Miami y Cuba, cada vez más cerca

Por Daniel García Marco e Isaac Risco

Foto: Luis Enrique Gonzalez Muñoz
Foto: Luis Enrique Gonzalez Muñoz

HAVANA TIMES (dpa) — Los 145 kilómetros que separan Cuba de Florida parecieron durante años una barrera infranqueable que ahora parece abrirse porque el gobierno de La Habana necesita los dólares de un exilio a su vez más abierto hacia su antiguo país.

“Ya prácticamente hay gente que está yendo y virando, es un fenómeno que debe darse cada vez con mayor frecuencia”, dijo el mes pasado el cónsul de Cuba en Estados Unidos, Llanio González, a un grupo del exilio de Miami afín al gobierno de Raúl Castro.

Una veintena de personas de edad avanzada escuchó cómo el cónsul, que anteriormente había estado en Tampa, también en Florida, explicaba la reforma migratoria cubana vigente desde enero y anunciaba nuevas leyes de inversiones, aún sin fecha conocida.

En esas inversiones es donde juega un papel fundamental el exilio, especialmente el de Miami, refugio de los “gusanos”, como llamó durante años despectivamente el castrismo a los “traidores” que convirtieron la ciudad estadounidense en “Little Havana”.

“Muchos cubanos que están acá dicen: ‘Yo ya tengo cierta edad, Cuba no me prohíbe ya ni salir ni entrar y entonces ¿qué hago yo? Voy a repatriarme, mantengo todos mis derechos igual en Estados Unidos porque llevo 20 años, y ahora con la repatriación tengo derecho a abrir mi negocio en Cuba y a comprar mi casa en Cuba porque ya soy ciudadano cubano con todos los derechos nuevamente'”, ejemplificó González.

Durante años, los cubanos que se fugaron de la isla perdieron el derecho a regresar a su país al ser considerados “desertores”. Hasta ahora, los cubanos que se acogían a la “salida definitiva” perdían también todas sus propiedades en la isla.

El gobierno explica las reformas por su “agenda familiar”, pero en el trasfondo está también la necesidad de la entrada de capitales.Pese a las paulatinas reformas de mercado que el castrismo viene aplicando en los últimos años, la isla no ha salido aún de la crónica crisis económica que la aqueja desde los ’90.

“Muchos cubanos que están en Miami dicen: ‘Yo ya tengo cierta edad, Cuba no me prohíbe ya ni salir ni entrar y entonces ¿qué hago yo? Voy a repatriarme, mantengo todos mis derechos igual en Estados Unidos porque llevo 20 años, y ahora con la repatriación tengo derecho a abrir mi negocio en Cuba y a comprar mi casa.

En 2012, la mayor de las Antillas desembolsó 1.700 millones de dólares para la importación de gran parte de los alimentos que consume, según cifras oficiales. Para 2013 se prevé un gasto superior a los 2.000 millones.

La Habana es consciente de su dependencia del envío de petróleo de la Venezuela chavista, que vende a la isla desde hace años unos 100.000 barriles de crudo diarios a precios preferentes. Abocada a ampliar sus relaciones comerciales y a fomentar la llegada de inversiones, Cuba apunta a la amplia comunidad del exilio.

“Estamos seguros, también acá en la zona de la Florida, de que ha habido un cambio y que las nuevas generaciones y muchísimos de ustedes ya lo que piensan es en la relación lo más normal posible con el país de origen”, dijo en Miami González, que sabe que los jóvenes estadounidenses de origen cubano son mucho menos radicales contra el gobierno comunista de lo que fueron sus padres y abuelos.

“En Estados Unidos hay una desconexión entre lo que está haciendo Washington y lo que hace la comunidad cubano-americana con su propio bolsillo”, afirmó a la agencia dpa Ricardo Herrero, director ejecutivo adjunto del Cuba Study Group, un grupo sin fines de lucro de profesionales cubano-americanos.

Hay datos que constatan esa nueva relación. Según un estudio de la consultora Havana Consulting Group, en 2012 las remesas a la isla llegaron a la cifra récord de 2.600 millones de dólares, un 13,5 por ciento más que el año anterior.

El lobby US-Cuba Democracy, que defiende el embargo que Washington impone a La Habana desde hace más de medio siglo, registró en 2012 sus peores datos de recaudación, según opensecrets.org. Y los vuelos entre Estados Unidos y Cuba no dejan de crecer año a año.

El gobierno explica las reformas por su “agenda familiar”, pero en el trasfondo está también la necesidad de la entrada de capitales.

Más de dos millones de personas viven fuera de Cuba y eso supone una oportunidad para las arcas de La Habana.

“La diáspora cubana representa una fuente de bienes importantes tanto en experiencia como en recursos para los millones de cubanos que están por primera vez tomando control sobre su destino económico”, afirmó Herrero, que considera claves a los más de 429.000 “cuentapropistas”, los pequeños empresarios del emergente sector privado en la isla.

Sin embargo, el experto, como muchos, aún es escéptico. Aunque celebra las aperturas, las califica de “pequeñas y demasiado lentas” y critica que sea una liberalización muy parcial, fruto del conflicto ideológico al que se enfrenta el gobierno de Castro. “Una liberalización es para revitalizar la economía y crear riqueza, pero ellos lo están haciendo porque es la única manera en la que pueden mantener el control del país”.


13 thoughts on “Miami y Cuba, cada vez más cerca

  • el 7 agosto, 2013 a las 10:26 pm
    Permalink

    Mientras haya castrismo, lo dudo

  • el 7 agosto, 2013 a las 10:24 pm
    Permalink

    “Y las leyes y la Constitucion son para ser acatadas pero si en la practica no estan implementadas son letra muerta”
    La ley constitucional es de obligatorio cumplimiento para todos los ciudadanos, del presidente hasta el último. Por eso es que Cuba no es estado de derecho ¿Te das cuenta? “La ley es igual para todos o no es ley” es un axioma básico de la jurisprudencia.

    Cuando la Constitución de un país es “letra muerta” el país está bien jodido y su sociedad más que enferma. A mí no me molesta que nadie tenga otra ciudadanía, porque, para empezar, yo la tengo, lo que me jode es que me estafen violando las leyes en mi cara. Y no se trata de mecanismos de control; mencióname un solo país de este hemisferio en que los ciudadanos necesiten un permiso para entrar en su patria, uno solo. Igualmente, mencióname otro en que no se reconozca la doble ciudadanía y exija que ciudadanos extranjeros entren con pasaporte nacional.

    Esa es la mentalidad que le siembran a la gente en Cuba, que las leyes son agua de borrajas para lo que convenga (Y siempre a favor de los cuatreros del gobierno, porque a favor del pueblo, jamás). No trates de justificar lo injustificable.

  • el 5 agosto, 2013 a las 10:05 pm
    Permalink

    Este es mi segundo pasaporte cubano donde la habilitacion esta incluida.Yo no tuve que hacer ningun otro tramite adicional. Para mi no ha existido diferencia.Y en cuanto a que un dia nos veamos en el Malecon,todo es posible tal y como van las cosas. Y las leyes y la Constitucion son para ser acatadas pero si en la practica no estan implementadas son letra muerta. Y eso no solo sucede en Cuba. De todas maneras no entiendo porque te molesta tanto que algunos cubanos tengamos otra ciudadania. Volviendo al tema de la habilitacion, es un mecanismo mas de control. En otros paises son mas sofisticados pero tambien existen. O crees que alguien que este en la lista negra puede entrar libremente y que los agentes de immigracion no van a pararte?

  • el 5 agosto, 2013 a las 11:47 am
    Permalink

    Ah, y claro, que se termine de una vez la separación familiar forzada…las nuevas regulaciones migratorias van por ese camino. A menos que se forme una nueva brigada 2506.

  • el 5 agosto, 2013 a las 11:44 am
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Aquí, entiendo yo, no se trata de que la emigración cubana, en particular la de EEUU, quiera regresar en masa a la Isla. Eso no lo avizoro. Hablo del hecho de que los cubanos salgamos y entremos al país con menos impedimentas cada día, amén de ir recuperando las prerrogativas que siempre debimos tener como ciudadanos. Los tiempos han cambiado mucho y en más de un sentido. Quizás un día nos veamos en el malecón. A menos que no quieras ir. Mente positiva.

  • el 5 agosto, 2013 a las 5:18 am
    Permalink

    Javier:

    No se trata de que Cuba sea un acaso “atípico”. Las cosas, como son: Se viola la Constitución. Todo lo que se haga ignorando lo que dice es, por definición ilegal, hágalo quien lo haga, porque para algo es la ley suprema de una nación, por encima de la cual no puede hacerse nada, salvo que se la cambie, o se la enmiende. “Habilitacion” no es más que un eufemismo para disimular lo que no es más que un humillante permiso de entrada que, además de violar la Carta de los derechos Humanos, también viola la propia constitución cubana. Y no, no es “puro trámite”, porque, si no la tienes, no puedes entrar a Cuba; y tampoco viene “incluida” en el nuevo pasaporte, como Ud parece creer. Yo conozco casos que no son ni terroristas, ni delincuentes( Aunque está más que probado que ser terrorista o un delincuente internacional no es, necesariamente causa de que te veten la entrada a Cuba) que no han podido ir a Cuba por eso.

  • el 4 agosto, 2013 a las 7:22 pm
    Permalink

    Creo q en algunos puntos estamos diciendo lo mismo. De todas maneras, con el tema de la ciudadania y la residencia, Cuba es un caso atipico. Es cierto de la habilutacion, pero eso es puro tramite y cuando sacas un pasporte nuevo esta “incluido”.En cuanto al articulo 32, en la practica no conozco a nadie q lo hayan privado de la ciudadania por tener ciudadania de otro pais.

  • el 4 agosto, 2013 a las 8:07 am
    Permalink

    isidro:

    Mientras los Castro gobiernen Cuba, las aguas no tomarán su nivel. Se lo garantizo.

  • el 4 agosto, 2013 a las 8:06 am
    Permalink

    “En cuanto a que un ciudadano cuano necesite permiso para entrar al pais, me parece que estas desactualizado.”

    javier:

    Yo no hablo por hablar. ¿Que es la “habilitación” en el pasaporte? Porque, si no tienes ese cuño puesto en él, no puedes entrar a Cuba, aunque el pasaporte esté vigente. y me consta porque yo lo te tenido que pone: Yo hablo por experiencia propia. la Constitución cubana estipula lo que dije anteriormente. Mira el artículo 32 y verás si tengo razón. otra cuestión es que el gobierno cubano la viole a conveniencia, cosa nada rara.

    “ARTICULO 32. Los cubanos no podrán ser privados de su ciudadanía, salvo por causas legalmente establecidas. Tampoco podrán ser privados del derecho a cambiar de ésta. No se admitirá la doble ciudadanía. En consecuencia, cuando se adquiera una ciudadanía extranjera, se perderá la cubana. La ley establece el procedimiento a seguir para la formalización de la pérdida de la ciudadanía y las autoridades facultadas para decidirlo”

    “Eso es lo que recuperas cuando te otorgan la repatriacion. Y si adquieres la residencia cubana, tienes los mismos “derechos” que un cubano que nunca viajo fuera de Cuba ”

    En ningún país de este mundo, un residente tiene los mismos derechos que un ciudadano;de otra forma, esas categorías no tendrían por qué existir

    . “Y eso va seguir sucediendo, gustele o no al gobierno de Estados Unidos.”

    (Sana risa) Recuerda que EEUU no es Cuba; y que es un país donde las leyes se cumplen. el día que el gobierno de EEUU quiera ponerle un “Pare” a eso, le garantizo que se acaba.

    En cuanto a lo de los jóvenes, yo trabajo rodeado de jóvenes, más hispanos que anglosajones, y le garantizo que más de un 90 % vive totalmente de espaldas a lo que pasa en Cuba. tienen otros intereses, empezando porque, ni se sienten, ni piensan como cubanos, sobre todo los nacidos aquí (Y, bien mirado, no tienen por qué) El 8% restante, va de vacaciones de cuando en cuando con los padres, dicen que para ir de visita está bien, pero que no vivirían en Cuba ni amarrados. Y habrá sobre unn 2% que ni va, ni le interesa.

    Hay un estereotipo al que se haría bien en renunciar: El considerar que todos los exilados viven con lágrimas en los ojos pensando las 24 horas en Cuba, extrañando y anhelando volver. Eso no es así, y hay un monton a los que no le sucede nada de lo anterior por un montón de razones

  • el 4 agosto, 2013 a las 6:36 am
    Permalink

    que por determinadas razones decide recuperar la residencia cubana y decide pasar tiempo en ambos lados. Razones hay miles, casi tantas como las que han tenido y tienen muchos cubanos para emigrar y no voy a abundar en las mismas pues serian interminables. En cuanto a los nacidos de padres cubanos, posiblemente tengas razon. Usualmente los hijos y nietos de emigrados tienen mas interes en el suelo donde nacieron que en el de sus padres, aunque hay excepciones. Y por ultimo, Habra algunos que les interese invertir un pequeno capital (que tal vez es lo unico que tienen) para ayudar a la familia o simplemente, porque se dan cuenta que con lo que tienen no abririan ni un puesto de frita en la Calle 8. Personalmente, yo seria muy cauteloso en poner mi dinero en un negocio en Cuba, pero eso es una opinion personal.

  • el 4 agosto, 2013 a las 6:28 am
    Permalink

    Jorge Alejandro,
    Efectivamente, Cuba no reconoce la doble ciudadania. Pero tampoco obliga a nadie a que renuncie a otra ciudadania si ya la tiene. Yo tengo dos ciudadanias (ademas de la cubana) y nunca me han [pedido que renuncie a ninguna de ellas. Hay miles de cubanos que han adquirido la ciudadania espanola y que yo sepan, en Cuba no los han obligado a renuncia a la cubana. Hasta donde se, algunos paises te obligan a renunciar a tu nacionalidad si adquieres otra, pero no es el caso de Cuba. Creo que los cambios estan refiriendose mas al tema de la residencia, que es harina de otro costal. Eso es lo que recuperas cuando te otorgan la repatriacion. Y si adquieres la residencia cubana, tienes los mismos “derechos” que un cubano que nunca viajo fuera de Cuba. En cuanto a hacer negocios, pues mi impression es que algunos de los negocios que han abierto recientemente, aunque estan administrados por cubanos residentes en la isla, no es dificil imaginar en muchos casos de donde vino el capital inicial. Y eso va seguir sucediendo, gustele o no al gobierno de Estados Unidos. Tal vez empresas medianas o grandes no se atrevan a enfrentar la multa, pero de que hay unos cuantos que estan regresando (y no solamente desde Estados Unidos) para repatriarse y en algunos casos comenzar un pequeno negocio familiar, eso ponle el cuno.
    En cuanto a que un ciudadano cuano necesite permiso para entrar al pais, me parece que estas desactualizado. Eso cambio hace anos. Yo resido en el exterior desde el 2000 y lo unico que necesito es tener mi pasaporte vigente. Admito que hay que pagar prorrogas que me perecen absurdas y ridiculamente caras, pero aparte de eso, no tengo que hacer ningun tramite en el consulado cubano.
    Probablemente haya mucha gente que la idea de regresar a Cuba les resulte satanico, pero siempre hay alguno

  • el 3 agosto, 2013 a las 9:40 pm
    Permalink

    Las aguas retoman su nivel. Eso no lo para nadie.

  • el 3 agosto, 2013 a las 8:47 am
    Permalink

    ‘Yo ya tengo cierta edad, Cuba no me prohíbe ya ni salir ni entrar y entonces ¿qué hago yo? Voy a repatriarme, mantengo todos mis derechos igual en Estados Unidos porque llevo 20 años, y ahora con la repatriación tengo derecho a abrir mi negocio en Cuba y a comprar mi casa en Cuba porque ya soy ciudadano cubano con todos los derechos nuevamente’”

    Yo dudo que un cubano que viva 20 años en EEUU pueda escribir esto, a no ser que sea asombrosamente ignorante de las leyes de Cuba y de EEUU, por las siguientes razones:

    1- No es cierto que tenga “todos los derechos nuevamente”si vuelve a Cuba, porque, si es ciudadano de EEUU, ya no es ciudadano cubano, según estipula el art 32 de la Constitución cubana, que no admite siquiera la doble ciudadanía.

    2- Al ser ciudadano de EEUU, no puede hacer inversiones de ningún tipo en Cuba, debido a la ley del embargo, se repatrie o no. La ley del embargo no prohíbe, como muchos creen viajar a Cuba, sino el gastar dinero allí.

    3- Cuando dice que “Cuba no me prohíbe salir ni entrar”, está ignorando ¿Deliberadamente? que tiene que sacar un permiso para entrar en Cuba, luego no tiene garantizados todos sus derechos, menos, si todavía es ciudadano cubano, puesto que necesita de un permiso para entrar en su país. Si es ciudadano americano, tiene que entrar con pasaporte cubano (otra violación a sus derechos, y de la propia Constitución cubana, por añadidura)

    ““La diáspora cubana representa una fuente de bienes importantes tanto en experiencia como en recursos para los millones de cubanos que están por primera vez tomando control sobre su destino económico”,

    Mentira: Siempre lo han tenido, EEUU no es Cuba. Son los cubanos de la isla los que no lo han tenido en más de medio siglo

    “los jóvenes estadounidenses de origen cubano son mucho menos radicales contra el gobierno comunista de lo que fueron sus padres y abuelos”

    Burda manipulación y chiste malo: Para ser francos, a la mayoría le tiene sin cuidado Cuba; los que han ido, dicen que no viven allá ni muertos, en su casi totalidad; otros son tan anticastristas como su padre o su abuelo,, otros son menos rqdicales,pero una cosa es cierta: No quieren socialismo, ni comunismo, ni en pintura.

    Este post, a pesar de que usa de una franqueza poco habitualk en los que acostumbran a tratar ese tema, se inscribe en la agenda de la tiranía cubana de chulear (porque esa es la palabra exacta) al exilio para seguir gobernando el desastre. Desgraciadamente, para los que eso pretenden, hay una cosa que es general en el exilio cubano: El anticastrismo. Jamás habrá , me atrevo a asegurarlo, una relación normal entre exilio y gobierno cubano, mientras esos forajidos sigan al frente del desgobierno de Cuba. Nunca se olviden de que Miami es una ciudad de víctimas.,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *