Nicaragua: Policías del régimen asaltaron ONGs como delincuentes

 

Esperaron la oscuridad de la noche para asaltar sedes de ONG ilegalizadas

En un operativo coordinado, asaltan oficinas del Cenidh, Fundación del Río, Popol Na, Instituto de Liderazgo de las Segovias y el Ieepp

 

Por Juan Carlos Bow / Maynor Salazar  (Confidencial)

HAVANA TIMES – Como unos delincuentes comunes, agentes de la Policía Nacional esperaron la oscuridad y soledad de la noche y madrugada para asaltar con violencia la sede de varios organismos sin fines de lucro, que se han caracterizado por señalar, denunciar y criticar los abusos del régimen orteguista, que esta semana utilizó su mayoría en la Asamblea Nacional, para ilegalizar a esas mismas ONG.

En un operativo coordinado, los policías asaltaron las oficinas del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la Fundación del Río, Popol Na, el Instituto de Liderazgo de las Segovias y el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).  Así mismo, irrumpieron en las instalaciones de Confidencial, Esta Semana y Esta Noche, con la excusa que era la sede del Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco).

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha cancelado en los últimos días, a través de su aplanadora en el Parlamento, las personerías jurídicas de esas seis ONG y otros tres organismos: el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas) y Hagamos Democracia.

Una veintena de agentes policiales asaltaron a golpes y patadas las instalaciones de Popol Na, presidida por la disidente sandinista Mónica Baltodano. La Policía se llevó ocho computadoras, tres laptops, equipo de seguridad, los archivos en papel de cinco años (2013 – 2018), dos camionetas, un carro y una motocicleta.

Así mismo se llevaron dos cuadros de Augusto C. Sandino porque, según los agentes, el Popol Na era un sitio de “golpistas” y no era un lugar para el llamado general de hombres libres, comentó José Alexis Hernández, guarda de seguridad de la ONG, quien fue agredido verbal y físicamente por los policías.

En las instalaciones de la ONG se hospedaban familiares de presos políticos a quienes les quitaron dinero y celulares.

En el mismo local del Popol Na, están las oficinas del programa radial Onda Local, también crítico con el Gobierno, a las que entraron forzando las puertas. En este sitio solo se llevaron documentos, ya que los periodistas se habían llevado los equipos.

Entran por el techo

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Vilma Núñez, denunció que esta madrugada agentes de la Policía Nacional, asaltaron la sede del organismo, que desde inicios de la semana se encuentra asediado por patrullas y oficiales con armas de alto calibre.

La activista indicó que los agentes se metieron por el techo de las oficinas, como unos delincuentes comunes, y se llevaron equipos y documentos de la ONG.

Los policías golpearon al vigilante del Cenidh, a quien también le quitaron su dinero. Núñez se encuentra encerrada en la sede de la ONG, luego que la Asamblea Nacional la despojara esta semana de su personería jurídica.

El allanamiento en Fundación del Río

Las oficinas centrales de Fundación del Río, ubicadas en San Carlos, Río San Juan, fueron allanadas a las 11:45 de la noche por la Policía Nacional, quienes no presentaron ninguna notificación a la junta directiva de esta organización.

Amaru Ruiz, presidente de Fundación del Río, explicó que las oficinas de esta organización estaban enllavadas y por orientaciones de la junta directiva, decidieron que ningún colaborador permaneciera en el lugar.

Los agentes forzaron la cerradura del portón principal e ingresaron rompiendo los candados de las demás puertas. Luego formaron un cerco policial para evitar que los trabajadores de la organización se acercaran a tomar fotos para denunciar tal ilegalidad.

“Esta es la culminación de todo este proceso que el Gobierno ha impulsado para callarnos, para silenciarnos. Para que nuestro trabajo se detenga. No sabemos qué han sacado o si han compartido algún tipo de información. No nos dejan acercarnos y parece que se quedarán todo este tiempo dentro de la fundación”, dijo Ruiz.

Agregó que lamentaba esta situación y externó su solidaridad con las demás ONG que fueron allanadas de manera ilegal por la Policía Nacional.

La Fundación del Río expresó a través de otro comunicado, que la cancelación de su personería jurídica, es la culminación de una serie de hostigamientos y presiones hacia una organización, que denunció desde inicios del 2017, el incremento de la invasión de colonos a la reserva biológica Indio Maíz.

Señaló que las “trabas” incrementaron luego de que denunciaran el incendio en esta área natural, el pasado mes de abril.

Temen por seguridad

Haydée Castillo, presidenta del Instituto de Liderazgo de Las Segovias, denunció que antimotines y sujetos encapuchados ingresaron a las oficinas de esta organización. La saquearon y destruyeron buena parte del mobiliario.

La incursión de los antimotines y paramilitares sucedió la madrugada de este viernes. Los oficiales tampoco presentaron una orden judicial y algunos trabajadores dijeron que temen por la seguridad de Castillo, quien hace unas semanas fue retenida en el aeropuerto internacional de Managua, trasladada a El Chipote, y luego informada de que tenía una orden de restricción migratoria.

Resguardarían local

La Policía Nacional allanó este viernes las oficinas del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP). Los agentes llegaron a eso de las ocho de la mañana y le dijeron al guarda de seguridad que se fuera del lugar, pues ellos se encargarían de resguardar el sitio.

Los agentes ingresaron a las oficinas del IEEPP forzando las cerraduras. De acuerdo a Dayra Valle, subdirectora de este organismo, al momento de la interrupción de los oficiales no había ningún trabajador, asimismo, denunció que los policías no presentaron al guarda de seguridad ninguna orden judicial para ingresar al lugar.

“Fue un grupo de fuerza que penetró a la organización. No recibimos notificación, no teníamos conocimientos. Es un acto completamente innecesario en nuestra contra”, refirió Valle.

La subdirectora del IEEPP este viernes se iba a conformar la junta liquidadora para proceder con los pocos bienes que tenían en su poder.

“Por el contrario de lo que se ha dicho, que nosotros manejamos una cantidad exuberante de recursos y que estábamos financiando actividades delictivas. Eso es falso, nosotros no manejamos ninguna cantidad de recursos, es más, somos de las organizaciones que todos los años veníamos sufriendo del recorte de las donaciones que recibe año con año el país, producto de la crisis económica y el replanteamiento de la cooperación”, afirrmó Valle.

Las autoridades policiales colocaron un letrero escrito a mano a la entrada del IEEPP: “clausurado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.