Lo que sabemos de la ayuda humanitaria de EE.UU. a Cuba

Pinar del Río, Cuba, tras el paso del huracán Ian. Foto: Claudio Pelaez Sordo / Facebook.

Por El Toque

HAVANA TIMES – Unos dos millones de USD en provisiones y suministros incluye la ayuda humanitaria de emergencia que enviará el Gobierno de los Estados Unidos a Cuba para socorrer a la población damnificada tras el paso del huracán Ian.

La asistencia se ofrecerá a “organizaciones no gubernamentales independientes que tienen experiencia y están trabajando en la isla”, según detalló una alta funcionaria de la Administración Biden a la Associated Press (AP); con la intención de que llegue directamente a las personas afectadas.

Será la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) la que mediará el envío de la ayuda, la cual tiene como objetivo proveer servicios en Cuba. La asistencia «no irá al Gobierno ni será suministrada en dinero en efectivo ni con cupones a la población cubana», especificó, además, la funcionaria del Gobierno estadounidense.

Por su parte, Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores cubano, agradeció el ofrecimiento de ayuda humanitaria y detalló que este se hará efectivo en el archipiélago a través de la Federación Internacional de la Cruz Roja.

Es la primera vez que el Gobierno de Cuba acepta ayuda humanitaria de Estados Unidos luego de la ocurrencia de devastaciones provocadas por desastres naturales; aunque la oferta de socorro no es inédita.

El presidente George W. Bush ofreció en varias ocasiones auxilio a La Habana tras el paso de tormentas tropicales. En noviembre de 2001, el huracán Michelle causó daños millonarios en el territorio cubano y Washington ofreció ayuda humanitaria a canalizarse a través de organizaciones no gubernamentales. El entonces canciller Felipe Pérez Roque declinó la oferta; pero pidió a cambio que Cuba realizara una compra única de alimentos. Esa compra puntual, según relata William LeoGrande, se convirtió en una relación comercial continua a través de la cual el Gobierno cubano adquiere alimentos estadounidenses y gasta cientos de millones de USD.  

La Administración Bush ofreció ayuda, también, en 2004 y 2005. La Habana se negó a que los fondos no llegaran al país a través de los canales gubernamentales. En 2008, luego del paso de cinco tormentas por territorio cubano, Bush aceleró la tramitación de licencias para entregar asistencia humanitaria privada y ofreció millones de USD de ayuda bilateral que tampoco fue aceptada por el Gobierno del archipiélago.

Los expresidentes estadounidenses Barack Obama y Donald Trump, durante sus mandatos, brindaron ayuda ante desastres naturales que azotaron la geografía cubana y el Gobierno las rechazó.

Tras el paso de Ian, la Unión Europea anunció el 8 de octubre de 2022 que aportará un millón de euros a Cuba para ayudar a los afectados por el huracán. A ello se suman otras asistencias que han llegado a suelo cubano procedentes de Venezuela, México y Argentina.

La Sociedad de la Cruz Roja Japonesa donó cinco millones de yenes en efectivo (33 550 USD), tras un llamado realizado por la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para asistir a los damnificados tras el paso de Ian.

LA USAID Y EL GOBIERNO CUBANO

A pesar de que el Gobierno cubano acusa de “mercenarismo” a los ciudadanos y organizaciones que dentro del país reciben financiamiento de la USAID, también ha recurrido a los servicios de la agencia para obtener ayudas que luego son recibidas y gestionadas por instituciones gubernamentales.

El 13 de septiembre de 2022, el Departamento de Estado y la USAID transfirieron 43 juegos de equipo de protección personal para la brigada de bomberos cubanos tras el incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas, que dejó un saldo de 17 personas fallecidas y decenas heridas.

Según Diario de Cuba, «la información, contenida en un correo electrónico fechado el pasado 14 de septiembre, señala que las autoridades cubanas aceptaron el ofrecimiento de ayuda de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de EE. UU.».

En 2014, durante el brote de Ebola en África, el personal médico cubano enviado a Liberia trabajó en la primera de las diecisiete Unidades de Tratamiento del Ebola financiadas por la USAID y construidas por el ejército de los EE. UU.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share