Los 0.0012 gramos de Marihuana en la casa de Odalis

La mujer desalojada

Odalis
Odalis

Por Vicente Morín Aguado

HAVANA TIMES — Es evidente que resulta inverosímil la cantidad de 0.0012 gramos de residuos de Marihuana en calidad de prueba fiscal, después de un registro minucioso. Aunque cité documentos legales del caso, dado que inclusive varios lectores así lo sugieren, ofrezco pruebas factuales y testimonios sobre el hecho donde está involucrada Odalis Guerra Gómez, a quien desalojaron de su vivienda en Contramaestre, municipio de la provincia de Santiago de Cuba.

Reproducimos (abajo) parte de la foja primera de la resolución firmada por el Ministro de la Construcción, confirmando la previa decisión de la Dirección de la Vivienda de Santiago de Cuba, confiscando la Vivienda a favor del estado cubano:

Odalis-1El documento está firmado el 15 de enero del 2015 por el ingeniero René Mesa Villafaña, Ministro de la Construcción.

Previo al juicio efectuado contra el acusado Juan Carlos Despaigne Guzmán, sentenciado a 7 años de privación de libertad, puede leerse el siguiente detalle, copiado de las “conclusiones provisionales” del fiscal encargado del caso:

Odalis-2

Es decir, era tan exigua la cantidad encontrada que se “consumió” durante el pesaje y análisis de laboratorio.

Nótese una pequeña diferencia, la resolución ministerial dice 0.0012 gramos y las conclusiones fiscales 0.002 gramos, semejantes diferencias son irrelevantes a la hora de juzgar los hechos, pero aparecen indistintamente en diversos documentos consultados por el periodista.

Cortesía de Havana Times, firma, fecha y cuño del documento antes fotocopiado:

Odalis-3

Quedan opiniones de la entrevistada:

“El día de los registros, ellos-La DNA- buscaron y buscaron sin hallar nada. Vuelven a registrar por segunda vez, comentaban que después de tanto esfuerzo, gasolina gastada, tiempo perdido, no se irían sin algo concreto, entonces apareció Ernel con su mochila, nunca hubo contacto previo entre este hombre y Juan Carlos, vaya, le hicieron declarar que el contenido de la mochila era para Juan Carlos, así, casi a la fuerza. De verdad, nunca le probaron el delito.”

Traficante o no, quedaron en suspenso las pruebas necesarias tratándose de un acto ilegal de tanta trascendencia, cuyas consecuencias implicaron la confiscación de una vivienda y el inevitable desalojo de una familia. Lamentablemente en Cuba es típico juzgar de acuerdo con lo que llaman convicción de los jueces, lejos del internacionalmente aceptado principio, cuyo enunciado indica más allá de toda duda razonable.

Acabo de leer una carta, escrita desde la prisión por Ernel Pérez Garcés, negando de su puño y letra cualquier vínculo con Juan Carlos y, finalmente, el Departamento de Atención a la Ciudadanía del Minint ordenó revisar el caso en cuanto a los sentenciados por tráfico de drogas.

Tampoco hubo suficientes elementos para llegar al precipitado desalojo, de acuerdo con las opciones legales, pudo evitarse. Al asumir el Estado la propiedad sobre la casa aún sin terminar, en construcción por esfuerzo propio, no era imprescindible la reubicación obligada en el conocido apartamento de mala muerte a donde llevaron a Odalis y a su familia.

Del análisis sucesivo de los documentos del caso saltan varias incongruencias que ameritan seguir escribiendo.

Vicente Morín Aguado: [email protected]


10 thoughts on “Los 0.0012 gramos de Marihuana en la casa de Odalis

  • el 12 septiembre, 2015 a las 8:02 am
    Permalink

    Yo soy antidrogas visceral y soy partidario de la línea dura con todo eso, pero, yendo a los extremos ¿Si a alguien lo cogen fumándose un pito, le pueden quitar la casa por eso?

    De ñinga…. nada más que en socialcosadesa.

  • el 11 septiembre, 2015 a las 12:25 pm
    Permalink

    Jessica mucho más que recargar combustible de avionetas. Cuba fue almacén de distribución de drogas de Pablo Escobar y las lachas que traficaban drogas a los USA eran protegidas por la marina de guerra y ministerio del interior de Cuba. Lo chistoso del caso es que una decena de generales y coroneles que eran subordinados directos de los hermanos Castro estuvieron dedicados a tiempo completo al narcotráfico y sus jefes dijeron que no estaban al tanto de este lucrativo negocio. Todavía no se ha dicho donde terminaron los millones de dólares de estas oficiales operaciones de narcotráfico.

    Recientemente Panamá descubrió un tráfico ilegal de armas bajo sacos de azúcar en un barco norcoreano y la Contraloria ni el sistema judicial se han enterado de este delito que fue un escándalo internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *