Médicos cubanos en Brasil: ¿esclavos o abnegados?

Por Diana Reneé e Isaac Risco  

Cartoon: http://aidagutierrezh.wordpress.com
Cartoon: http://aidagutierrezh.wordpress.com

HAVANA TIMES (dpa) — ¿”Esclavos” o profesionales abnegados? La llegada de unos 4.000 médicos cubanos para trabajar en ciudades pobres y aisladas de Brasil ha generado una agria polémica en el país sudamericano, salpicada por insultos, celos profesionales y amenazas de recursos a la Justicia.

Según la presidenta Dilma Rousseff, los cubanos, que empezaron a llegar a Brasil en agosto, tienen la misión de atender a los habitantes de 701 municipios brasileños donde no vive ningún médico.

Se trata de una medida de “sesgo humanitario”, subrayó hace unos días el ex canciller Antonio Patriota para responder a las críticas. Éstas no han tardado en surgir como un cóctel de celos profesionales y las objeciones ideológicas habituales contra el castrismo, entremezcladas a menudo con prejuicios abiertos.

La principal resistencia a la “importación” de cubanos apunta sobre todo al hecho que el pago irá a parar a las arcas del Estado cubano y no al bolsillo de los médicos, que no verán previsiblemente grandes mejoras en su magros ingresos profesionales.

Los precarios servicios públicos de salud estuvieron entre los principales blancos de las masivas protestas que sacudieron Brasil en junio. El gobierno lanzó por ello el programa “Más Médicos” para atraer a profesionales extranjeros y brasileños para trabajar en las ciudades donde el problema es más grave.

Pese a la oferta de salarios por entre 10.000 y 25.000 reales (entre 4.200 y 10.600 dólares) por mes ofrecido por las autoridades, en la primera fase de inscripciones sólo fue ocupado poco más del diez por ciento de los cupos ofrecidos.

Según las asociaciones médicas brasileñas, el escaso interés se debe a que en estos municipios los médicos no disponen de infraestructura adecuada. El gobierno concretó después la contratación de los cubanos, un plan que fraguaba ya desde antes. Y con ello surgió la polémica.

La indignación de los médicos brasileños alcanzó su punto culminante con hostilidades abiertas contra los cubanos, tras el anuncio de la llegada de los 4.000 profesionales de la isla mediante un acuerdo con la Organización Panamericana de Salud (OPS).

El caso más grave ocurrió el lunes pasado en la capital del nororiental estado de Ceará, Fortaleza, donde los cubanos fueron recibidos con abucheos y consignas de “esclavos” por sus colegas brasileños.

“Es un inmenso prejuicio el que en ocasiones se manifiesta contra los médicos cubanos”, afirmó Rousseff en una entrevista concedida esta semana a emisoras de radio de Belo Horizonte, mientras que el ministro de Salud, Alexandre Padilha, habló incluso de un carácter “xenófobo” en las protestas.

Médicos cubanos llegando a Brasil.  Foto: cubadebate.cu
Médicos cubanos llegando a Brasil. Foto: cubadebate.cu

Al menos algunas de las manifestaciones hostiles son claramente motivadas por racismo, como quedó evidente en el comentario divulgado en Facebook por una periodista brasileña, al sostener que una médica cubana que llegó a Brasil “se parece a una criada doméstica”, en una alusión al color negro de su piel.

Según el presidente del Sindicato de Médicos de Ceará, José María Pontes, los abucheos “no estaban dirigidos” a los cubanos, sino al gobierno brasileño, de donde se originó “la idea absurda de traer a estos médicos, incluso con trabajo esclavo”.

Pontes agregó que las asociaciones médicas recurrirán al Supremo Tribunal Federal para demandar que el programa “Más Médicos” sea considerado inconstitucional, ya que los profesionales extranjeros no se someten al examen exigido por la legislación para los médicos de otros países que desean trabajar en Brasil.

Los cubanos han reaccionado por ahora con tranquilidad. El médico Juan Delgado, presente en el incidente de Fortaleza, respondió con elegancia a los insultos. Los médicos de Cuba son “esclavos de la salud de los pacientes enfermos”, se defendió. “Ellos (los médicos brasileños) deberían hacer lo mismo que nosotros, ir a los lugares más pobres para prestar asistencia”.

Cuba presta servicios médicos en varios países, en la mayoría de casos con misiones humanitarias. Unos 600 galenos trabajan por ejemplo en Haití, donde la brigada cubana llega a las regiones más desoladas y brinda servicios gratuitos a la población.

El gobierno de Raúl Castro intenta además convertir los servicios médicos en una fuente de ingresos para la maltrecha economía de la isla. Unos 35.000 médicos cubanos trabajan actualmente en misiones en Venezuela, como parte de las contraprestaciones de La Habana por los 100.000 barriles de crudo diarios que adquiere de Caracas en condiciones preferentes.

Desde el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959, la isla ha centrado gran parte de sus recursos en la formación de personal sanitario. Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, Cuba cuenta con casi siete médicos por cada 1.000 habitantes.

Voces críticas de la disidencia acusan, sin embargo, regularmente al régimen por los bajos salarios del sector estatal cubano. Los sueldos promedio en Cuba oscilan entre los 10 y 20 dólares mensuales, también para profesionales como los médicos.

En caso de misiones en el extranjero, los galenos suelen tener algunas prerrogativas para enviar dinero o bienes materiales a sus familiares, pero no perciben ingresos tan sustanciales como aquellos con los que el gobierno de Rousseff intentaba atraer profesionales.

21 thoughts on “Médicos cubanos en Brasil: ¿esclavos o abnegados?

  • Esclavos, del régimen…

  • AN 100% mejor 200% de acuerdo contigo es asi como dices, parece que nuestra percepcion se acerca a la verdad

  • Pedro eso que ud quiere decir?, que reconociendo que los salarios son insuficientes es pasaporte a la disidencia, no me diga: si Lenin, Marx o Engels resucitaran dirian lo mismo y no dude que hasta el taliban de Stalin

  • Sobre el trabajo esclavo de los médicos: Primera mi madre estuvo en varias misiones, y trabajo esclavo es, y puedo afirmarlo, a los médicos cubanos los hacen vivir con menos de 200 dolares por mes, muchas veces les niegan la atención dental porque la tienen que pagar a los galenos locales. Hay meses donde los 200 dolares ni los reciben porque hay “supuestos” problemas con el dinero y no hay para pagar, y terminan teniendo que pedir dinero a los familiares en Cuba o en el extranjero para vivir. No los dejan salir de la misión, no los dejan hablar de política, no les dejan contar la verdad de Cuba. Les cobran hasta las cajas que se llevan con las baratijas que compraron para llevar a Cuba, y cuando llegan a Cuba las cajas los llenan de impuestos por las cosas que traen, que generalmente son cosas de primera necesidad y que alla con el sueldo simbólico que cobran no podrían comprar (Refrigeradores, lavadoras, plancas, etc.) además de eso el estado cobra miles de dólares por mes por su servicio y les entrega menos de 200 dólares !!!! uds. me dirán si es trabajo esclavo o no …Les hacen ver hasta la mesa redonda a veces ir actos políticos, algunos médicos que tienen que tomar medicamentos con cierta regularidad tardan meses para recibirlos en las misiones. Además convengamos los galenos cubanos no se meten en el medio de la selva a vivir porque son solidarios, todos, absolutamente todos, van porque necesitan los dólares, el refrigerador y la lavadora o reparar la casa. No nos dejemos engañar con esto de que es la solidaridad y el que el diga eso es porque esta entrenado y super entrenado por el equipo de seguridad del estado, los pobres galenos cubanos se exponen a enfermedades porque a veces ni guantes de latex tienen van a los lugares menos accesibles solo por cuestiones económicas. La verdad mi respeto porque yo si sé por lo que pasan y una verguenza que el gobierno de brasil se preste para reparar su situación local a esta farsa solidaria !!!!!!!!!!!!!!!

  • Lo mas triste es que esa enorme cantidad de medicos se las van a ver negras para conseguir una posicion en Cuba cuando el momento del orden economico llegue por que el relqjo economico del pais se va a acabar mas temprano que tarde. Muchos de los que ahora salen al exterior a trabajar para ayudar a sus familias, tendran que hacerlo definitivamente, como si fuera una emigracion forzosa si desean seguir siendo medicos, otros tendran que cambiar la bata blanca por otras posiciones menos remuneradas. Lo mismo ya ha sucedido con los tecnicos de inseminacion artificial en los 60s, los trabajadores sociales, los tecnicos en energia nuclear, en metro, en textiles. Lo que representa hoy en dia una entrada de divisas facil para el gobierno no se puede mantener por siempre y de nuevo, los perjudicados seran los tontos utiles de siempre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *