Maduro y Capriles se inscribieron para carrera electoral venezolana

Por Gonzalo Ruiz Tovar

Nicolas Maduro.  Foto: acn.com.ve
Nicolas Maduro. Foto: acn.com.ve

HAVANA TIMES (dpa) —  Los dos candidatos principales a la presidencia de Venezuela en las elecciones del 14 de abril, Nicolás Maduro y Henrique Capriles, inscribieron hoy sus postulaciones en el mismo escenario caraqueño pero en circunstancias muy distintas entre sí.

Maduro, presidente interino, encabezó un mitin multitudinario en el que pronunció un discurso de casi dos horas, mientras que el opositor Capriles ni siquiera se presentó a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), sino que cumplió con el trámite burocrático a través de un emisario.

El postulante por el oficialismo, un ex chofer de ómnibus de 50 años, llegó al lugar manejando uno de esos vehículos y vestido con una chaqueta con los colores de la bandera venezolana, como la que solía lucir su mentor, el fallecido presidente Hugo Chávez.

“Lo juro, yo, Nicolás Maduro, lo juro”, dijo el abanderado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) al comprometerse a continuar con el legado de Chávez, un carismático líder venerado por sus seguidores.

Maduro: “A mí sí me gustan las mujeres”

En su discurso, pronunciado con el estilo informal y enfático que hizo popular Chávez, el presidente interino hizo varias referencias al caudillo fallecido, se comprometió a solucionar problemas pendientes, como el de la delincuencia, y lanzó nuevos dardos contra Capriles, del que, como ya se lo ha hizo antes en otras intervenciones recientes, deslizó incluso dudas sobre su opción sexual.

“A mí sí me gustan las mujeres”, dijo al llamar al escenario a su esposa, Cilia Flores, que hoy renunció al cargo de procuradora general para asumir la secretaría ejecutiva de la campaña. De apuntes de ese tipo los medios locales descuentan que están dirigidos al candidato rival, que a los 40 años se mantiene soltero.

Maduro cantó, hizo bromas, gritó y alternó el discurso político con una virtual animación de fiesta, en un escenario adornado por gigantografías de Chávez y en el que se oían grabaciones con la voz del mandatario muerto.

“Hay una emotividad colectiva que está arropando todo el momento electoral y es una situación ventajosa para Maduro. Hay un duelo y eso produce una emoción colectiva”, dijo el académico Alex Capriles, quien, como gran parte de los analistas, descuenta que el fallecido ex presidente será central en la movilización oficialista.

Capriles evitó situación peligrosa

Terminado el acto del candidato del PSUV y otros 11 grupos izquierdistas, al CNE llegó, sin que prácticamente nadie lo viera, un emisario del candidato de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) para formalizar la inscripción.

Según supo dpa en fuentes próximas a Capriles, el candidato y su equipo evaluaron la situación antes de decidir cómo afrontar el acto. La presencia del líder opositor en un lugar con nutrida presencia de chavistas había sido señalada antes por expertos como potencialmente peligrosa.

Capriles, a quien respaldan más de 30 partidos que van de la derecha al centroizquierda, no se dejó ver en público en las primeras horas de hoy, después de que el domingo desatara la ira de Maduro y los oficialistas al poner en duda la fecha en que falleció Chávez.

Tras las inscripciones, los dos candidatos quedaron listos para la campaña relámpago. En la MUD se afirma que Capriles está en una supuesta desventaja por la parcialización del aparato del Estado, pero el oficialismo lo niega y asegura que la “ultraderecha” busca razones para explicar su derrota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *