicó en febrero una carta de una consumidora que se quejaba que “no hay una explicación a la población”, mientras que un mes después el director de Compras de la Cadena TRD Caribe –una de las pocas comercializadoras de ese producto en la isla–, se dignó a declarar a Radio Reloj que habría escasez hasta fines de mayo.

De acuerdo con el funcionario, la industria cubana “no satisface” la demanda del producto, pero no dio más detalles. ¿Esta incapacidad viene dada por problemas técnicos, falta de inversiones, carencia de materia prima, producto del bloqueo estadounidense, mala gestión administrativa, poca estimulación a los trabajadores?

Lo cierto es que la escasez de este artículo es casi crónica en la isla, y las producciones nunca han logrado satisfacer plenamente las demandas de la población; pero en enero de 2014 algo diferente sucedió que llevó a que en abril se sufriera un 55% de no presencia en las tiendas.

Un “bachecito” en la fábrica

Puestos a indagar, logramos obtener varias respuestas por parte de otros funcionarios más cercanos a la verdad. Tal es el caso de Alfredo Casanova, Gerente de Ventas de la Empresa de Productos Sanitarios de Matanzas, quien respondió varias de nuestras preguntas.

De acuerdo con Casanova, primero sucedió “un problema de extracción de las tiendas”, mientras que “a partir del mes de enero se produjo un bachecito en la fábrica”, que impactó negativamente en la producción nacional. Esa avería “nos tuvo produciendo al 70 % durante casi 4 meses”, aseguró el especialista.

La falla en cuestión fue que enviaron a recubrir al extranjero un rolo, pues se había deteriorado. Este rolo es una prensa de goma en forma de cilindro, que tiene casi 4 metros de largo.

La ausencia del rolo conllevó a disminuir la velocidad de producción de la máquina de 380 a casi 240 metros por minuto. “Pero se mantuvo la producción, lo más triste hubiera sido parar la fábrica durante tres meses”, aclaró el técnico.

Al finalizar el primer semestre de este año, la fábrica logró garantizar el 102% de la producción programada para ese período, y hemos podido corroborar que, aunque no siempre es posible encontrar el papel sanitario, ahora se ve con más frecuencia que a inicios de este año.

Papel sanitario ecologico y blanco
Papel sanitario ecologico y blanco

Cómo cubrir el déficit

Según Casanova, la demanda de las tiendas es de 33 millones de rollos al año, pero la industria solo puede entregar 23 millones. No obstante, esas cifras difieren con las ofrecidas por José Elías Prats, director de Compras de la Cadena TRD Caribe, quien declaró a Radio Reloj que la demanda nacional para 2014 se calculaba en 13 millones de rollos.

¿Se refería solo a la demanda de TRD? En cualquier caso, para intentar compensar ese déficit, TRD contrató la importación de 46 contenedores de papel higiénico provenientes de Vietnam, Guatemala y México.

Al momento de nuestra entrevista con Casanova, TRD y CIMEX, que son las dos cadenas grandes que distribuyen este producto, habían importado 15 contenedores aproximadamente. “Cuando tú repartes eso en Cuba, es prácticamente nada”, confesó el gerente.

No obstante, el directivo de la fábrica de Matanzas considera que con las reparaciones y las importaciones planificadas no es probable que se repita una nueva escasez tan marcada como las de inicios de año.

HT consultó a otro especialista del departamento comercial de la fábrica, de nombre José, y según él, en momentos normales sale diariamente un carro para surtir TRD y CIMEX.

Vale aclarar que la industria nacional cubre, además de la red de tiendas para la población, otros dos sectores gigantescos: Turismo y Defensa.

Especulación en los precios

El precio más barato de un rollo de papel sanitario es de 0.30 CUC. Se trata del llamado “ecológico”, cuya fibra es de recorte reciclado completamente nacional, aunque otros elementos como la tinta y el nylon de la envoltura sí son importados.

Además del ecológico, Cuba produce otros de más calidad –más blancura, más suavidad, más resistencia–, y por tanto más caros, pero llama la atención que el precio del importado no es demasiado diferente.

Supimos a través de Casanova que el costo total para producir un rollo es de 0.15 CUC, pero el precio de venta en las tiendas lo ponen las cadenas comercializadoras.

No obstante, el actual precio está “topado”. “El Ministerio de Finanzas y Precios topó el papel porque es un producto sensible para la población y dijo que aquí las cadenas de tiendas tienen que sacrificar su margen y no puede ser 2. Creo que quedó en 1, 82”, comentó el funcionario.

La empresa de Matanzas vende su producción a 0,172 CUC, con un margen de ganancias mínimo, mientras las tiendas sacan una buena tajada, igual que sucede con todos los productos que se venden en la isla.

Capacidades y posibilidades

Cuba podría producir todo el papel sanitario que necesita. Comprar un rollo de papel sanitario en México vale 0.22 USD, sin embargo si ese dinero se lo dieran a la fábrica, el costo sería mucho menor, nos asegura Casanova. “Al país le conviene que lo produzca la fábrica con recorte nacional: se ahorraría mucho dinero”, acotó.

“Tenemos previsto subir de cinco mil seiscientas a 10 mil toneladas, pero eso lleva un nivel de inversiones que hasta ahora no se ha tenido”. Según el especialista, la limitación está en el dinero para hacer la inversión.

A criterio de Casanova, la fábrica de Matanzas actualmente necesita, para alcanzar sus metas, una máquina de destintado y otra de depuración, así como modernizarse con otros coladores planos, otros recuperadores de fibras, y otro espesador.

Cuba puede garantizar todo el recorte para garantizar la producción de papel que necesita la población, y quedaría entonces importar solo el recorte blanco, para “productos más exquisitos” como las servilletas de lujo para el turismo, pañuelos faciales, y otros.

“La fábrica sabe lo que tiene que hacer, pero el país no tiene el dinero para disponer. Nosotros somos empresa mixta, este año el socio aporto unos seiscientos mil pesos, se hicieron cosas, pero no es todo lo que lleva”, se lamentó.

Según el técnico, con aproximadamente 4 millones de dólares, pudiera ponerse la planta “casi al nivel del mundo”.

Las demandas siguen insatisfechas

Antes de la crisis de los 90, Cuba contaba con tres plantas de papel sanitario: una en el Cotorro, otra en Puentes Grandes, y la actual en Matanzas; la única que sobrevivió.

Incluso después del año 2000, la industria cubría la producción nacional y exportaba un nivel de papel a Jamaica, Trinidad y Tobago, Guatemala, y Dominicana.

En la actualidad, el consumo per cápita de papel general está por detrás de Haití: no llega al kilogramo anual por habitante.

La demanda crece aceleradamente. “El año pasado con este mismo nivel de entrega a las tiendas, el porciento de no presencia de papel sanitario estuvo por debajo del 15 %”, anotó Casanova.

Las producciones e importaciones se dirigen a determinadas urbes y sectores como el turismo en detrimento del abastecimiento de la población en zonas no privilegiadas de la isla.

Como promedio, el 60% de la producción de papel sanitario viene para la capital, mientras que hay provincias que han llegado a tener un desabastecimiento del 100 %, según el especialista. La situación más crítica corresponde a la Isla de la Juventud.

Lo cierto es que no parece avizorarse una solución para este artículo en la isla, aunque la nueva Ley de Inversión Extranjera pudiera ser una oportunidad.

La creciente red de pequeños negocios privados y vendedores ambulantes usan indiscriminadamente grandes volúmenes de papel blanco de calidad, incluso cromado, los cuales podrían ser sustituidos por servilletas de papel reciclado.

Ello pudiera significar además un alivio para la depredadora y contaminante industria cubana de producción de papel, y un estímulo para la productora de papel sanitario.


12 thoughts on “Otra historia del papel sanitario en Cuba

  • el 12 noviembre, 2018 a las 11:10 am
    Permalink

    Señores, para que tengan una idea de lo que hizo la robolucion en la industria papelera cubana. Solamente en la mejor convertidora de papel higienico de Cuba que era propiedad de la Papelera Cubana de Puentes Grandes, se instalaron en el año 1957 maquinas super modernas de hacer rollitos papel higienico, ademas la primera maquina de pañuelos faciales que se instalaba en America Latina, maquinas de servilletas. Todas ellas fueron exportadas a la Union Sovietica. Se pueden imaginar la nueva “madre patria” llevandose esos modernos equipos para ser copiados o tratar de copiarlos y tratar de resolver las necesidades en minima escala de ese tambien pobre pueblo. Lo mencionado es solo una pequeña muestra de lo que hicieron los ñangaras con nuestro pais. No pagan aunque a todos ellos se los lleve satanas.

  • el 30 julio, 2018 a las 12:57 pm
    Permalink

    La primera papelera cubana s.a. era la líder en producción de papel en cuba. Sobre el papel higiénico les puedo manifestar que en la década del 50 se montó una moderna máquina para la fabricación de papel higiénico, servilletas y pañuelo faciales. Esta máquina fue instalada en la planta de puentes grandes. La confección de productos terminados se realizaba en la planta convertidora ubicada en la Calzada de Palatino y Vía blanca. Cuando llegaron estos robolucionarios a los pocos años se paralizó la planta de fabricación y las modernas maquinas convertidoras de la época, higiénicos, faciales y servilletas todas fueron llegadas a la Unión Soviética.

  • el 30 noviembre, 2014 a las 11:54 am
    Permalink

    Y en ese caso ni se requeriría que fuera periódico de ayer… aunque ese “órgano informativo” no está ni pa’eso.

  • el 29 noviembre, 2014 a las 7:06 pm
    Permalink

    Tranquilos el problema se resolverá aumentando la tirada del periódico Granma y utilizando un papel mas suave. Se agregara una hoja con historietas para hacer mas amena la estancia en el inodoro. Con la iniciativa, adicionalmente incrementamos el habito de lectura.

  • el 29 noviembre, 2014 a las 10:36 am
    Permalink

    Marlene Azor Hernández:AdmiroLa claridad,contundencia y lo irrebatible de sus argumentos,tal es asi que los :agentes de influencia”y masoquistas admiradores de las dictaduras, frecuentes por aqui,ni siquiera tratan de cuestionarlos

  • el 28 noviembre, 2014 a las 10:31 am
    Permalink

    Excelente comentario, Doctora.

  • el 28 noviembre, 2014 a las 9:30 am
    Permalink

    Muy bueno tu comentario Marlene, qué bueno que todavía existen sitios donde se puede debatir sobre Cuba y no son censurados los comentarios!

  • el 28 noviembre, 2014 a las 4:12 am
    Permalink

    La economía estatal cubana no puede garantizar un solo producto de manera estable.
    Lo que Isbel y JIMMY nos relatan no es más que la ineficacia de la economía nacional vista a través de un solo producto. Copie y pegue los mecanismos descritos de este artículo y verá como funciona la economía nacional. Planificación por debajo de la demanda, falta de prevención para piezas de respuesto, importación en el último momento( más cara) y no inversión prevista, comercializadora “recaudadora” como las propias TRD poniendo un 200% de ganancia con relación al producto y el excelente papel utilizándose para lo que no es necesario se utilice( despilfarro) Esa es la descripción al detalle de la economía centralmente planificada, de la economía estatalizada, y del intento de controlar centralmente la producción de papel sanitario.La fábrica piensa una cosa y otra los organismos de planificación, comercialización y distribución monopólicos estatales.
    Pero la dirección del país y sin consultar con nadie, decide que la economía centralmente planificada, que la propiedad sobre los medios fundamentales y no fundamentales es del grupo que dirige, y así lo han dejado claro Murillo,el general presidente y Jose Luis Rodríguez que no habrá socialismo de mercado( publicado en la Jornada y no en Cuba) sino que el socialismo cubano que ha dictaminado la élite política sin consulta popular es un nuevo socialismo que no se parece a nada y que se está inventando, “sin prisa pero sin pausa”
    Fidel Castro ya dijo que el modelo no sirve para CUBA y que en realidad nadie sabe cómo construirlo, pero su hermano, Murillo y Jose Luis ya se han pronunciado, imponiendo el mismo modelo con algunas pequeñas curitas.
    De repente, y por la historia oficial, la actualización perdió cuatro años( 2008-2011) pero además el año y medio en el poder anterior cuando asume Raúl la presidencia( agosto 2006) aunque en el 2007 habló de cambios estructurales. Es decir el propio presidente se ha dado un periodo presidencial(5 años y medio) solo para sacar a los anteriores cuadros de todos los mandos y poner los suyos sin hacer ninguna política económica.Creo que “una pausa” de cinco años y medio contradice el slogan del presidente.
    No importa si la élite política se ha regalado ocho años y medio para producir el decrecimiento a o.6% de la economía nacional.
    La ciudadanía bien que le lleva la cuenta y eso es lo que pasará a la historia y no “el cuento chino” del actual presidente y de los que inventan disparates para “calmar” a la izquierda internacional.
    El asunto no es complejo, es sencillo pero los dirigentes cubanos y sus acólitos le hacen la vida un calvario a los ciudadanos cubanos y siguen gastando mucha propaganda para “confundir” a sus interlocutores internacionales.

  • el 28 noviembre, 2014 a las 2:57 am
    Permalink

    Lo mas inconsevible del mundo. My God, que desastre de país. Es que no hay por donde cogerlo.

  • el 27 noviembre, 2014 a las 6:52 pm
    Permalink

    Que clase de gobierno es ese que es incapaz de suministrar el papel sanitario? y todavía quieren mantener la propiedadad ” Social” así llaman al jefe,sobre los medios de producción.

  • el 27 noviembre, 2014 a las 3:48 pm
    Permalink

    Propongo que a los funcionarios responsables de la escasez de papel sanitario se les obligue a aprovechar ambas caras para ahorrar.

  • el 27 noviembre, 2014 a las 1:44 pm
    Permalink

    Sencillamente, surrealista y macondiano en su máxima expresión.: Menos consumo de papel sanitario que Haití.

    Mi abuela (Que trabajó años de años en la Papelera Cubana de Puentes Grandes)decía: ” Cuando en un país falta el papel sanitario, la cosa esá más que color de hormiga”

    Pero bueno, que , sobre todo Isbel, no se queje, ya que el clasificó al papel de marras en este mismo blog, de “necesidad de los no cubanos”.

    ¡A limpiarse con tusa se ha dicho, señores! (Digo, si la tusa a parece).

    Para todo lo demás está Mast…., digo, el Granma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *