Los periodistas cubanos colimados

Fernando Ravsberg

HAVANA TIMES — Prohíben a los periodistas trabajar en medios que no sean oficialistas pero la “resolución” se les comunica de forma verbal. Dicen que es una iniciativa de la dirección de cada órgano de prensa, sin embargo, está ocurriendo al unísono en todo el país.

No se presenta un documento escrito ni una institución política que se responsabilice de esa medida y los periodistas consultados ni siquiera saben que les ocurrirá a quienes la incumplan. Decía mi abuelo que si siembras miedo cosecharás obediencia.

Quienes defienden esa disposición han dicho a Cartas desde Cuba que “esa norma se aplica también en BBC, CNN y El País”. Lo curioso es que copian las prohibiciones pero no los salarios que reciben los periodistas de esos medios internacionales.

Cuando a un comunicador le pagan U$D 20 mensuales y le prohíbe realizar otras colaboraciones periodísticas mejor remuneradas se le está empujando hacia el delito, a la corrupción profesional,  a cambiar de trabajo o directamente a la emigración.

Lo explican los jóvenes colegas de Santa Clara a la Unión de Periodistas (UPEC), en una carta impecablemente argumentada, tanto desde el punto de vista profesional como desde el político, dado que son periodistas y militantes de la juventud comunista (1).

Pero fue un esfuerzo inútil porque, tal y como reconoce la subdirectora de Granma Karina Marron, la UPEC no tiene ningún poder de decisión, no tiene ninguna fuerza y se desgasta hablando los mismos problemas de congreso en congreso. (2)

En esa misma alocución Karina recordó que quienes decidieron estudiar “periodismo, no eligieron hacer propaganda ni publicidad, no eligieron sencillamente quedarse callados y al margen porque si no hubieran escogido otra profesión”.

Periodistas de Santa Clara: “la censura existe y ata el ejercicio del periodismo revolucionario”

Lo que ocurre es que modelo mediático cubano hace agua por los 4 costados y los problemas van más allá de las cuestiones éticas o ideológicas. La prensa nacional es tan ineficiente que ya no sirve ni para impulsar los objetivos políticos del gobierno.

El mejor ejemplo son sus silencios autistas, sea cuando una transexual es electa delegada del Poder Popular, cuando miles de cubanos terminan varados en Costa Rica, cuando un apagón afecta a la mitad de la isla o cuando se enfrentan a Obama en una conferencia de prensa.

Pero estas mediocres decisiones no las toman los periodistas, tal y como se muestra en el film satírico “Tormenta de ideas” (Brainstorm), de Eduardo del Llano (3). La tijera que censura a todos los medios de Cuba está en manos de un pequeñísimo grupo de funcionarios.

Mantienen un férreo control sobre la prensa nacional pero habían perdido parte del miedo que ejercían sobre los periodistas. La apertura del ciberespacio informativo terminó con su monopolio porque cualquiera podía publicar lo que ellos vetaban en la prensa oficial.

Lo dicen los colegas de Santa Clara en la primera frase de su carta: “Como periodistas elegimos el derecho a publicar en medios digitales o impresos que no representan ofensas a la dignidad plena del hombre y la mujer, ni significan una amenaza a la soberanía de nuestro país”.

¿Qué periodista de cualquier parte del mundo no suscribiría esa idea? Pero a ellos los “acusan” de escribir para otros medios ¡por dinero!, como si recibir un salario mínimamente digno por nuestro trabajo fuera un pecado que nos convierte en mercenarios.

El problema va más allá del dinero y lo demostró Sergio Alejandro, el Director de Internacionales de Granma. No cobró de ningún medio privado cuando publicó en un blog su texto sobre los emigrados varados en Costa Rica, mientras su periódico permanecía mudo.

El mayor encanto de los medios no oficiales es que “nadie altera nuestros textos ni negociamos nuestras posturas revolucionarias. Ahora más que nunca somos y debemos ser totalmente responsables de nuestra opinión”, explican los periodistas de Vanguardia.

Mientras, en los medios nacionales están amarrados de pies y manos porque “la censura existe y ata el ejercicio del periodismo revolucionario. Como una hidra de mil cabezas, la censura afecta especialmente las palabras, las ideas y los matices de los textos”.

La mayoría de los periodistas sabe que la prensa oficial ha perdido tanta credibilidad que ya ni siquiera es efectiva haciendo propaganda. Foto: Raquel Pérez Díaz

Y ahora los censores quieren prohibir a los periodistas colaborar con cualquier medio no oficial. Ese es el mecanismo que pretenden establecer para extender la censura al ciberespacio, un vano intento que inaugurará la era de los seudónimos y la simulación.

Si el gobierno y los periodistas permiten que esta “normativa verbal” cuaje o, peor aún, si la incluyen en la ley de prensa, implicará un enorme retroceso para el periodismo, ampliará la doble moral y desarmará a la nación frente a los grandes medios de comunicación extranjeros.

La ciudadanía no cree en la prensa oficial, los periodistas rechazan la censura por tonta y el gobierno reclama eficiencia. No se puede dejar la creación de una nueva política informativa en manos de quienes dirigieron los medios hasta ahora y los hundieron en la peor de las crisis.

Existen todas las condiciones para romper las ataduras del pasado, creando medios públicos bajo la autoridad de los colectivos de periodistas y con mecanismos legales de fiscalización ciudadana. Una prensa en la que la gente crea y donde los jóvenes quieran trabajar.

Hoy Cuba se lo juega todo, el modelo de sociedad que está pariendo necesita medios que informen, que defiendan los intereses de la nación, que protejan a los más vulnerables, que investiguen los problemas a fondo, que señalen a los ineptos y que denuncien a los corruptos.

 

8 thoughts on “Los periodistas cubanos colimados

  • Fernando, has jugado mucho con la cadena dejando al mono tranquilo, pero puede llegar un momento en que la cadena le empieza hacer cosquillas al mono. A modo de aclaracion: no es un grupo de funcionarios, en este momento es uno solo, se llama Rolando Alfonso Borges, es Coronel del MININT, c/p Alfonsito y despacha directamente con “Machadito”, consesuan y lo que baja es una pedrá.

  • Que mentiroso el uruguayo ese. OnCuba, El Toque, todos son periodistas oficialistas trabajando para extranjeros, metiendo sus retoricas propagandas pseudo-comunistas.

  • la prensa oficial es el mecanismo mas eficiente conque cuenta el gobierno, TV, RADIO, PRENSA, para implantar ideas, tergiversar criterios, implantar doctrinas y desacreditar verdades y hoy por hoy la única competencia real es “el paquete” que ni siquiera constituye un medio o una plataforma pensado para tal propósito. Los bolgs y demás medios de prensa independientes tienen muy baja penetración en Cuba por razones obvias.

    El Paquete esta compitiendo con el monopolio de la información no con mas información sino alejando a los consumidores de la primera fuente. El gobierno cubano se esta viendo principalmente afectado por el paquete porque simplemente la gente deja de consumir los medios de difusión oficiales y ya eso es peligro suficiente para que el paquete sea catalogado como arma de extermino en masa revolucionaria. Adicionalmente el paquete sin proponerselo expone a la población al uso de la televisión como medio de distracción y no como medio ideologico como hasta hace unos años…

    La población cubana ya da por echo que si quieren saber algo, la prensa oficial no es ni remotamente el medio para conocerlo, prefieren el rumor o lo que piensa alguien a quien consideran inteligente que dar crédito a lo que el gobierno quiere imponer en sus medios.

    El control de la información se les ha ido de las manos y prepárense porque este es un frete en el que no están acostumbrados a no tener control absoluto y les esta haciendo un daño real al gobierno. Como siempre, la solución que adopte el gobierno va a ser drástica, aberrante y descabellada para recuperar el control a cualquier precio.

  • Bueno pues que viva la prensa independiente, hoy mas que nunca es necesaria ante el monopolio informativo estatal.

  • Fernando es el sistema entero con su trilogía nefasta: la planificación centralizada, el control monopólico de la economía y el partido único, estructura que se derrumbó en los expaíses socialistas efectivamente porque tenían todos estos mismos problemas. Censura y mordaza al periodismo, a las ciencias sociales y a la creación cultural, represión a la sociedad civil independiente, asfíxia de la opinión pública por el monopolio partidario de los medios masivos de comunicación.Economía ineficiente por los “controles” y criterios de propiedad.Corrupción galopante en todos los niveles del gobierno estado y partido por opacidad y falta de transparencia.La planificación centralizada imposible que genera caos y robo.Y la ausencia de posibilidad de los ciudadanos de incidir en las decisiones del gobierno.La impunidad de las autoridades para violar las leyes establecidas y los derechos ciudadanos.
    En fin, la vida cotidiana como la pesadilla para comer, transportarse y hacer una mínima gestión.Un país que parece acabado de salir de una guerra.
    Cada tanto te pones de crítico siempre por las ramas, pero ya sé que no escribes para Cuba y los cubanos sino para la progresía internacional que tampoco acaba de entender como tú que el problema es de todo el sistema en bancarrota y que se prolonga por la represión y la fuerza.
    Granma publica los debates de las comisiones de la Asamblea Nacional y resulta el rosario de calamidades en todas las ramas económicas y sociales del país, que se repiten de un año a otro como los Congresos de la UPEC.No hay ningún cambio.Los ministros faltan a las rendiciones de cuenta de la Asamblea y tampoco pasa nada.

  • Pretender que todo debe seguir igual despues de la visita de Obama es una osadia tremenda, pretender que el unico interes de la eliminacion del embargo es mas turismo y credito sin ninguna otra consecuencia es una gran incredulidad. Cualquier persona sensata en el gobierno diria – ” es mejor dar dos pasos para atras para seguir adelante”- ; pero eso es imposible para un fundamentalista.

  • Fernando esta vez te estas acercando a mono peligrosamente..”La tijera que censura a todos los medios de Cuba está en manos de un pequeñísimo grupo de funcionarios.”..Todos sabemos donde esta la tijera,pero es valiente de tu parte recordarnolos..Esto solo es suficiente para que todo aquel que ama la libertad de expresion no pueda simpatizar con el regimen..Decia mi abuela que dos de las cosas mas valiosas que tenemos todos son nuestro tiempo y nuestra opinion : Que triste es cuando los gobierno te lo administran

  • eso es un camino ya trillado en cuba no hay periodistas serios solamente hay que ver lo que publican en cubasi .cu las barbaridades y las boberías que escriben si el juventud rebelde con la minusvalida de graciela poggoloty diendo barbaridades como la reflección de la película rapidos y furiosos y sin embargo a la critica invidente se le olvidaron llevarla al cine de la anci que que esquchara el filme un rey en la habana no la alexis vales la otra que es una critica y satira social con lenguaje vulgar y escenas pornograficas eso a la invidente y las culturosos de la uneac se le olvido y no hace mucho me asombre el reportaje algo rosa de una periodista de el sistema desinformativo de la tv cubana sobre los ambulantes en la habana parecía una novela de televisa por dios que periodista ni periodista papagayos es lo que hay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *