“Mi trabajo es usted” desde el Hilton Miami Downtown

Vicente Morín Aguado  

Miami Hilton Downtown
Hilton Miami Downtown

HAVANA TIMES — Arribé a Miami hace unas horas, como casi todos los pasajeros, aplaudí al aterrizar, pasé sin contratiempos el camino interior del aeropuerto, terminando en el taxi rumbo al Hilton Miami Downtown, esperando el comienzo de la XXIV Reunión anual de ASCE, una asociación dedicada al estudio de la economía cubana.

Siendo la primera vez que salgo de mi país, lógico pensar que estoy emocionado, así lo creo, sin embargo no lo aparento, he guardado bien esta parte del ser para observar cuanto me rodea, sobre todo conversando.

No es necesario hablar inglés aunque de vez en cuando es bueno manejarse en este idioma inevitable, tratándose de los Estados Unidos. Hay una multitud de matices en la piel de los trabajadores a mí alrededor, entre tantos, unos cuantos compatriotas, generalmente jóvenes. De cierta forma siguen siendo cubanos aunque a me parecieron diferentes. Tengo experiencia de hoteles a todo lo largo de Cuba, puedo decirles que estos trabajadores son completamente distintos.

Si hay jefes vigilándolos, todavía no he escuchado un llamado de atención. Tampoco preciso pedir cosa o servicio alguno, siempre hay alguien atento al menor indicio de una necesidad por pequeña que sea, además, todos te saludan, como si quisieran decirte, de hecho te lo dicen, aquí estoy amigo, no lo olvide, mi trabajo es usted.

El Hilton tiene su especial caracterización, es un hotel a la inglesa, un tanto aburrido si de la idiosincrasia cubana se trata. Es esplendido, el lujo sobresale a su medida, sin exageración alguna, lo esencial es que todo funciona, ni siquiera el agua de una fuente deja de brotar puntualmente las 24 horas. Aun así lo mejor son sus trabajadores.

Ahora puedo decir que la pereza, la falta de sensibilidad, la irresponsabilidad, las dificultades inventadas y demás síntomas de una sociedad enferma, no tienen un origen genético, propio del clima tropical, tal y como antes estuve a punto de creer. Una camagüeyana, Jefe de la carpeta durante mi primera mañana en tierras norteamericanas, me acompañó a la sala de internet, configuró para mí un nuevo correo electrónico, utilizando hasta su propio celular, requisito ultimo a la hora de confirmar el registro.

Ahora estoy listo para reportar las sesiones de trabajo de ASCE, donde se numerosos profesionales, entre ellos una importante representación venida directamente desde Cuba. Será un foro abierto a todos los opinantes, les contaré diariamente porque de hecho saldremos mejor informados en torno a la compleja realidad de nuestro país en la hora actual.

Ya habrá tiempo de descargar emociones, por el momento en este hotel, sin una sola consigna a mi alrededor, se cumplen muchas de esas exhortaciones tan repetidas en mi país. Por cierto, no aprecié angustia alguna en el rostro de tan atareados trabajadores. Por vez primera desde hace mucho tiempo siento que verdaderamente hay gente cuyo trabajo soy yo.

[email protected]

 



36 thoughts on ““Mi trabajo es usted” desde el Hilton Miami Downtown

  • vicente:

    Eso es lo que verá,. de modo general, en toda la esfera de los servicios en EEU, desde la tienda más lujosa, hasta la cafetería de barrio. En EEU hay una cultura de los servicios, como la había en Cuba antes del 59. y el quid está en que todos están interesados en vender y en que el cliente consuma. A más consumo, más ganancia, más empleo y más salario; y, por consiguiente, mejor vida.
    El que no vende porque no satisface las demandas del cliente, se arruina, y la competencia no hace más que amumentar la calidad y bajar precio

  • Muy interesante, disfruta la estancia!

  • Y con todo respeto imagino tambien sintio que hay cubanos que si trabajan y saben trabajar, entoces la pregunta ¿¿¿es el cubano o es el sistema??? estuve en ese hotel, le auguro tendra una grata estancia. Quizas el primer dia le paresca aburrida ya que no hay regeton, borrachos dando gritos , pero despues vera que no es tan aburrido

  • Cuanto me alegro Vicente de que te sientas cómodo. Esa es la manera de como tratar al cliente, tu y los demás huéspedes tienen un valor muy importante para esos trabajadores, uds son el empleo de ellos, por lo tanto los tienen que atender al máximo y dejarlos satisfechos para que vuelvan.

    Ahora es que de verdad te vas a dar cuenta de la actual realidad de Cuba, y a donde esa revolución los ha llevado, de lo absurdo de un sistema que les ha hecho creer en un monstruo lleno de abusos y desigualdades, y sólo ahora con tus propios ojos verás, lo mismo a un negro/a en la carpeta, que a un blanco cargando valijas y podrás comparar si eso es lo que se ve en Cuba bajo la tan cacareada igualdad.

    Esperamos tus updates.

  • Vicentón, vaya hermano, cruzaste el charco, y nada menos que el primer viaje de tu vida. Como para hacer historia… En cuanto vi lo de “mi trabajo es Ud.” me devolví a los 60. Seguro que los recuerdas bien. La campaña por los servicios totalmente estatalizados que siguió a la Ofensiva Revolucionaria de 1968. Y con el agregado de que luego forzaron a los gastronómicos a hacer dejación de las propinas. ¡Mira que hemos pasado! (Por cierto, ¿estás dejando propinas en el Downtown Miami?).

  • Hola Vicente. Muy buen post. Suelo ir a Cuba todos los años y una de las cosas que me golpea es el nivel de insensibilidad y falta de profesionalidad de los servicios en varias instituciones hoteleras y de servicio en la isla -incluso con pago en “moneda dura”, aunque pienso que el buen trato debe ser generailzado para todos-. Estando en esos hoteles para el nuevo turismo generalizado -cubanos y extranjeros mixtos- en los cayos o Varadero pude ver como “ciertos” -que no todos- empleados del hotel, te tratan con cierto desdén porque al estar TODO INCLUIDO (?no se incluye un trato profesional?), pues ellos no tienen, prácticamente, “ganancias” extras. Incluso, en algunos casos, se hacen los de la “vista gorda” para que tú le reclames determiando servicio (limpieza de habitación diaria, entrega (obligatoria) de botellas de agua potable, etc) y ellos te hagan “el favor” a cambio de algunas moneditas o lo que quieras “aportar” a su “multica” de baja monta. Con ello quiero decir, que, a veces, puedo aceptar que no haya un buen papel sanitario de calidad en los baños, que no haya determinado plato en el menú, que la máquina X se rompió, pero ?maltrato? ?indolencia? ?”multas”? !No! eso no tiene nada que ver con el -manoseado- bloqueo o la crisis económica. Eso se llama PÈSIMO SERVICIO por algo que no estás recibiendo gratuitamente y que tampoco es barato.

  • Vicente, bienvenido a America!
    Recuerdo mis impresiones cuando primero llegué a esta gran nación y coinciden con tus opiniones.
    Es indescriptible ver como todo funciona sin excusas de ningún tipo. Como cada individuo hace lo que le corresponde como si fuera un bailarín de ese ballet universal de trabajos. Y haciendo cada uno el trabajo que verdaderamente le corresponde sin inventos ni dificultades ni excusas para justificar lo mal hecho. Lo mal administrado y la ineptitud que ronda desafortunadamente en nuestro pais.
    Incidentalmente Hilton no es necesariamente de los más lujosos en cuanto a hoteles. Llegate a un Ritz.

    Esto es otra cosa que hemos tratado de explicar y es el hecho que aca en America se encuentra para las habilidades de casi todos los bolsillos.Sí Hilton te parece muy caro, entonces puedes ir a otro que sea quizas mas economico. Por supuesto usualmente la calidad va en la misma correspondencia. Como dicen en ingles “You get what you pay for”. En un Ritz quizás cuando regresas puede que recuerden hasta tu nombre y todas tus preferencias haciéndote sentir que regresas a tu casa fuera de casa! Es eso algo imprescindible? Para muchos no. Para otros si. En fin que estas en un país donde se puede escoger y hay opciones para escoger. Todo siempre lleva implícito la idea de libertad donde el individuo está en el centro tomando infinidad de minutas decisiones que benefician a unos económicamente y no a otros. Cada pequeña decision que cada individuo toma genera un curso de acción donde beneficia a un negocio o conjunto de negocios. Al gobierno no le interesa ni tiene que preocuparse por productividad de trabajadores. No tiene que ser ordenada desde arriba, esta ocurre de manera natural.
    Nota también que el salario de trabajadores se corresponde a su trabajo y se les paga en la misma moneda en que pueden comprar en las tiendas y aunque se gane poco también se puede vivir. No hay nada que oscurezca la relación entre trabajo y posibilidad de comprar un producto o servicio sino una relación directa y hay existen posibilidades de mejorar si se tiene el proposito.

  • Hola Isidro y saludos a todos, gracias por la bienvenida. Estoy en la 1813 hasta el domingo. Es una invitacion y lamentablemente no tengo cash para dar propinas. Al menos converso, intercambio, ofrezco amistad y aporto mis impresiones. Hoy mucho trabajo en la conferencia. A la noche reportare.
    Los quiero.

  • Hola Vicente. No te sientas mal por el “inocente” comentario de Isidro sobre lo de las propinas. El bueno de Isidro, parece ya se olvido de como son los salarios en Cuba y como salen los cubanos de Cuba, con lo justo para el viaje.

    No es la propina lo que hace funcionar ese hotel. Es la disciplina y la cultura de trabajo y de servicio, de hacer cada cual lo que le toca y hacerlo bien que hay en este pais.

    A la muchacha que amablemente te ayudo a conectarte a internet no es costumbre dejarle propina, ni a la de recepcion. En los hoteles solamente se le deja propina a las mucamas (dos dolares lo mas y un poco mas el ultimo dia) o a un maletero que te lleva las maletas si llevas muchas. Pero igual si no tienes cash no dejas y ya no pasa nada, tu habitacion estara igual de limpia que si dejaras. Es etiqueta del pais y custumbre de los americanos dar propina por un servicio y es cierto que hay empleos donde esa propina complementa el salario de los empleados (y en tip hacen bastante y libre de taxes, aunque IRS dice que si, que hay que declararlo no hay forma de saber cuanto ganastes en propina). Los “cultisimos” europeos (con el cash en el bolsillo) generalmente no dejan ni un quilo de propina porque en su paises simplemente no es costumbre hacerlo y ya.

    Con amabilidad y dar las gracias tienes. No te sientas mal. No es la propinas lo que mueve como una maquinaria perfectamente engrasada este pais como insinua Isidro. Es la cultura de trabajo.

  • Lapon,

    no hay “moneda dura”, simplemente moneda, la otra cosa no son mas que chapitas de botella que les quieren llamar billetes pero que solo sirve dentro de la finca, aprendido del padre que hacia lo mismo con los haitianos que usaba en la finca mas pequena de la familia

  • …..que bonito suena eso de “cultura de servicio,disciplina y cultura del trabajo”….que forma de adornar un asunto que es mas simple y que es fundamento de un buen servicio y de un trabajo bien hecho…se contrata al empleado para que haga un determinado trabajo con ciertas normas y requisitos y por ello se le paga…el empleador o su representante tiene que controlar que este trabajo se haga bien segun las normas establecidas con el empleado luego de garantizarle las condiciones y recursos para hacerlo…si no se cumple esto por negligencia,desidia o falta de profesionalidad del empleado se le advierte,sanciona o se le despide…asi de simple se garantiza un buen trabajo ….que eso no sucede en muchos lugares de cuba y que en los usa funciona asi en la gran mayoria es la cuestion sin tanto floreo…

  • Vicente, nos ha dado alegría a todos que vivas esta experiencia .Esperamos ávidos tus impresiones de ASCE y de todo lo demás.

  • eduardo:

    No es solo que suene bonito: Es que esa es la realidad, y más bonito todavía es que no es solo en EEUU, sino que, por lo general, sucede en en mundo normal. y te lo dice uno que ya ha visto parte de ese mundo en tres continentes.

    Acaba de convencerte de que vives en un país anormal. Quizás,entonces, puedas hacer algo de verdad por arreglarlo.

  • Gracias Vicente, por contarnos; me alegro mucho de que puedas vivir esa experiencia.
    Pero antes de que sigas contándonos lo bueno que está el hotel y el país en general, sería bueno recordar cómo los EEUU han llegado a ostentar instalaciones tan bellos como esta donde no falta el agua en el grifo y la clase obrera es tan servicial. Sería bueno recordar de dónde salió y mana todos los días el inmenso poderío de los Estados Unidos de Norteamérica.

  • Elias si no fuera tan duro eso que me dices. moría de la risa, pero me mata la pena. !Que país!

  • Erasmo, dejate de politiqueria, eso salio del trabajo de millones de americanos, unos como obreros y otros como empresarios, unos ganando mas, otros menos. Asi mismo va la China de hoy en dia y acaso vas a insinuar que el esplendor de los Estados Unidos se debe a la explotacion, el abuso y toda esa boberia?, entonces China es igual?. No es culpa de nadie que Estados Unidos haya sido el puntero tecnologico del mundo por muchos años y que haya sabido aprovecharse de eso. No lo hacen los paises petroleros con su petroleo?. En Cuba habia un servicio excelente bajo la premisa de que si no tratabas bien al cliente te echaban a la calle y no era facil conseguir otro trabajo, pero por favor, eso no era motivo para trabajar amargado ni morirse de envidia viendo a otros mejorar gracias a su modesto trabajo.

  • Es patológico lo de este colaborador d HT. Hombre, deje disfrutar a su colega y pare de buscarle la cuadratura al círculo.
    En Finlandia también es así y me gustaría que nos reveles cómo es que ese otro país ha logrado tener instalaciones bellas y empleados serviciales. El agua en el grifo la descuento, hay mucha allí.

  • Quizá, con igual tono inquisidor, pueda ilustrarnos usted “de dónde salió y mana todos los días el inmenso poderío” de la dinastía Castro en Cuba, que reina como le da la gana sin el más mínimo respeto hacia los cubanos y el país, incluidas las reservas naturales, naturaleza y fauna que tanto le preocupan en sus post.

  • ….entonces,segun puedo entender,todos en cuba son unos descarados irresponsables que no cumplen con su trabajo,asi debes haber sido tu y muchos otros que aqui escriben mientras vivian en cuba, pero cuando llegaron a los usa se empaparon de esa mistica de la cultura de servicio,la disciplina y la cultura del trabajo y ahora son unos exitosos ,cumplidores y afortunados trabajadores…es asi???

  • Exactamente, el artículo se trata de la “cultura del trabajador”, que ha sido lo que le ha agradado a Vicente, plis no se trata de decirle a Vicente del lujo que tiene el Park Plaza ni del Mandarín en Key Biscayne, tampoco en cual hemos estado nosotros. Sólo que la pase bonito y que se fije en otras cosas.

  • De lo que su pueblo ha doblado el lomo a través de su historia.

  • Yo no era trabajador de los servicios, lo siento por ti. pero ya que te llenas la boca, la culpa es del sistema, no de la gente.

  • ¿No has oído aquello de “Ellos hacen como que nos pagan, y nosotros hacemos como que trabajamos? Eso no se inventó en EEUU.

    Cuando Churchill hablo de que el socialismo era “la prédica a la envidia”, y vemos la mentalidad que en algunos ha creado el socialcosadesa cubano, no me queda otra opción que creer que el tipo era profeta.

    El problema no es solo que aquí se trabaje mucho más que en Cuba (que se trabaja), ni que haya una cultura de trabajo, porque, si algo es el pueblo americano, es laborioso. tampoco es el hecho de que , si te pones a comer catibía, te quedas de patitas en la calle (De que te quedas, no hay la menor duda). La clave de todo está en lo que la gente puede llegar a lograr con su trabajo, el estándar de vida que puede llegar a tener, las comodidades que puede disfrutar. Aquí trabajar da resultado; Tú ves reflejado en tu vida y en la de tu familia el resultado de tu trabajo. Y es así en la mayor parte de este planeta.

    En Cuba, te rompes la vida, y sigues siendo un don nadie cuyo sueldo apenas alcanza para bañarse, lavar y freír papas de cuando en cuando.

    ¿Y saben por qué no se ve más la miseria y el desastre? Por la ayuda de las familias en el exterior, cuyo tragbajo incluso da, además de para vivir confortablemente, para que los suyos no se mueran de hambre en Cuba.

    Si mañana, por la causa que sea, esas remesas faltaran, se vería de verdad para lo que da trabajar en Cuba; porque el que no las recibe, vive a costa del que sí las recibe, pues a ese es al que le va a vender las cosas a la puerta de la casa; hasta el mercado negro colapsaría.

    Con los sueldos que se ganan en Cuba, y el nivel de vida que se puede tener con ellos, no es nada raro que la gente trabaje con desgano, y que meta la mano todo lo que pueda. En Punto Cero nunca han dejado de vivir a toda leche porque el pueblo viva como los indios. es natural, pues que el pueblo resuelva como pueda, porque la solución no puede ser que liborio sea el que se coma todo el cable.

  • Erasmo, disimula la envidia.

    Este Hotel, como todas las demás edificaciones aquí son construidas por obreros y gente especializadas en la construcción, desde el albañil hasta el plomero se les contrata para hacer el trabajo, se les paga súper y requetebién, y lo hacen con dignidad, no como en Cuba que el gobierno cobra súper y requetebién a los extranjeros y le pagan una miseria a los pobres obreros cubanos como si de puros esclavos se tratara.

    Lo del agua que sale en todas las pilas de este país no se la roban a nadie, o vas a insinuar que la falta de agua de uds. es por culpa de nosotros?, tampoco nadie tiene culpa que todas las pilas funcionen.

    La manera servicial del personal del hotel, es la civilizada y correcta, de igual manera te tratan en el Hilton de Santo Domingo, país tercermundista que les da mil quinientas patadas al trato que dan ustedes al cliente, por lo arrogantes y acomplejados que son.

    Por ultimo, creo que es mas apropiado que se pregunte de donde mana el poderio de la dinastía Castro, lo de usted ya raya en pedantería patética.

  • Vamos, Mercedes, que lo que hice fue bromear con Vicente, a quien conozco en persona. Como contemporáneos que somos él y yo, compartimos la amarga experiencia de haber vivido la desaparición de esos mismos hábitos en nuestro país, por decisiones más que erradas (casi “herradas”). Que la distancia no le haga olvidar el a veces tonificante cubaneo…

  • Vicente , bienvenido a Miami y espero que nos cuente algo sobre las reuniones , saludos.

  • … y no te has preguntado como cuadran la caja, y los cambios de turno como son, cerraran algun servicio por inventario, pues ni pierdas tiempo en tratar de ver como es en una instalacion de ese tipo, en las mas humildes cafeterias lo mas que podras ver es una empleada que llega, con su caja cuadriculada donde tiene su fondo, la que estaba se levanta con la suya, y la que llega la coloca en la registradora, y el cliente en la linea en ese momento, sin cambio la vista porque algo le llamo la atencion, cuando vuelve a mirar se encuentra que le esta cobrando otra empleada.

  • Si es otro manera de ver los servicios que ofrecen en otros lugares que no es Cuba, pero cabelleros creo suponer la mayoría paso el básico, y aun así hay errores eso de Bienvenido a America, el compañero Vicente también es americano, porque vive dentro del continente americano, entonces lo correcto es decir. Bienvenido a EEUU, porque americanos es toda la población del continente. Y bueno eso de las propinas sabemos que en el mundo capitalista es lo que cuenta, las buenas propinas, hay quien gusta de su trabajo en hoteles pero también ser bien remunerado es capitalismo. Y seguro que Vicente la va a pasar muy bien en EEUU. Así tendrá otro enfoque de lo que el conoce. Espero seguir leyendo sus sentires en EEUU. Me parece interesante su nota.

  • Vicente afirmo en un articulo anterior:

    “…Lo último sería volver al capitalismo, al “destino manifiesto”, en tal caso seremos el principal emporio turístico del Caribe, con el juego, la prostitución y las drogas al por mayor, “protegidos” por Washington, pero corriendo el dinero a todo tren. Se trata de un viejo proyecto, interrumpido cuando “llegó el Comandante y mandó a parar”. Lucharé siempre porque esta última opción jamás se haga realidad en mi país…”

    Despues de unas horas en un Hotel de Miami afirma:

    “…Ahora puedo decir que la pereza, la falta de sensibilidad, la irresponsabilidad, las dificultades inventadas y demás síntomas de una sociedad enferma, no tienen un origen genético, propio del clima tropical, tal y como antes estuve a punto de creer …”

    Vicente ¿Seguiras luchando para que “el destino manifiesto” jamas se haga realidad en Cuba? No olvides dar el paso a un lado cuando escupas hacia arriba.

  • No desesperes Erasmo que el proximo viajecito sera para ti. Recuerda el refran chino que dice “ver una vez vale mas que mil palabras”. Vicente esta procesando todo el potencial de los cubanos cuando viven en libertad. Solo espero que se mantenga objetivo con la verdad en sus reportajes durante la gira.

  • Vaya con el bobo que no es tan bobo. Ambas cosas pasan, de un lado mantener la dignidad del pais, para nada las drogas, para nada la prostitucion, para nada un emprio de la mafia norteamericana en Cuba. Sigo suscribiendo eso. Igualmente cambiar las cosas en Cuba, por que necesariamente si logras lo otro tienes que comerte lo negativo. Bueno es intentar algo diferente, algo mejor. El Comandante hizo su parte, pero luego se paso, se le metio en la cabeza que era imprescindible, que queria ser inmortal y ahi vino el desastre. La Revolucion debia continuar y el mismo la detuvo. Vendran nuevas etapas, para nada desdigo de aquellos momentos de justicia social, que discuto siempre a quienes niegan la historia.
    Gracias bobo, asi nos entendemos y debemos escupir decentemente, para eso hay escupideras, por cierto, faltan en Cuba donde faltan muchas cosas que aqui a veces sobran.
    Desde hoy estoy concentrado en el evento ASCE. Lamento que muchos no entiendan que el fondo, la esencia de mi cronica es hablar de la gente, de los sencillos trabajadores y no del lujo abrumador de Miami. Es dificil que la gente penetre en los trasfondos, como dije una vez, a veces hay que molerles la comida y hasta llevarsela a la boca.
    Hasta otra.

  • Bueno Vicente, solo te pido que no te apartes de la verdad y dejes los prejuicios a un lado si no conoces a fondo lo que estas criticando. Un consejo, cuando camines por el hotel cuidado no tropieces con un mafioso que saca la pistola y te llena de huecos jajajajaja. Formateate Vicente que ya estamos en el siglo 21

  • Iker en efecto Americanos somos todos los que vivimos en américa. América del Norte de la cual Estados Unidos es un subconjunto sigue siendo américa. Se entiende que cuando digo bienvenido a América me refiero al subconjunto Norteamericano. También sería impreciso decir Norteamericano para hablar solo de Estados Unidos ya que Canadá es también Norteamérica :-)
    En fin que no creo que hay error en decir Bienvenido a América cuando se vive en Estados Unidos también está claro que se puede también decir bienvenido a América en cualquier otra parte de América.

  • Su comentario no tiene sentido. Denota envidia y amargura hasta resultar patético.

    ¡Gracias Fidel!

  • Siempre he oido decir y siempre yo digo también: “Buenvenidos a Tierras de Libertad”.

  • “La propiedad social”, “la propiedad de todo el pueblo”, es uno de los inventos que más ha jodido a nuestro país. En Cuba nadie se responzabiliza por nada, ni le importa nada; por ejemplo, en un hotel desde el Jefe de cocina hasta el más modesto maletero trabajan sin importarles un carajo si el huesped retornará nuevamente o no, si el hotel es de los preferidos por los viajeros o no, total, ellos tienen sus salarios más o menos seguros. Los jefes?, bien gracias, tratando de asegurarse en sus uestos y arrasar con cuanto pueden para llevarse a sus casas. Nada me molestaba más en Cuba que los estúpidos libros de “Quejas y Sugerencias” expuestos en los centros gastrónomicos fundamentalmete; cómo es posible siquiera suponer que una persona va a ir a un lugar de ese tipo (en los que se va a relajar, disfrutar una buena comida con excelente atención incluida) y puede ser víctima de maltrato o desatención? Cómo puede una perrsona ir a una simple tienda y ser malatendido, teniendo que esperar que la empleada termine de contar a su amiga los avatres de su noviago? He visitado varios países, no precisamente de los del primer mundo, absolutamente en todos existe una cultura del servicio que el Cuba, desgraciadamente, se fue a bolina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.