Meylin Obregón y su hijo por fin estarán juntos

Meylin Obregón y su niño de diez años, quien se convirtió en símbolo de la crisis migratoria en la frontera entre Estados Unidos y México. Foto: Confidencial | Archivo.

El padre del menor desistió de la solicitud de custodia, por lo que madre e hijo se reunificarán en cuestión de días en EE.UU.

Por Katherine Estrada Téllez (Confidencial)

HAVANA TIMES – Los migrantes nicaragüenses Meylin Obregón y su niño de diez años, que han vivido un intenso drama desde que salieron de su casa en Muelle de los Bueyes, municipio de la Costa Caribe Sue, parece llegar a buen desenlace. El padre del menor desistió de la solicitud de custodia, lo permitirá que madre e hijos estén por fin juntos

Lázaro Gutiérrez, padre del niño nicaragüense, desistió de la solicitud de custodia, lo que permitirá que las autoridades migratorias estadounidenses agilicen el proceso de reunificación. 

Ambos se hallan en Estados Unidos, adonde se dirigieron desde marzo para solicitar asilo. En el camino debieron sortear grandes peligros. Al entrar de manera irregular a territorio estadounidense, fueron devueltos por las autoridades a México, donde fueron secuestraron por traficantes de migrantes, reportaron sus familiares.

El menor fue liberado, luego de que su tío en Miami pagara un rescate, pero le abandonaron cerca del Río Grande, en Texas. Un oficial de la patrulla fronteriza lo rescató y grabó un video que se hizo viral. Fue así que el caso del niño y su mamá se conoció internacionalmente.

El pequeño se convirtió en el rostro de la emergencia humanitaria de los menores no acompañados en la frontera sur de Estados Unidos. Meylin, entre tanto, estuvo desaparecida durante dos semanas, hasta que solicitó asilo en Estados Unidos. Contó que sus captores la habían liberado, luego de que la historia se volviera mediática.  “Solo me dijeron que me alistara, que no les convenía a ellos tenerme allí”, contó a Univisión.

A pesar de que los dos se encontraban ya sanos y salvos en Estados Unidos, no pudieron reencontrarse porque el régimen Ortega Murillo solicitó la repatriación del menor, con la aprobación del padre. Posteriormente el régimen desistió de la solicitud de repatriación, pero el padre mantuvo la suya sobre la custodia del niño.

Eso cambió la semana pasada, cuando finalmente Lázaro dijo a Telemundo que estaba de acuerdo con que el niño se quedara con su mamá.

“Hemos solicitado al padre que rescinda su solicitud de custodia por medio escrito, para así poderla presentar a los oficiales de Migración. También es posible que los representantes de la Embajada Americana en Nicaragua lo visiten para confirmar esto”, comentó a CONFIDENCIAL, Astrid Montealegre, abogada y presidenta de la Alianza Nicaragüense Americana por los Derechos Humanos (NARA).

Meylin y su hijo salieron huyendo de la violencia psicológica y verbal ejercida por Lázaro, padre del menor. Los familiares de Meylin aseguraron que esa fue la causa por la que ella decidió irse  a Estados Unidos, huyendo del maltrato de su cónyuge en su contra.

A esperas de la reunificación permanente y de aprobación de asilo

Meylin y su hijo se encuentran aproximadamente a 20 millas de distancia, en albergues en Texas y se han reunido solo tres veces durante casi un mes de estadía en Estados Unidos. Mientras tanto, los representantes legales retoman el proceso de reunificación y agilizan el encuentro.  “Esperamos que se reunifiquen temporalmente en el estado de Texas, y si es posible la próxima semana que puedan viajar a la Florida, donde se encuentra el hermano de Meyling, comentó Montealegre.

A la par de la solicitud de reunificación de Meyling y su hijo, también trabajan el proceso de solicitud de asilo. El caso sigue abierto y es evaluado por Migración para determinar si pueden o no permanecer en el país. La resolución puede tardar de dos meses hasta un par de años.

Meylin y su hijo se encuentran ansiosos por verse y con la esperanza de no tener más trabas legales para su estadía en el país. “Es un caso fuerte que tiene todas las condiciones para poder pedir asilo en este país y esperamos que un juez pueda brindarles esa oportunidad de tener un comienzo nuevo aquí en Estados Unidos”, dijo Montealegre.

Aumento de menores migrantes no acompañado

En la última década la llegada de menores migrantes a Estados Unidos comenzó a aumentar.  El gobierno de Joe Biden decidió dejar de expulsar a los niños que llegan solos y entregarlos a familiares que ya viven en el país mientras los tribunales estudian los casos.

El 8 de abril el gobierno de Estados Unidos anunció la cifra más alta registrada de menores no acompañados que llegaron a la frontera sur del país. La patrulla fronteriza encontró a 18.663 menores en marzo de este año, muy por encima de los 11.475 que habían registrado en mayo de 2019 y los 10.620 menores registrados de junio de 2014, que eran las cifras más altas desde que se empezaron a contabilizar en 2009, indica en una nota de la BBC Mundo.

Montealegre comentó que los menores no acompañados que llegan a Estados Unidos usualmente son de países como Honduras, El Salvador y Guatemala y que cuando surgió este caso, les llamó mucho la atención porque no suelen llegar menores nicaragüenses sin compañía al país. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo CONFIDENCIAL que solo 15 menores no acompañados nicaragüenses estuvieron bajo su custodia entre octubre de 2020 y marzo de 2021.

“Hemos visto, en los últimos años un incremento de niños que están cruzando la frontera sin compañía, pero los nicaragüenses no estamos en esa lista de países que están enviando a los niños sin compañía… no está en nuestra cultura migratoria enviar a un niño solo”, consideró la abogada.

Lea más desde Nicaragua aquí.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *