Nicaragua: “No sabemos si los van a entregar en un ataúd”

Ilustración: Confidencial

Incertidumbre y desasosiego aumentan tras fallecimiento del preso político Hugo Torres, mientras estaba en custodia del régimen orteguista

Por Confidencial

HAVANA TIMES – Asociaciones de familiares de presos políticos lanzaron este lunes “un grito de alerta” por el deterioro de la salud de sus parientes, quienes, aseguran, “están en riesgo de muerte” debido a las pésimas condiciones en que se encuentran encerrados y a la “negligencia” del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo que les niega la atención médica requerida.

Tras el fallecimiento del general en retiro y preso político, Hugo Torres Jiménez, quien se encontraba en custodia del Estado de Nicaragua, los parientes de los reos de conciencia expresaron la “inmensa angustia y preocupación” que les causa saber que sus parientes están a merced del mismo régimen que los capturó “arbitrariamente” y que no respeta sus derechos humanos.

“Nos dirigimos al pueblo de Nicaragua, a la Iglesia, al Comité Internacional de la Cruz Roja, a organismos y mecanismos de derechos humanos, y a la comunidad internacional, con una inmensa angustia y preocupación; ya que debido a la falta de atención médica oportuna y pertinente creemos que la vida y la integridad física y emocional de nuestros familiares presos en las distintas dependencias del Sistema Penitenciario Nacional (SPN) y la Dirección de Auxilio Judicial “el nuevo Chipote” está en gravísimo peligro”, denunciaron los familiares en un comunicado.

En “El Chipote” y en las cárceles del SPN, “varios de nuestros familiares sufren enfermedades crónicas, tales como hipertensión, bradicardia, Parkinson, diabetes y cáncer”, dice el documento leído por los familiares de los reos. Aseguran que “durante meses no han recibido la atención médica especializada, y por tal razón en diferentes momentos han sufrido de mareos, desmayos y descompensación. Algunos de nuestros familiares son personas adultas mayores, que no están recibiendo la atención y cuidado necesario”, agregan.

Además, señalan los familiares, “hemos documentado padecimientos que comenzaron a manifestarse desde que están bajo la custodia y tutela del Estado de Nicaragua, como las afectaciones psicológicas, debido a las condiciones precarias e inhumanas de reclusión en las que se encuentran, incumpliendo las reglas y normas carcelarias mínimas consistentes con los derechos humanos, el aislamiento e incomunicación por periodos prolongados y la falta de acceso a salud adecuada y oportuna”.

Exigen liberación inmediata

En el comunicado, la Organización Víctimas de Abril (OVA), Grupo Secuestrados Políticos Unidos (GSPU), Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP), Comité Pro liberación de Presas y Presos Políticos (CPPP) y los familiares de presos políticos en El Chipote desde mayo 2021, también exigen la “liberación inmediata” de los presos políticos.

“Ante esta alarmante situación, y el grave precedente que representa los recientes sucesos trágicos, demandamos al Estado que tiene bajo tutela a nuestros familiares, y por ende es responsable por el bienestar y la vida de ellos y ellas, la libertad inmediata incondicional y con garantías de todas las personas presas políticas, porque son inocentes y nunca debieron haber sido detenidos de manera arbitraria”, instaron.

En el documento, las familias también abogaron por los “presos políticos” que se encuentran en la cárcel “La Modelo”, en Tipitapa, en donde “se encuentran en estado de salud grave, padeciendo de tos seca, síntomas de gripe, fiebre, dolor en los huesos y de cabeza, vómitos y diarrea”.

Además, se solidarizaron con la familia de Hugo Torres, quien fue uno de los guerrilleros sandinistas más audaces en la lucha contra la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, y que ayudó a rescatar de la cárcel a Ortega en 1974.

Torres, que era vicepresidente de Unión Democrática Renovadora Unamos (Unamos, antes MRS), es el segundo preso político que muere estando bajo tutela del Estado de Nicaragua. Antes fue el preso político Eddy Montes, asesinado en la cárcel “La Modelo”, mayo de 2019. Además, el preso político Justo Rodríguez, de la isla de Ometepe, fue excarcelado totalmente cuadripléjico en diciembre de 2020.

“Una crisis humanitaria terrible”

Grethel Gómez , de la Organización Víctimas de Abril (OVA), destacó que también los familiares de los presos políticos están atravesando “una crisis humanitaria terrible”, ya que algunos de los reos llevan más de dos años encerrados y ellos ya “no tienen dinero para estar llevando medicamentos” al sistema penitenciario y “lo poco que llevan a sus parientes no siempre se los dan”.

También Ana Lucía Álvarez, hermana y sobrina de las presas políticas Tamara Dávila y Ana Margarita Vijil, destacó que “este es un grito de alerta” de los familiares de los reos de conciencia porque, recordó, “bajo la tutela del Estado mataron a Eddy Montes, murió Hugo Torres, y no sabemos si a nuestros familiares nos los van a entregar en un ataúd”.

De igual forma, Victoria Cárdenas, esposa del preso político Juan Sebastián Chamorro, compartió la preocupación por sus familiares encerrados —a quienes no han visto desde hace 25 días— y que están siendo juzgados y condenados por delitos de traición a la patria sin poder siquiera defenderse.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.