Nueva crisis incrementa la distancia entre EE.UU. y Cuba

por Progreso Semanal

HAVANA TIMES —  Se quedó en la púa el lechón. Algunos de los que habían planeado viajar este diciembre a Cuba desde Estados Unidos para las fiestas navideñas, despedir el 2013 y aprovechar las vacaciones escolares junto a sus familias, ya no podrán hacerlo, “hasta nuevo aviso”.

La causa es que la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos ha tenido que suspender sus servicios consulares por falta de una entidad bancaria que posibilite las transacciones propias de esta actividad, lo que va a afectar directamente la emisión de pasaportes y de visas, entre otros documentos.

“Debido a las restricciones vigentes derivadas de la política de bloqueo económico, comercial y financiero del Gobierno norteamericano contra Cuba, ha sido imposible para la Sección de Intereses encontrar hasta la fecha un banco estadounidense o de otro país con sede en Estados Unidos, que asuma las cuentas bancarias de las misiones diplomáticas cubanas, a pesar de las múltiples gestiones realizadas con el Departamento de Estado y numerosas entidades bancarias.”

Desde julio pasado el banco M&T que tradicionalmente prestó servicios a misiones  diplomáticas extranjeras, le dio a la Sección de Intereses de Cuba y a la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas un plazo limitado para encontrar un nuevo banco con el cual operar. La búsqueda fue infructuosa.

A pesar de que, como recuerda la nota, el gobierno de Estados Unidos debería garantizar el cumplimiento de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, desde julio a la fecha no se ha encontrado una solución que garantizara la continuidad del servicio bancario.

Consultado por Progreso Semanal, el abogado José Pertierra, de origen cubano y asentado en Washington consideraba que “debido al bloqueo y al hecho de que Cuba está increíblemente en la lista de países que apoyan al terrorismo, las reglas bancarias que tiene que cumplir cualquier banco que se atreva a  aceptar a la Sección de Intereses como cliente son tan, pero tan engorrosas, que le cuesta más dinero al banco tener a Cuba como cliente que rehusarse a prestarle servicios bancarios.”

“El problema no es de los bancos, es del gobierno.  En este país, los bancos son un negocio, un business. Las multas para los bancos que supuestamente violan el bloqueo son astronómicas e incluso esas leyes son extraterritoriales.”

“Hace pocos meses, recordó Pertierra, un banco italiano Intesa San Paolo tuvo que pagarle a Washington $3 millones por violaciones del bloqueo.  Y hace unos años el banco suizo UBS tuvo que pagar $140 millones de multa simplemente por haber cambiado billetes viejos de dólares por billetes nuevos para Cuba. Otro banco suizo, Credit Suisse AG tuvo que pagar una multa de $536 millones por supuestas violaciones del bloqueo económico contra Cuba e Irán.  Lloyds Bank de Londres pagó una multa de $80, etcétera.”

Mientras los diplomáticos cubanos buscaban sin éxito una solución, Obama aseguraba, desde Miami, hace menos de un mes, la necesidad de actualizar” la política de Estados Unidos hacia Cuba. Es obvio que esta actualización, cada vez más justificada, no ha llegado a tiempo para impedir que la actual política de bloqueo recaiga sobre ciudadanos comunes, probablemente miles de personas, cubanos y estadounidenses, que andaban haciendo sus maletas para las próximas semanas.

Terminal 2Armando García, presidente de Marazul Charters, la principal charteadora de vuelos Miami-Habana, recuerda que en la actualidad todo pasajero que resida en Estados Unidos que viaje a Cuba ha requerido o requiere de algún tipo de trámite consular proveído por la Oficina de Intereses de Cuba.

“Desde los trámites de pasaportes para los nacidos en Cuba y gestiones de visas para los nacidos en Estados Unidos que viajan para visitar familiares, hasta los que viajan bajo licencias general o específica otorgadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos; todos requieren de gestiones consulares presentadas al Consulado directamente o a través de agencias de viaje autorizadas. El no tener el Consulado en Washington disponible, impedirá continuar operando como hasta hoy y tendrá un impacto inmediato sobre los interesados en viajar y que aún no tengan sus documentos en la mano.”

La situación que ha sobrevenido contrasta también con la voluntad expresada hace menos de diez días por el secretario de Estado John Kerry, en la OEA, al ratificar la decisión de su gobierno de estimular los intercambios “pueblo a pueblo”. “Estamos comprometidos con este intercambio humano”, dijo, explicando abiertamente su diplomacia para el cambio en Cuba en la que “nuestra gente son  nuestros mejores embajadores. Son embajadores de nuestros ideales, de nuestros valores, de nuestras creencias.”

Pero, sin visas tramitadas en la Sección de Intereses de Cuba en Washington, estos “embajadores”, de momento, se han quedado sin trabajo.

Para no perder tiempo o dinero, el presidente de Marazul recomendaba a las personas que consulten con sus agencias de viaje antes de la fecha que tienen programada o de interés para los potenciales pasajeros.

“Para los que están interesados o ya programados para viajar próximamente, si tienen su pasaporte y habilitación vigentes (si es que son nacidos en Cuba), o sus visas ya en mano o en su agencia (si es que no nacieron en Cuba), esta situación posiblemente no los afecta y podrían viajar. ”

Por décadas la política de Estados Unidos hacia Cuba no ha tenido en cuenta el interés general: ni el de los norteamericanos ni el de los cubanos que desde la Isla anhelan abrazar a los suyos del otro lado de La Florida. Su enfoque tradicional ha sido el de complacer a un cada vez menos numeroso e influyente grupo del exilio conservador cubano de La Florida.

Muchos desean que las soluciones perentorias que el caso merece, para el bien común, estén contenidas en ese “cajón lleno de buenas ideas”, del que habló Obama en la residencia de Mas Santos, mientras recaudaba dinero para su Partido y aseguraba haber notado cambios en Cuba. Sería un buen camino para demostrar que su gobierno intenta resolver, en serio, “la disfunción política que se vive en Washington.”

Fotos: Alain López


7 thoughts on “Nueva crisis incrementa la distancia entre EE.UU. y Cuba

  • el 1 diciembre, 2013 a las 11:46 am
    Permalink

    Zacerio: la primera respuesta que me vino a la mente para Alejandro fue, que estas cifras la habia obtenido del periodico granma, por lo bajitas que estan, hay demasiado dinero por debajo de la mesa.

  • el 30 noviembre, 2013 a las 10:50 pm
    Permalink

    Alejandro: Con todo el respeto…. La fuente que todo ser libre y civilizado puede utilizar!

  • el 30 noviembre, 2013 a las 10:01 pm
    Permalink

    Tomando como base la cifra de cubanos que viajan anualmente, la cual se mantiene por encima de los 400,0 miles, dada por el Dpto de Estado, todos los demas calculos pueden hacerse sin que el margen de error sea considerable, la unica persona que sabe exactamente hasta con los centavos es Fidel, Raul y es posible no estoy muy seguro el Presidente del BNC, pero ninguno de ellos ha dicho nunca la cifra, y pienso que no la diran nunca, por lo tanto si el que la tiene no la da a conocer, no hay mas alternativa que calcularla y metodos hay, conozco un grupo de economistas que calcularon la cifra hasta inclusive desde que empezaron los viajes finales del 70, tomaron en consideracion, muy importante, que alrededor de 7 años los cubanos pagaban obligatoriamente un paquete que incluia hotel y alimentacion que no utilizaban, señores en estos 34 años la cifra que da es de espanto, y 2 mas 2 sera cuatro siempre en cualquier sistema, y no le cabe en la cabeza a nadie que puede haber hecho Fidel Castro con ese dinero, o donde puede estar, porque la caja de la economia cubana no cuadra, Sr. Miranda, no veo donde esta el calculo del valor de las mercancias (LA PACOTILLA), que asi le dicen algunos pero son computadoras, televisores, equipos electronicos de las mejores marcas, que cubano no se sabe de memoria cuantas libras y cuantos gusanos se pueden llevar, sera tan dificil entonces establecer un valor promedio, y si seguimos haciendo estimaciones, y el resto de los cubanos regados por el mundo.

  • el 29 noviembre, 2013 a las 5:22 pm
    Permalink

    Miranda: Perdone la curiosidad…¿Que fuentes usted utiliza?

  • el 29 noviembre, 2013 a las 1:49 am
    Permalink

    La desesperacion y el descalabro economico es tal que estan con los nervios de punta.

    El cierre de la embajada no va a impedir que se le quede el lechon en la pua a ningun cubano que vaya a pasar las Navidades alla, todos los vuelos de diciembre estan llenos, comprados y pagados, ya ese dinero esta hace rato en la cuenta de banco de los castros.

    Cuanto cubano ha quedado sin poder despedirse de un ser querido por no haber tenido el pasaporte al dia, hay historias de que por no haber papel para hacer los pasaportes el pasaporte les ha llegado despues de la muerte de la madre, en ningun otro pais eso sucede porque para entrar al pais donde uno nacio nadie le tiene que dar pasaporte ni visa.

    Eso de que los EU se ha enfocado en complacer al exilio conservador cubano, es una tremenda mentira, porque si fuera por ese exilio , la dictadura no huviese cogido un kilo partido por la mitad.

    Miren porque es el llanten de la dictadura, que no por el bienestar de ninguno de nosotros:

    El gobierno cubano recibe anualmente por los viajes del exilio desde Estados Unidos:

    Derechos de aterrizaje: $14,600,000
    Por pasajes de avion: $96,360,000
    Permisos de Entrada: $70,080,000
    Suponiendo que el 20% viaja con pasaporte nuevo: $43,800,000
    Suponiendo que el 50% viaja con pasaporte renovado: $52,560,000
    Suponiendo que el 30% solamente tuvo que pagar derechos de habilitacion del pasaporte: $3,504,000
    Suponiendo un gasto promedio en Cuba de $2,500 por persona: $1,460,000,000

    Lo que da un total de $1,740,904,000 sin incluir derechos por equipaje, articulos que pagan derechos, derechos por cambio de moneda. Si a esto sumamos los 2,100,000,000 que se envian a Cuba anualmente por los exiliados cubanos para ayudar a sus familiares, tenemos que el gobierno cubano recibe por lo menos cuatro mil millones de dolares (cuatro billones en USA) al año que les suministra el exilio cubano. O sea que el exilio cubano se ha constituido en la principal fuente que mantiene al gobierno comunista de Cuba.
    hace 3 años

  • el 28 noviembre, 2013 a las 8:56 am
    Permalink

    El primer párrafo es una mentira dicha con toda la mala intención del mundo; y el que quiera comprobarlo, que se pare en el aeropuerto: Todo el que va en diciembre a Cuba, ya tiene hace rato el pasaporte en la mano, y hasta el pasaje.

    Atanasio dice verdades como templos ¿Qué preocupación, ni ocho cuartos por la familia cubana? Que no sean hipócritas, que si eso fuerqa así, ningún cubano necesitaría un permiso para entrar en su patria. La cacareada “habilitación” no es más que eso: otra de las tantas humillaciones que el cubano es el único ciudadano de este hemisferio en sufrir; al igual que la violación constitucional de obligar a alguien que ya tenga otra ciudadanía, a ir a cuba con pasaporte cubano.

    El enfoque tradicional del gobierno cubano, desde que los amiguitos los dejaron colgados de la brocha, es ver cómo chulean al exilio, y la sacan la mayor cantidad de plata que puedan.

  • el 28 noviembre, 2013 a las 4:41 am
    Permalink

    Si realmente se preocuparan del cubano que quiere viajar eliminarían todo ese papeleo que cuesta dinero y que le exijen a cada cubano para regresar a su país, permitirían viajar al cubano con otro pasaporte que no fuese el de Cuba y en ultima instancia mover los tramites al Canada hasta que se resuelva el problema. Yo entiendo que las dificultades para las operaciones bancarias pueden ser engorrosas en el caso de Cuba, pero no vengan ahora con el cuentecito de que se preocupan por el pobre cubano que no puede ir a celebrar a Cuba unas fiestas que ellos mismos quitaron del calendario. Aquí lo que importa es el cash.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *