Minsa de Nicaragua cita a médicos y los cuestiona

por sus declaraciones a medios sobre covid-19

Doctor José Luis Borgen, uno de los médicos citados por el Minsa. Cortesía | CONFIDENCIAL

Les menciona Ley de Ciberdelitos. Los médicos recibieron una primera citatoria de forma verbal y después les llegó la cita a través de su correo

Por Confidencial

HAVANA TIMES – El Ministerio de Salud (Minsa) citó este jueves a tres médicos independientes para comparecer con “carácter obligatorio” ante la Dirección de Regulación Sanitaria y la Dirección de Asesoría Legal de esta institución, según las citatorias que les entregaron horas antes.

El doctor José Luis Borgen, uno de los  médicos citados, explicó durante la entrevista lo cuestionaron por las declaraciones que ha dado a los medios de comunicación respecto a la pandemia.

“Ellos están en una etapa en la cual van a citar a varios médicos especialistas que en algún momento emiten opiniones sobre la pandemia. Lo que me dijeron es que en las impresiones que están dando en las entrevistas están diciendo cosas falsas y están creando alarma en la población. Recordar también la ley de ciberdelitos y que el Minsa emite su mensaje semanal y esa es la información que se debe manejar”, explicó Borgen, quien es miembro de la Unidad Médica Nicaragüense.

Asimismo, le recordaron que el Minsa tiene “la facultad de ir a revisar el consultorio o la clínica (donde trabajan) y otras cosas que quedaron en el aire”, explicó el doctor Borgen, quien fue despedido del Hospital Antonio Lenín Fonseca, en 2018, por ser crítico al Gobierno de Ortega.

Citatorias son una advertencia, estiman médicos

El especialista en infectología, doctor Carlos Quant fue otro de los citados. Según explicó a CONFIDENCIAL, él recibió la citatoria la mañana de este jueves mediante un correo electrónico, en esta se le solicitaba su presencia en las oficinas ubicadas en el Complejo Nacional de Salud, Concepción Palacios, sin explicarle la causa.

“Nos citaron para decirnos que hay un grupo de colegas que andan diseminando noticias falsas y que si alguien anda diseminando esto se le puede aplicar la ley de ciberdelitos. No se refirieron a mí directamente de que yo ando diciendo algo. Obviamente lo que nosotros hacemos es brindar información técnica a la población sobre la pandemia”, dijo el médico tras salir del citatorio que duró 20 minutos.

En opinión del médico, la entrevista no fue un interrogatorio sino una sesión informativa en la cual le advirtieron lo que podría suceder. “Según lo que me dijeron es el Ministerio de Salud el único que está autorizado y que no hay que diseminar información para no causar angustia y ansiedad en la población”. Por esa parte él no se siente amenazado porque su labor informativa está basada en la información disponible y en alertar a la población sobre los cuidados de salud.

El doctor Quant es uno de los 10 médicos de hospitales públicos que fue despedido el año pasado por demandar equipo de protección personal y alertar a la población sobre el incremento de contagios de la covid-19.

Se conoce que también fue citada una doctora, pero esta prefirió no dar declaraciones por su seguridad.

Primer citatorio a médicos fue verbal

A diferencia del doctor Quant, quien solo recibió la cita por correo, los otros dos de los médicos primero fueron citados a través de una llamada telefónica de parte del licenciado José Adán Fley Gonzalez, quien se presentó como director de Asesoría Legal del Minsa, este les informó que requería su presencia en las oficinas ubicadas en el Complejo Nacional de Salud, Concepción Palacios, pero los médicos pidieron les enviaran un citatorio formal para comparecer.

“Me citaron ayer por vía telefónica y yo lo que hice fue pedirle que me mandara una carta. En la carta que me enviaron no dice el motivo, esperamos que sea una sesión de cuestiones administrativas, porque para eso es esa oficina, aunque presumiblemente es una labor de intimidación”, señaló el doctor Borgen, quien fue citado a las 2:00 p.m. de este jueves.

El pasado 13 de julio, el doctor Borgen compareció ante la Fiscalía tras ser llamado por haber brindado atención médica a la aspirante a la presidencia, María Asunción Moreno, quien fue citada tras indicarse que competiría como precandidata de la oposición, pero no compareció.

El médico denunció que fue obligado a violar el sigilo profesional pues le pidieron llevar parte del expediente de su paciente.

Murillo amenazó a médicos y periodistas

Previo a estas citatorias, la vicepresidenta y vocera estatal, Rosario Murillo, amenazó a los médicos independientes que han alertado a la población sobre el rebrote de covid-19. Ante esto varios sanitarios salieron del país o redujeron las entrevistas al respecto. 

“En la vida todo se paga y si hacemos daños, el daño nos llegará. No nos expongamos a recibir las consecuencias de nuestras acciones (…) dejen de hacerle daño al pueblo, a la familia, aterrorizando con falsos médicos, con falsos pronósticos, con falsas encuestas, con noticias falsas”, amenazó Murillo en sus monólogos diarios.

Las amenazas contras los sanitarios se dan en medio de un rebrote de covid-19, que las mismas cifras del Ministerio de Salud reflejan, pero que las autoridades se niegan a alertar.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *