Maduro: “Dios proveerá” la economía venezolano

Por Néstor Rojas Mavares  (dpa)

Nicolás Maduro. Foto: Caridad

HAVANA TIMES (dpa) — “Dios proveerá”. Esa fue la frase más citada del menaje pronunciado por el presidente Nicolás Maduro en respuesta a la grave recesión, a los elevados índices de inflación y a la drástica escasez con la que lidian día a día los venezolanos, cuya economía se ve lastrada por la caída de su principal sostén: los ingresos del petróleo.

Este miércoles, al presentar Maduro su informe de gestión de 2014 ante la Asamblea Nacional, la oposición y las voces críticas con el gobierno esperaban que el presidente anunciara medidas para ordenar la economía.

Existía especial expectativa sobre posibles anuncios referidos al sistema de control cambiario de múltiples tasas y a la reducción de los gastos del sector público. Sin embargo, Maduro arrojó poca luz sobre las decisiones profundas que se requerían.

“Dios proveerá”, señaló esperanzado. No obstante, esa no fue su única respuesta. En su mensaje también hubo anuncios que reflejan la frágil coyuntura que atraviesa Venezuela: el gobierno planteó un aumento del precio de la gasolina -la más barata del mundo, que implica un subsidio anual de 12.000 millones de dólares.

Lo que no aclaró Maduro es cómo tiene previsto enfrentar el déficit fiscal generado en un presupuesto nacional calculado a partir de un barril de petróleo a 60 dólares, cuando actualmente se cotiza por debajo de los 40.

Si bien admitió que el precio de 100 dólares al cual se había cotizado el barril en los últimos años “no volverá”, tampoco precisó el monto del supuesto financiamiento acordado en su reciente gira por varios países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Al aumento de la gasolina se sumarán el incremento del 15 por ciento del salario mínimo, un conjunto de subsidios para los sectores más vulnerables e inversiones para la culminación obras de infraestructura comenzadas, aseguró.

No obstante, el aumento del mínimo salarial no resultó muy alentador en el marco de los demás anuncios, ya que desde el sector de la economía se alertó que el nuevo sistema cambiario, cuando el control de cambios está por cumplir 12 años, significará una devaluación y, por consiguiente, una mayor inflación.

El actual control de cambios se maneja con tres tasas oficiales, de 6,30, 12 y 50 bolívares por dólar. En la calle se cotiza a unos 170 a 1.

Maduro dijo que se mantendrá la tasa más baja para importaciones esenciales, otra que se manejará mediante subastas y una tercera que será a través de las bolsas públicas y privadas, lo que significaría la apertura de una tasa paralela legalizada.

El gobernante dejó a los técnicos del área la explicación de cómo funcionarán los mercados y también evitó mencionar las cotizaciones que tendrá el dólar en ese esquema, cuando la mayoría de los analistas proponía la unificación de las tres tasas oficiales.

“Las decisiones cambiarias representan una devaluación implícita de la moneda, lo cual es era necesario, aunque no suficiente”, dijo el analista de opinión pública Luis Vicente León, a quien Maduro mencionó durante su mensaje.

El presidente ordenó además el inicio de una “ofensiva” contra la escasez de productos de consumo masivo mediante la revisión de todas las distribuidoras y mayoristas, a las que acusó de “esconderle” los alimentos al pueblo, para “irritarlo” y azuzarlo contra el gobierno.

Que dice la oposición

La respuesta de analistas y opositores no se hizo esperar.

Estimaron que las medidas son incompletas y destacaron el anuncio de que el gobierno aumentará la participación accionaria de empresas mixtas que explotan el petróleo pesado, donde hasta ahora el Estado mantiene la mayoría.

El profesor universitario y asesor de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), José Guerra, señaló que el gobierno mantiene una política expansiva con devaluación, en medio de la crisis.

“Conclusión del mensaje de Maduro: no trajo un solo dólar de la gira. No anunció un solo proyecto financiado con dólares obtenidos del viaje. Lo que viene es candela”, alertó.

La economía venezolana se contrajo en 2014 un 2,8 por ciento y el Fondo Monetario Internacional pronosticó un retroceso en 2015 de siete por ciento. La inflación, que llegó a 64 por ciento el año pasado, podría escalar a 100 por ciento.

El líder de la oposición, Henrique Capriles, preguntó a Maduro si con sus anuncios se acabarán las largas filas de compradores que buscan en supermercados y negocios productos de consumo escasos.

“¿Después de esas mentiras a quién no le quedó claro que este gobierno no tiene la capacidad de resolver los problemas del país? ¿No habrá cola en los mercados? Después de horas de gamelote (discurso vacío) ¿plantearon soluciones para la escasez de alimentos y medicinas?”, preguntó.

Capriles afirmó que Maduro “se está tambaleando en el poder y lo único que quieren es mantenerse, evitando el costo político. Nada de lo que anunciaron soluciona la crisis”.

A su vez, el diputado opositor Andrés Velásquez, del partido de izquierda Causa Radical, indicó que el mensaje de Maduro “presagia un desastre mayor”.

“No es que Dios proveerá, es que Dios nos salve y proteja de esta cuerda de ineptos”, ironizó en su cuenta de Twitter.

En tanto, el ex ministro de Industrias Básicas y Minería, Víctor Álvarez, señaló que el gobierno no tiene una “comprensión correcta” de la naturaleza de la crisis económica.

“Esa incomprensión de las verdaderas causas de los desequilibrios se manifiesta en un análisis muy superficial que se verifica cuando uno evalúa el tipo de medidas que se adoptan”, señaló Álvarez, ex ministro del fallecido presidente Hugo Chávez.


2 thoughts on “Maduro: “Dios proveerá” la economía venezolano

  • el 24 enero, 2015 a las 1:24 pm
    Permalink

    Y la economía cubana chupó de lo lindo. Ahora qué dicen los cubanos?
    – “Yo no me meto en eso, eso no es conmigo!”
    –”Vaya, acere, yo no estaba ahí”
    –”Venezuela? Dónde queda eso?”
    –” Yo ví que se pavimentaron las calles y hasta la luz se iba menos, pero no sé”

  • el 23 enero, 2015 a las 10:25 am
    Permalink

    Dios siempre provee, les puso billones de barriles de petroleo bajo su suelo para ayudar a los venezolanos, el diablo tambien provee, les puso un grupito de ineptos, ladrones populistas para q despilfarraran las ganancias.
    Han tenido ingresos billonarios durante mas de una decada y ahora la culpa es de Dios si no provee.
    No querian sociolismo, ahi tienen, disfrutenlo.

    Saludos, Luis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *