CubaReportajesSegmentos

Nuevas medidas de la administración Biden sobre Cuba

Foto: El Toque

Por Glenda Boza Ibarra (El Toque)

HAVANA TIMES – La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos anunció este martes 28 de mayo de 2024 importantes enmiendas a varias regulaciones del embargo con el objetivo de ampliar el acceso a Internet y fomentar los emprendimientos privados en Cuba.

El objetivo principal de la acción es implementar las políticas anunciadas por la Administración Biden el 16 de mayo de 2022 diseñadas para aumentar el apoyo al pueblo cubano.

Las nuevas enmiendas, que serán efectivas tras su publicación en el Registro Federal, actualizan las Regulaciones de Control de Activos Cubanos en vigor desde 1963.

Las modificaciones abarcan desde la exportación de servicios basados en la nube hasta la redefinición de empresarios independientes del sector privado.

Acceso a Internet y servicios en la nube

Una de las medidas anunciadas por la OFAC está referida con el acceso a Internet desde Cuba y busca mejorar la conectividad y el flujo de información entre Estados Unidos y la isla. 

Para ello, a partir de ahora facilitarán el acceso a tecnologías modernas que permitan una comunicación abierta entre los ciudadanos de ambos países. Las empresas estadounidenses podrán ofrecer una gama más amplia de servicios en la nube a usuarios en Cuba, lo que mejorará la conectividad y el acceso a herramientas digitales. 

La enmienda también permite la exportación de servicios de soporte técnico y extiende la autorización para servicios como la instalación, reparación y reemplazo de ciertos equipos; lo cual elimina el requisito previo de que estos artículos estén clasificados bajo parámetros específicos de control de exportaciones. 

Sin embargo, se mantiene la obligación de que los artículos sujetos a la Administración de Exportaciones, descritos en las partes 730 a 774 del 15 CFR —productos comerciales y de doble uso (comercial y militar / aplicaciones de seguridad)— deben estar licenciados o autorizados por el Departamento de Comercio para su exportación o reexportación a Cuba. 

Por último, la OFAC autoriza la exportación o reexportación de software directa o indirectamente desde EE. UU. o por una persona sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos en Cuba. 

Entre los servicios se incluyen chats y correo electrónico, redes sociales, intercambio de contenido multimedia, navegación web, blogging, web hosting — siempre que no sea para la promoción del turismo—, plataformas de colaboración, videoconferencias, plataformas de e-learning, entre otros.

Se autoriza, además, la importación a Estados Unidos y la exportación o reexportación desde el país norteamericano a terceros países de software y aplicaciones móviles de origen cubano.

La medida abre nuevas oportunidades para el desarrollo y distribución de tecnología cubana en el mercado internacional y permite que desarrolladores y empresas de software cubanas accedan a una audiencia global y potencien sus capacidades comerciales.

Redefinición y apoyo al “empresario independiente”

La OFAC modificó la definición de empresarios en Cuba y amplió la categoría para incluir más formas de organización empresarial en el sector privado cubano, aunque con algunas especificidades. 

El término “trabajador por cuenta propia” se reemplazó por “empresario del sector privado independiente” y excluye a los cubanos que sean “funcionarios prohibidos del Gobierno de Cuba” y miembros del Partido Comunista de Cuba.

En el primer grupo se encuentran los miembros de los consejos de Estado y de Ministros, diputados, funcionarios de los Gobiernos locales, los Comités de Defensa de la Revolución, la Central de Trabajadores de Cuba y de otros ministerios y organismos estatales. También oficiales de las FAR y el Minint, personas con cargos en los medios de comunicación y miembros y empleados del Tribunal Supremo Popular. 

En el caso de los miembros del PCC, el abogado Mathew Aho (consultor político del bufete Akerman, en Miami) especificó que se excluyen solamente a quienes son miembros del buró político. 

El término “empresario del sector privado independiente” incluye a los trabajadores por cuenta propia (cuentapropistas); a saber: propietarios o empleados de un negocio privado o una empresa unipersonal. También abarca las cooperativas y otros negocios privados de hasta 100 empleados. 

La emprendedora cubana Katia Pérez Sánchez celebra que se favorezca a las mipymes y también a los TCP. “Es decir, personas y equipos que no tienen estructura empresarial, pero que sí conforman una parte gigante del ecosistema emprendedor y que, en muchos casos, operan como pequeñas empresas aunque legalmente no estén reconocidas así”.  

La también fundadora del blog sobre comunicación digital Penúltima Casa, asegura que las medidas anunciadas son “un paso esencial en el fortalecimiento del sector emprendedor, en su autonomía y en su relación con otros ecosistemas fuera de Cuba”.

Apertura de cuentas bancarias en Estados Unidos

El rumor que no fue confirmado en septiembre de 2023 finalmente se corrobora, los empresarios cubanos podrán abrir cuentas en Estados Unidos para manejar sus finanzas y realizar pagos internacionales.

Anteriormente, los cubanos que visitaban EE. UU. podían abrir una cuenta en ese país, pero no podían utilizarla desde Cuba. 

La OFAC, además, reinstaura la autorización de las transacciones “U-turn”, permitidas durante la administración de Obama y revertidas por Trump. Las transacciones “U-turn” permiten realizar operaciones en dólares estadounidenses cuando el cliente o el vendedor se enfrenta a sanciones del Gobierno de EE. UU.

Por ejemplo, un cubano podrá hacer una transacción que pase por el sistema bancario de Estados Unidos siempre y cuando no inicie ni termine en un banco estadounidense.

La OFAC también autorizó el desbloqueo y la devolución de cualquier transferencia que habría sido autorizada según la nueva autorización reinstaurada.  

Un empresario cubano que prefirió el anonimato explicó a elTOQUE que duda mucho que de forma inmediata los bancos estadounidenses comiencen a ofrecer a los cubanos la posibilidad de abrir cuentas. 

El abogado Mathew Aho coincide con el emprendedor porque las normas de la OFAC no obligan a que las entidades comiencen a aprovechar las reglas.  

Aho concluyó que la política hacia Cuba está sujeta a las administraciones estadounidenses, pero por más de una década se han visto “hilos constantes” de reconocimiento y apoyo a los actores que intentan independizarse del Gobierno cubano. 

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.