Los médicos cubanos podrán viajar al extranjero

Fernando Ravsberg*

La venta de los servicios médicos da a Cuba los mayores ingresos de divisas. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — A partir del día 14 de enero los médicos cubanos también podrán salir del país, igual que el resto de los ciudadanos, gracias a una ley que elimina la mayoría de las trabas migratorias que, durante 5 décadas, limitaron la libertad de movimiento en el país.

Diferentes médicos de La Habana confirmaron que el Ministro de Salud, Roberto Morales, les informó este fin de semana a los directores de hospitales que la ley de migración se aplicaría también a la mayor parte de personal de la salud.

La nueva ley elimina los permisos de salida, cartas de invitación y otros engorrosos trámites que en conjunto costaban más de U$D 300. Fue anunciada en octubre pero se pensaba que el personal de la salud quedaría excluido para evitar una migración masiva.

Una salida grande de galenos afectaría seriamente la economía cubana porque estos aportan alrededor de U$D 5 mil millones anuales por la venta de servicios de los médicos en Cuba y en el extranjero. Solo en Venezuela hay alrededor de 35 mil.

Los mismos derechos
Ningún médico quiere hacer declaraciones públicas al respecto pero todos los consultados han recibido la noticia con satisfacción. “Es que ya descontábamos que nosotros quedaríamos fuera de la ley de migración”, dijo uno de ellos.

Una fuente de Migración precisó que los médicos tendrían el mismo tratamiento que el resto de los profesionales, es decir que “la mayoría podrán salir sin trabas pero los considerados vitales para el país tendrán que continuar los trámites como hasta ahora”.

Cuba tiene 75 mil médicos, uno cada 160 habitantes, puede darse el lujo de perder algunos por la migración. Foto: Raquel Pérez

La nueva ley les permite al grueso de los cubanos salir de la isla enseñando un pasaporte válido y una visa del país a donde se dirigen. Pero una minoría de profesionales, deportistas, militares, científicos y médicos deberán continuar pidiendo un permiso oficial de viaje.

Según explicó el Segundo Jefe de la Dirección de Migración, Coronel Lamberto Fraga, quienes queden al margen de los beneficios de esta ley lo sabrán de antemano porque cada sector deberá elaborar un listado de las personas que consideran vitales.

¿Emigración masiva?

Estudios realizados por las autoridades cubanas desestiman que se produzca una salida masiva de galenos. Migración informó que desde el año 2000 se recibieron casi un millón de solicitudes de salida y se autorizaron los viajes al 99,4% de las personas.

La misma fuente asegura que quienes viajaron de forma temporal al extranjero solo el 12,8 % se quedaron a vivir fuera de forma definitiva. En ese mismo periodo salieron más de 150 mil graduados universitarios y apenas el 10% abandonó país.

Sin duda algunos trabajadores de la salud aprovecharán la libertad de viaje para establecerse en otros países pero las autoridades creen que el número no será dramático teniendo en cuenta que el país tiene 75 mil médicos y capacidad para graduar 5 mil más cada año.

Hasta ahora el número de los que se han quedado en el extranjero mientras cumplían una misión es bastante reducido. Incluso estos galenos considerados como “desertores” podrán regresar a la isla si ya han pasado más de 8 años desde su salida.

Así, mientras en Chile, el médico cubano Enrique Rodríguez prepara las maletas para poder volver a ver a los suyos, en Madrid la Doctora Miriam Valenzuela, también cubana, deberá esperar aún otros 4 años antes de poder regresar a reencontrarse con sus padres.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *